Centro Martin Luther King

Comunicación popular, comunicación para el cambio

IV Taller de Co¬municación Popular, realizado en Bayamo, Granma, del 23 al 28 de junio

Uno de los mayores aprendizajes del IV Taller de Co¬municación Popular, realizado en Bayamo, Granma, del 23 al 28 de junio, fue la comprensión de que el ejercicio práctico de la comunicación popular es complejo y que para desarrollarla es necesario asumir los principios de la educación popular (EP), no solo desde su teoría, sino también, y sobre todo, a partir del accionar concreto. Ser comunicador y comunicadora populares requiere primeramente de la disposición al diálogo, aun con otros y otras que no han caminado por la filosofía de la EP, y sumergirnos juntos en su propósito transformador; del trabajo en colectivo; del encuentro y aceptación de saberes distintos; de mayor tiempo para construir por¬que muchas veces aparecen disímiles ideas, y además porque se precisa de la inserción de las personas de los espacios, ya sean institucionales, comunitarios u otros donde surgen estos procesos comunicativos.

Es importante conocer también que el comunicador popular lejos de ser un especialista es mediador entre las necesidades, sentidos y propuestas que gravitan en esos lugares y el cambio social. Por eso se trata de una comunicación con compromiso y la formación sienta las bases para que sea impulsado por la propia gente que aspira a la transformación.
Con ese horizonte, el taller, al que llegaron edu¬cadores y educadoras populares de la Red de varios territorios como Mayabeque, Matanzas, La Habana, Artemisa, Guantánamo, Santiago de Cuba, Bayamo; trabajadores sociales, periodistas, editores, fotógrafos, sociólogos, personas de diferente formación y oficio, permitió revisar las prácticas comunicativas, diagnosti¬cando las dominadoras para avanzar hacia procesos más dialógicos y participativos. Para ello, se abordó también el contexto comunicacional cubano donde a pesar de algunos esfuerzos, prima un modelo transmisivo. Materiales audiovisuales realizados por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y un texto del investigador José Ramón Vidal posibilitaron ahondar en ese escenario. La existencia de vacíos informativos, del secretismo ante sucesos nacionales, la repetición de campañas, la necesidad de mayor espacio de debates, en la prensa y de promover el derecho a la comunica¬cion y la informacion, como interés popular más allá de los medios masivos, fueron elementos salidos de las discusiones. Asimismo, la reflexión alcanzó la zona de distribución comunicativa informal. El llamado “paque¬te”, tampoco se visualizó como una alternativa, pues en su diverso contenido aparecen determinados programas, series, video clips, publicidad que apuntan hacia un modelo de sociedad más mercantilizado, aunque no puede desestimarse como fenómeno sociocultural. En ese sentido, adquirió fuerza el análisis sobre la otra co¬municación, más centrada en la gente y sus necesidades, que hable sin medias tintas sobre los problemas de los cubanos y las cubanas y las soluciones, muchas de las cuales pudieran encontrarse con procesos comunicativos más participativos, o sea, con el acompañamiento de la comunicacion popular.
En el taller, se compartieron herramientas que se han puesto en práctica en varios territorios de la Red EP, se esbozaron pasos para construir una estrategia de comunicación y se entregó el tercer cuaderno de Co¬municación Popular de la Editorial Caminos, que recoge metodologías para crear audiovisuales participativos.
En los últimos días se volvió a la práctica. Si bien fue valioso contar con una prealimentación a partir del diá¬logo con habitantes de la comunidad Aeropuerto Viejo, sí se sintió la falta de un mayor conocimiento de esta, de una convivencia en el terreno. Esta y otras reflexiones se derivaron del ensayo de crear comunicacion popular. También se habló de la importancia de conformar un grupo en el barrio para el desarrollo del proceso comu¬nicativo, y trascender la mera búsqueda de información, o la “intervención” en la comunidad. Sin embargo, los momentos de profundización y la puesta en común sobre la comunicación que queremos permitieron la rea¬lización de productos con una alta dosis de sensibilidad, centrados en las personas del barrio y sus aspiraciones. El grupo demanos que ofreció su espacio y cargó con la mayor responsabilidad en la coordinación y logística del encuentro, deja nuevos aportes a la Red EP para seguir potenciando con nuestras iniciativas la comunicación popular. Otros espacios en el CMLK para revisar el mó¬dulo de comunicación y en Bayamo darán continuidad a esta experiencia. De hecho, pronto retornaremos allí para el Festival de Comunicación, entre los días. del 28 al 4 de octubre, y seguro obtendremos de primera mano comentarios y sugerencias de la comunidad Aeropuer¬to Viejo al reencontrase con los productos salidos del taller. Por el momento aquí están algunos fragmentos del boletín producido en esas jornadas.
MANOS A LA OBRA… OBRAS A LAS MANOS
Las ansias de producir un material valioso para una comunidad, nos llevó hasta el Consejo Popular Aeropuerto Viejo, invitados por Ciro (presidente) y animados por demanos. La finca forestal El Júcaro nos recibió con el trabajo de campesinos y campesinas. Tomamos fotos, conversamos con quienes cosechaban, recordamos las Lágrimas Negras de Matamoros desde una guitarra oportuna y nuestras voces. El principal objetivo fue compartir con los comunitarios sus realidades y llevarlas a productos comunicativos que pusieran de relieve los preceptos de la educación popular.

DEL PROCESO CREATIVO
Radio: más que un ejercicio. Radio Increíble viven¬ció una experiencia inolvidable que les reafirma cuánto se puede hacer desde la espiritualidad y los sentimientos. Interesados en visitar una comunidad humilde, de gente sencilla, campechana y alejada de la vida citadina, surgió un nombre: La Sabana. Los pobladores de esta zona compartieron su historia con el grupo. Las principales necesidades que manifestaron fueron: sentirse atendidos y que se tengan en cuenta sus criterios. Este equipo de radio quiso cumplir ese propósito; por ello hicieron un reportaje radiofónico, que recoge la visita rea¬lizada a La Sabana. Estas historias son cantadas por los miembros de Radio Increíble y contadas por algunos de los pobladores de la comunidad. Este producto radial es solo un comienzo para romper con el silencio. Audiovisual: el impacto de la imagen.
El equipo de video, subdividido a su vez en cuatro brigadas, se dedicó a la creación de variados mate¬riales como la historia de vida de una mujer con condiciones críticas en su vivienda; una entrevista al Delegado sobre su gestión gubernamental; la recreación de los niños de la comunidad interactuan¬do unos con otros en sus espacios naturales y habituales y, otro material radicado en la maestra de la escuela de la comunidad y las aspiraciones del proceso de enseñanza-aprendizaje. Los realiza¬dores trabajaron arduamente hasta altas horas de la madrugada, entre risas y calores, entre descan¬sos de a rato y faenas productivas, para entregar una obra útil que estimule el desarrollo local de la comunidad.

Última modificación: 8 de septiembre de 2014 a las 15:42
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.