Centro Martin Luther King

No habrá silencio ni olvido

Ya lo había denunciado en múltiples ocasiones, corría peligro su vida y la de otras luchadoras y luchadores de su Honduras querida. La resistencia popular que fue más visible a partir del golpe de Estado a Manuel Zelaya en 2009, tuvo entre los rostros más cotidianos a Berta Cáceres. Su compromiso por la justicia social y ambiental la convirtió en referente dentro de su país y en el continente. Este amanecer del 3 de marzo llegó con la noticia de su asesinato. No lo podemos creer, no la imaginamos inmóvil, en reposo, sin voz ni esperanza, por eso nos negamos a que parta.

Berta no les tenía miedo. Sabía que su causa era justa, que tenía el respaldo de millones. “Soy Berta Cáceres y vengo de Honduras. Mi lucha es por la justicia. Creo que vamos hacia la emancipación, pero hacia una que incluye todas las diversidades, todas las luchas contrahegemónicas y contra todas las formas de dominación. Mi mensaje: es necesario continuar diciendo que la causa hondureña no está aislada de la situación hemisférica global, también representa las causas de todos los pueblos,” así se presentó en el VIII Taller de Paradigmas Emancipatorios, organizado en La Habana.

Su llamado a la solidaridad internacional copó ese Taller, las listas de correos, los medios alternativos por donde se compartían a diario los reportes de las luchas en las calles de Tegucigalpa. También habló a hermanos de fe en templo de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao:

“Para nosotros la solidaridad es alimento, oxígeno, agua, tierra, y en medio de la situación difícil que estamos pasando, sentimos que hemos estado acompañadas y acompañados por el movimiento social, por los pueblos latinoamericanos, que van a estar ahí siempre.

“Sabemos que esa es la dictadura contra el ALBA, contra los procesos de integración de los pueblos del continente que hemos decidido caminar hacia la emancipación… Ahora más que nunca hemos entendido que es necesario transformar nuestro país…La creatividad ha vencido. Éramos un pueblo invisibilizado. Y puede ser que los medios internacionales se olviden de Honduras. Pero nosotros sabemos que esa solidaridad militante, tanto de nuestros pueblos y de los movimientos sociales, no nos va a abandonar”, dijo entonces la dirigente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Por su ejemplo y fuerza, por su valor y constancia, por su rebeldía, no podemos olvidar a Berta, y mucho menos, su lucha. Hoy 3 de marzo a las 4 de la tarde, representantes de organizaciones cubanas se reunirán en la sede del Centro Martin Luther King Jr, en La Habana para rendir homenaje a la líder indígena hondureña, tras su asesinato. Berta, amiga entrañable de Cuba, nos visitó en varias ocasiones. Durante el acto se dará a conocer una declaración de condena de las organizaciones sociales cubanas a tan repudiable hecho. No habrá silencio ni olvido ante actos como estos.

Última modificación: 3 de marzo de 2016 a las 15:17
Hay 1 comentarios
  • 3 de marzo de 2016 a las 18:27 - Por: lupe perez - (permalink)


    A bertha la conocimos en ese evento, la invitamos a venir a Bolivia, nos acompaño en le 5 Encuentro Social Alternativo, visitamos con ella La Higuera y nos dejo su luz, su fuerza, su humildad y su coraje. Hoy es un dia de mucho pesar Colectivo Rebeldia de Santa Cruz Bolivia esta de duelo el dolor y la bronca se mezclan

    Responder
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.