El acompañamiento educativo a experiencias en la ruta de un nuevo recorrido

Otra vez estamos en el camino. Entre el 15 y el 29 de febrero miembros del Equipo CMLK recorren varios territorios donde se desarrollan experiencias acompañadas por el Centro y las Redes que animamos en todo el país en ámbitos como el trabajo comunitario, la economía popular y solidaria o la gestión participativa del poder popular.

Uno de los equipos comenzó su andar por Camagüey, donde la Red de Educadores Populares se articula con diversos actores del Consejo Popular Edén-Juruquey para potenciar la participación popular en procesos de transformación social, a partir de diversas problemáticas socioeconómicas que han sido diagnosticadas en la primera etapa del acompañamiento educativo. Justamente ese será el centro del trabajo de la Red en ese territorio este año.

Como parte de esta experiencia, han sido identificadas algunas potencialidades para el autoconsumo con el fomento de patios productivos familiares. Estos espacios, además de su propósito principal, serán una puerta de entrada a la comunidad para los educadores populares camagüeyanos, cuyos énfasis iniciales estarán en la formación de personas de la comunidad desde la concepción ético-político-pedagógica de la educación popular.

Jorge Morales Mesa, apasionado y experto como nadie, nos regala una puerta de entrada que nos asombra.

Además de la diversidad de cultivos que muestran, en los patios productivos laboran varias mujeres como parte de los emprendimientos familiares. De dos de ellas, Cándida Carratalá Ortiz y Edelsa Cruz nos llevamos a nuestro paso su energía incansable, su pasión por la tierra, su buen humor y poesía.

Cándida colecciona plantas ornamentales y es especialista en la colección de orquídeas. Más de 100 variedades de todos los rincones del país, nos muestran una diversidad impresionante de tanta belleza.
Conocer a Edelsa Cruz fue otro regalo. Esta mujer repleta de humor, poesía, energía, nos hizo reír a carcajadas y, machete en mano, nos regaló un agua de coco que compartimos en el grupo.

Los recorridos para el acompañamiento educativo a experiencias acompañadas por la Red de Educadores Populares y la Red Ecuménica Fe por Cuba incluyen territorios como Bayamo, El Salvador en Guantánamo y Los Palos en Artemisa.

* Las notas fueron tomadas del perfil en Facebook de Kirenia Criado Pérez

Asociación CMLK convoca a actualizar su membresía (Carta de la Coordinación Colegiada+Convocatoria)

Estimados hermanos y hermanas:

Queremos compartir con Ustedes algunos hitos de la vida asociativa y de nuestro quehacer.

En la Asamblea General de Asociados y Asociadas (AGA), en el primer trimestre de este año, tenemos que organizar el proceso que conducirá a nuestras elecciones en 2021. Para ello, en dicha Asamblea elegiremos la Comisión Electoral que organiza este proceso y la Comisión de Candidaturas.

2020 es año de cierre y de actualización. Culmina el periodo de planificación e implementación 2017-2020. Durante 2020 debemos actualizar nuestro plan estratégico, que se ha concentrado en este periodo, en lo fundamental, en avanzar en el funcionamiento de nuestra nueva vida asociativa, poner a punto una nueva estructura y modos de organizarnos aquí en el Equipo en la sede –a partir de la gestión por procesos y la centralidad que ocupa en nuestro quehacer el acompañamiento–, y apropiarnos todos y todas de nuestros horizontes políticos y organizativos para con el trabajo de esta “familia en movimiento”, sobre todo, para nuestro movimiento en ciernes, organizado territorialmente en nuestras dos redes.

A los procesos de formación y acompañamiento (a los procesos organizativos de las redes) este año hemos avanzado en poner a punto el proceso de Comunicación y solidaridad para la incidencia. Y también hemos trabajado intensamente en poner al día nuestras visiones y prácticas para el acompañamiento a experiencias locales, que en definitiva, son las que cierran nuestro ciclo misiológico. Ellas son el testimonio vivo de cómo encarnan en personas organizadas y en sus iniciativas territoriales, ubicadas en salidas estratégicas consensuadas, los valores que promovemos. Promover valores, participación y control popular y transformación es nuestro horizonte.  “Crear conciencia y organización”. Ser capaces de “atraer, sumar, reunir a muchos y crecer cada vez más, y darles la opción de pelear y de cambiarse a sí mismos y sus vidas y las realidades existentes”.

Todo este quehacer no deja de estar impactado –y debe producir ajustes y modificaciones a diseñar durante 2020–, por las dinámicas del contexto, la irrupción de un nuevo ecosistema mediático (redes sociales) y sobre todo la presencia y actuación en la isla del fundamentalismo religioso evangélico.

Una tarea inmediata que tenemos, acorde a nuestros Estatutos, es la actualización de la membresía. Como es la primera vez que realizaremos esto, queremos que todas y todos comprendamos de qué se trata y que encargo tenemos desde nuestra constitucionalidad (estatutos y reglamentos).

La reforma total de nuestro estatutos y reglamentos, en apego a los principios democráticos que rigen la vida de una asociación, y la existencia hoy de una asamblea de asociados/as, “máximo órgano de gobierno”, “a la que le conciernen todos los asuntos relativos a la vida de la Asociación”, cuya “soberanía es indelegable (y) de la cual emana cualquier mandato o delegación”, fue posible porque al cabo de varios años, el CMMLK dejó de ser una institución en la sede donde funciona su actual equipo de trabajo, para convertirse en una familia, con un entramado asociativo, que incluye a sus miembros fundadores, a los miembros de la Iglesia Bautista Ebenezer, a las redes que anima y acompaña, a trabajadores/as en la sede y un sinnúmero de colaboradores/as.

De esas fuentes provienen nuestros actuales asociados/as, aunque ellos/as no las representan en la Asociación, excepto los nombrados por la Iglesia.

Aunque nuestros estatutos no restringen el número total de asociados/as, queda sobreentendido del art. 32, inc. w) que si hay una definición al respecto y está en nuestro Reglamento ese límite. El Consejo Directivo, previó a la entrada en vigor de los actuales estatutos, definió, por razones varias, que el número total de miembros estaría limitado a 100 personas, de ellos 34 de las redes, 6 colaboradores/as y 10 de la IBEM. El resto entre fundadores/as y trabajadores/ras en la sede. 

De los asociados/as que fueron aceptados como miembros por nuestro antiguo Consejo Directivo previo a la entrada en vigencia de los actuales Estatutos, se espera una vida activa, no solo en la Asociación, también en esos lugares o espacios que lo conectan con nuestra familia. No siempre es así o les es posible. Hay otros casos, que su membresía está conectada con la condición de fundadores/as o trabajadores/as, una relación formal, que puede expirar (fundadores/as que hayan perdido su condición o trabajadores/as en la sede que cesan en su labor).

Además, los Estatutos, como en cualquier asociación, prevén estos y otros casos, en que los asociados/as pierden esa condición: decisión propia, por muerte o incapacidad intelectual y física, desvinculación evidente de la vida de la asociación o de los entramados que animamos y acompañamos, manifiesta la voluntad de no colaborar más con el Centro o el mismo haya prescindido de su colaboración, la pérdida de la condición de miembro fundador o cese del vínculo laboral con el equipo aquí en la sede, hasta el incumplimiento de normas o deberes.

Por eso el artículo 17 de nuestros Estatutos prevé cada tres años procesos de actualización de membresía y para ello en la pasada AGA elegimos una Comisión que tiene ese encargo para presentar en nuestra próxima Asamblea sus propuestas. De esa manera los nuevos asociados/as participan, por un lado en el proceso de actualización estratégica, y por otro en el proceso electoral, en su derecho de elegir y ser elegidos.

Siendo el cuidado y los afectos, valores y práctica entre nosotros/as, hay que señalar que los que por razones señaladas cesen en su membrecía en la Asociación no entraña, incluyendo lo que rezan nuestros Estatutos al respecto, ningún tipo de sanción. Lo más importante son los lazos que nos unen a partir de los valores y compromisos que compartimos, y que por ello, somos una familia que se extiende más allá de la Asociación misma y que es tan rica en su composición y actuaciones.

Como Coordinación Colegiada nos comprometemos a asegurar que este sea el espíritu que oriente este proceso. Igual compromiso de seguro puede asumir nuestra Mesa Nacional.

Por ello junto con esta comunicación estamos librando la convocatoria a este proceso.

Con afectos, Coordinación Colegiada.

Iglesias de la Alianza Evangélica de Cuba exigen la renuncia a sus capellanes de prisiones

En sorpresivo gesto de inconformidad con el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), varias de las iglesias de la llamada Alianza Evangélica de Cuba han retirado a los capellanes de sus iglesias que sirven en el programa de Capellanía Evangélica Carcelaria, auspiciado por el CIC.

El programa de Capellanía aglutina a unos 240 capellanes de toda la isla, quienes llevan la Palabra y el acompañamiento pastoral en unos 42 centros penitenciarios del país. Organizado hace 10 años el programa coordina el trabajo, ofrece entrenamiento básico y cursos avanzados, sirve de mediador con las autoridades competentes para el buen desempeño de la actividad y ha logrado crear una red de compañerismo y apoyo mutuo de capellanes y capellanas.

Los que han participado en los cursos básicos, las conferencias regionales y otros eventos pueden dar testimonio del espíritu de respeto y unidad que prevalece entre cristianos y cristianas de la más diversas denominaciones, tal vez el espacio de encuentro y colaboración más inclusivo de nuestra isla.  La razón es que les une un mismo espíritu de compasión y de servicio hacia aquellos que sufren privación de su libertad.

No se discuten temas doctrinales, porque precisamente se propone  que en las prisiones no hayan divisiones sectarias, sino solamente un mensaje centrado en Jesucristo (“Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor”, II Corintios 4.5).   La bendición de Dios en este trabajo se ha visto confirmado en los frutos de vidas transformadas que dan testimonio del poder renovador del Evangelio (“Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas ” II Corintios 5.17).  Se han efectuado numerosos bautismos en las prisiones, este  año mas de mil reclusos han recibido la atención religiosa que han solicitado.

Jamás se ha recibido una queja de iglesia alguna, nadie puede decir que ha sido molestado en la más mínimo en sus principios. Los líderes de la Alianza no han presentado crítica alguna al programa.  Solamente se trata de rivalidades institucionales, de querellas entre las jerarquías eclesiales. Es evidente que se trata de un acto más contra el Consejo de Iglesias de Cuba. Y la realidad incuestionable es que en el fondo se trata de diferencias en la ideología política.

Lo triste es pensar en las consecuencias de esta acción. ¿Qué pensarán los hermanos reclusos cuando llegue el día de la visita y no esté su capellán? ¿Cómo se sentirán los humildes laicos que con tanto amor y dedicación se han entregado a esta misión, este llamado que recibieron de Dios y que sus propios pastores les prohíben?  Es realmente una experiencia muy triste el que se obstaculice a los sembradores salir a sembrar.

Desde una perspectiva bíblica es grave la actitud asumida por los referidos líderes religiosos.  Piénsese si no en la Parábola del Juicio Final, de Mateo 25.31-46. En la parábola el Señor ocupa el lugar de los que sufren por diversas circunstancias, enfermedad, hambre, desnudez, falta de hogar y prisión.  El juicio cae sobre la respuesta a la necesidad humana, de tal modo que los que no acudieron al llamado de los que sufren es como haber dado la espalda al Señor. Así el severo dictamen de rechazo de Dios es porque “estuve enfermo y no me visitaron, desnudo y no me cubrieron… y en la cárcel y no vinieron a verme”.

¿Qué podrán decir aquellos que en esta hora se ven obligados a dar la espalda al llamado de Dios?  ¿Dirán: Señor no pude ir a verte a la prisión porque las autoridades de mi iglesia me lo impidieron?  Tal vez argumentarán, “Señor, esa misión estaba dirigida por personas del Consejo de Iglesias, y me han dicho mis pastores que el Consejo no los representa, porque con frecuencia sus líderes hablan contra el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, y me dicen mis superiores que eso es meterse en política”.

Es grave poner tropiezo a aquellos que quieren hacer la voluntad de Dios, que aman en verdad, y no de palabras, que hacen una obra que muchos pastores se sienten impedidos porque dicen no tener tiempo, ya que están ocupados con sus grandes iglesias.

La Palabra dice “Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos” (Hebreos 13.3.a).  ¿Podrán hacer que el olvido se imponga sobre las mentes y corazones de la hueste de capellanes evangélicos?  Seguramente que no, nada podrá  finalmente contra el amor.

Y el que esto escribe, que ha tenido el privilegio de acompañar y aprender de esta selecta parte del pueblo evangélico, no tiene la más mínima duda, la capellanía evangélica seguirá adelante.  Los que conocemos a este pueblo evangélico sencillo saben que los campos no se quedarán sin cultivar. Por uno que se retira, aparecerán  cuatro voluntarios.  La obra de Dios no se detiene, de esto no cabe la menor duda.  Lo que Dios empezó nadie lo puede obstaculizar. Lo sentimos por los obispos y jefes de iglesias que se han dejado llevar por prejuicios y resentimientos, es fatalmente inútil la decisión que han tomado, tienen tiempo de reflexionar y rectificar.

Rev. Francisco Rodés González.

Coordinador Nacional de la Capellanía Evangélica Cubana.

Festival del Papalote en el territorio guantanamero El Salvador

Por: Yarisleidy Bosch Santana. Educadora popular de El Salvador.

En la tarde del domingo 9 de febrero el Estadio Braulio Curuneaux, perteneciente a la localidad de El Salvador, fue invadido por medio centenar de niños, niñas, educadores/as populares, promotores culturales y del INDER, además de padres, madres y una que otra abuela.

Al ritmo de Liuba María Hevia, se empinaron los 16 papalotes, aunque hubo uno que no llegó a volar. Aprendimos que el diseño actual, a pesar de las nuevas tecnologías, no sustituye   los diseños clásicos como los de los famosos papaloteros de las aventuras que disfrutamos los que tenemos unos añitos más de experiencia, pero no faltó la solidaridad para tratar de que empinara; otro fue el de Dariel que casi al final logró empinarse pues se le arreglaron los frenillos; también estuvo el de Junior  que se empinó tanto y tan lejos que no regresó; por suerte los otros doce se empinaron majestuosos y lucieron sus hermosas galas, desde el gigante coronel de Félix, el barco por la solidaridad de Heiver, las hermosas banderas cubanas, el de Julio con sus lindos colores, hasta el más peque como su dueño de apenas 3 añitos procedente del Círculo Infantil “Tacita de Oro”.

 Se terminó tan divertida y a la vez agotadora actividad compartiendo experiencias sobre los significados de los mensajes de amor y lo sucedido en la pista; se seleccionaron varios ganadores teniendo en cuenta las categorías, como el más grande, el más creativo, el del mejor mensaje, el que más alto voló y el más pequeño diseño. Luego de todo esto culminamos con una refrescante y energizante merienda.

A petición de nuestros niños y niñas se realizará otra empinada masiva de papalotes el próximo día 4 de Abril en saludo a los aniversarios de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

¿Por qué leer Condimentos feministas a la teología?

Por: Yuliet Teresa Villares

Lo que encontramos en Condimentos… no es más que experiencias acumuladas y plasmadas en un papel que empieza a hablarles a otras mujeres que “viven en la calle y en la iglesia”.

De casualidad este libro llegó a mis manos. Lo saboreé como se hace con un buen plato. Desde las primeras páginas se respira el buen sazón que se necesita para entender los procesos que vivimos nosotras las mujeres y, en especial, las latinoamericanas. Luego, de golpe, lo volví a hojear. Esta vez intentando recordar los sabores que Ivonne Guevara, teóloga feminista y brasileña dejaba junto a los escritos de “Condimentos feministas a la teología”.

Lo llamamos Dios porque heredamos esa palabra…

“Muchas mujeres tenemos la experiencia de que estamos habitadas por una débil y fuerte fuerza, por un soplo que no sabemos pronunciar qué es ni quién es. Lo llamamos Dios porque heredamos esa palabra… Es, en parte, nuestra imagen y semejanza, capaz de entender nuestros lamentos y guardar nuestros secretos…
No queremos aprender dogmas ni mandamientos emanados de su presencia descrita en un discurso racionalista. Algo o alguien simplemente es en nosotras y en todas nosotras de forma silenciosa e inefable.”

La determinación del Vaticano al censurarla devendría lucha colectiva e inspiración para sus generaciones.

Tal vez Guevara, cuando en 1944 al problematizar temas como el aborto y los derechos reproductivos con respecto a la cultura eclesial cisheteronormativa y machista, no pensó que la determinación del Vaticano al censurarla devendría lucha colectiva e inspiración para sus generaciones. Según entrevista concedida a El Periódico feminista, Mujeres en Red, Guevara anota sobre la militancia de todos estos años: “Así, el feminismo ha sido para mí un encuentro, una conciencia, un encuentro con mujeres del medio popular, un malestar, un aprendizaje…”

Lo que encontramos en Condimentos… no es más que experiencias acumuladas y plasmadas en un papel que empieza a hablarles a otras mujeres que “viven en la calle y en la iglesia”. Hacer recomendaciones a este libro valdría la pena por varias razones. La feminidad se ha convertido en piedra de tropiezo para estos poderes…

En nuestras sociedades jerarquizadas, coloniales y blancas, la feminidad se ha convertido en piedra de tropiezo para estos poderes. Los reclamos de varias mujeres de fe y el diálogo que hemos sabido hacer entre nosotras molesta a los machos (pastores, cleros, laicos, vecinos, primos, amigos, policías, gobernantes, etc.).

Ejemplos hay en las calles, en las plazas, en la vida de la gente. Ejemplos sobran al demostrar lo que llamamos sororidad, las alianzas y ayudas que, en las disputas de sentidos, hemos preservado en colectivo.

Otra de las razones por las cuales recomiendo leer este libro se encuentra en las mismas palabras de Ivonne. El feminismo además de ser militancia necesaria, es encuentro. Y, este texto coloca una reunión, remembranza de los caminos transitados desde la fe. La deconstrucción de Dios es desafiante, porque desde la Iglesia durante muchos años se ha predicado al Dios-hombre, al Dios supremo (que se traduce en supremacista). La opción por un Dios que “en silencios” no tan agradables también se muestra mujer y es por y para los pobres, coloca condimentos que transforman esa realidad.

Digamos que Condimentos… es una pizca que le faltaba a «El mal visto desde la mujer» y no por incompleto, sino por justo. Si bien la Teología de la liberación apostaba en primera instancia por los pobres, desposeídos y en lucha constante contra el sistema capitalista, hoy la relectura de esta teología tiene huecos que Ivonne supone y dice.

Muchos de los resultados a los encuentros de mujeres o, las redes que se han gestado por nosotras mismas dentro de espacios eclesiales y ecuménicos han demostrado que se ha avanzado en programas y concientización pero no lo suficiente o necesario. Las jerarquías son más fuertes y, a priori, el análisis pareciera superfluo. Mas, el telón de fondo, la orquesta que hace bailar los elementos, advierten otras cuestiones.

Los silencios desde los espacios públicos, y el fino hilo entre lo público y lo privado, sobre todo en los espacios de poder religioso, corresponden a perjuicios muy dañinos.

Los silencios desde los espacios públicos, y el fino hilo entre lo público y lo privado, sobre todo en los espacios de poder religioso, corresponden a perjuicios muy dañinos. La iglesia Latinoamérica se concibe desde el patriarcado. Muestra de ello, la misma brasileña comentaba (refiriéndose a esas lógicas y a las ideas que lo sustentan desde la ética) a Ecupress.

¿Vivimos en una época machista?, pregunta Jesús Bastante.

“No necesariamente machista. Quiero decir que no siempre están conectados con una ética, sino con una manera de reducir al otro, de no tener en cuenta la diferencia. Estos conceptos pasan a ser teóricos, casi vacíos en la práctica. La igualdad, la alteridad, la diferencia… están relacionadas con algo. Igual a qué, diferente de qué”.

En la vigésimo novena Feria Internacional de Libro en Cuba, correspondiente a este 2020, este texto será parte del stand de la Editorial Caminos, del Centro Memorial Martin Luther King. Espero puedan comprar esta joyita y que no se queden con ese texto como premio. Les recomiendo leerlo, beberlo y compartirlo. De seguro servirá para debates, reflexiones, charlas. Yo, por lo pronto, deseo que en mi provincia Ciego de Ávila pueda presentarse y ojalá que el Centro Provincial de Libro y la Literatura lo tenga en cuenta.

Solo me queda decirle: ¡Disfruten…!

“Estamos en pie y dispuestos a contribuir con el legítimo levante de las masas”

En “Carta al pueblo brasileño”, los Sin Tierra afirman su compromiso con ocupar los latifundios del campo y de la ciudad.

“Reafirmamos nuestro compromiso con la tierra, con la vida, garantizando alimentación saludable para todo el pueblo”, dice una parte del texto divulgado este sábado (25) por la coordinación nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST).

La “Carta al pueblo brasileño” fue escrita después del encuentro realizado en Sarzedo, en el estado de Minas Gerais y denuncia ataques del gobierno de Jair Bolsonaro (sin partido) a la soberanía de los pueblos, destacándose en particular la propuesta de regularización de la propiedad agraria que, según el Movimiento, “quiere entregar 70 millones de hectáreas de tierras públicas, especialmente en la Amazonía, a quien deforestó, destruyo, evadió impuestos y asesinó pueblos”.

“Bolsonaro legitima la acción de los sicarios contratados por el agro negocio, autoriza el exterminio, deforesta la selva y destruye la biodiversidad. Todo para expandir la frontera agrícola, la minería y las ganancias de las empresas transnacionales. Defender la Amazonía es defender Brasil, los pueblos, sus territorios, la vida y el medio ambiente.”

En el texto, el MST reafirma su misión con la Reforma Agraria, contra la retirada de derechos del pueblo brasileño, en defensa del medio ambiente y de la soberanía nacional y se posiciona al lado de la “lucha justa del pueblo por su liberación y por una vida sin la lógica perversa de la acumulación del agro negocio y de la minería”.

Lea la Carta completa:

Desde las tierras inconfesadas y rebeldes de Minas Gerais, y solidarios con las familias de las víctimas de la Vale en Mariana y Brumadinho, la Coordinación Nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra, reunida en enero de 2020, reafirma su compromiso con la organización popular, la lucha por Reforma Agraria y la transformación social.

Testimoniamos aquí en estas tierras la agresión del capital a los bienes de la naturaleza y las condiciones de vida del pueblo, generando la muerte de personas, ríos, plantas y toda biodiversidad, como peaje a la saña de su lucro incontrolable. Aquí estamos para afirmar la lucha justa del pueblo por su liberación y por una vida sin la lógica perversa de la acumulación del agronegocio y de la minería.

El capital, en profunda crisis, impone a los pueblos del mundo desempleo, hambre, retirada de derechos sociales, precarización del trabajo, violencia, exterminio, privatizaciones, destruición del medio ambiente, expropiaciones, saqueo de los bienes naturales y de los recursos estratégicos. Promueve guerras de todo tipo y amenaza la existencia humana, sea por su proyecto destructivo a la naturaleza, pero también por su agenda ultraliberal que acentúa la desigualdad social y aumenta los privilegios de la clase dominante.

Este proyecto de muerte es neofascista, odia la democracia y la participación popular. Produce gobiernos de extrema derecha y Estados serviciales a los intereses de los más ricos. Promueve golpes, desestabiliza economías e incita al caos social.

En Brasil, el gobierno de Bolsonaro entrega el país a los intereses de los Estados Unidos, nuestras tierras a los extranjeros y quiebra la economía nacional en detrimento del capital. Atenta contra la soberanía de los pueblos y sobre los bienes naturales existentes. Bolsonaro es un gerente del proyecto de poder de las elites, actúa bajo tutela militar, en complicidad con una parte significativa del Poder Judicial y del Congreso, gobierna con las milicias y con los corruptos.

Impone el miedo, desprecia la Constitución y practica el terrorismo de Estado contra los pueblos, especialmente indígenas, negros, mujeres y LGBTs.

En el campo, promueve la regularización del crimen de grilagem* y quiere entregar 70 millones de hectáreas de tierras públicas, especialmente en la Amazonía, a quien deforestó, destruyó, evadió impuestos y asesinó pueblos. Pretende premiar a quien se autodeclara dueño de tierras robadas de los brasileños y brasileñas.

Bolsonaro legitima la acción de los sicarios del agronegocio, autoriza el exterminio, deforesta la selva y destruye la biodiversidad. Todo para expandir la frontera agrícola, la minería y el lucro de las empresas transnacionales. Defender la Amazonía es defender Brasil, los pueblos, sus territorios, la vida y el medio ambiente.

Nuestro deber es actuar sobre las contradicciones de este proyecto de las elites, porque no tiene soluciones para los principales problemas que afectan al pueblo brasileño. Debemos movilizarnos ante del desmantelamiento de los derechos sociales, laborales y a la seguridad social. Ante de la generalización de la violencia, de las persecuciones y asesinatos de luchadores y luchadoras. Debemos indignarnos ante el envenenamiento en masa del pueblo a través de la comida y del agua, promovido por el agronegocio.

Nos comprometemos a ocupar los latifundios del campo y de las ciudades. A luchar por los derechos sociales y no permitir retrocesos en las conquistas. Estamos en pie y dispuestos a contribuir en el legítimo levantamiento de las masas populares.

Reafirmamos nuestro compromiso con la tierra, con la vida, garantizando alimentación saludable para todo el pueblo. Defendemos un Proyecto Popular para Brasil. Seguiremos luchando en defensa de la Soberanía Nacional y Popular.

Nos solidarizamos con todos los trabajadores y trabajadoras en lucha del mundo. Rechazamos los golpes e intervenciones. Defendemos la legitima soberanía de los pueblos.

Estaremos en las calles con las mujeres, con la juventud, con los educadores, las educadoras y con la clase trabajadora. Llamamos el pueblo brasileño a trabar las batallas necesarias, mantener la lucha permanente y construir una sociedad justa e igualitaria. ¡Una sociedad socialista!

​_​_​_¡Luchar, Construir Reforma Agraria Popular!

Coordinación Nacional del MST

Sarzedo, 25 de enero de 2020

 * Falsificación de documentos para obtener la propiedad de tierras.

Roles de género: ¿Y si no basta con salir de la cocina?

Por: Ania Terrero

Tomado de Cubadebate

El escenario: un consultorio médico. Tras la revisión de rutina a una bebé de casi ocho meses, la doctora preguntó a la joven mamá, casi afirmó: “Me imagino que ahora ya no volverás a trabajar, ¿no? Te vas a quedar en la casa cuidando a la niña”.

La muchacha, sorprendida, pero entre risas, respondió: “Claro que no. En cuanto cumpla el año y camine, ella va para el círculo y yo a trabajar”. La facultativa, con cara de preocupación, ripostó: “Es que en cuanto empiezan en el círculo se enferman por todo. En la casa están más seguros”. La otra, menos risueña, le dijo: “Pues tendrá que coger los anticuerpos…”.

En un intento de broma la especialista suspiró: “Ay chica… con lo buena madre que tú habías salido”. Silencio. ¿Qué se responde a eso? Hay dos verdades implícitas en ese comentario, pensó la joven. Uno: la doctora no estaba segura al principio de que ella sería una buena madre. Dos, en cuanto decida enviar a la niña al círculo, dejará de serlo.

Al parecer, para ser buena madre hay que quedarse en casa, educando y cuidando a los hijos. Como si hubiera un único modelo de maternidad. Como si se tratara otra vez de que el padre provea y la madre crie. Esta es una historia real, cercana, en Cuba. Y significa mucho.

Los estereotipos empiezan temprano

Cuando Aníbal era pequeño, jugaba con muñecas. Las maestras del círculo, preocupadas, mandaron a buscar a su madre. “El niño llega y se pone a jugar a las casitas con las hembras, a lo mejor hay que llevarlo a un psicólogo…”, le dijeron. Mi mamá, asombrada, les respondió: “¿Y qué tiene que ver? Él está acostumbrado a ser el papá de las muñecas de sus hermanas”.

Mi hermano tenía carros, parqueos, robots, herramientas de construcción, trompos… y le encantaban. Pero conmigo y con Amanda, como principales aliadas de juegos, no le quedaba de otra que ser unos días el papá de nuestras casitas y otros el coordinador de las competencias de carros. Cuando llegó al círculo, reprodujo todos esos comportamientos. No entendía ni nunca supo aquello de que había juegos distintos para niñas y niños. No le hacía falta. Era feliz.

Los roles de género son funciones que se asignan a las personas dependiendo del sexo con el que nacen y que, a largo plazo, marcan el modo en que se establecen las relaciones entre hombres y mujeres en la sociedad. Son transmitidos y adquiridos de manera casi inconsciente desde el nacimiento, a través de la familia, la educación, los medios de comunicación y otras vías. Empiezan con aquello de que los niños se visten de azul y las pequeñas de rosado, pero continúan presentándose de diversos modos en cada etapa del crecimiento.

Juguetes asignados por sexo, películas animadas sobre princesas que esperan ansiosas a un príncipe azul que les resuelva la vida, canciones y cuentos infantiles que reproducen sexismos de toda clase… La lista es larga y apenas hablamos de la infancia.

En la adolescencia, muchas veces, a ellos se les enseña que no deben llorar, que los tipos duros no necesitan ser románticos, que mientras más novias tengan más hombre serán, que tienen que trabajar y llevar el dinero a casa. Y a ellas, casi todo lo contrario: que no pueden ser promiscuas porque serán valoradas como menos, que tienen que arreglarse y vestirse para atraer pareja, que hay cánones de belleza que deben cumplir, que, aunque estudien y se conviertan en buenas profesionales, la maternidad debe estar entre sus planes.

Van construyéndose, de a poco, los roles que los marcarán en el futuro y se dibujan bien pronto diseños muy esquemáticos de cómo deben ser y funcionar las relaciones de pareja y de familia. Las personas son influenciadas por formas de actuar, expectativas y obligaciones impuestas por estos roles. Los niños, al llegar a adultos, reproducen lo que consideran normal.

La casa les toca a ellas

Un par de años atrás un piropo me puso a pensar. Un muchacho me dijo que, como yo era tan linda, me daría un lugar en su casa, para que la pusiera bonita y no tuviera que salir a pasar trabajo. Más allá del acoso implícito en aquello, me molestó la esencia del comentario. Para él, mi lugar no estaba en la calle, trabajando y pasando calor, sino cuidando y adornando su casa. Y esto, además, debería ser una especie de privilegio para mí.

Recientemente, desde que soy mamá, más de una vez al pasear sola con mi hija me han gritado comentarios del tipo: “No te preocupes, mi vida, que con una madre como tú a esa niña siempre tendrá un papá que la mantenga”.

No faltarán los que digan que tanto el primero como los otros son “piropos de toda la vida”, “herencia de la cultura dicharachera del cubano”, “una parte esencial de nuestra idiosincrasia”. Pero, además de ser muestras de acoso, detrás de estas “ocurrencias” se esconde una distribución sexista de roles que ha acompañado a la humanidad durante siglos. Las mujeres, señores, estamos para cuidar la casa, para enorgullecer y satisfacer a los hombres, para hacerlos quedar bien. Y ellos, a cambio, nos mantienen a nosotras y a nuestros hijos.

Lo peor de todo es que llevamos años intentando desprendernos de esos estereotipos y tras mucho esfuerzo, solo lo hemos conseguido a medias. Las que nos precedieron lograron salir de las cocinas, comenzaron a conquistar el mundo, se graduaron de ciencias e ingenierías, accedieron a plazas que históricamente estaban destinadas a los hombres, ganaron protagonismo en la política y en los espacios públicos.

En Cuba, por ejemplo, basta con revisar las estadísticas para comprobar que las mujeres han llegado a todos los espacios. Están en el parlamento, en las asambleas del Poder Popular a todos los niveles, en los centros de investigación científica, en las fiscalías, en las universidades, en los medios de prensa… En algunos lugares, incluso, son mayoría.

Sin embargo, mientras ellas salen a compartir profesiones del mundo exterior, muy pocos hombres entran a colaborar en el hogar. El resultado: mujeres con dobles jornadas de trabajo, por el día puertas afuera y por la noche en la casa. Ahora, casi siempre, están obligadas a combinar sus roles tradicionales de madres y amas de casa con las nuevas conquistas profesionales.

En algunos casos más avanzados, donde los hombres han comenzado a compartir los quehaceres domésticos, ellas siguen siendo las organizadoras de la rutina familiar. En las teorías feministas a esto se le llama “carga mental”. Cuando los hombres esperan a que las mujeres les asignen responsabilidades dentro del hogar, inconscientemente, asumen que ellas son las únicas que dominan qué, cuándo y cómo hacer.

El problema radica en que cuando ellas asumen el rol de organizadoras y a la vez se ocupan de parte de las tareas, en realidad están haciendo las tres cuartas partes del trabajo. La carga mental significa que en ellas recae el peso simbólico de la casa. Tienen que estar al tanto y acordarse de todo. Es un trabajo que, por lo general, asumen en solitario, que se suma a todo los demás y, en definitiva, es invisible, agotador.

Madres y padres, cuando todo se complica

Desde que mi hija Ainoa llegó al mundo, hace ocho meses, muchos me han dicho que la maternidad es lo más importante de mi vida, que todo lo demás pasa a un segundo plano, que me debo sacrificar para criarla bien. En cierto modo, es cierto. El asunto está en que muy pocos les exigen a los padres el mismo nivel de sacrificio. La maternidad no significa necesariamente renunciar a todo lo demás, cuando hay una paternidad responsable que la acompaña. No estaría escribiendo estas líneas si no fuera así.

Muchas veces, con la llegada de los hijos, los roles de género suelen polarizarse aún más. En Cuba, con la garantía de una licencia de maternidad que respeta el primer año del nuevo bebé, tras el parto las madres se quedan en casa, no duermen, aprenden a criar. Los padres, casi siempre, continúan en el trabajo para asegurar los ingresos.

Influenciados por factores como la lactancia materna y la recuperación asociada al puerperio, una y otra vez, se reproduce inconscientemente el esquema de mamá cuidadora y papá proveedor. Al menos, durante el primer año. De hecho, aunque en nuestro país se reconoce la licencia de paternidad, muy pocos hombres se acogen a ella.

Todo se enreda aún más cuando las mujeres regresan a trabajar. Entonces, ellas deben combinar las exigencias de sus plazas laborales, los quehaceres hogareños, la “carga mental” y, también, la atención a los hijos. Muchas veces sin ninguna participación del hombre.

Pero, ¿qué pasa cuando el padre asume un rol activo en la atención de los hijos y las labores domésticas, cuando las tareas se comparten con equidad? En esos casos, sufren más de una vez la discriminación de una sociedad que no está acostumbrada a encontrarlos en esos roles.

Cuando a los padres se les impide formar parte activa del proceso del parto, cuando los doctores los ignoran abiertamente en las consultas, cuando llegan con sus hijos al hospital y les preguntan por la mamá, cuando la gente se sorprende al verlos andar solos con sus bebés, cuando no se les muestra en ningún producto de comunicación ocupándose de sus pequeños, una y otra vez se les excluye. La sociedad les muestra que ellos no son parte, que no les toca. Y si no se les enseña, después es muy difícil exigir.

Nuestra cultura, los medios de comunicación y la sociedad asumen y muestran a la mujer en su papel de esposa-madre y a los hombres, en su rol de trabajadores. Una y otra vez volvemos al círculo vicioso del rosa y el azul, de las que sienten y los que no lloran, de las que cambian culeros y los que buscan dinero.

No basta con que las mujeres hayan salido de la cocina y conquisten todos los días un poquito más del mundo exterior. Hay que romper la cadena, desechar los estereotipos, trascender los roles en su versión más arcaica y despojarse de sus presentaciones más solapadas.

Hacen falta más productos de comunicación equitativos, más familias que compartan todas las tareas, más mujeres en todos los espacios públicos, más padres que se acojan a la licencia de paternidad, más niños que jueguen con muñecas y menos doctoras que entiendan la buena maternidad como un asunto de quedarse en casa.

DECLARACIÓN FINAL DEL ENCUENTRO MUNDIAL CONTRA EL IMPERIALISMO

Del 22 al 24 de enero de 2020, en Caracas- Venezuela.

Las delegaciones de los Partidos Políticos y Movimientos Sociales, reunidos en la ciudad de Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela, con motivo del “Encuentro Mundial Contra el Imperialismo”, luego de las deliberaciones efectuadas hemos llegado a las siguientes conclusiones:

El futuro de la humanidad está en grave peligro. La paz en el planeta se encuentra seriamente amenazada como resultado de la política de agresiones militares de los EE.UU y sus aliados, así como de la mortal carrera armamentista que sólo le reporta dividendos a las grandes corporaciones de la industria militar. La guerra es el mecanismo predilecto del expansionismo imperial, en especial, del estadounidense y eso lo observamos dramáticamente en los más recientes conflictos regionales que han afectado gravemente a los pueblos de Siria, Yemen, Irak, Libia, Afganistán y a toda la región.

Asimismo, la especie humana sufre los estragos ocasionados por la voracidad de un modelo económico que en su despliegue suicida destruye la naturaleza por la insaciable obsesión de maximizar ganancias. Esa es precisamente la lógica del sistema capitalista, la cual ya no sólo compromete su funcionamiento sino que también pone en peligro de extinción de la humanidad.

El modelo neoliberal que instrumenta la globalización de las grandes corporaciones bajo la dominación de los Estados imperialistas, le ha impreso a la economía mundial una gran fragilidad. Las crisis son más recurrentes y los grandes especuladores financieros dominan el planeta. En la distribución de la riqueza generada se ha impuesto un parámetro de desigualdades, injusticias y exclusión que afecta a una creciente parte de la población mundial. Los flagelos de la pobreza y la miseria afectan a millardos de personas como nunca antes en la historia de la humanidad. Sin dudas, el desarrollo del capitalismo engendra fenómenos insostenibles, desde el punto de vista social, político y ético.

A esto se le agrega una crisis ética derivada del modo de vida imperante de las economías de mercado, donde se sepultan las culturas nacionales y los valores humanos, en función de imponer la sociedad de consumo. El culto a los antivalores del capitalismo contribuye potenciar la crisis de la condición humana generada en el actual modelo de convivencia.

El imperialismo está en crisis y esto lo hace mucho más agresivo, peligroso y destructivo. Ante el ocaso del mundo unipolar, el imperialismo estadounidense implementa una estrategia de dominación global. La apuesta geopolítica de la Casa Blanca frente a la resistencia de los pueblos y la irrupción de potencias emergentes, ha sido defender su hegemonía, mediante una política neocolonial orientada a apropiarse de los recursos naturales, en especial de los recursos energéticos, controlar los mercados y dominar políticamente a las naciones.

Para preservar el injusto orden mundial actual, el imperialismo violenta el derecho internacional público, ha convertido al mundo en un gran teatro de operaciones militares, desarrolla medidas coercitivas unilaterales, impone leyes de carácter extraterritorial, ataca el multilateralismo, vulnera la soberanía de las naciones y suprime la autodeterminación de los pueblos. En su arrogante concepción, sus fronteras llegan hasta donde se extienden sus intereses expansionistas.

En consonancia con esta política, el imperialismo recurre a la intervención militar, a la desestabilización política de los gobiernos, a las guerras y al bloqueo económico. Su planeación estratégica concibe a la OTAN como el brazo militar global del neoliberalismo. Adicionalmente, en el marco de su Doctrina de la Guerra No Convencional, acciones terroristas, el uso de paramilitares, la judicialización de liderazgos antiimperialistas y el asesinato selectivo, son algunas de las acciones más emblemáticas de una política genocida, que coloca en peligro a la humanidad.

Tales prácticas han sido “legitimadas” a través de la industria cultural del capitalismo, las grandes trasnacionales de la comunicación y el uso de las redes sociales. Igualmente, el uso de la “Big Data” se ha constituido en una formidable arma para modificar el comportamiento de la población e incidir en sus decisiones políticas.

En el intento de imponer el “pensamiento único”, los poderosos del mundo manipulan las creencias religiosas, tratan de justificar las actuales relaciones de poder en detrimento de la democracia, la imposición del libre mercado, el racismo de estirpe eurocéntrica, la segregación de las minorías, la opresión de género, el carácter eugenésico del modelo educativo global, entre muchos otros factores, que se ajustan perfectamente a los requerimientos de la dictadura del capital.

El capitalismo neoliberal afianza la explotación de la clase trabajadora, oprime aún más a la mujer en función de maximizar la ganancia de las grandes trasnacionales, arrebata el futuro a la juventud y desdibuja la identidad de los pueblos originarios. Esto evidencia que la solución a los grandes problemas del mundo actual demanda un nuevo modelo de convivencia humana.

En ese contexto, el mundo multicéntrico y pluripolar emerge con mayor fuerza. El fortalecimiento político y económico de potencias como Rusia y China, junto al de otras naciones, le hacen un contrapeso cada vez más serio al poder del imperialismo estadounidense. Evidentemente, la heroica resistencia en el Medio Oriente, las luchas de los pueblos de América Latina y el Caribe, han contenido y hecho retroceder los planes del imperialismo.

Más aún, las experiencias de los gobiernos progresistas en el mundo ya se perfila como una alternativa frente al neoliberalismo. Ejemplo de ello es la Revolución Bolivariana, que se proyecta como un referente antiimperialista con una enorme fortaleza popular en el marco de la poderosa unión cívico-militar y sobre la base del ideario del Libertador Simón Bolívar y del Comandante Hugo Chávez.

Esto ha provocado el brutal ataque del imperialismo estadounidense contra el pueblo venezolano, que ha derrochado dignidad y amor por la patria, ratificando su rumbo hacia el socialismo en numerosos procesos electorales que refrendan la vigorosa democracia participativa existente en este país. Duras jornadas de lucha popular han derrotado las amenazas de intervención militar estadounidense, intentos de golpe de Estado y focos de violencia terrorista.

Este ejemplo de lucha junto al de Nicaragua y Cuba, así como los recientes avances en Argentina y México, ha permitido el fortalecimiento de fuerzas antiimperialistas y conllevará a reforzar los nuevos mecanismos de integración regional (CELAC, ALBA-TPC, PETROCARIBE, etc.,). Aunque en Honduras, Paraguay, Brasil, Ecuador, El Salvador y Bolivia se ha reposicionado el neocolonialismo en el marco de la nueva edición de la Doctrina Monroe, las luchas populares continúan.

En el resto del mundo también los pueblos resisten, se sublevan y los gobiernos populares ejercen su soberanía. La unidad antiimperialista es un objetivo estratégico impostergable.

En este contexto, el “Encuentro Mundial contra el Imperialismo”, declara:

Exhortamos a los pueblos del mundo a luchar por la vida, la preservación de la naturaleza y contra condiciones estructurales que generan el cambio climático. Igualmente, exigimos a las naciones desarrolladas a trabajar decididamente para evitar la destrucción del planeta y especialmente a los EE.UU a superar su postura primitiva que pretende desconocer el terrible daño que se ocasiona a la naturaleza con el actual modelo productivo basado en la acumulación del capital.

Acompañamos la demanda de construir un orden internacional más justo, que coloque en primer plano los intereses de los pueblos y permita desarrollar políticas de inclusión y de justicia social para superar las gigantescas desigualdades sociales y económicas que imperan entre las naciones del mundo.

Convocamos a los ciudadanos del mundo a defender la paz, la soberanía de los pueblos y acompañar las legítimas luchas por el progreso socioeconómico sobre la base de una amplia plataforma de lucha unitaria en contra del enemigo común, el imperialismo estadounidense.

Repudiamos la implementación de las ilegales medidas coercitivas unilaterales por parte de las potencias imperialistas, ya que son políticas criminales que afectan a los pueblos. Especialmente, condenamos la política genocida de bloqueo económico que se aplica contra las naciones del mundo que ejercen su soberanía.

Rechazamos la militarización de Nuestra América y especialmente, la presencia de las bases militares de Estados Unidos en América Latina y el Caribe.

Condenamos de la forma más enérgica la invasión militar y demás agresiones cometidas por el imperialismo contra los pueblos del Medio Oriente. Especialmente, repudiamos la violación de la soberanía de Siria e Irak, las agresiones a la República Islámica de Irán, así como el vil asesinato del Comandante Qasem Soleimani, mártir de los pueblos del mundo que luchan por la libertad.

Exigimos respeto a la soberanía de Venezuela, Cuba y Nicaragua así como apoyamos los esfuerzos de Nicolás Maduro Moros, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, por mantener la paz.

Denunciamos el intento orquestado por la Casa Blanca de censurar a las empresas multiestatales TeleSur e HispanTV. Esto se constituye en una afrenta a la libertad de expresión de los pueblos. Condenamos el golpe de Estado, orquestado desde Washington, en contra del presidente Evo Morales Ayma.

Repudiamos la cruenta represión y el racismo contra el pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia.

Igualmente,el “Encuentro Mundial contra el Imperialismo”, acuerda:

Construir una Plataforma Unitaria Mundial organizada por continentes, regiones, subregiones y países en función de enfrentar al imperialismo. Dicha estructura organizativa será conformada en atención a las peculiaridades de cada territorio.

Realizar durante el año 2020 “Encuentros Continentales Contra el Imperialismo” a los fines de conformar las plataformas unitarias continentales, regionales y sub-regionales articuladas entorno a un plan de lucha común contra el imperialismo.

Convocar al “II Encuentro Mundial Contra el Imperialismo” a realizarse en Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela, a los fines de definir el nombre de la Plataforma Unitaria Mundial, así como la articulación de las diferentes plataformas continentales y regionales en un plan común mundial que hermane las luchas de los pueblos.

Por último, el “Encuentro Mundial Contra el Imperialismo” acuerda hacer suya la Agenda de Lucha adoptada en el “I Encuentro Internacional de Trabajadores y Trabajadoras en Solidaridad con la Revolución Bolivariana”, refrendada por el “I Congreso Internacional de Mujeres”, por el “Congreso Internacional de Comunas, Movimientos Sociales y del Poder Popular”, por el “I Encuentro Internacional de Pueblos Indígenas”, por el “Congreso Internacional de Afrodescendientes” y el “Congreso Internacional de Comunicación”, celebrados en la República Bolivariana de Venezuela durante el año 2019, agenda que incluye lo siguiente:

  1. Realizar una jornada internacional de movilización en apoyo a la Revolución Bolivariana y contra el neoliberalismo el 27 de febrero del año 2020. (Conmemoración de los 31 años de la primera insurrección en Carcas contra el neoliberalismo)
  2. Convocar una movilización mundial por la paz en Venezuela, en Nuestra América y contra los planes de guerra del gobierno de Estados Unidos para el mes de abril de 2020.
  3. Desarrollar una jornada internacional de repudio a la Doctrina Monroe, contra el Bloqueo y demás Medidas Coercitivas Unilaterales para el día 28 de junio de 2020.
  4. Crear hasta el próximo Encuentro una Comisión Coordinadora de las delegaciones presentes en el “I Encuentro Mundial Contra el Imperialismo” a los fines de cumplir el presente plan.

Aprobado en la Ciudad de Caracas, Cuna del Libertador Simón Bolívar y Capital de la República Bolivariana de Venezuela a los 24 días del mes de Enero de 2020.

La Florestan Fernandes: una escuela de saber, lucha y vida

Por Adrialys Martínez Nuñez

Esto no es un artículo científico, es un testimonio de vida, un puñado de notas vivenciales, un fallido intento por plasmar en una hoja lo que representó conocer de cerca, bien cerca, la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF), del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra de Brasil (MST).

La ENFF nació de la sólida cimiente del internacionalismo y la solidaridad, y desde su inauguración en 2005 ha apostado por la formación política, ideológica y organizativa de militantes, dirigentes y cuadros de organizaciones populares de todo el mundo.

Según el educador popular brasileño Ranulfo Peloso es importante conocer el significado etimológico de la palabra “escuela”, que significa “ocio”, espacio para el pensar creativo.

La escuela hoy puede educar o escolarizar. Pero la simple escolarización niega el “ocio”, sirve para capacitar y alienar sujetos pasivos que venden su fuerza de trabajo en el mercado, a cambio de un salario que garantice su sobrevivencia.

Para Ranulfo, la escuela parte del saber; el conocimiento es liberador en cuanto no se reduce a la mera instrucción, a la asimilación y repetición de conceptos, sino que la información es conocimiento cuando pasa a formar parte de la vida de las personas, cuando ayuda a conocer el mundo y da herramientas para transformarlo.

Teniendo en cuenta esta definición, afirmo con toda certeza que la ENFF es una ESCUELA que trasciende el espacio geográfico y su estructura física en Guararema. No es solo un edificio, sino un conjunto de acciones políticas y pedagógicas de carácter formativo que organiza y realiza el MST.

Una escuela donde aprendí lo que es el estudio revolucionario, cuya esencia no es recibir conocimiento sino construir de manera colectiva. Aprendí la importancia de revisitar la historia de nuestras luchas para comprender la realidad y poder transformarla.

Formé parte de la XIII Turma de Teoría Política Latinoamericana Juana Azurduy, un grupo compuesto por 38 personas representantes de 24 países de América Latina y el Caribe. Durante 2 meses y 11 días fueron mi familia; y la ENFF, mi casa.

En esta escuela comprendí una concepción de trabajo que reafirma su dimensión pedagógica y emancipadora. El trabajo militante adquiere una connotación política, es un trabajo humanizador que permite diversificar roles y genera un clima de solidaridad y cooperación.

La ENFF me mostró el sentido de la mística, como instrumento para crear identidad, para rescatar elementos de nuestro pasado histórico y revivirlos, contextualizarlos. La mística revolucionaria constituye un acicate para la militancia en aras de continuar nuestras luchas y construir una sociedad socialista, no reducida a un momento, sino como parte de la cotidianidad.

Esta escuela problematizó mi vida y me hizo cuestionar mis actitudes. Los ejercicios críticos y autocríticos nos convierten en sujetos de cambio. Mediante la formación política se intenta romper con los valores capitalistas, patriarcales y racistas hegemónicos que nos explotan y oprimen. Se trata de no reproducir las lógicas del sistema dominante, estableciendo una ética basada en los principios socialistas y humanistas como una premisa indispensable en la formación de la militancia.

Aprendí en la práctica lo que significa disciplina consciente, solidaridad, compañerismo, valores cada vez menos vivos en nuestra sociedad. Revitalizó en mí el amor por el estudio y el trabajo y el respeto a la diversidad humana.

Pero en esta escuela también bailé, reí, canté porque sobra lugar para la alegría en la Florestan, y parte de sus intencionalidades es que los militantes comprendan que el arte y la cultura revolucionaria también son una estrategia contrahegemónica. Las oficinas de arte evidencian esa dimensión cultural que no debe faltar en la formación política.

La ENFF logró materializar una forma de organización casi utópica que garantiza el logro de sus objetivos y la convierte en referente y faro para quienes se acercan a ella.

Este es el gran reto: lograr que en nuestras organizaciones todos participen en el proceso, de forma activa, protagónica, responsable y consciente, en contextos diferentes, pero igualmente convulsos.

Con enorme satisfacción puedo afirmar que viví esa escuela, que hoy tengo hermanos y hermanas de lucha. A mi Cuba regresé con más certezas que incertidumbres.

Novedades de la Editorial Caminos en la Feria del Libro 2020

Presentaciones, debates y acciones públicas han caracterizado durante años la participación de la Editorial Caminos del Centro Martin Luther King (CMLK) en el que es considerado el evento cultural más importante del año en Cuba.

En esta ocasión la Feria de La Habana tendrá lugar entre el 6 y el 16 de febrero y el público podrá encontrarnos en el stand A10 de La Cabaña. En el resto del país, realizaremos diversas actividades como parte del programa de la Feria en las provincias, siempre representados por las redes que anima el CMLK: la Red de Educadores Populares y la Red Ecuménica Fe por Cuba.

Entre los títulos que Caminos pone a disposición de las lectoras y lectores para este año destacan tres novedades editoriales. A continuación compartimos como adelanto algunos fragmentos de sus respectivos prólogos.

Condimentos Feministas a la Teología, de la teóloga feminista brasileña Ivone Gebara, es un libro necesario en estos tiempos. Con su publicación, la Editorial Caminos contribuye modestamente a ensanchar los debates teológicos desde una perspectiva que trasciende el enfoque de género, para afianzarse en el feminismo como una apuesta que es, también, política.

Muchos han sido los desafíos de las mujeres en sus vida y prácticas de fe, en las iglesias, las comunidades, el liderazgo eclesial, la narrativa e interpretación de su presencia en los textos bíblicos. Muchas han sido, asimismo, las luchas, las conquistas, los avances. Sin embargo, el auge aceleradamente creciente de corrientes conservadoras y fundamentalistas amenaza los procesos de emancipación y dignificación de las mujeres como sujetos sociales, como cristianas, como lideresas, como diáconas. Para Cuba, los procesos de conservatización social y los fundamentalismos implican, igualmente, retrocesos en ese sentido.

Ivone Gebara, una de las teólogas feministas más notables de las últimas décadas en América Latina, nos acompaña con este libro en un debate que precisa ser descarnado, posicionado, visibilizado y armonizado con las prácticas y el lugar de las mujeres en las iglesias de hoy y de mañana.  

Movimientos Sociales y Educación popular en América Latina, de Alfonso Torres Carrillo, y con prólogo de Llanisca Lugo González, presenta la relación entre dos historias que aparecen unidas en el camino de resistencias de los pueblos latinoamericanos: la Educación popular y los movimientos sociales latinoamericanos de los últimos cincuenta años.

Alfonso Torres Carrillo, educador popular dedicado a la formación y el acompañamiento a movimientos sociales en Colombia durante más de veinte años, comparte con nosotros una síntesis de los esfuerzos y contribuciones de la educación popular a las luchas de los movimientos sociales. Trata de alejarse de dogmatismos y excesos para colocarse en la cuerda floja del diálogo auténtico y democratizador; y para eso parte de su práctica haciendo honor a la propuesta.

Este libro comparte una noción de lo popular que guarda relación con la visión de pueblo como sujeto activo de transformación de las múltiples opresiones, como actor político con fuerza emancipadora que ocupa el lugar de la exclusión en la sociedad; y que es también construida desde la opción política, desde el lado del proceso en que se sitúa el educador, desde el compromiso con la sociedad sin opresiones.

 La Educación Popular es Posible. Experiencia del Bachillerato para Jóvenes y Adultos IMPA en Argentina, una selección de Ailin Parra Llorens, que cuenta con prólogo de Ariel Dacal Díaz, tiene como utilidad esencial mostrar un intento de responder a esa pregunta, la cual es abordada desde una fórmula eficaz: “teorizar sobre lo hecho”, estructurar y generalizar una experiencia para su conocimiento y aprovechamiento por otras. Fórmula que parte de una actitud militante de compromiso solidario.

Los textos contenidos en esta compilación tratan la lucha contra el orden social, económico, político y cultural capitalista, sobre pedagogía y política, educación y poder popular, conquistas y desafíos en la batalla educativa. Ejes de análisis que atraviesan la experiencia concreta del bachillerato popular en Argentina. ¿Cómo lo han hecho? ¿Qué resultados alcanzan? ¿Cuáles son sus contradicciones principales? ¿Qué nuevas preguntas quedan abiertas para el camino?

Estas páginas son de una enorme utilidad para Cuba, fundamentalmente para quienes creemos, defendemos y practicamos otro tipo de pedagogía. Aparecen en ellas un amplio y matizado abordaje de una experiencia que contribuye a enfrentar la oposición, estigmatización y vulgarización que sufre la educación popular, cuyo acervo teórico o cuerpo categorial es cuestionado, y cuya viabilidad en el sistema formal de educación es puesta en duda.

Otro título reservado para esta Feria es la Revista Caminos 87-88, dedicada en esta edición a los fundamentalismos religiosos.

Taller cubano proyecta una comunicación sin fundamentalismos

El panel inicial abordó elementos característicos del fundamentalismo religioso

(IPS Cuba) Ante un problema que se extiende, representantes de varias comunidades de fe asistieron al taller “Comunicación estratégica frente a fundamentalismos” en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), en La Habana, durante los días 13, 14 y 15 de enero.

Coordinado por el consejo que agrupa a 29 denominaciones cristianas y diversos movimientos y centros ecuménicos, se pensó como un espacio de formación y articulación de actores de la comunicación dentro y fuera de las comunidades de fe, desde una mirada inclusiva.

“Estamos pensando en la formación como uno de los ámbitos de trabajo más importantes, para luego articularnos y comenzar una producción comunicativa que discuta sentidos frente a los fundamentalismos religiosos”, explicó a la Redacción IPS Cuba Edel Rivero, coordinador de la oficina de comunicación del CIC.

Edel Rivero Bolaño, coordinador de comunicaciones del CIC

Rivero advirtió que estas tendencias cuentan con un respaldo económico y una intencionalidad política clara contra valores que como sociedad nos hemos propuesto impulsar: la unidad, visiones desde la diversidad y la justicia social.

Varias de las participantes son mujeres con un liderazgo en sus comunidades de fe y que han logrado promover una mirada de género dentro de estas, avances que también se ven amenazados con el crecimiento de estas tendencias.

Claudia Florentín, editora de ALC Noticias en español, contribuyó con la facilitación del taller

Cómo comunicar mejor

“Para todos y todas, independientemente de que profesen o no una religión, es vital un espacio como este que permite entender el fundamentalismo como proceso social y cultural, como ideología que no solo se expresa en la religión”, comentó Sayonara Tamayo, comunicadora del Centro Memorial Martin Luther King.

(De izquierda a derecha) Midiam Lobaina, Sayonara Tamayo y Daylins Rufín, en el panel inicial

Tamayo resaltó la importancia de que el pueblo cubano conozca que existen tendencias fundamentalistas en Cuba y sepa reconocerlas. “Es parte de la comunicación pública que necesitamos hoy”, instó.

Maryam Camejo es periodista y musulmana. El encuentro le reafirmó la necesidad de que este tema esté en la agenda de los medios cubanos, principalmente en aquellos de carácter público-estatal.

“Para eso es importante desmontar el discurso fundamentalista desde las herramientas teológicas, y sin estigmatizar. A veces lo que hay son prácticas o actitudes fundamentalistas en una comunidad que no necesariamente es fundamentalista en su conjunto”, balanceó.

Reconocer la diversidad de voces, darles espacio dentro del discurso que se construye, apoyarse en la hermenéutica bíblica (una interpretación contextualizada y no literal del texto sagrado) para dialogar, fueron algunas de las estrategias comunicativas que valoraron los participantes al encuentro.

“El taller nos ha dado herramientas para hacer un análisis en nuestras páginas: temáticas que deberíamos reflejar más, la forma en que presentamos quienes somos, cuales son nuestros objetivos”, dijo Alejandro Fernández Lezcano, de la Iglesia Bautista Ebenezer.

Alejandro Lezcano, miembro de la Red Ecuménica Fe por Cuba y del MOvimiento Estudiantil Cristiano

También miembro de la Red Ecuménica y del Movimiento Estudiantil Cristiano, el joven aseguró que piensan replicar los aprendizajes en los grupos locales de estas asociaciones en San Antonio de los Baños, provincia Artemisa.

Respecto al activismo en redes, Daylíns Rufin, especialista del área de Articulación Religiosa del Centro Oscar Arnulfo Romero, consideró que se puede denunciar sin estigmatizar ni crear un enemigo.

“El activismo tiene que pasar por una ética de respeto a la alteridad”, afirmó en el primer día de encuentro.

Teóloga Daylíns Rufín, especialista del Centro Oscar Arnulfo Romero

Ecumenismo y diálogo

“Esta comunicación estratégica también es necesaria para fortalecer esa otra manera de entender la fe: iglesias inclusivas, con un compromiso social, no despolitizadas, que trabajen por la unidad del pueblo cubano, que es la propuesta de muchos de los que formamos parte del movimiento ecuménico cubano”, comentó Tamayo.

Para Roselid Morales, quien trabaja en el Centro Martin Luther King y pertenece a la Iglesia cuáquera de La Habana, “más que aprendizajes vemos confirmaciones, entre ellas que el fundamentalismo solo puede ser trabajado ecuménicamente”.

“No podemos pensar que una iglesia o un sector va a enfrentar el fundamentalismo; se necesita varias voces, diferentes maneras de entender la fe”, aseguró.

“Como musulmana estoy muy contenta de haber participado, porque muchas de las líneas que identifican al fundamentalismo evangélico también se están dando con el fundamentalismo islámico. Me ha permitido ver las actitudes fundamentalistas dentro de la comunidad islámica cubana y es una experiencia de como desmontarlo”, comenta Camejo.

Varios de los participantes apuntaron que cuando se cumplen 30 años del primer encuentro público de expresidente Fidel Castro (1926-2016) con un grupo de líderes religiosos, es una oportunidad para revitalizar desde la comunicación el movimiento ecuménico cubano.

Con paso firme avanza la Red en la ciudad de Guantánamo

Por: Sandra de la C. Prieto Jiménez

¡Da tu primer paso ahora! No importa que no veas el camino completo, solo da tu primer paso y el resto del camino irá apareciendo en la medida que camines.

Martin Luther King

En la ciudad de Guantánamo, la Red de Educadores y Educadoras Populares actúa en la Universidad, donde el pasado mes de noviembre se reunieron sus miembros para el Taller de evaluación territorial.

Con una mística que dio cuenta de los objetivos de la Red y una versión de la Guantanamera, hermosa, con arreglo de los instructores de arte de esta urbe, inició el taller de evaluación territorial en Guantánamo, en el cual se declararon estos horizontes:

  •  Quiero que la concepción política pedagógica de la Educación popular se multiplique en la Universidad de Guantánamo a partir del crecimiento de la Red y la socialización de los aportes a la formación integral del profesional.
  • Una universidad donde la competencia no sea lo primario sino el trabajo solidario y cooperativo.
  • Una universidad consciente de mejorar las relaciones humanas desde el respeto a la diversidad.
  • Una casa de ciencia y progreso donde se promueve el pensamiento crítico y propositivo.
  • Una universidad que promueve espacios de transformación para reinterpretar el contexto social cubano y reinventar nuevos mundos posibles con estudiantes y profesores creativos, participativos, responsables y comprometidos con los cambios actuales que se desarrollan en la sociedad guantanamera.
  •  Una casa de altos estudios donde la comunidad universitaria participe y se    comprometa en las transformaciones que lleva a cabo la educación superior cubana, apoyados en la concepción metodológica de la educación popular.
  • Una universidad que tenga más en cuenta los sentimientos, que sea más humana, que piense más en su gente.
  • Somos una red universitaria de Educadores Populares que crece, que piensa como país, somos un pueblo en movimiento.

Grandes deseos para una Red que se ha enfocado este año en su organización y funcionamiento; se pudo lograr realizar un taller básico del cual emergieron nuevas fuerzas para continuar el camino y contar con un equipo de coordinación motivado y mucha gente que se nos une, profesores y estudiantes.

Facultades que se incorporan, espacios fijos para formar valores dirigidos a los estudiantes de la residencia estudiantil, el módulo de género como curso electivo en la Facultad de Humanidades, la preparación del equipo en el taller de acompañamiento en Gibara, la vinculación de Ciencias Médicas a la Red, han dado cuenta del empeño por continuar el camino. Los trabajos de diploma con la propuesta de la Educación Popular y el acompañamiento al proyecto “Con Mochila al Hombro”.

Quedaron en plan las proyecciones, fortalecernos, seguir creciendo, celebrar los 7 años de la cátedra con un evento científico donde se compartan las experiencias que desde la EP aportan a los procesos universitarios, organizar nuestros grupos de trabajo en la Red, entre otras proyecciones.

Contar con la presencia de Ondrelys fue emocionante, nuestro hermano de la Red de El Salvador que regresó hace unos días de una visita de intercambio a Argentina, compartió su experiencia con el grupo, momento que inició la mística de cierre en apoyo a la lucha del pueblo indígena boliviano que lucha contra un golpe de estado y un gobierno impuesto con una práctica fascista y discriminatoria. Fue un momento de emociones fuertes y de solidaridad con América Latina en resistencia contra la opresión.

En América Latina está latiendo un mundo nuevo y la energía va a ser el corazón de ese latido

Comunicado de organizaciones por la Transición y Soberanía Energética en el marco de la COP25

Las numerosas organizaciones latinoamericanas que firmamos este documento ante la COP25 venimos a expresar nuestra voluntad de que desde el norte al sur del continente iniciemos un proceso de transición energética que asegure la soberanía de los pueblos y detenga esta marcha hacia el abismo que significa la quema indiscriminada de combustibles fósiles. Nos manifestamos en favor de un cambio social, que modifique nuestras formas de entendernos en relación con la naturaleza y en particular con la energía, que debe ser garantizada como un derecho humano y estar orientada en la mejora de nuestra calidad de vida. 

Somos conscientes del avance de la derecha, el conservadurismo y las políticas imperiales en nuestros países, la cual denunciamos. Del mismo modo exigimos que sea revocada la presidencia de la COP que asume Sebastián Piñera, bajo cuya conducción el Estado chileno ha violado sistemáticamente los derechos humanos de sus ciudadanos y ciudadanas. Piñera no tiene autoridad moral para presidir un espacio tan importante a nivel global. Del mismo modo nos solidarizamos con los pueblos de Chile, así como también los de Colombia, Ecuador, Haití y todos los que están hoy realizando una digna resistencia al neoliberalismo. 

Respecto de la situación global, consideramos que el planeta está sometido a una crisis civilizatoria, basado en un modelo perverso que sostiene profundas desigualdades basadas en la quema sin límites de combustibles fósiles. Esta crisis no ha sido generada por los pueblos de América Latina sino por el gran capital concentrado fundamentalmente en los países del Norte. En ese sentido tenemos responsabilidades comunes pero diferenciadas. Es urgente que todos los países, pero fundamentalmente los del Norte, tengan una disminución radical de sus emisiones, para hacer posible la persistencia de nuestra vida y los ecosistemas de los que somos parte. Entendemos que el actual modelo social, y particularmente el energético, es extractivista, racista, patriarcal y colonial. Entonces nuestra transición debe poner al centro a la vida y no a la mercantilización de la naturaleza.

Ante esta crisis, uno de los aportes de nuestros pueblos es avanzar hacia en un proyecto energético popular propio, distinto a la transición energética del Norte global. Por esto manifestamos:

1.       Latinoamérica ha sido signada globalmente como una productora de energía, obviando el sistema de vida natural. Esto ha provocado la sobreproducción de energía en numerosos países, mercantilizando a este recurso. Ante esto debemos salvaguardar a la energía como un derecho humano.

2.      La transición energética no puede obviar los derechos laborales, por cuanto debemos garantizar el derecho al empleo de los trabajadores mediante una transición justa.  

3.      También cuestionamos quienes están tomando las decisiones energéticas en nuestros países, que usualmente está reducida a pocas empresas en connivencia con los gobiernos. Debemos democratizar el debate energético para que esté orientado a las necesidades de los pueblos. 

4.      Entendemos que el problema de este sistema no se trata solamente de las fuentes energéticas y por ende no puede ser transformado solamente con energías más limpias. Incluso el capitalismo “verde” se ha adueñado de nuestros discursos, centrando su transición solo en la generación de energía, obviando que es un sistema mucho más complejo. Por esto creemos que se debe modificar todo el sistema energético y no solo la matriz.

5.      En ese sentido, ponemos atención en los sectores de consumo, dado que existen profundas desigualdades en nuestros sistemas energéticos. El mayor sector de consumo en nuestro continente es el ineficiente transporte. Y luego viene la industria, particularmente la energointensiva como la megaminería. 

6.      Por eso sabemos que es necesario un cambio en el patrón de desarrollo, para repensar como gestionamos la energía. Cambiar el sistema energético es también cambiar el modelo económico y social. En América Latina está latiendo un mundo nuevo y la energía va a ser el corazón de ese latido.  

7.      Al mismo tiempo valoramos las experiencias que llevan adelante comunidades locales, campesinas, de mujeres, y pueblos indígenas, a través de procesos de generación, distribución y consumo alternativo de energía. Creemos que en ellas está el germen de un nuevo modelo.

Vivimos en un continente donde se extrae todo tipo de energía, incluso de las maneras más extremas, como el fracking y el crudo ultraprofundo. Ese modelo transgrede a las poblaciones y procesos de la naturaleza, generando una disociación del ser humano con la naturaleza. Es urgente transitar hacia los procesos propios de la decolonizacion de nuestros seres, sentires y pensares. Caminar hacia un lugar donde la energía esté centrada en las personas y la naturaleza y no en el capital. Nuestra propia transición energética, nuestro proyecto energético popular, debe pasar primero por un proceso de transición socioecologica y ser el punto de partida de la construcción colectiva de sujetos/as culturales y políticos que disputan en esa arena, entendido que el conocimiento es el resultado de las dinámicas y lógicas de una colectividad. 

Soberanía y transición energética para los pueblos de América Latina!

Mujer, agua y energía, no son mercancía!

MOVIMIENTO DE VÍCTIMAS Y AFECTADOS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO DE CENTROAMERICA – MOVIAC

AMIGOS DE LA TIERRA DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE – ATALC

OILWATCH

MOVIMIENTO DE AFECTADOS POR REPRESAS DE AMERICA LATINA – MAR

MARCHA MUNDIAL DE MUJERES – MMM

JUBILEO SUR AMÉRICAS

MOVIMIENTO COLOMBIANO RÍOS VIVOS

MESA SOCIAL MINERO ENERGÉTICA Y AMBIENTAL POR LA PAZ – MSMEA – COLOMBIA

MOVIMIENTO DE AFECTADOS POR REPRESAS DE BRASIL – MAB

CONSEJO DE PUEBLOS DE OCCIDENTE DE GUATEMALA

ACUSMIT – ECUADOR

ACCIÓN ECOLÓGICA – ECUADOR

CUBA SOLAR

MILEU DEFENSIE – AMIGOS DE LA TIERRA HOLANDA

CENSAT AGUA VIVA – AMIGOS DE LA TIERRA COLOMBIA

TALLER ECOLOGISTA – ARGENTINA

OBSERVATORIO DE ECOLOGÍA POLÍTICA – VENEZUELA

REDES – URUGUAY

AUTE – URUGUAY

CEDIB – BOLIVIA

ONERGIA – MEXICO

BUND – ALEMANIA

OBSERVATORIO PETROLERO SUR – OPSUR – ARGENTINA

FASE – BRASIL

Grupo de Trabajo Cambio Climático – GTCCJ – Bolivia

Fórum Mudanças Climáticas e Justiça Social – FMCJS – Brasil

Grupo G3+1

Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climatico – PERU

¡Felicidades Paquito, felicidades!

Por Yuliet Teresa Villares

Hay que tener mucho valor o, mejor dicho, hay que ser Paquito en tantas cosas. El de Cuba, el que dice lo que piensa, el que logra conectar con la gente. Paquito no se esconde. Hay quienes dicen que Mariela Castro tiene un demonio por dentro por eso de andar “defendiendo a los homosexuales”, otros quieren anclar estacas al suelo porque eso de ser “gay” es un pecado horrendo. ¿Se han fijado en el blog de Paquito el de Cuba? Ese sí que es gay, de los buenos. Comunista, dice y además, un tipo con coraje. Porque hay que defender lo que primero pasa por el cuerpo, y en eso está diez pasos por encima de cualquiera.

Ni siquiera lo conozco personalmente, no me hace falta. En sus palabras me siento reflejada, pesan lo suficiente como para no parar de leerle. Ya casi cumple 49 o 50 de edad, un “purito millenial”, y se hace unos regalos maravillosos. Ayer publicó un post que me llenó de felicidad al leerlo. Solo le pude dar dos pantallazos (Etecsa todavía pasa facturas excesivas para los que perseguimos a gente buena en sus blogs desde el móvil). Aunque sea un día después, le felicito no solo por su constancia, dedicación y por hacer vivir un blog durante una década (que nada fácil es); mi mayor alegría es porque no ha cambiado su estilo, su vigor, su palabra certera (aunque unas cuantas veces discrepe), su defensa de la vida y, lo mejor, hacer brillar a un país que todavía se debate políticamente sobre diversidad y justicia de género.

“Sé, además, que nunca más estaré solo en ese propósito, y eso me hace extremadamente feliz, porque ese es, en definitiva, el mejor regalo que podía recibir”; dice al final de su texto de aniversario y sí, te lo confirmamos todos los que te leemos desde el otro lado de la pantalla: No estás solo Paquito, no estás solo.

¿Quién es Paquito según él mismo?

Soy Paquito, el de CUBA; martiano y periodista; comunista y gay; ateo convencido y supersticioso ocasional; padre de un hijo varón a quien adoro y pareja desde hace más de quince años de un hombre seronegativo que me ama; paciente de SIDA desde el 2003 y sobreviviente a un linfoma no Hodgkin; profesor universitario y alumno de la vida; seguidor de los temas económicos cubanos y apasionado devorador de literatura universal; opinático incontinente y beligerante mesurado; amigo de mis amigos y compasivo con mis enemigos; equivocado muchas veces y arrepentido nunca; optimista empedernido y entusiasta eterno; vivito y coleando; en fin, otro tipo normal y corriente, que quiere compartir contigo su historia, opiniones y anhelos…

Venezuela: Conciencia política, resistencia y construcción del socialismo comunal

Aún caliente el fuego prendido por el Congreso Internacional de Comunicación #AhoraHablanLosPueblos; inició hoy en Caracas el Encuentro de comunicadores, medios y redes populares en solidaridad con Venezuela: Comunicaciones en tiempos de guerra. Una oportunidad de iniciar desde la concreción práctica la implementación de resultados y líneas de acción del propio Congreso.

Por Alcides García. ALBA Movimientos

Para pensar estrategia comunicativa en defensa de la Revolución Bolivariana es preciso comprender primero la génesis, desarrollo, y el propio momento político actual de Venezuela y el enfrentamiento a la guerra integral que se les hace.

Sobre estos tópicos reflexionó Hernán Vargas, militante del Movimiento de Pobladoras y Pobladores, e integrante de la Secretaría Operativa de ALBA Movimientos, durante el Encuentro de comunicadores, medios y redes populares en solidaridad con Venezuela.

La mejor forma de combatir al capitalismo en Venezuela es demoler el estado burgués –nos dice Hernán, retomando el pensamiento de Chávez-, pero a la par, construir nuevas formas de organizarnos y producir, hacer gestión política desde la participación protagónica del pueblo: el socialismo comunitario y la gestión comunal.

El cotidiano en Venezuela enfrenta un ataque combinado que lidera Estados Unidos: sanciones y confiscación de bienes de la nación; estrategia de cerco, de asedio, que no busca eliminar físicamente, sino rendir al pueblo y la Revolución Bolivariana; se ha intentado todas las opciones de guerra, hasta las opciones más violentas.

Sin embargo, es probada la capacidad de este pueblo para enfrentar todo. Pueden relacionarse algunos elementos principales de resistencia: conciencia política construida durante todos estos; la seguridad del pueblo de que las soluciones no llegarán desde el extranjero, ni con violencia, invasió militar, o alinearse a los EU; no se cree que la receta neoliberal y las privatizaciones sean la salida; preservar los derechos construidos y alcanzados desde la Revolución Bolivariana. A la par que resiste, construye. Hay un acumulado de construcción y resultados de la vía comunal del socialismo; y desde el sentido común y sostenido de una férrea voluntad de vida y de paz, hace la diferencia en estos años de guerra y resistencia del pueblo venezolano.

Betania: casa común

Por: Roselid Morales y Liliana Sierra

Betania es casa común, es tiempo de encuentro para hermanos y hermanas de diferentes denominaciones que hacemos una apuesta en común y queremos vivir nuestra vida de fe desde el ecumenismo.

Es el espacio que una vez al año en noviembre, une a miembros de la red Ecuménica Fe por Cuba de todo el país para celebrar todo un año de trabajo.

En esta oportunidad, la Jornada Betania en defensa de la vida plena, reunió en las tres regiones del país a cientos de personas para predicar sobre los valores del Reino de Dios en la tierra. En el caso de Occidente, la iglesia Presbiteriana de Nueva Paz acogió a 190 cristianos y cristianas; en la región central, Manicaragua recibió a 105 miembros de la Red Fe por Cuba y en Oriente llegaron a la celebración en la Iglesia católica de San José, en la provincia de Holguín,  150 personas.

Sirvieron estos encuentros para reflexionar, estudiar la Biblia, debatir nuestros anhelosy deseos para la Iglesia hoy, pero sobre todo para juntar manos y sueños. Como nos comenta en facebook la integrante de la familia Redes-CMLK Ana Espinosa Blanco:

“La Jornada Betania en Holguín, en la iglesia católica San José, con un mundo multicolor, vuelve a representar para nuestro trabajo, el punto de llegada, el día de reposo y celebración después del esfuerzo de todo un año. La imagen de la familia de Marta, María y Lázaro, anfitriones y líderes de las primeras comunidades cristianas, se hace realidad cuando una comunidad recibe como invitadas a decenas de personas para compartir vivencias y alegrías. Por eso, Betania sigue siendo visitada cada año, lo importante es que Betania, la casa grande de todos, continúa recibiéndonos y ampliándose con mucha alegría, música, el debate, el compartir de la vida y los sueños, renueva nuestras fuerzas para continuar el camino, seguros de ser una gran familia que acoge e incluye. GRACIAS AL ACOMPAÑAMIENTO LLENO DE AMOR, DE SUEÑOS, DE LOS COORDINADORES DE EL CMLK Y ESPECIALMENTE AL GRUPO DE ORIENTE , GRACIAS, SIN ELLOS NUNCA PODRÍAMOS CELEBRAR LA VIDA DE ESTA MANERA ESPECIAL, DIOS LES BENDIGA ABUNDANTEMENTE  #Testimonios en la #JornadaBetania en Defensa de una vida vida Plena. La #Red se hace presente en cada vida. #Cuba #Holguin# #RedesCMLK #SomosPuebloEnMovimiento