Centro Martin Luther King

Oscar Arnulfo Romero: a 37 años de su martirio por defender la causa del pueblo pobre salvadoreño*

En el Martirologio Latinoamericano aparecen cientos de mujeres y hombres que con su vida y su muerte nos animan a seguir luchando en la construcción de un mundo nuevo, diferente e inclusivo donde quepamos todos y todas.

Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien nació un 24 de marzo hace 100 años, es uno de ellos. Su ejemplo de vida tiene sin duda algo que aportar a la reflexión teológica en la Cuba de hoy desde una propuesta liberadora que es el tema del año para el CMMLK en sus dos redes.

“San Romero de América”, como le reconoce su pueblo, nació el año 1917 en Ciudad Barrios, departamento de San Miguel (El Salvador) y fue ordenado sacerdote en 1942.

Mons. Romero defendió la necesidad de que la Iglesia se hiciera presente en el proceso conflictivo del país para humanizarlo según los valores cristianos. Además de exponer los principios cristianos humanizadores, fue capaz de historiarlos, en medio de la realidad concreta de su pueblo.

Mons. Romero ejerció, sin pretenderlo, un liderazgo sociopolítico en el país, tanto durante su ministerio pastoral al frente de la diócesis de San Salvador como después de muerto. Su actuación social se concretó en la denuncia evangélica de todo lo que envilecía y degradaba al pueblo, en el anuncio de una sociedad nueva y en el empeño incesante por humanizar los procesos de cambio.

*Versión del original, tomado de La Teología de la Liberación, Juan José Tamayo-Acosta, Ed. Verbo Divino, España, 1989, p. 290-291)

Última modificación: 12 de abril de 2017 a las 13:41
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.