Astros hollywoodenses se niegan a participar en filme contra Cuba

Comparte

En una entrevista con el diario cubano Juventud Rebelde, publicada este domingo, Rizzo cont que aunque inicialmente los actores se haban mostrado entusiasmados con sus respectivos personajes, la demora de estos en darle el s definitivo lo oblig a posponer el rodaje de la cinta, basada en una serie de atentados contra instalaciones hoteleras en La Habana en 1997 en los cuales muri el joven italiano Fabio di Celmo. Loros, segn Rizzo, no puso reparos al comienzo para encarnar al terrorista de origen cubano Luis Posada Carriles, autor intelectual de estos ataques y del derribo en pleno vuelo de un avin cubano en 1976, como tampoco se opuso Weller (Robocop 2) a interpretar a John Mack “capo de la CIA”.

El realizador explic que varios de los roles principales se los encarg a actores cubanos y al italiano Michel Altieri (el protagnico), pero siempre quiso un estadounidense para el papel de Posada Carriles “quiz por saber que laboraba para la CIA y el FBI. Necesitaba una cara conocida”. La misma idea prim en la seleccin de los profesionales que representaran a Mack y al mandatario norteamericano, papel para el cual contact a Val Kilmer (Batman Forever), posibilidad que tampoco se concret. “En abril, durante el Festival de Cine de Miami nos encontramos y nos pusimos de acuerdo.

Entonces les expliqu nuevamente de qu se trataba y les mostr el guin. Sobre todo a George Loros, quien haca de enlace entre nosotros. Le reiter que se filmara en Cuba y que se basaba en un hecho real. Slo me pidi que enriqueciera ms su personaje y me dijo que el resto estaba perfecto”. En septiembre pasado, y luego de un perodo en el que Rizzo mantuvo comunicacin casi todos los das con Loros, el famoso actor de la serie Sopranos le expres su satisfaccin con el guin pero le pidi, para su sorpresa, que hablara con su agente, quien, de acuerdo con el director, siempre estuvo al tanto de todo. “No obstante lo hice. Dialogu en Nueva York con Bill Treush, quien me afirm que no haba ninguna dificultad, y que, por suerte, l tambin representaba a Peter Weller desde haca 20 aos”.

Una semana despus del encuentro con Treush, este an no le haba enviado el guin a Weller, quien estaba en Sudfrica trabajando en una pelcula. Rizzo personalmente le envi el libro a Weller, quien se mostr encantado con la cinta y su personaje (John Mack) pero le pregunt si Posada Carriles exista en realidad, interrogante que tambin le hicieron George Loros y Bill Treush “como si nunca hubisemos hablado al respecto”.

Luego de exigirle un contrato en el que Rizzo se comprometi a no buscar otros actores, estos y su representante comn dejaron de comunicarse con el realizador hasta que finalmente Rizzo pudo contactar a Treush, “quien repiti los elogios hacia la pelcula y el guin, pero me insinu que lo mejor sera que no se distribuyera en Estados Unidos”.

Despus de dejar claro que llevara la pelcula por todo el mundo, Rizzo tuvo que aumentar, a peticin de Treush, la oferta de pago a los actores “con el objetivo de convencerlos”. Aun as el cineasta se tuvo que contentar con el no definitivo de Weller y Loros seis meses despus de que ambos consintieran en participar en la cinta. “El problema es que t eres italiano, me dijo Loros; pero nosotros, norteamericanos y trabajamos aqu. Se trata de una historia real, lo cual puede traernos repercusiones”, revel Rizzo a Juventud Rebelde.

Tras el “cubo de agua fra” que recibi de Loros y Weller y con Kilmer fuera del proyecto, Rizzo busc a los tambin estadounidenses Willem Dafoe (Pelotn) y Harvey Keitel (El piano), pero ninguno de los dos le ha respondido, pese a admitir que les interesara participar en la pelcula. “Yo no culpo a Kilmer, ni a Loros, a Weller, Dafoe o Keitel, sino al sistema. Ahora es que comprendo cabalmente lo que significa el bloqueo”, expres Rizzo, quien est plenamente decidido a “emprender esta pelcula que denuncia que Posada Carriles es un terrorista pagado por Estados Unidos”.

Finalmente, el actor italiano Orson Maria Guerrini interpretar a Posada Carriles, actualmente protegido por la Casa Blanca y contra quien pende una orden de extradicin presentada por Venezuela, pas del que huy en los aos 80 mientras cumpla una sancin penitenciaria por su participacin en la voladura de la nave de Cubana de Aviacin.

Rizzo, quien ya ha filmado en Cuba en dos ocasiones anteriores, asegur al peridico que se encargar personalmente de presentar El muchacho de Copacabana en Estados Unidos, pese a que en abril pasado cuando llev al Festival de Cine de Miami El soador, tambin rodada en Cuba, una periodista de origen cubano radicada en esa ciudad de Florida lo increp duramente por rodar en la Isla, donde dijo que “todo el dinero iba a manos de Fidel Castro”. Despus de defender su derecho a filmar donde quisiera y ms en Cuba, Rizzo recibi esta amenaza de la periodista: “Pues t no tendrs la posibilidad de trabajar en Estados Unidos. Y en Miami nadie ir a ver la pelcula”.

El tambin escritor y guionista confirm al Juventud Rebelde que El muchacho de Copacabana, en el que tambin intervendr el actor espaol Pepe Sancho (Los lobos de Washington, Diarios de una becaria), es un largometraje sobre el terrorismo. “La historia de Fabio Di Celmo es un pretexto, un hilo conductor para decir verdades, para decir que esos que se autoproclaman luchadores contra el terror, son los ms grandes terroristas del mundo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>