Centro Martin Luther King

Feria de gestión popular y solidaria de la vida. Hacia una red de trabajo cooperado y solidario en Cuba.

Feria Paradigmas

La idea central de esta Feria es presentar en el contexto del 12 encuentro internacional de Paradigmas Emancipatrios los cambios económicos y sociales en Cuba, en especial la diversidad de experiencias de gestión y propiedad y visibilizar los sentidos éticos, políticos, culturales y civilizatorios de las experiencias productivas y reproductivas de trabajo.

La Feria incluye presentación simultanea de: 1) las novedades de la empresa estatal cubana, con experimentos de co-gestión de los trabajadores y responsabilidad social; 2) cooperativas (urbanas y rurales); 3) Trabajadores por Cuenta Propia y sector privado (pequeña y mediana propiedad), con propuestas de responsabilidad social, comunitaria, diseños culturales y estéticos no mercantilistas.

Para Cuba, la necesidad de abrir nuevos espacios al mercado, conjugado con la planificación de alcance social, supone la búsqueda e implementación de nuevas formas de regulación por parte del Estado.

La tarea estratégica es pensarnos y articularnos desde la eficiencia y eficacia productiva, de trabajo, en un sentido político y cultural más amplio desde la diversidad de formas de participación, gestión y sostenibilidad de la vida. Por esto debemos incluir también en nuestra concepción a los proyectos de desarrollo social, comunitario en nuestros barrios y territorios. Aquí entra una gama de plataformas asociativas de actores, experiencias socios culturales, ambientales, promotoras de empoderamiento y liderazgos de mujeres y jóvenes, de las diversidades, etc., así como las experiencias de trabajo de los gobiernos locales y Consejos Populares.

Se hace necesario estudiar y potenciar iniciativas de economía de la solidaridad en los territorios, muchas de ellas lideradas por mujeres. Estas experiencias potencian formas económicas alternativas y originales que adoptan diferentes estructuras organizativas, que se conocen con distintos nombres, y que son protagonistas de una dinámica reactivación de los procesos de experimentación de la solidaridad y la cooperación en la economía y en la vida social comunitaria.

Unido a lo anterior, se requiere continuar el perfeccionamiento del poder popular (sin formalismos inoperantes que inhiban su efectivo despliegue de gobierno), las asociaciones comunitarias cooperadas, auto-organizadas y auto-gestionadas desde las bases, capaces de resolver las necesidades de sus miembros, y de interactuar (horizontal y verticalmente) con las organizaciones sociales, gubernamentales y estatales existentes en el territorio y a escala provincial y nacional. Estos procesos no se pueden visualizar al margen de la lucha hegemónica, por lo que los límites éticos y políticos están planteados en la medida en que no hay que verlos como auto-organización libre de sectores contra-revolucionarios, estimulados por las estrategias intervencionistas de Estados Unidos para la recolonización imperial de Cuba, en caso de que se manifiesten bajo nuevas formas en el marco de la normalización de las relaciones diplomáticas.

El desafío pasa por abrir cauce, ensanchar (y actualizar) el corredor cultural crítico del no capitalismo en la sociedad cubana, en medio de las nuevas problemáticas y desafíos de la Revolución. Ello supone, en primer lugar, la generalización de buenas prácticas políticas y económicas, así como de todas las estrategias y acciones para hacerlas viables.

Sobre Paradigmas Emancipatorios

Paradigmas

Desde el inicio de estos encuentros en la década del 90, hemos apostado más al proceso de construcción colectiva que al evento en sí, que debe ser resultado de un intercambio productivo, plural y respetuoso que le anteceda. Los Talleres sobre Paradigmas Emancipatorios difieren de los eventos académicos habituales por sus estrategias metodológicas y epistemológicas. Nos interesa contribuir entre todos y todas a la construcción teórica de la lucha emancipatoria, desde las prácticas de los movimientos sociales y el pensamiento social crítico que las acompaña, confrontar las reflexiones que emanan de las experiencias de resistencia, lucha y transformación en la vida cotidiana. Estas metas las intentamos alcanzar a partir del diálogo de saberes y experiencias entre líderes y activistas de organizaciones populares, estudiantes y personas interesadas en compartir sus ideas, visiones y prácticas emancipatorias.

Estos encuentros reivindican epistemologías en pie de lucha, modos de pensar, debatir, dialogar, construir saberes solidarios con perspectiva de géneros e inclusión de las diversidades con el propósito de sintonizar nuestras miradas sobre los escenarios en que se despliegan nuestras luchas, delimitar los nuevos desafíos políticos, éticos y epistémicos que tenemos ante sí los movimientos sociales y populares en nuestra región.

Berta regresó este enero a La Habana

La familia de Berta Cáceres comparte experiencias con los participantes

“Berta Cáceres vive” ese es el nombre del XII Taller Internacional de Paradigmas Emancipatorios desde América Latina y el Caribe, inaugurado en la mañana de este 10 de enero en el Pabellón Cuba, en la Habana.

La voz de la luchadora de Honduras, asesinada en marzo de 2016, volvió a escucharse: “aquí reafirmamos nuestra esperanza…Juntarnos es algo maravilloso…La solidaridad en espacios como este es una construcción emancipatoria, tiene mucho poder…Tener solidaridad es fundamental para seguir luchando.” Hace un par de años fue filmado esta entrevista en el marco del taller anterior. Berta llegaba como mujer rebelde, como incansable batalladora por la justicia de su pueblo lenca, como referente de la articulación del movimiento campesino, indígena, feminista, popular y latinoamericano.

Ahora participa de otro modo. Sus hijas Berta y Laura la traen consigo, recuerdan sus enseñanzas, su firmeza y su alegría. ¿Por qué su mami se volvió un peligro para el sistema que la oprimió como mujer, como campesina, hondureña, madre, indígena? “Berta es la lucha andante”, dice Laura. “Ella comprendió que al patriarcado, al racismo y al capitalismo se les combate juntos”.

“Berta, la semilla, se ha multiplicado y no hay asesino que la pueda matar… Nos enseñó a vivir el mundo, a cambiarlo con lucha y organización, a avanzar.” Sus hijas destacaron en el intercambio inicial de este Taller, que su madre dejó varios legados: su don para escuchar a los menos escuchados, su visión para apropiarse de herramientas y ponerlas al servicio colectivo, en función de la transformación comunitaria. La organización que fundara, el COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) y su pueblo lenca, que siguen dando batalla con la misma fuerza esperanzadora de la que ella bebió.

A las puertas del primer aniversario de su asesinato, la justicia sigue pendiente. Los autores intelectuales de su partida no han respondido ante la ley, pero la presión de los movimientos y organizaciones sociales del continente, no se detendrá en el reclamo común, que aviva la lucha popular.

Gustavo Castro, de Otros Mundos Chiapas, también compartió su testimonio sobre Berta y su compromiso por continuar las luchas de Berta porque para esos empeños “nos escogió a todos, a todas…No la sepultamos, la sembramos y ahora vive en muchas luchas, en nuestros corazones, en la esperanza,” dijo.

Página 1 de 3 siguiente  última