Programa de Solidaridad

¿Hacia dónde vamos?

Emprendemos un viaje para acompañar la articulación de movimientos sociales y ecuménicos,redes y campañas que en América Latina, Estados Unidos y a nivel global, encauzan la solidaridad hacia Cuba. Con una vocación de justicia social, apoyamos las iniciativas nacidas de los pueblos y sus luchas contra las políticas neoliberales, el libre comercio, la deuda y la militarización, y que intentan construir un mundo a favor de la paz, la equidad y la integración.
¿Cómo trazamos nuestro camino?

A partir de un trabajo constante en el que se suceden y complementan acciones de denuncia, formación, comunicación y acompañamiento:

1.Promovemos, a través de listas electrónicas, un intercambio de información que sirva de brújula a los movimientos sociales, redes y campañas que integramos.

2.Participamos en acciones contrahegemónicas de alcance nacional, hemisférico y global, derivadas de la agenda de los movimientos sociales.

3.Acompañamos las voces de los movimientos, redes y campañas de las que formamos parte en la denuncia a políticas capitalistas y en su definición de estrategias de lucha.

4.Mantenemos el intercambio con delegaciones que visitan el Centro, principalmente provenientes de Estados Unidos, con el fin de abrir espacios de sensibilización sobre la realidad cubana, aportar información acerca del bloqueo económico contra la Isla, y promover acciones para el mejoramiento de las relaciones entre ambos gobiernos.

5.Impulsamos procesos comunicativos que muestran un Sur en lucha y resistencia, para lo cual nos involucramos activamente en la Minga Informativa de Movimientos Sociales, y con un interés formativo, preparamos cada año los Cuadernos de Solidaridad, destinados al público nacional y latinoamericano.

Integramos el Consejo Internacional del Foro social Mundial y su Capítulo Cubano, el Consejo Hemisférico del Foro Social Américas, la Alianza Social Continental, la Asamblea/ Red Mundial de Movimientos Sociales, la Coordinación Nacional de la Marcha Mundial de Mujeres, el Consejo Cubano de Movimientos Sociales de la Alianza para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Convergencia de los Movimientos de Pueblos de América (COMPA).

Una amistad fortalecida en diversas acciones y encuentros, nos sigue colocando junto a redes como Jubileo Sur, el Grito de los Excluidos, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y Vía Campesina. Asimismo, formamos parte de la Campaña por la Desmilitarización de las Américas (CADA).

Pertenecemos al Comité Organizador de los Encuentros Hemisféricos de organizaciones y movimientos sociales –antiguos Encuentros Hemisféricos contra el ALCA–, y somos coauspiciadores de los Talleres sobre Paradigmas Emancipatorios que se celebran en Cuba.

Trabajando por y desde las comunidades

Carla López

Somos pueblo en movimiento, y desde esa certeza, vamos actuando y nombrando los quehaceres de nuestra organización y las redes que acompañamos. La historia de más de 30 años, al servicio del pueblo cubano y desde él hacia América Latina, nos ayuda en la construcción constante de procesos formativos, de comunicación y acompañamiento, en correspondencia con los desafíos que la realidad declara y en especial en los espacios de actuación cotidiana, escenarios en los que se expresa concretamente la disputa entre los siempre antagónicos paradigmas de dominación y emancipación.
Así, venimos contribuyendo en una concepción de trabajo comunitario que, desde los principios de la Educación Popular, amplifique la fuerza colectiva del pueblo organizado para la concreción de la promesa socialista: toda la justicia posible para todos/as.
Por esto, la meta fundamental de nuestra apuesta, se centra en el desarrollo de una conciencia colectiva con raíces en lo más revolucionario del proyecto cubano que devenga en fuerza organizada, intencionada a favor del poder compartido, para la resolución de situaciones cotidianas y también trascendentes, en las que se ponen en juego, minuto a minuto, los destinos de la Patria. Buscamos acumular en los sentidos emancipadores, la recreación de relaciones sociales que dan cuenta de valores socialistas y desde una ética que pone al centro toda forma de vida.
Para estas actuaciones, partimos de confiar profundamente en la capacidad creadora del pueblo que somos, en nuestros aprendizajes históricos y en nuestras esencias rebeldes, siempre por la perfectibilidad del proyecto cubano. Fortalecer las estructuras que existen para el ejercicio del poder popular y la creación de otras que permitan su profundización, son parte de la ruta elegida en la práctica comunitaria por la que optamos. La participación de cada quien, desde sus responsabilidades institucionales y sociales, desde sus compromisos y voluntades, será siempre importante para avanzar en que cada actuación sea siempre inclusiva, integral, justa…esos son nuestros horizontes.
No somos ingenuos, el camino puede ser sinuoso, nos toca seguir desafiando poderosas fuerzas….las de la creciente desarticulación del tejido social y el individualismo como actitud para la sobrevivencia a pesar de otros y otras. Pero, como en diferentes espacios hemos defendido, la batalla la seguiremos dando, allí donde es más urgente, en la sociedad y en la cultura. La estrategia es la de sumar, la de unir, la de la resistencia colectiva y la de la construcción de más poder desde la gente, para que el presente que vivimos se parezca, cada día, a ese futuro que soñamos.

Semestre de iniciativas de la Red de Educación Popular Ambiental en Pinar del Río

Rosa Pablos de la Rosa

Los diferentes nodos de la Red EPA en Pinar del Río se han movilizado este año para unirse a las iniciativas mundiales y otras territoriales para la protección del medio ambiente y así consolidar la Red en un accionar que permita una mayor visibilización.
La organización de la Red abrió y cerró el semestre con los seguimientos mensuales a las iniciativas y los procesos. Entre ellos, la Feria del Libro abrió los espacios de conjunción de los nodos y promoción de las producciones de la editorial Caminos.
Los talleres del Diplomado en Educación Popular Ambiental, dieron inicio en mayo motivando a muchas personas en las diferentes temáticas y haciendo compromisos para un accionar más activo por asegurar un futuro en nuestras comunidades más acorde con nuestra idiosincrasia y valores culturales, y así ya vamos transitando por los temas de metodología de la Educación Popular Ambiental, comunicación y género.
Acciones de saneamiento que comenzaron desde las costas de la Coloma, la cuenca del río Guamá (arroyo Galiano) y la playa Baylen, unieron a voluntarios/as que sintieron la necesidad de aportar un poco de su tiempo a lograr espacios más bellos y ecosistemas más saludables.
No faltó la capacitación que en comunidades de Consolación (Marcha mundial por el clima y “Magedes”), San Cristóbal (proyecto “Alas de corazón” en Los Pinos), La Coloma (“Olimpo de sueños y esperanzas”), San Luis (“De la raíz al cielo”, finca El destino) formó parte de Eventos, que también contribuyeron a la reforestación, el reciclaje, la lucha contra el maltrato animal, la reivindicación por la diversidad sexual y en general al fortalecimiento de los grupos comunitarios. El 5 de junio también fue un momento para unirse a la lucha mundial contra la contaminación del aire y pusimos nuestro énfasis en la cotidianidad, en el qué hacemos y cómo contribuir desde el pedacito de casa y barrio que nos toca para tener una atmósfera más respirable.
Todas estas acciones organizadas por Ceprodeso, Tecma, nodo de gestión ambiental comunitaria, Red Safo, nodo de la Universidad de Pinar del Río, han contribuido a la articulación de la Red EPA y a la visibilización del accionar de la misma por una gestión comprometida y partiendo de las necesidades del territorio.
Estamos a medio camino del 2019, nos quedan retos que organizar para que el impacto sea mayor y así mismo se fortalezca nuestra Red.

La Economía Popular Solidaria y el Desarrollo Local a debate en el 2do Taller del Colectivo Cuba de CEAAL

Mariano Isla- Coordinador Colectivo Cuba CEAAL

Más de treinta educadores populares del Centro Memorial Dr. Martin Luther King, Jr., el Centro “Félix Varela” (CFV), el Centro de Intercambio de Experiencias de Referencia e Iniciativas Comunitarias (CIERIC) y la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC), participaron en un taller en la sede del CMLK. El objetivo fundamental fue conocer y profundizar los conocimientos sobre la Economía Popular Solidaria y el Desarrollo Local para mejorar las prácticas socioeducativas en relación a ello.

El encuentro fue convocado por el Colectivo Cubano del CEAAL (Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe), como parte del Fondo de Iniciativas “Paulo Freire”, que tiene previsto la realización de tres talleres “ReflexionAndo desde nuestras prácticas”, que abarcan temáticas como las dimensiones pedagógica y política, educación ambiental, equidad, Economía Popular Solidaria y Desarrollo Local.

En el encuentro, facilitado por los educadores Félix Yanes (CMLK) y Aymé Plasencia (CIERIC), se identificaron como retos y proyecciones la necesidad de seguir profundizando el estudio de ambos temas; potenciar en nuestros contextos estos procesos según las posibilidades y necesidades de los proyectos y organizaciones representados en el encuentro; aprovechar las condiciones positivas del contexto cubano actual para promover ambos ejes en las prácticas socioeducativas y comunitarias; organizar un cuarto encuentro en un proyecto o experiencia comunitaria de las representadas en estos talleres para apreciar en la realidad, la dinámica de estos procesos y extraer aprendizajes, así como identificar experiencias de otros actores sociales no afiliados al CEAAL, pero con resultados positivos acumulados en estas dimensiones.

Este espacio necesario profundizó las sinergias iniciadas en el primer taller entre los representantes de los diferentes proyectos y organizaciones. El tercer taller sobre equidad y dimensión política, se celebrará en la segunda quincena de septiembre y su convocatoria está abierta para todos los interesados en participar.

Gestación de sueños. Certezas compartidas en Edén-Juruquey

REP Camagüey

El primer encuentro del Taller de Diagnóstico Participativo de la Experiencia Acompañada de trabajo comunitario por la Red EP Camagūey en el Consejo Popular Edén-Juruquey, vio la luz el pasado 6 de julio. La Escuela primaria Víctor Díaz Oroquieta, primera fundada por la Revolución en esa comunidad, fue sede del encuentro.

En una de sus sedes pedagógicas, un pequeño pero representativo grupo de actores y gestores locales del gobierno popular, la sociedad civil y la comunidad, junto a las y los educadores populares, iniciaron la confección del mapa comunitario para la construcción colectiva de la experiencia a acompañar.

Cuatro horas de trabajo y diálogo dejaron un positivo saldo y un puente amigable y de conexión en favor de la necesaria transformación comunitaria; esto desde la articulación y la participación real y efectiva, diseñadas entre todas y todos, con un rostro que se parezca a nosotros mismos, a nuestros valores, historia e identidad cubanos.

Varios fueron los sentidos levantados colectivamente y dieron peculiar contenido al encuentro: ofrenda de corazones, apuesta por la esperanza, continuidad histórica, complejidad social, destierro del pesimismo y la apatía, sumar y multiplicar esfuerzos colectivos, dar pasos seguros, soñar una comunidad y Cuba mejores, y ser partícipes de esos sueños; sumarnos al cambio que cada momento histórico exige; organizarnos, articularnos, salir del ahogamiento.

Fueron identificadas, además, un grupo de potencialidades, fortalezas y aspiraciones comunitarias. El debate y la polémica formaron parte también del ejercicio. El sentir colectivo fue marcado intensamente por la necesidad de interconexión generacional: la experiencia acumulada y la ganancia de juventud como continuidades en la construcción de nuestro proyecto social socialista se impone.

El dibujo de este mapa comunitario dará lugar a la definición colectiva de la experiencia a acompañar. Paso a paso, se consolida este sueño desde la concepción y metodología de la EP en Camagüey, con el acompañamiento hermano del CMMLK. Apostando porque una Cuba mejor es necesaria y posible. Y depende sobre todo de nosotros.

Con estas motivaciones quedó pactado el próximo encuentro, con las certezas tan sólidas, como las piedras del río local que nos acompañaron en la mística del encuentro y se fueron con cada participante convertidas en símbolo y talismán de la experiencia.

Somos continuidad y vamos por más. Por un socialismo sentido y pensado desde nuestras prácticas.

Presentes:
Por CPG: Rosario, Eida, Arcadio, Juan de Dios, Félix, María, Laritza,
Ebert, Rosa y Iosvany.
Por Red EP: Kadir, Graciela, Delvis, Suray, Roselia, Cecilio, Pachi y Daimí.

Neopentecostalismo y política en Argentina

Javier Calderón Castillo y Bárbara Ester

En plena ofensiva neoliberal, Latinoamérica observó un fenómeno disruptivo: las iglesias neopentecostales1 – mejor conocidas como evangélicas – se destacaron en las contiendas electorales, ganando más escaños en los parlamentos y jugando roles fundamentales para la elección presidencial de ofertas ultraconservadoras en países como Brasil, Colombia, Honduras o Guatemala2.

En Argentina, ese fenómeno no fue relevante en las elecciones de 2015 y resultó tardío en cuanto a su visibilidad, aunque no en lo concerniente a su configuración organizativa, pues según reportes periodísticos dichas iglesias congregan alrededor del 13% de la población (6,5 millones de fieles)[3]. Poco a poco, las iglesias neopentecostales se han hecho un lugar en las ciudades y en municipios periféricos, llegando a tener, cuatro años después de iniciado el mandato macrista, una mejor performance electoral con candidaturas “outsider” de relativo éxito como lo demuestra la elección de Amalia Granata o del pastor ‘evangelista’ Walter Ghione – quien se declaró a favor de construir en Argentina un movimiento similar al que llevó a Jair Bolsonaro a la Presidencia en Brasil – como diputados provinciales de Santa Fe4.

La vía argentina del evangelismo: alianza antiderechos

La emergencia de estas candidaturas en Argentina tiene sus particularidades. La existencia de un importante movimiento social y de partidos políticos con arraigo en territorios urbanos cosecha militancias políticas progresistas que son compartidas con las actividades privadas del culto y la fe, lo que impidió – hasta ahora – que pastores de iglesias neopentecostales con aspiración política trasladen fácilmente la adhesión religiosa de sus fieles hacia fines electorales conservadores. Incluso, feligreses de dichas iglesias son parte de organizaciones antineoliberales o de gobiernos como el del Municipio de La Matanza, donde participa Gabriel Ciulla, pastor de la Iglesia Camino de Vida, y actual subsecretario de Culto de dicha municipalidad5.

Esas dificultades para los pastores conservadores fueron mayores por la restitución de derechos y la presencia del Estado durante el kirchnerismo. La política estuvo presente en todos esos años y garantizó un tapón para la utilización de consignas religiosas como mediadoras de la política. El camino para taladrar dichas barreras se fue despejando en este cuatrienio neoliberal, en el que la política se relegó a un segundo plano y el Estado empezó a desaparecer de los territorios generando una delegación de funciones a ONG e iglesias, tal como viene ocurriendo en la Provincia de Buenos Aires de la mano de la gobernadora María Eugenia Vidal (quien tiene una fuerte alianza con Rubén Proietti, presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA)[6], el ala más conservadora del neopentecostalismo argentino).

El modo de ejercer influencia por parte de ACIERA fue a través de la designación informal de representantes para tender puentes con el poder. Uno de los más influyentes en la zona sur del conurbano bonaerense fue Jorge Sennewald, pastor de la iglesia El Encuentro. Sennewald resultó un personaje clave para el acceso a las zonas más vulnerables del conurbano, esquivando las redes tradicionales del entramado territorial peronista. El actual director de Gestión de Asuntos Docentes de la Provincia de Buenos Aires, Gastón Bruno, fue vicepresidente de ACIERA antes de presentar su candidatura a diputado nacional por Cambiemos.

Sin embargo, ACIERA no es la única vertiente en el movimiento neopentecostal, aunque sí la que ha acumulado más poder político gracias al repliegue estatal en favor de las iglesias como mediadoras de planes sociales. También hay otras asociaciones que intentan reunir esas iglesias, como la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE), vinculada a los grupos protestantes clásicos, incluyendo algunos pentecostales, que han tenido una contribución crucial al campo de la defensa de los derechos humanos. FAIE, a diferencia de ACIERA, está más cercana al Frente Sindical y ha cuestionado el accionar de Mauricio Macri en diversas ocasiones.

El debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo (IVE)[7] en 2018 permitió trascender el terreno mediático y luego el electoral a partir de la movilización contra el derecho al aborto desplegada por la mayoría de estas iglesias quienes, en asociación con algunos sectores ultracatólicos, generaron un bloque duro que desplazó la discusión política sobre el tema del derecho a decidir, removiendo el sedimento tradicional de la sociedad argentina y llevando el debate político a un ámbito privado, como es la fe religiosa.

Una discusión democrática en torno a los derechos de las personas gestantes terminó siendo manipulada en la opinión pública con los sentimientos morales sobre la vida, con el mandato religioso y patriarcal sobre el cuerpo de las mujeres8. El refugio emocional de los sectores populares ante la grave crisis económica generada por el ajuste neoliberal y la ausencia de derechos protegidos por el Estado en los territorios periféricos, configuró la ampliación del camino electoral evangélico conservador, apoyándose con sectores católicos de mayor tradición en la Argentina. Ello generó una amalgama religiosa muy particular, conformando un frente conservador antiderechos que encontró en el macrismo una expresión favorable para su desarrollo.
La performance electoral neopentecostal del 2019

Las iglesias neopentecostales cuyos pastores tienen aspiraciones políticas con perspectiva conservadora supieron acumular fuerzas en las movilizaciones antiderechos del 2018, y encontraron un aliado ideal en la iglesia católica para configurar una oferta electoral propia en este año. No es la primera vez que algunos pastores se presentan a elecciones: el pastor Walter Ghione, ahora diputado provincial de Santa Fe, ya se había presentado como candidato sin tener éxito. El resultado más visible se dio en la provincia de Santa Fe con la elección de siete diputados provinciales que aglutinaron cerca de 300 mil votos y constituyeron la tercera votación con mayor caudal de la provincia, luego de las listas del Partido Justicialista y del Partido Socialista.

La presencia neopentecostal en las próximas elecciones provinciales es la siguiente:
Ciudad de Buenos Aires

En la lista de diputados por la Capital, Dina Rezinovsky, una funcionaria del Ministerio de Salud y Desarrollo Social porteño, enrolada en la agrupación “Celestes por el cambio” ocupará el octavo lugar de la lista oficialista. Por su parte, el ginecólogo de Cipolletti, Leandro Rodríguez Lastra, declarado culpable por obstaculizar una interrupción del embarazo legal a una víctima de violación, será candidato a diputado nacional por el partido Demócrata Cristiano.
Provincia de Buenos Aires

Desde Juntos por el Cambio (oficialismo) se postulará Gabriel Mraida, actual director nacional de Prevención del Delito y la Violencia, en el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y pastor principal de la Iglesia Bautista del Centro.
Neuquén

El diputado y pastor David Schlereth será candidato a vicegobernador de Cambiemos en Neuquén, fungiendo como compañero de fórmula del actual intendente de la capital neuquina, Horacio Quiroga.
Santa Cruz

“Consenso”, la agrupación del PRO en Santa Cruz, llevará la primera lista de candidatos a concejales conformada por integrantes evangélicos en Río Gallegos, la capital provincial9.
A modo de conclusión

La participación de los movimientos pentecostales en la política argentina ha seguido un lento recorrido, en el cual logró una mayor visibilización gracias a los acuerdos e iniciativas del Gobierno de Cambiemos. En los últimos cuatro años este actor ha logrado una mayor fortaleza, al punto de pasar de una estrategia transversal a los partidos políticos a intentar conformar el suyo propio. La experiencia arquetípica en este sentido es la de la Provincia de Santa Fe, donde el Partido Unite llevó a Amalia Granata y Walter Ghione a la Cámara Baja. Esta nueva estrategia combina la acción de pastores neopentecostales, ultracatólicos y figuras mediáticas que se posicionaron en el costado celeste de la grieta desatada por la movilización en torno al proyecto de ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo y otros anteriores, como la Ley de Educación Sexual Integral.

La trayectoria de sus principales referentes puede rastrearse en Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia de Buenos Aires, precisamente en los dos distritos en los que Cambiemos ha gobernado con dirigentes PRO. Comparten un programa mínimo: la oposición al aborto y a la homosexualidad. El fenómeno se replica en otras provincias como Santa Cruz y Neuquén. Si bien han compartido espacio con el oficialismo hoy, ante la baja popularidad luego de cuatro años de ajustes, parecen comenzar a emanciparse y buscar un propio camino con mira nacional.

El desarrollo de estas agrupaciones que trasladan la fe a la política en la Argentina parece tener su momento en medio de la polarización social y de retrocesos en materia de derechos y justicia social. Los pastores evangelistas se convierten en articuladores políticos en ámbitos donde la ausencia del Estado les permite constituirse en salvadores de las angustias ciudadanas, despolitizando los debates centrales y llevando al plano religioso las emociones que definen los votos. Un asunto para seguir analizando pues su persistencia y capacidad de movilización no son menores, tal como pudo constatarse en la última campaña presidencial en Brasil, en la que los grupos de WhatsApp del culto neopentecostal se convirtieron en el medio expedito para distribuir falsas noticias y ganar el voto para Bolsonaro, una estrategia de campaña utilizada por el grupo Unite en la provincia de Santa Fe10.

[1] https://www.celag.org/evangelicos-pentecostales-y-neopentecostales-de-la-fe-a-la-politica/

[2] https://www.celag.org/iglesias-evangelicas-poder-conservador-latinoamerica/

[3] https://www.lapoliticaonline.com/nota/114525-los-evangelistas-tomaron-nota-de-su-poder-y-preparan-un-frente-electoral/

[4] https://www.lapoliticaonline.com/nota/119981-macri-recibio-a-granata-preocupado-por-el-voto-celeste/

[5] https://www.clarin.com/politica/radiografia-poder-pastores-iglesias-evangelicas-influir-elecciones_0_KseIgfIc7.html

[6] http://intendenciasba.com.ar/la-gobernadora-vidal-en-el-plenario-nacional-de-pastores-evangelistas/

[7] https://www.celag.org/aborto-legal-derrota-senado-victoria-calles/

[8] https://www.lapoliticaonline.com/nota/114525-los-evangelistas-tomaron-nota-de-su-poder-y-preparan-un-frente-electoral/

[9] https://www.tiemposur.com.ar/nota/167436-en-octubre-habra-una-lista-completa-de-candidatos-a-concejales-evangelistas

[10] https://cuartopodersalta.com.ar/quienes-estan-detras-del-exito-electoral-de-amalia-granata/

Fundamentalismo religioso genera nuevas alarmas

Lirians Gordillo

La alarma volvió a encenderse ante la noticia de la creación de la Alianza de Iglesias Evangélicas Cubanas el pasado 11 de junio de 2019 en Santa Clara (a 330 kilómetros de La Habana). Siete denominaciones evangélicas dieron a conocer la nueva coalición que se separa del Consejo de Iglesias de Cuba, organización no gubernamental que desde 1941 agrupa a diversos cultos religiosos en todo el país.

Entre los objetivos que aparecen en el acta fundacional, las iglesias firmantes destacan “trabajar unidas en la defensa de los valores bíblicos”.

Aunque está pendiente su aprobación por el gobierno, esta nueva organización declara desde un inicio su oposición al matrimonio igualitario, la “ideología de género”—término que utilizan para desacreditar todo esfuerzo por la equidad y la justicia feminista— y el aborto en Cuba.

Las reacciones ante este suceso no se hicieron esperar entre activistas de la isla.

En un artículo publicado por el sitio web Q de Cuir, la pastora y teóloga Elaine Saralegui pone en contexto la noticia y alerta, una vez más, sobre la escalada de sectores fundamentalistas y supremacistas en la isla del Caribe.

Saralegui esclarece el recorrido que desde junio de 2018 han tenido estas iglesias en pos de una postura común ante el avance en materia de derechos de personas homosexuales y transgénero propuesto por la actual Constitución de Cuba, refrendada el pasado 24 de febrero.

El ritmo de la escalada es constante si se valora que en poco menos de un año varias iglesias han pasado del púlpito a cartas públicas, campañas contra el matrimonio igualitario, convocatorias a no apoyar el referéndum constitucional hasta llegar a fundar una organización propia.

El profesor universitario Adiel García ya alertaba en noviembre de 2018 sobre las características políticas y “partidistas” de estas instituciones religiosas que han declarado en sus redes sociales su simpatía con el supremacismo y la teología de la prosperidad.

“Desde mi forma de ver, es un movimiento político que utiliza el discurso religioso como estrategia para avanzar en su agenda. Ha aprovechado determinadas carencias institucionales y estatales para calar dentro de la población y la sociedad cubanas con el discurso de la doctrina de la prosperidad que en el orden sociopolítico reproduce una tendencia al desaliento social, rechazo a las ideologías, una pérdida del compromiso y un divorcio entre el accionar y el ejercicio de la ciudadanía”, dijo García Pérez durante la VI Jornada socioteológica identidades sexuales y de género no hegemónicas, celebrada en La Habana en noviembre de 2018.

En el caso cubano, la pastora Elaine Saralegui explica que estas denominaciones “reclaman la concentración de propiedades, el acceso a los medios de comunicación y la posibilidad de utilizar los principios religiosos para impulsar políticas públicas”.

En las redes sociales varios activistas alzaron su voz de inmediato, preocupados por el silencio estatal y del Partido Comunista de Cuba ante los diversos sucesos que marcan ya una cronología del fundamentalismo religioso en la isla y que, a su criterio, amenazan el proyecto socialista.

“Espero que no sea demasiado tarde cuando se tenga que poner límites a la cruzada supremacista, homofóbica, conservadora, patriarcal y neoliberal de las denominaciones religiosas evangélicas fundamentalistas”, alertó el activista Alberto Roque en su muro de Facebook.