Centro Martin Luther King

Mostrarse siempre como un ser humano

La Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba (FIBA) le rindió merecido homenaje al pastor Raúl Suárez en la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao, donde le dio nuevos sentidos a su propia vida y a la de la comunidad de fe que acompañó por décadas. Uno de sus más entrañables compañeros Rubén Rodríguez reconoció los aportes del reverendo.

rubén en homenaje a Suárez

_Mateo 16: 2 Biblia Latinoamericana
En el atardecer ustedes dicen: Habrá buen tiempo porque el cielo está rojo y encendido.
Y por la mañana: Hoy tendremos mal tiempo porque el cielo está rojizo hacia el este.
Saben, pues, interpretar el aspecto del cielo, ¿y no saben interpretar las señales de los tiempos?_

Estamos seguros que nuestro pastor ha sabido interpretar las señales de los tiempos pero no solo para interpretarla sino para actuar según demandan esos tiempos complejos por todos conocidos.

Quiero mencionar solamente algunas de las acciones desarrolladas por nuestro pastor en este cronos y kairos dentro de nuestra comunidad, han salido de la conversación con algunos de los miembros que la componemos.

Entendió el momento que se estaba viviendo y fue capaz de vivirlo etapa a etapa, siempre nos decía: “no se adelanten tanto en sus prácticas y mensajes, no quemen etapas que no van a ser entendidos por la comunidad y ella los va a perder de vista”. Todos sabemos, unos porque lo vivimos y otros porque lo han conocido por otras vías, los cambios tan grandes que se empezaron a dar en la sociedad cubana a partir del triunfo revolucionario. Esto provocó que tuviéramos que plantearnos una relectura de la Biblia a la luz de estos cambios y aprender a actuar en esos medios hostiles tanto dentro de la iglesia como dentro de la revolución. Hubo abandono de la iglesia, abandono del país, atrincheramiento en los templos y también personas que creíamos que podíamos vivir a Cristo dentro de esa nueva experiencia. En este grupo había mucho izquierdismo y otros comportamientos que nos separaban del pueblo. Raúl lo entendió y nos enseñó, él pudo seguir siendo pastor de una comunidad que iba creciendo paso a paso.

Otra cosa importante que nos mostró fue que la acción de los cristianos y las cristianas era algo indispensable para el accionar de Dios. No se trata de ponernos a orar a Dios para que Él resuelva las cosas sino que somos nosotros los que debemos hacerlo en su nombre. Nos relató muchas veces el día que arrodillado pedía a Dios para que ayudara a un hermano de la comunidad y de pronto se dijo: “que hago yo aquí por el hermano, voy para allá y seré las manos de Dios resolviendo el problema”. A partir de esa experiencia el trabajo social solidario fue una prédica y práctica que se apoderó de la comunidad que pastoreaba, la fe en Dios demostrada por las obras que somos capaces de hacer logró transformaciones inimaginables, asumimos como nuestra la responsabilidad social que tenemos como iglesia.

La conversión a lo humano es algo que también ha sido predicación y práctica como pastor, reconocer que el mensaje y vida de Jesús estuvieron dirigidos al bienestar de los hombres y mujeres de su tiempo poniéndolos en el centro de la creación, reconociendo los valores que en ellos y ellas estaban presentes y que tanta importancia tenían para Él que les entregó su vida. Este concepto nos ayudó a disfrutar la creación que los seres humanos hacemos con nuestras manos, usando nuestra inteligencia y expresando lo más hermoso de nuestros sentimientos, todo esto logrado en el trabajo creador diario, las obras de arte de las distintas manifestaciones conocidas, el desarrollo científico y técnico alcanzado, su espíritu de sacrificio, su solidaridad, en fin, toda la obra y valores humanos tan hermosos y valiosos, tan admirada y querida por nuestro Dios. Nuestro pastor nos convidó a convertirnos a ello.

Nos mostró una teología que nos liberara, no como algo que está “en onda” sino que nos llegara bien hondo y que nos permitiera andar y vivir a Cristo en todo lugar y momento, no solo dentro del templo los días de reunión sino en el día a día, no aparte del Mundo sino “yendo al Mundo porque el mundo es el objeto del amor de Dios”, como dice parte de la letra de ese himno de su autoría que tanto ha cantado la congregación de nuestra iglesia.

Otra característica que ha tenido como pastor es la capacidad de ayudarnos a cambiar en medio de los cambios que también ha ido experimentando. Aquí les relato que junto a su compañera de luchas también pastora de nuestra iglesia, nuestra querida Clarita, nos enseñó que los saberes de cada uno de los miembros de nuestra comunidad tienen un gran valor, que cada uno de nosotros somos importantes. Nos enseñaron a participar en cada una de las esferas de la vida de nuestra iglesia. Nos mostraron la importancia de la educación popular en la educación cristiana de tal manera que ya nada ni nadie puede darle marcha atrás, esta comunidad no será nunca más pastor-céntrica.

La importancia de tener siempre una propuesta fue premisa importante en su accionar pastoral, cuando nos poníamos a criticar de forma exagerada nos preguntaba: ¿cuál es tu propuesta?, las suyas eran y son tantas, su deseo de resolver las cosas ha sido tan grande que Adalys y yo decíamos recordando el salmo 23: “Raúl es mi pastor, loco me volverá”.

Podemos decir que nos enseñó también a vivir un ecumenismo y más aún un macroecumenismo que podemos llamar de base, comunitario y en el día a día.
Por último y algo que también lo ha distinguido como pastor lo es mostrase siempre como un ser humano a igual altura que cualquier miembro de nuestra iglesia o comunidad, expuesto a cometer errores como cualquier otra persona, experimentando dudas, temores, frustraciones y pasando por dolores tremendos de los que ha salido airoso sustentado por la enorme fe que lo ha caracterizado.

Son algunos datos que puedo aportar como miembro de esta comunidad de la que ayer lo tuvo como su pastor oficial, hoy como pastor emérito pero pastor siempre.

Agradecemos a nuestra Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba (FIBA) por rendirle tan merecido homenaje a nuestro pastor. Agradecemos la dedicación de una gran parte de su vida a acompañarnos, haciéndose también comunidad, por las veces que lloró junto a nosotras, a nosotros y por nosotras, por nosotros. Por las muchas veces que reímos juntas, juntos, a Dios agradecemos este valioso regalo y a Él le pedimos que le siga dando salud y una larga vida. AMÉN.

Marianao, 2 DE NOVIEMBRE DE 2013

Para juntar manos y sueños

En abril del 2012 se presentó la red ecuménica “Fe por Cuba” en el teatro Avenida en La Habana. El Centro Memorial Martin Luther King Jr. (CMLK) cumplía 25 años y ese nacimiento colmó la celebración. Ahora vuelve a ser noticia esta red. Sus integrantes se trasladan por una semana a la ciudad de Holguín para vivir su I Encuentro Nacional.

Encuentro Nacional Red Ecuménica

Desde el lunes 18 de noviembre y hasta el próximo 22 la red ecuménica que junta a cristianas y cristianos de diferentes denominaciones evangélicas, tendrá su plaza principal en Holguín. “Fe por Cuba” es su nombre con lo que expresan su compromiso con el pueblo de la isla y reconocen la herencia profética del movimiento ecuménico cubano, de las teologías de la liberación latinoamericanas y de la Educación Popular.

Durante los meses transcurridos del 2013 el Comité Organizador, integrado por varias comisiones ha estado ajustando detalles del programa general. ¿Cómo garantizar la transportación de cientos de personas desde diferentes provincias hasta la sede del evento? ¿Qué iniciativas animarán las sesiones de debate? ¿Con qué insumos se provocará la discusión sobre la misión de esta red en el mundo ecuménico cubano y sobre todo de cara a la sociedad donde actúa? ¿Quiénes pueden participar como invitados a este Encuentro? ¿Cómo dejar registro de lo que acontezca y comunicarlo para que más personas conozcan los resultados de estos días? Poco a poco se han ido respondiendo estas interrogantes, compartiendo ideas y tareas.

En Holguín quienes integran la red ecuménica no han parado. Serán anfitriones y anfitrionas de lujo, en una ciudad con tradición en la organización de eventos y actividades culturales. De ahí que las autoridades locales se hayan sumado con toda su experiencia para facilitar cuestiones organizativas y sugerir alternativas para hacer de la estancia allí, un momento grato, difícil de superar en venideros de encuentros nacionales.

Luego de su lanzamiento público en abril de 2012, la red ecuménica “Fe por Cuba” convocó para octubre de ese año y de conjunto con otras instituciones, al Portal ecuménico en el Seminario Evangélico de Teología de Matanzas. Esta iniciativa reunió a alrededor de 400 personas que llegaron a compartir vivencias, opiniones y propuestas sobre la participación ecuménica en la sociedad cubana.

El hucarán Sandy volvió a movilizarles, esta vez para ofrecer su solidaridad a las hermanas y hermanos de las provincias orientales más afectadas por las fuertes lluvias y vientos. Una pequeña representación de la red ecuménica fue para Santiago y Holguín, a recoger escombros, a levantar techos, a dar un fuerte abrazo a quienes perdieron bienes materiales y recuerdos personales y familiares.

En otras zonas la convocatoria fue a recoger ropas y útiles del hogar para enviar a las familias damnificadas. Se organizaron cultos que en plegaria colectiva acompañaron a quienes pasaban momentos difíciles ante los daños ocasionados por el desastre natural.

Varias veces integrantes de esta red se han trasladado hasta el reparto Frank País García, también conocido como El Polvorín, uno de los más marcados por el huracán en Santiago de Cuba. Allí a través del arte, de las tradiciones culturales y de la fe, se cantó a la vida y a la capacidad de los seres humanos para levantarse ante las dificultades.

La red ecuménica “Fe por Cuba” pospuso entonces su I Encuentro Nacional para el 2013, de modo que su celebración permitiera la participación de sus integrantes y escogió por sede a Holguín, precisamente uno de los territorios que más sintió los efectos de Sandy.

Junto a la solidaridad y la incidencia pública, otro de los énfasis de la red es la formación bíblica, teológica y pastoral. De hecho fueron los espacios formativos los que primero juntaron a estas cristianas y cristianos. En ellos comenzaron a compartir principios, valores, metodologías y maneras de pensar la misión de la iglesia cubana hoy.

El Buen Vivir ha sido uno de los temas en los que han centrado esfuerzos formativos. Profundizar en sus claves que tienen un auge mayor en las culturas originarias de América Latina y El Caribe, ha sido una oportunidad para pensar “la sociedad que queremos construir en dignidad y abundancia para todos y todas”, como asegura en una entrevista Silvia Regina de Lima Silva, teóloga brasileña que dirige el Departamento Ecuménico de Investigaciones de Costa Rica. Ella acudió al llamado del Programa de Formación/Reflexión Socioteológico y Pastoral del CMLK en el verano pasado para coordinar el Taller de Biblia en la sede de esta institución. El intercambio con “la gente de las iglesias”, le dejó la sensación a la brasileña de estar “más cerca de la vida cotidiana y las situaciones concretas. Encontré una iglesia muy activa, viva y propositiva, que trae señales de esperanza, se siente desafiada a acompañar el proceso de cambio del país, y tiene conciencia del desafío”.

Más allá de la red
En su I Encuentro Nacional los hombres y mujeres que integran la red “Fe por Cuba” también han diseñado una jornada de incidencia pública en la ciudad sede.

Varias iniciativas tomarán las plazas y calles holguineras. Una exposición fotográfica sobre el pastor bautista estadounidense Martin Luther King Jr., una caminata hasta la Loma de la Cruz y un concierto con la popular agrupación Buena Fe, serán algunas de las oportunidades que tendrá la población local para compartir con representantes de comunidades cristianas de todo el país, “que celebran la fe en el Dios de la Historia con una visión común de la misión de las iglesias y de la responsabilidad social”, como expresa su documento fundacional.

Nota: para este reporte se usaron fragmentos de la entrevista a Silvia Regina de Lima “Descolonizándonos desde el Buen Vivir” de la periodista santiaguera María de las Mercedes Rodríguez Puzo, integrante de la red “Fe por Cuba”.

La Red Fe por Cuba en las calles holguineras

La Red ecuménica Fe por Cuba celebra a partir del 18 de noviembre su I Encuentro Nacional. Holguín es el espacio para el intercambio, pero estas cristianas y cristianos no quieren quedarse debatiendo con las puertas cerradas. Tampoco buscan aparecer en los medios de comunicación como una noticia más. Por ello han diseñado un programa que convida al pueblo holguinero a ser parte de su evento.

Encuentro Nacional Red Ecuménica

La iglesia forma parte de la sociedad cubana, vive en ella y por ella. Cuando en un templo se lee el texto bíblico, la Palabra camina junto a cubanas y cubanos su misma suerte, clama por la paz y trata de iluminar la construcción del Reino de Dios aquí y ahora.

Como parte del I Encuentro Nacional de la Red ecuménica se ha organizado la campaña de incidencia “Busca la paz y síguela”, que tomará por asalto varios sitios de la ciudad de Holguín.

Dos exposiciones fotográficas estarán abiertas a partir del 19 de noviembre en la noche. Una en el lobby del teatro Eddy Suñol con fotografías del pastor bautista Martin Luther King Jr., bajo el título “Del sueño a la realidad”. La otra expo estará en el lobby del cine Martí. Denominada “Busca la paz y síguela”, comparte instantáneas de Jesús Martínez León.

En la noche del 20 estarán invitados el dúo Buena Fe para ofrecer un concierto en la explanada frente al hotel Pernik. Esta presentación será un regalo para los delegados y delegadas al Encuentro y también para el pueblo de Holguín.

El jueves 21 de manera simultánea se presentarán publicaciones de la Editorial Caminos, entre ellas la última edición de la revista del mismo nombre y el libro del historiador Carlos Molina, “Protestantismo en Cuba” (volumen 2). Mientras esto suceda en la Iglesia de los Amigos Cuáqueros (Parque San José) a las 4:30 pm, en la Casa Iberoamericana habrá una trovada por la solidaridad con cantores locales. La juventud tendrá una propuesta especial en el Pabellón Armando Mestre con el grupo Craze Rappers. Para la niñez se reserva en el Parque Infantil un espacio para aprender a hacer origamis, cantar y jugar.

En el parque Martí el ideario del Apóstol será el pretexto para compartir desde la palabra y as artes. Finalmente quienes asistan a este I Encuentro de la Red Fe por Cuba saldrán de la Casa Iberoamericana rumbo a la Loma de la Cruz, como cierre de esta jornada de incidencia pública.