Centro Martin Luther King

47 Asamblea del Consejo de Iglesias de Cuba

Por una iglesia unida para servir.

CIC

Una aguda reflexión sobre el ecumenismo y sus desafíos en el contexto cubano actual marcó la 47 Asamblea del Consejo de Iglesias de Cuba celebrada entre el 7 y el 8 de abril en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Luyanó.
Este análisis parte de reconocer que la diversidad y riqueza de las tradiciones y pensamientos deben ser elementos que aporten a la unidad en función del servicio a la sociedad y la Iglesia Cubana y no obstáculos que provoquen divisiones.
Al referirse al ecumenismo en el contexto actual, el presidente del CIC Rev. Joel Ortega Dopico distinguió varios niveles. El institucional se da a través de las organizaciones ecuménicas y entre las propias iglesias (denominaciones) o instituciones, expresándose también en espacios comunes como celebraciones litúrgicas y acciones diacónicas, bíblico-teológicas o de compromiso social y político.
Acerca del ecumenismo de cara al futuro, Dopico invitó a preguntarnos hacia dónde vamos como iglesias cubanas y qué utilidad tiene el pensamiento protestante reformado para guiarnos y llevarnos de regreso a casa (oikos-mene). Esta reflexión parte también de asumir “cuánto hemos dividido la casa”, usando la metáfora de una grande y antigua vivienda habanera en la que cada generación construye una pared para delimitar su espacio propio y los más viejos quedan arrinconados. El ecumenismo es la única ruta de retorno, porque es un proceso de unidad, de búsqueda de la unidad perdida, expresó, recordando al Apóstol Pablo en la Carta a los Filipenses 1:6 “Doy gracias a mi Dios y siempre que me acuerdo de vosotros, por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”.
Al concluir este segmento de su discurso, el Presbítero llamó la atención en la necesidad de que el trabajo ecuménico esté permeado por el análisis y la reflexión bíblica y teológica de nuestra realidad, escuchando profundamente la voz de Dios y la voz del pueblo.
El diálogo como principio
El período más reciente se ha caracterizado por la profundización del diálogo del Consejo de Iglesias de Cuba hacia lo interno y también con iglesias y organizaciones cristianas no miembros como las directivas de la Liga Evangélica, los Pinos Nuevos, Adventistas del Séptimo Día, Asambleas de Dios, Iglesia del Cristo Científico, Iglesias Menonitas, Ortodoxa Rusa, Unitarios, Católica Romana, las Convenciones Bautistas Occidental y Oriental y sus seminarios teológicos, entre otras, según lo describe el informe presentado a la asamblea.
Significativo también ha sido el respaldo a diferentes eventos y programas de carácter nacional como los Portales Ecuménicos y las Misas con motivo de sendas visitas del Papa Francisco en La Habana y el Patriarca Kiril de la Iglesia Ortodoxa Rusa, expresión esta última de la vocación de diálogo del CIC que, además, participó en la organización del Día Mundial de Oración, organizado por Cuba por primera vez en la historia de esta jornada.
Como parte de su relacionamiento con otras iglesias y organizaciones nacionales e internacionales, los directivos del CIC han participado en la última etapa en intercambios con figuras religiosas como el Presidente del Concilio Pontificio para la Unidad de la Iglesia Católica Romana, el Cardenal Kurt Koch del Vaticano, el Secretario General de Sociedades Bíblicas Unidas Michael Perreau, el Rev. Larry Miller, del Foro Cristiano Global, el Rev. Milton Mejías, Presidente del CLAI, la Rev. Gloria Ulloa, de la presidencia del Consejo Mundial de Iglesias y el Rabino Howard Schnitzer, Director de la Misión Cuba Judía Latina.
La distribución de biblias en todo el país, es otra de las misiones del Consejo en su labor inclusiva y ecuménica. La presentación de la Biblia en Braille en la Biblioteca Nacional, la traducción de la Biblia al lenguaje de señas cubana y la participación en el Proyecto Un Millón de biblias se destacan entre las acciones fundamentales en este sentido.
Cambios en la estructura
Como resultado de un largo proceso de análisis y con el objetivo de fortalecer el trabajo del CIC, en la asamblea se anunciaron transformaciones importantes como la permanencia solamente de Diaconía y Formación y Estudios como áreas programáticas, mientras al Departamento de Fortalecimiento Institucional se incorpora el Área de Comunicaciones. Asimismo se determinó el cese del programa de erradicación de barreras arquitectónicas y la incorporación del programa de Misión, Ecumenía y Evangelización al Área de Formación y Estudios.
Además, se propuso el cese de la instancia de Coordinación General, cuyos roles serán asumidos por el Consejo Directivo de la institución.
Para la planificación estratégica del período 2016-2018 se incorporó la protección a la niñez como eje transversal, como expresión de la prioridad que concede el CIC al cuidado de la infancia y la defensa de sus derechos.
La Asamblea terminó con la reelección del Rev. Joel Ortega Dopico como presidente del CIC, mientras el Rev. Antonio Santana ocupará el cargo de Vicepresidente.

Gibara epicentro del cine pobre

cine pobre 2016

Desde que al cineasta cubano Humberto Solás se le antojara que la Villa Blanca, situada al norte de Holguín, podía ser locación para sus películas, tejió una conexión profunda entre este territorio, su gente y el séptimo arte. El Festival Internacional de Cine Pobre, fruto de su empeño, se materializó como una oportunidad para seguir haciendo cine, aunque fueran pocos los recursos para ello y compartir las obras en un espacio de interacción entre autores, actores y público. Ese legado el pueblo gibareño no lo ha dejado morir, aunque Solás ya no recorra la calle Libertad que también fue suya.

La XII edición de este Festival será del 20 al 24 de abril y estará dedicada a México y los dos siglos de la fundación de Gibara. Fueron aceptadas 366 obras, en su mayoría nacionales, en diez categorías, entre ellas guión, videoarte, animación, ficción y documental. Este espacio rendirá homenaje al medio siglo del mediometraje Manuela (1966), de Solás y al largometraje El huésped, de Eduardo Manet, filmado en tierra gibareña. Otro de los momentos de tributo recordará al realizador Rogelio París recientemente fallecido.

Además de la proyección de obras en concurso, y las exposiciones de fotografías y artes plásticas, se ha planificado una rica programación con propuestas musicales y teatrales. Entre los invitados estarán los músicos Pancho Céspedes, David Torrens, Carlos Varela, David Blanco y Kelvis Ochoa. La música electrónica también animará a los seguidores de este género, que asistan al Festival. La Guerrilla de Teatreros de
Granma celebrará aquí su aniversario 25.

El actor Jorge Perugorría preside ahora el Comité Organizador del Festival Internacional de Cine Pobre en la conferencia de prensa organizada previa al evento, reconoció el compromiso de los holguineros y en especial de los gibareños y gibareñas con la cita cinematográfica, que promoviera Solás. El ambiente que se genera en torno al Festival ha sido un motor impulsor para el crecimiento
cultural y económico de este municipio.

Para el Centro Martin Luther King el Festival ha permitido históricamente mostrar las producciones audiovisuales con el sello Caminos y premiar obras que promueven valores emancipadores. En esta ocasión forma parte del concurso el documental “El tren de la línea norte” del realizador Marcelo Martín, la más reciente producción de
Caminos. Junto a integrantes de la Red de educadoras y educadores populares de Gibara, se organizará una muestra itinerante de videos que llegará a diferentes barrios de esta localidad.

Caminos de Feria en Camagüey

La Editorial Caminos dejó una vez más su huella entre los lectores y
las lectoras de Camagüey, en esta oportunidad durante la XXV edición
de la Feria del Libro desarrollada en la provincia del 6 al 10 de
abril.
Más de cincuenta títulos, la mayoría bajo la factura de la Editora del
Centro Martin Luther King, se acercaron a temáticas diversas del
contexto cubano y latinoamericano actual desde la perspectiva de la
Red de educadores y educadoras populares y la Red ecuménica Fe por
Cuba.
La economía en el contexto socialista e inmersa en el proceso de
actualización, la crisis alimentaria, la educación ambiental, el
enfoque de género, la comunicación como espacio de participación e
intercambio, la misión de la Iglesia en los nuevos escenarios y la
educación popular como alternativa para los necesarios cambios
sociales, fueron los tópicos más importantes.
Entre los ejemplares de mayor aceptación estuvieron los libros El
viaje del colibrí, Protestantismo en Cuba y Miradas a la economía
cubana; los cuadernos Palabras nuestras, Dale Taller, Educación
Popular y cambios sociales, La mirada de nuestros ojos, Profecía
Bíblica y Misión de la Iglesia, Caminos de vida. Antología I, Revista
Caminos (no 68 y 69), entre otros.
Según Suray Cabrera Nuñez, integrante del equipo de coordinación de la
Red de educadores y educadoras populares en Camagüey, esta Feria a
diferencia de otras, consolidó la identidad de la Red al haber una
participación más activa de todos sus miembros. En ediciones
anteriores los estudiantes latinoafricanos –educadores y educadoras
populares en el territorio agramontino-, tenían un mayor protagonismo
en la organización de la presencia de Caminos en este evento cultural.
El público más asiduo fue el académico y el eclesial, dado a la
invisibilidad que aun tiene la Red en esta provincia, asunto en el que
estamos trabajando.

Página 1 de 3 siguiente  última