“Cada 11 tiene su 13”

Comparte
Tamara Roselló Reina

Estos son días de recuento en la Venezuela bolivariana. Los sucesos de abril de 2002 no están colgados en el pasado. La memoria histórica no se va a perder y de ello se encargan quienes vivieron aquellas jornadas tensas en las que no se sabía a dónde habían llevado al Presidente constitucional. Pero a la incertidumbre, se antepuso la voluntad popular y miles de personas salieron a las calles, a riesgo de todo, y le dieron un giro a los acontecimientos. Tomaron las riendas de la historia para exigir el retorno de Chávez y con él consolidar la revolución.

La avenida Bolívar, una de las principales de la capital venezolana, volvió a ser punto de encuentro. Banderas nacionales y de otros países latinoamericanos ondearon juntas en la concentración que conmemoró esta memorable fecha para el pueblo chavista.

A los ya habituales pullovers rojos, se unieron los uniformes verdes de 35 mil milicianas y milicianos, juramentados en esta ocasión. La espada del Libertador Simón Bolívar fue el símbolo que alzó Hugo Chávez para comprometer a estas tropas a defender a la patria e impulsar el camino hacia el socialismo. (Y a la voz del Presidente se sumaron otras en un coro que decía “alerta, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina”).

Tanto verde alarmó a la oposición. Sus voceros, desde los medios de comunicación, no han dejado de hablar de “la desacertada inversión del gobierno para militarizar la nación.” Como si no hubieran tenido nada que ver con el golpe de estado de 2002, no encuentran razones para este llamado a prepararse para la defensa y se cuestionan el carácter festivo de estas jornadas.

En sus palabras de este 13 de abril, Chávez felicitó al pueblo, el verdadero protagonista del triunfo, que motivó el despertar definitivo de la ciudadanía. Consideró de cínica las acusaciones que se hacen con respecto a que “Venezuela se está armando y es un peligro para sus vecinos.”
Alertó que “el 11 de abril no ha terminado” porque está vigente la amenaza golpista e imperialista. “Siguen intentando desestabilizar al país”, por eso “el 13 de abril tampoco ha terminado.” Entonces hay que prepararse para asegurar la independencia y la soberanía de la nacional.

“La importancia el 13 de abril irá creciendo cada año-añadió Chávez- porque no tiene que ver solo con Venezuela.” Esta victoria impulsó el destino común de los pueblos latinoamericanos y caribeños. “Si la burguesía se hubiera consolidado no existiría el ALBA, tampoco hubieran triunfado otros gobiernos de izquierda en la región.”

Llamó a vivir con orgullo, pero con humildad esa contribución a la libertad de la patria mayor. “Los pueblos miran con esperanza la revolución socialista venezolana porque ese es el camino de su redención, de nuestra redención definitiva ”. Por eso Caracas cada vez más es punto de reunión de líderes populares que vienen a conocer la experiencia bolivariana y a trazar alianzas de integración que unan más a los pueblos desde abajo.

Este 13 de abril volvió a ser de júbilo y de lucha popular en Venezuela. Junto a los protagonistas de la historia más reciente de este país, se encontraban representantes de movimientos y organizaciones sociales del continente, que sienten al proyecto revolucionario bolivariano, como propio, porque se construye con y para la gente que había estado olvidada y que ahora cuenta. Abril parecer ser un mes de victorias y de gritos de libertad.

Chávez invitó al pueblo a participar del desfile cívico militar del próximo 19 de abril, para conmemorar el Bicentenario de la lucha independentista. En los últimos ocho años se han sumado razones para celebrar la soberanía del pueblo venezolano.

Venezuela, América toda está de fiesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>