Centro Martin Luther King

América Latina, un territorio de aprendizaje y compromiso

Recientemente celebramos en el CMMLK el Taller de devolución de los intercambios con América Latina. Fue un espacio de encuentro donde caminaron la palabra y la emoción para compartir los principales frutos del diálogo y la convivencia de miembros de nuestras redes con organizaciones sociales del continente.

En la experiencia participaron siete miembros de ambas redes, siete peregrinos que mochila al hombro desandaron rutas e historias de nuestros pueblos en cuatro países latinoamericanos: Uruguay, Guatemala, Argentina y Perú.

Aprovechamos el encuentro para contar las experiencias de acompañamiento de las redes a procesos de lucha de la región, esos tiempos de estar en el camino, junto a los hermanos, en cada reunión, proceso formativo, construcción de estrategias, el acompañamiento como misión que asumimos con humildad desde la búsqueda de todo lo que podemos aprender de este lado del gran río. Especialmente trajimos las reflexiones que nos dejan los hermanos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional en El Salvador, a quienes acompañamos desde el 2011, el Movimiento de Afectados por Represas, una articulación regional que construye una alternativa de modelo energético somos parte de su coordinación política; y la Red internacional Amigos de la Tierra en América Latina y Caribe que son aliados para la defensa de los temas ambientales y a quienes respaldamos en sus procesos de formación de manera sostenida.

Cada uno de estos escenarios de lucha y construcción de alternativas dan testimonio de una solidaridad internacional que aunque se organiza desde el Centro es protagonizada por miembros de las redes de diversos territorios. En esta oportunidad, Julita y Santos, de la Red de educadores populares de Mayabeque, junto a Roque de La Habana, nos trajeron el trabajo con el FMLN en El Salvador, Yanoris compartió la experiencia con el MAR y Juanfri, Marrita y Loraine de Ceprodeso presentaron el acompañamiento desde la formación a ATALC.

En el piso del salón estuvo el mapa de América Latina, recién estrenado para la Feria del Libro. Quedó lleno de círculos de colores que colocamos en cada lugar donde dejamos una semilla el pasado año, donde hicimos alguna contribución. Con ese mensaje de compromiso con los pueblos de la región, partimos de una comprensión de algunos rasgos del tiempo que vivimos.

Reflexionamos sobre la debilidad del trabajo de base de la izquierda que llevó a la necesidad de construir nuevos consensos en muchos países, sobre el trabajo con proyectos de colaboración internacional que fracturaron luchas históricas, la subvaloración de la capacidad de reconstrucción de la derecha que puede borrar todo límite ético con el propósito de privatizar y controlar los recursos estratégicos, el desconocimiento del secuestro por parte de iglesias conservadoras de la espiritualidad de los más humildes con una teología que construye sociedades despolitizadas y conservadoras, y reconocimos la necesidad de reconstruir confianzas luego de crisis y recomposiciones en las que la disputa por liderazgos o protagonismos hacen parte de la construcción.

Todo esto, mientras la izquierda pelea contra gigantes, contra golpes suaves, contra unos medios de comunicación que perdieron impune y naturalmente toda relación con la verdad vinculados a campañas contra líderes o referentes populares criminalizando todo lo que se salga de la conducta disciplinada y sujeta a la dominación, contra prácticas de judicialización de la política y del ser político, contra parlamentos secuestrados por las trasnacionales. Pelear contra todo esto sin la participación necesaria del pueblo no organizado que todavía queda en casa.

Los intercambios con las organizaciones latinoamericanas que visitamos ocurrieron con el Consejo de Pueblos de Occidente (CPO) de Guatemala. Aquí estuvieron Mabel de la Red de educadores y educadoras populares de Cumanayagua y Olguita, de la Red ecuménica Fe por Cuba en San Nicolás. CPO es un movimiento político que desde la cosmovisión maya, se propone la construcción de un proyecto para la promoción y defensa de los derechos fundamentales, la construcción del bien vivir y el fortalecimiento de la participación política de los pueblos. Allí además tomamos contacto con el Colectivo de Lucha y Resistencia, un espacio de formación política para varios movimientos sociales guatemaltecos, con el Comité de Unidad Campesina (CUC) y otras organizaciones que enriquecieron la diversidad de referentes y aprendizajes.

Otra organización que nos recibió y coordinó nuestra participación fue Pañuelos en Rebeldía de Argentina con quienes participamos en movilizaciones en defensa de los derechos de las mujeres, en Cátedras de análisis del pensamiento de Fidel, en procesos de formación política y conocimos experiencias barriales y comunitarias donde las organizaciones argentinas profundizan su trabajo de base. En Argentina estuvieron Grethy de la Red ecuménica Fe por Cuba en Taguasco y Olguita de la Red de educadores populares en Jagüey.

Llegamos a Uruguay de la mano del PIT CNT, la Plenaria intersindical que unifica a la clase trabajadora en ese país. Llegamos para participar de la construcción del Encuentro Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo como parte de la Jornada que lleva el mismo nombre. Este encuentro se desarrolló en noviembre del año pasado y Andrés de la Red ecuménica de Santi Spíritus y Yuliet de la Red de educadores y educadoras populares de El Salvador, Guantánamo, participaron en esta construcción.

Por último compartimos en Perú con el Capítulo peruano de ALBA Movimientos pudiendo conocer experiencias como las Rondas campesinas que en Cajamarca se proponen otro tipo de organización y gestión territorial de la vida paralela al Estado. A Perú llegó Odalys, de la Red de educadores y educadoras populares de Jagüey.

Para el futuro, algunas sugerencias que permitirán vivir un proceso mejor tienen que ver con la preparación individual y colectiva de las personas que participarán de los intercambios, construir con la mayor claridad y flexibilidad la agenda respondiendo a prioridades mutuas y concentrar las experiencias a contactar evitando una amplia dispersión por territorios diversos del país que dificulta la profundidad en el análisis de lo conocido en busca de más vivencias.

Una recomendación importante tiene que ver con planificar en los territorios devoluciones de la experiencia para que no se quede en un taller centralizado sino se multipliquen sentimientos y reflexiones que van madurando y posándose en la calma de los días sucesivos al regreso, para que se conozcan no solo en los territorios de red sino también en las instituciones de las que formamos parte que bien pudieran ser impactadas con las lógicas organizativas, la mística, el espíritu de autogestión y la convicción de resistencia de muchas de las experiencias con las que tomamos contacto.

Invitamos a las personas de las redes que participaron, a crear un texto de análisis o un testimonio, que podamos compartir fácilmente con todas las redes en el país para dejar memoria escrita de eso que sabemos siempre es muy difícil contar.
La solidaridad internacionalista nos enriquece y fortalece para nuestro trabajo en Cuba y debe ser cada vez más orgánica con nuestras prioridades en la construcción del socialismo sentido y pensado para nuestro país.

Aquí compartimos algunos fragmentos de correos que recibimos:

Desde Argentina:
Estamos bien, ¡Pero a full, en verdad Pañuelos en Rebeldía nos quiere convertir en rebeldes!! Han sido muchas cosas, y a una se le van desmontando cosas, y en las propuestas constantemente son diálogos también a lo interior. Y te vas liberando de a poco…pero tengo que agradecer un montón, cada experiencia es un aprendizaje……a veces estamos tan cansadas que el sueño vence…bueno gracias al centro por esta gran oportunidad de dejarme la intranquilidad y de recuperar la indignación…para intentar tomar los desafíos que son necesarios por nuestro pedacito que a pesar de sus contradicciones es único… Pero ahí es donde debe estar nuestro aporte en hacer revoluciones coherentes desde lo cotidiano. Los educadores debemos estar alertas y trabajar en función de ello…e insertarnos más en las instituciones y desde el gobierno como aliados. Bueno son tantas cosas que vamos a ver como logro organizar toda esta información y devolver e implementar para la transformación social…son muchos los retos. ¡Pero bueno hay que seguir intentándolo…

Desde Guatemala:
La agenda de trabajo es inspiradora para nosotras, desde el conocimiento de la historia de los mayas, sus luchas, las ciudades patrimoniales y como hasta hoy luchan por mantener su cultura ancestral en todas las generaciones. Impresionante cómo mantienen sus idiomas originarios, cómo lo llevan a sus hijas-os, el uso de vestuario de cada una de sus etnias, la alimentación y medicina ancestral y el respeto y protección a la naturaleza. Ayer estuvimos con el Comité de unidad campesina (CUC), después nos llevaron al archivo histórico de la policía nacional, cosa que descubrieron de pura casualidad en 2005, todo un privilegio para nosotras …esto no estaba en plan…ya nos vamos para Chimaltenango donde tendremos reunión con CPK (Consejo maya cachiquel, es el nombre territorial de CPO) ... me gustó todo, cómo los campesinos piden su palabra y sin temor dan sus opiniones y cómo siempre dicen algunas palabras en su lengua originaria, para lo que piden permiso…. me tocó compartir el contexto latinoamericano. Anoche me tocó hacer congrí, y yo muy nerviosa, solo le faltó el ají verde, dicen que quedó rico y repitieron y todo, pidieron una olla de presión que no sirvió… invoqué los elementos de la naturaleza para que quedara bien con tantos contratiempos, ja, ja…

Última modificación: 2 de abril de 2018 a las 17:39
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.