Aprendizajes de las elecciones en Paraguay

Comparte
Gustavo González

El 28 de febrero ya adelantábamos en un artículo publicado por La República, lo que seguramente iba a suceder con los resultados de las elecciones en Paraguay. El pronóstico que adelantamos, lamentablemente se cumplió.

Regresa al gobierno el Partido Colorado con su candidato Horacio Cartes con el 46% de los votos, seguido por Efraín Alegre del Partido Liberal con el 37% y como tercera fuerza compiten Avanza País y el Frente Guasú.

Digo compiten porque la centro izquierda Paraguaya fue con dos candidatos, Mario Ferreiro por Avanza País y Anibal Carrillo por el Frente éste último con el 3.32%.

Sin embargo las dos fuerzas de la izquierda tuvieron distintos resultados donde para el Senado saca 5 escaños el Frente y 2 Avanza País, ello porque se admite el voto cruzado.

Como primer senador del Frente gana Fernando Lugo el ex presidente de Paraguay.

Me preocupan algunas lecturas que se hacen de los resultados, ya que la mayoría de los organismos internacionales y mandatarios de los países de nuestro Continente han felicitado y saludado los comicios de este país.

1) tanto el Partido Colorado como el Partido Liberal son responsables del golpe de estado perpetrado a Fernando Lugo, un golpe “técnico” instrumentado por estas dos fuerzas políticas y la gran burguesía agroindustrial paraguaya, con el consentimiento de los amos del norte, al igual que lo hicieron en Honduras contra Zelaya.

2) Por lo tanto lo que se constata es que a partir de ambas experiencias políticas de el neogolpismo, tanto en Paraguay, como en Honduras, se puede derrocar a un Presidente constitucional, luego llamar a elecciones y nuevamente ser aceptados sus ganadores como “presidentes democráticos”.

3) Los grandes derrotados de estos comicios han sido los que creyeron en el cambio en las anteriores elecciones, que ofrecía Lugo en una alianza con el partido Liberal, demostrando una vez más que las alianzas con la derecha solo conducen a derrotas.

4) La debilidad política demostrada por Lugo cuando le asestan el golpe, quien se fue a su casa como si nada pasara, impidió asumir una verdadera resistencia por parte de la gente, que estaba dispuesta a defender al presidente.

5) El actual presidente es un neoliberal auténtico, con antecedentes nada claros sobre narco negocios y contrabando.

6) El partido Colorado se queda con 19 senadores y los Liberales con 12, es decir prácticamente mayoría total.

7) La izquierda por su parte no fue capaz de ir unida en las elecciones,producto de protagonismos personales, divididos llegan a computar entre el Frente Guasú y Avanza País 7 senadores.

Por lo tanto no podemos festejar de ninguna manera que se hayan producido elecciones en Paraguay, bajo las condiciones antes descriptas. Se generó el golpe y no hay responsables, por el contrario hoy son legitimados en el poder por el voto popular, quienes estructuraron la forma de derrocar a Lugo.

Por su parte Lugo declaró inmediatamente de conocidos los resultados, que éste es un gran triunfo de la izquierda porque tendrán cinco senadores.

En realidad lo difícil será para los sectores populares poder resistir los embates del nuevo Gobierno , quien sin ninguna duda implementará un plan de gobierno a favor de los sectores que representa, o sea a la gran burguesía golpista.

Un gran debate debe de abrirse en el Movimiento Popular paraguayo, donde se analice en profundidad la experiencia recorrida, la construcción de una herramienta política que en realidad sea de izquierda y consecuente, es la tarea que hay por delante. No será tarea fácil, pero sí imprescindible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>