Bloqueo anticubano: otra vez lleg la hora

Comparte

No hay mucha expectativa de que la administracin de George W. Bush acepte la demanda de la comunidad internacional. La Casa Blanca est muy comprometida con el exilio cubano y slo se ha dedicado a reforzar esa guerra econmica, la ms prolongada y cruel de la historia.

Diez administraciones sucesivas han aplicado esa poltica pero, las leyes Torricelli y Helms-Burton significaron momentos especiales. El vicecanciller cubano Rafael Dauss se une a la tesis oficial de que el bloqueo empez, en realidad, desde principios de 1959.

A partir de ese momento dijo a World Data Service los gobiernos estadounidenses aprobaron “innumerables decretos, rdenes presidenciales y regulaciones de todo tipo” para aislar a Cuba. En 1992, pleno “perodo especial” (crisis econmica generalizada) fue aprobada la Ley Torricelli, que aport dos elementos esenciales.

-Cesar la posibilidad de comerciar con subsidiarias estadounidenses en otros pases, con prdidas por 800 millones de dlares.

-Obstruir el atraque de barcos en Estados Unidos hasta seis meses despus de hacerlo en Cuba.

Esas restricciones apunt Dauss afectaron compras de alimentos y medicinas y encarecieron los fletes martimos. “Fue, indudablemente, un momento en el que se increment la guerra econmica”, seal el diplomtico cubano. La Ley Helms-Burton aadi fue indudablemente “el clmax dentro de este proceso de agresiones econmicas contra la Isla”.

Aquel paso “tiene como caracterstica principal que codifica como ley todas las anteriores regulaciones, rdenes presidenciales y otras”, asegur el vicecanciller. “Adicionalmente prosigui se incorporaron temas nuevos, como la agresin, la amenaza a compaas que negociaban o invertan en la Isla”.

Ambas leyes, por otra parte, confirmaron el carcter bipartidista de la poltica estadounidense hacia Cuba en los ltimos 46 aos. En 1992, la iniciativa correspondi al legislador demcrata Robert Torricelli, y cuatro aos despus a los republicanos Jesse Helms y Dan Burton.

La Ley Torricelli fue aprobada por la administracin republicana de George Bush Sr y la Helms-Burton en la del demcrata William Clinton. La Casa Blanca de Bush Jr aplica esas leyes con todo rigor.

“Las leyes Torricelli y Helms-Burton apunt Dauss son la poltica oficial del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba. “Cuando se analiza el Plan (del presidente) Bush resalta que se erige sobre la base de las leyes Torricelli y Helms-Burton”, asegur el diplomtico cubano.

Para Dauss, en el informe cubano al secretario general de la ONU, Kofi Annan, hay mltiples casos que “ejemplifican no slo la vigencia, sino la crueldad de ambas leyes”. Cuba ha perdido, en razn de este bloqueo, 82,000 millones de dlares o un promedio de 1,728 millones anuales, segn clculos conservadores.

Pero, segn el vicecanciller, de todos los perjuicios, lo peor es que se pierda una vida humana. “Cuando una persona muere por no tener una medicina debido a que la venden compaas estadounidenses, no hay millones de dlares que puedan medir lo que vale una vida humana”, subray.

Las cifras parecen dar la razn a las autoridades cubanas al decir que el bloqueo es una guerra econmica, con prcticas de terrorismo de Estado.

Tal poltica observan es rechazada por la mayora de la comunidad internacional, pese a lo cual, la administracin Bush la intensifica. En el ltimo ao, el gobierno federal impuso 77 multas a compaas, bancos y organizaciones no gubernamentales (ONGs) por un monto de 1.262,000 dlares.

Le sirven de pretexto las recomendaciones de la llamada Comisin para Ayuda a una Cuba Libre, que encabezaron Colin Powell y Mel Martnez, entonces miembros del gabinete.

Su informe de 450 pginas ha sido cumplido 80% desde que entrara en vigor, el 30 de junio de 2004. El Plan Bush tiene cinco direcciones principales para cumplir sus propsitos anexionistas, entienden funcionarios cubanos como el vicecanciller primero, Bruno Rodrguez.

-Asfixiar a la economa cubana. -Restringir los flujos financieros y los viajes. -Obstaculizar los lazos entre cubano-americanos y sus familiares en la Isla. -Impedir todo tipo de intercambios bilaterales. -Propiciar una intervencin estadounidense en Cuba.

Sin embargo, el informe cubano de este ao es optimista y niega todo futuro a la guerra econmica estadounidense contra la Isla. Dauss apunt que esa afirmacin se sustenta en que “la decisin de mantener el proceso revolucionario, de seguir adelante, no tiene opcin”. “El mundo entero consider rechaza el bloqueo a Cuba. “Ms all de Naciones Unidas, son incontables las muestras de solidaridad y apoyo a la resistencia cubana”, dijo el vicecanciller.

“Lderes de organizaciones, sindicatos, partidos polticos se dan cuenta de que lo que Cuba defiende es ms que su proyecto poltico”, argument. “Incluso en Estados Unidos aleg una amplia mayora de la poblacin no entiende ni acepta el bloqueo”.

Dauss puntualiz que “en el propio Congreso, un nmero importantsimo de legisladores y senadores no entienden y se oponen al bloqueo”. Dauss, y cualquier funcionario cubano con el que se hable, calificar al bloqueo de inmoral, ilegal y afirmar que Washington tendr que revocarlo algn da.

Sobre estos presupuestos, Cuba est segura de que el ocho de noviembre obtendr una vez ms respaldo casi universal en la ONU contra la poltica contraria al derecho internacional que impone Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>