Centro Martin Luther King

No habrá silencio ni olvido

Berta Cáceres 14

Ya lo había denunciado en múltiples ocasiones, corría peligro su vida y la de otras luchadoras y luchadores de su Honduras querida. La resistencia popular que fue más visible a partir del golpe de Estado a Manuel Zelaya en 2009, tuvo entre los rostros más cotidianos a Berta Cáceres. Su compromiso por la justicia social y ambiental la convirtió en referente dentro de su país y en el continente. Este amanecer del 3 de marzo llegó con la noticia de su asesinato. No lo podemos creer, no la imaginamos inmóvil, en reposo, sin voz ni esperanza, por eso nos negamos a que parta.

Berta no les tenía miedo. Sabía que su causa era justa, que tenía el respaldo de millones. “Soy Berta Cáceres y vengo de Honduras. Mi lucha es por la justicia. Creo que vamos hacia la emancipación, pero hacia una que incluye todas las diversidades, todas las luchas contrahegemónicas y contra todas las formas de dominación. Mi mensaje: es necesario continuar diciendo que la causa hondureña no está aislada de la situación hemisférica global, también representa las causas de todos los pueblos,” así se presentó en el VIII Taller de Paradigmas Emancipatorios, organizado en La Habana.

Su llamado a la solidaridad internacional copó ese Taller, las listas de correos, los medios alternativos por donde se compartían a diario los reportes de las luchas en las calles de Tegucigalpa. También habló a hermanos de fe en templo de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao:

“Para nosotros la solidaridad es alimento, oxígeno, agua, tierra, y en medio de la situación difícil que estamos pasando, sentimos que hemos estado acompañadas y acompañados por el movimiento social, por los pueblos latinoamericanos, que van a estar ahí siempre.

“Sabemos que esa es la dictadura contra el ALBA, contra los procesos de integración de los pueblos del continente que hemos decidido caminar hacia la emancipación… Ahora más que nunca hemos entendido que es necesario transformar nuestro país…La creatividad ha vencido. Éramos un pueblo invisibilizado. Y puede ser que los medios internacionales se olviden de Honduras. Pero nosotros sabemos que esa solidaridad militante, tanto de nuestros pueblos y de los movimientos sociales, no nos va a abandonar”, dijo entonces la dirigente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Por su ejemplo y fuerza, por su valor y constancia, por su rebeldía, no podemos olvidar a Berta, y mucho menos, su lucha. Hoy 3 de marzo a las 4 de la tarde, representantes de organizaciones cubanas se reunirán en la sede del Centro Martin Luther King Jr, en La Habana para rendir homenaje a la líder indígena hondureña, tras su asesinato. Berta, amiga entrañable de Cuba, nos visitó en varias ocasiones. Durante el acto se dará a conocer una declaración de condena de las organizaciones sociales cubanas a tan repudiable hecho. No habrá silencio ni olvido ante actos como estos.

Declaración del Centro Martin Luther King por el asesinato de la compañera Bertha Cáceres

Berta Cáceres 10

Esta madrugada del 3 de marzo, asesinaron vilmente a nuestra Bertha, luchadora, líder, madre, mujer valiente, hermana nuestra. Mucho dolor e indignación.

Para nadie resulta ajeno que Bertha encabezada una lucha contra todo un sistema, no solo en Honduras, donde luchaba por el derecho de los pueblos indígenas, campesinos; es que su lucha trascendió las fronteras.

Había sido amenazada, presa, agredida, perseguida, criminalizada. Bertha siguió resistiendo, organizando, poniendo el cuerpo. No pudieron con ella. Le tenían miedo porque no les temía. La mataron. Cobardes.

Su muerte nos recuerda hasta donde pueden atreverse, hasta donde pueden llegar si no los paramos. Vienen con todo contra el pueblo que resiste.

Es un momento para ir a la calle, para fortalecer la lucha, para denunciar a los enemigos del pueblo, para unirnos contra el imperialismo y las trasnacionales que no se pararan si no los detenemos.

Llamamos a la movilización de todas las organizaciones amigas.

¡Ni perdón, Ni olvido! ¡Justicia, Justicia!

Mensajes por Berta

berta

Las reacciones no se han hecho esperar. La noticia de que se
atrevieron a dispararle a Berta Cáceres, que entraron en su vivienda
en La Esperanza para aprovechar su sueño e impedir que volviera a
despertar, nos ha conmovido a todas la personas que la conocimos, que
admiramos su capacidad de luchar y resistir, de nombrar las cosas por
lo claro, sin medias tintas. Desde el dolor y el compromiso se han
intercambiado mensajes entre compas del continente, entre hermanas y
hermanos de Berta:

“La última vez que hablamos en La Habana, hablamos de esa posibilidad,
me dijo: esta duro compita, puchica madre toca enfrentar esos
malditos”, recuerda Germán Bedoya, del Coordinador Nacional Agrario de
Colombia (CNA).

“Santos cielo, aun no puedo creer que hayan asesinado a nuestra
querida Berta Cáceres. Qué tragedia, qué tristeza. Desde República
Dominicana repudiamos tal atrocidad y demandamos justicia.” Marianela
Pinales, COMPA

Integrantes de la Red de educadores y educadoras populares y de la Red
ecuménica Fe por Cuba, animadas desde el Centro Martin Luther King,
también han expresado la indignación que provocan las muertes inútiles
y cobardes como esta, contra Berta:

“La red de Educadores y Educadoras Populares del Territorio El
Salvador se suma a la lucha contra la injusticia cometida en Honduras
contra la amiga de los pobres y de los humildes, Berta. Por lo que nos
sumamos al reclamo internacional de Justicia. No podemos descansar
hasta que se haga Justicia por lo que debemos alzar nuestras voces
hasta que las armas del impero caigan”. Red Educadoras y Educadores
Populares El Salvador.

“Estimada familia en la lucha: ciertamente la noticia de esta mañana
del cruel asesinato de la entrañable compañera Berta Cáceres, líder
indígena, a quien recién conocimos en Honduras, durante el pasado
intercambio con América Latina, que organiza el Centro Memorial Martin
Luther King y sus redes; me dejó sin palabras, pero no sin ánimo de
seguir denunciando las atrocidades que se cometen en ese país
centroamericano y nuestroamericano. Fuimos testigos, al vivir entre
ustedes, de la necesidad de que muchas voces como la de Berta se
continúen haciendo sentir, con agudeza profética en el contexto de
impunidad que vive la Honduras del señor Juan Orlando Hernández. ¡Que
viva por siempre nuestra Berta Cáceres y su legado de valor y entrega
a la causa revolucionaria! La lucha continúa”. Ricardo, Red ecuménica
Fe por Cuba, en Santiago de Cuba.

“Cuando encendí Telesur me impactó la triste noticia del asesinato de
Berta Cáceres. Ricardo y yo tuvimos el honor de compartir con esa gran
mujer. Ese fue nuestro gran temor desde que conocimos su lucha, esos
hijos de puta lo hicieron, tarde o temprano teníamos el temor de que
la asesinaran. Compas, estoy cabrón con eso. Un gran abrazo. Seguimos
en lucha.” Cadir, red de educadores y educadores populares en
Camagüey.

“La muerte de Berta nos sorprende, que la hayan asesinado en su casa
mucho más. Desde ya estamos mulplicando la denuncia, pero si algo
podemos hacer como redes, sería una acción solidaria que nos debemos.
El no tener Internet y demás nos limita el acceso a la información,
aquí también nos pueden ayudar, para hacer visible y denunciar la
impunidad. Un abrazo sentido, Juanfri, desde CEPRODESO, de la Red de
educadores y educadoras populares, en Pinar del Río.

“Supimos temprano al triste noticia. Lo sentimos mucho y nos sumamos
al rechazo a esta nueva agresión a quienes defienden los derechos a la
vida humana y dan todo en favor de esa noble causa. Se lo haces saber
a la Dirección CMLK y a los familiares de Berta Cáceres, coordinadora
de COPINH”. Dr. Alexis Lorenzo Ruiz. Ph.D. Presidente de la Sociedad
Cubana de Psicología

Página 1 de 2 siguiente  última