Miles de personas marcharon en Caracas defendiendo su paz y libertad

Resumen Latinoamericano

Miles de personas marcharon en Caracas este sábado en la llamada Operación en Defensa de la Libertad, manifestándose en contra de los ataques y agresiones contra los servicios públicos por parte del gobierno de los Estados Unidos y rechazando la violencia, el terrorismo, así como en apoyo del Presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro Moros. La movilización tuvo cuatro puntos de partida, hasta llegar a la plaza O’Leary de la capital.

Los cuatro puntos de concentración fueron: la avenida Andrés Bello a la altura del mercado de Guaicaipuro, frente a la sede del Ministerio Público en Parque Carabobo, la plaza San Martín y la plaza Sucre de Catia.

Betulio Reyes proveniente de San Carlos, estado Cojedes, expresó que “hoy tenemos conciencia nacionalista, claridad política y amor por la Patria, estamos de pie con dignidad y firmeza defendiéndola”.

Acotó que el pueblo rechaza cualquier intento de injerencismo e intervencionismo contra Venezuela, que desea la paz, desarrollo y que permanezca la tranquilidad en el país. Manifestó que el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, defiende al pueblo y garantiza la paz, la estabilidad social y política.

Por su parte, Emilio Colina, constituyente por el sector discapacidad, declaró que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se encuentra aprobando leyes y acompañando al pueblo en la calle y manifestando el apoyo al Presidente Maduro.

“Al imperio norteamericano y sus lacayos internos le decimos que hay un pueblo en la calle consciente, no nos vamos a rendir no habrá golpe eléctrico ni agresión armada. Estaremos en una batalla firme hasta derrotar al imperio norteamericano”, dijo.

Igualmente, Yazmin Reyes, constituyente por el estado Vargas del sector comunas, afirmó que los constituyentes se encuentran desplegados en el país difundiendo la Ley Constitucional contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia. Indicó que este sábado las fuerzas revolucionarias tomaron las calles en paz y en nombre del diálogo.

También Irma Gómez, habitante de la parroquia Antímano de Caracas, instó a la mujer venezolana a no perder la fe y seguir en la vanguardia de la Revolución Bolivariana. “No te quedes en la casa y defiende lo que dejó Chávez, somos guerreras, que no te quiten la esperanza. Nosotros vamos a ser ejemplo e historia en el mundo gracias a la Revolución”

(ALBA MOVIMIENTOS) En solidaridad con la Minga Indígena, Étnica, Campesina y Popular

Desde ALBA Movimientos transmitimos nuestra solidaridad internacionalista a los y las miles de compañeros/as que desde hace varias semanas se encuentran luchando en las rutas colombianas en la Minga Indígena, Étnica, Campesina y Popular.

Desde todo el continente nuestroamericano sabemos las dificultades y el escenario represivo en el cual se encuentran dando esta batalla para que el gobierno colombiano cumpla con los cientos de acuerdos que ha firmado en papel pero que incumple y borra con sus actos.

Saludamos el proceso de unidad que están forjando, al ampliar esta lucha e incorporar reclamos de distintos sectores afectados por el modelo expropiador y represivo impuesto a toda la sociedad colombiana y en particular a los hermanos indígenas, afros y campesinos.

Denunciamos la criminalizacion, la persecución y el asesinato de compañeros y compañeras que sólo buscan el reconocimiento y las garantías para el ejercicio de sus derechos amparados en la Constitución de Colombia, en los organismos internacionales y e los acuerdo de paz firmado en la habana.

No podemos naturalizar el asesinato a linderes sociales, como lo ocurrido en la reciente masacre de 8 compañeros en Palmira pacha mientras organizaban la minga en esta región. Pedimos justicia y reparación.

Es urgente el compromiso del gobierno colombiano en la construcción de la paz. El cumplimiento de los acuerdos y la reactivación del diálogo con el ELN. No pueden resolverse los conflictos sociales si continúan la militarización de los territorios y la violencia paramilitar.

Exigimos la libertad a los presos y presas políticos y el cese de la represión a los movimientos sociales y sus organizaciones.

Toda nuestra América está con ustedes, no están solos porque su ejemplo se multiplica y da esperanzas a todos los pueblos que resisten en cada territorio del continente.

Luchamos por un buen vivir y un continente con paz y justicia social

La Vía Campesina: “No se le puede negar al pueblo colombiano el derecho a la Paz”

Comunicado de Prensa – La Vía Campesina – III Misión de Solidaridad de La Vía Campesina con Colombia.

(Harare, 25 de Marzo de 2019) La Vía Campesina Internacional realiza su III Misión de Solidaridad con Colombia, en un nuevo contexto político, con el recién elegido presidente Iván Duque, y los actuales debates sobre la ley estatutaria de la Justicia Especial de Paz.

La III Misión tiene como objetivos: denunciar la alarmante criminalización y muerte que enfrentan las lideresas y líderes campesinos dentro del proceso de paz. De acuerdo con informe de las Naciones Unidas “en 2018 el número de masacres en Colombia aumentó en un 164%”. Asimismo, busca identificar los puntos críticos para la implementación de los puntos del Acuerdo firmado entre el Estado Colombiano y las FARC hace dos años. La Vía Campesina ha venido participado como parte del componente internacional, dando seguimiento a la implementación del punto 1 del acuerdo, relacionado con la Reforma Rural Integral.

Del 29 de Marzo al 2 de Abril, cerca de 17 delegadxs de América Latina, Europa, Asia y África, participaran con reuniones con congresistas , reuniones con espacios del movimiento social, también realizaran visitas a territorios y concluirán la Misión con un acto unitario en el centro del país, cerca de Bogotá. Durante las visitas la delegación de LVC conocerá, de primera mano, sobre las principales problemáticas que enfrentan lxs campesinxs en la construcción de la paz, los intereses de las transnacionales, la seguridad y la presencia de otros grupos armados (paramilitares, otras guerrillas y organizaciones delictivas); también conocerá alternativas que ya se están construyendo desde los territorios, proyectos productivos, de formación y de reincorporación social.

Al finalizar la Misión La Vía Campesina hará un balance, poniendo las alertas necesarias para que este proceso avance democráticamente y de forma participativa. La Vía Campesina considera que es indispensable garantizar los derechos humanos para garantizar una paz sostenible y con justicia social, debemos acabar con este fenómeno de muerte que no se detiene y no encuentra justicia. ¡No podemos negarle al pueblo colombiano el derecho a la paz!

Contactos de Prensa:

Nury Martínez (+57 3107720098) – Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria – Coordinación Política de La Vía Campesina Sudamérica.

Andrey Hernandez (+57 3176358066) – Comunicación Cloc – Vía Campesina Sudamérica.

Jornada Continental: Convocatoria al Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo

Jubileo Sur

Queridos compañeros y compañeras de lucha:

En noviembre de 2015, las organizaciones sociales cubanas, junto a redes y articulaciones regionales con la presencia de movimientos populares de todo el continente, celebramos en La Habana el Encuentro Hemisférico Derrota del ALCA, diez años después. Con este esfuerzo reconstruimos como espacio de diálogo permanente la Jornada continental por la democracia y contra el neoliberalismo, desde la que hemos compartido agendas de lucha con ejes en la defensa de la democracia, la soberanía y la integración de los pueblos, contra el libre comercio y las trasnacionales en la región.

Dando nuevos pasos en ese camino y conscientes de la necesidad de fortalecer una agenda unitaria y de articulación de las fuerzas de izquierda en el continente, la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo y el Capítulo Cubano de Movimientos Sociales, CONVOCAMOS al “Encuentro Antimperialista por la Democracia y contra el Neoliberalismo”, a desarrollarse en La Habana, Cuba, del 1 al 3 de noviembre de 2019.

En estos años de construcción permanente hemos convocado a movilizaciones en nuestros países, creamos documentos base de carácter político pedagógico para la militancia, desarrollamos el Encuentro Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo en Montevideo en 2017, donde fortalecimos nuestra experiencia de convergencia de comunicación popular, tuvimos amplios y profundos debates y llegamos a un documento final con fuertes consensos antimperialistas, antipatriarcales y anticolonialistas para enfrentar la etapa que estamos viviendo en la región.

Hoy en nuestro continente se profundizan las políticas neoliberales de sumisión a una ofensiva de carácter imperialista y oligárquico, el capitalismo destruye nuestros pueblos y territorios mediante las más perversas expresiones del capital trasnacional, se fortalecen discursos y prácticas fundamentalistas y conservadoras contra la dignidad humana, se criminalizan las luchas y a líderes sociales y políticos, se destruye la posibilidad de vivir en armonía con la naturaleza. En ese contexto, necesitamos fortalecer nuestras alternativas con todos y todas quienes abrazamos los acumulados que hemos construido para seguir disputando nuestro horizonte de independencia y justicia social. Para eso nos convocamos a La Habana.

Invitamos a los movimientos populares, a las redes y plataformas del continente, a todas las fuerzas políticas de izquierda a hacer suya esta CONVOCATORIA, suscribiendo la misma y comprometiendo sus esfuerzos en favor de la movilización para encontrarnos nuevamente en Cuba, en un espacio inclusivo, abierto, diverso, de confianza, diálogo y compromiso político. Tendremos debates encaminados al fortalecimiento de la articulación y la unidad en la acción frente a todos esos desafíos en la apuesta emancipatoria y antisistémica de los movimientos sociales y populares.

Hagamos de este encuentro, con la participación de todos y todas, un tiempo que sea testimonio de nuestras voluntades de lucha y victoria, que impulse el enraizamiento del proceso iniciado desde la Jornada Continental al interior de nuestros países en las bases de nuestras organizaciones, y permita visibilizar y articular las más diversas expresiones de luchas y resistencias existentes.

Para suscribir la Convocatoria, puede escribir a: enc.jornada2019@gmail.com y a _________@_________ (un correo de la Jornada, a definir por ellos)

Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo

#8M: Porque Vivas, Libres y Plurinacionales nos Queremos

Camila Parodi y Nadia Fink

Con nuevos desafíos, otro Paro de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans se instala a nivel global. En diálogo con distintas compañeras seguimos reflexionando juntas sobre las reivindicaciones movimiento feminista para estos tiempos.

Un #8M que nos encuentra de pie y juntas reivindicando nuestros derechos y haciendo eco de los susurros de las 146 obreras que murieron ese día de 1908 en la fábrica textil Cotton de Nueva York. Las obreras protestaban por los bajos salarios y las condiciones de trabajo que padecían: permanecían encerradas y se negaban a seguir la producción. Una bomba incendiaria arrojada desde afuera calcinó sus cuerpos e intentó silenciar sus voces, sus reclamos.

Hoy, desde Marcha Noticias junto a la Fundación Rosa Luxemburgo, elegimos acompañar este paro recogiendo los testimonios de compañeras que se alzan todos los días para que ninguna voz sea silenciada; para que todas las voces y todas las reivindicaciones se tejan internacionalmente en una madeja donde caben todas las cuerpas y todos los sueños. Y también porque sabemos que si paramos, se para el mundo, y porque nuestros sueños están llenos de derechos: paramos contra las violencias machistas, pero también para que se reconozca el trabajo invisible de la economía doméstica; por los travesticidios y también por el cupo trava/trans; contra los femicidios y por la perspectiva de géneros efectiva en todos los espacios.

Así, elegimos que cada quien respondiera algunas de las cinco preguntas que describen este paro a escala planetaria y que nos interpelan como sujetas activas: ¿Por qué paramos? ¿Por qué Plurinacionales? ¿Por qué clasistas? ¿Por qué diversas? ¿Por qué internacionalistas? El resultado, una polifonía de voces y palabras que nos muestran lo poderosas y diversas que nos empeñamos en ser.

Flora Partenio, activista feminista y lesbiana de la red del sur global DAWN y de la Cátedra Libre Virginia Bolten, Buenos Aires – Argentina: “Paramos porque precisamos con urgencia fortalecer la internacionalización de los feminismos como proyecto político y como alternativa a este sistema capitalista extractivista –de recursos naturales y de datos–, ecocida, colonial, racista, capacitista y cis- heteropatriarcal. Ahora, ¿qué significa todo ello junto?, ¿cómo es posible ver sus efectos en la vida cotidiana? Necesitamos articular esa lucha diversa sobre pisos comunes, necesitamos el diálogo y la escucha de lxs activistas feministas, trans, maricas, mujeres, lesbianas, no binaries, bisexuales, de las afro, de las que se reconocen en el feminismo villero y están montando el acampe feminista, de las compañeras migrantes y refugiadxs que denuncian la ola de xenofobia, de las campesinas que arman los feriazos y luchan contra el agronegocio, de las trabajadoras sindicalizadas, del activismo gordo que convocan a los “cuerpos sin patronxs”, de las cooperativistas y las trabajadoras de la economía popular que enfrentan los tarifazos, la destrucción del mercado interno y la importación de bienes.

Si nosotras paramos, “el mundo se para”, “el sistema se desploma”, “el Estado colapsa”. Todas estas expresiones y consignas recorren banderas, grafittis, afiches de convocatoria a la huelga internacional. Cuando nosotras paramos, también somos nosotras las que nos damos un tiempo y un espacio –en la calle, en la asamblea, en el comedor o en el acampe– para reconocer y valorizar colectivamente el aporte de nuestro trabajo cotidiano y desear ese otro mundo que queremos: un mundo feminista. Cuando nosotras paramos también interpelamos a los feminismos y planteamos que nosotrxs también paramos.

Cuando nosotrxs paramos, marcamos un punto de inflexión y reconstruimos la genealogía de las luchas de mujeres, lesbianas, trans y no binaries del Sur y del Norte, donde se reeditan acciones de protesta, se viralizan las demandas y se abren espacios de aprendizaje. “Nosotras movemos el mundo ¡Ahora lo paramos!”, frente a esa consigna, desde distintos ámbitos y dirigencias políticas nos desafían preguntando si es posible parar el mundo. Nosotrxs decimos que sí ¿Cuáles son nuestros motivos y nuestras áreas de intervención en los engranajes del mundo? Principalmente podemos parar el mundo porque somos quienes realizamos el trabajo doméstico y de cuidados –no remunerado– que sostiene y reproduce este sistema todos los días. Porque durante una huelga feminista se han puesto sobre la mesa –de distintas maneras y en distintas regiones– la condiciones para realizar una huelga en la producción de bienes y servicios, el cuidado y en las prácticas de consumo”.
Verónica Gago – Feminista integrante del Colectivo Ni Una Menos, Buenos Aires – Argentina: “Paramos porque el paro tiene una doble dimensión: visibilización y fuga. No es sólo búsqueda de reconocimiento del trabajo invisible que hacemos los cuerpos feminizados, es también una apuesta a su rechazo. En la combinación de ambas se juega la radicalización misma de lo que vamos a nombrar como paro. Fuga en el mismo momento del reconocimiento. Deserción en simultáneo con su visibilización. Desacato a la vez que su contabilización. Esta disyunción (visibilizar y fugar) no es contradicción sino apertura a nuevas modalidades de la huelga. La del reclamo y aquella otra condensada en una práctica que no dice demandas, sino que enuncia justamente el deseo de cambiarlo todo. De esta manera, el Paro de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans enlaza de una manera, como no se ha realizado hasta ahora, a las distintas violencias económica, social, política, racista y colonial y pone como una misma trama a las violencias que sufrimos tanto en el trabajo con los abusos sexuales, pone de relieve la dimensión colonial que están teniendo los mega emprendimientos extractivos y a la vez abre la discusión sobre las economías de la obediencia impulsadas por los fundamentalismos religiosos.

El Paro Feminista Internacional y Plurinacional tiene como herramienta política esa capacidad inédita de hacer un diagnóstico feminista sobre las violencias y al mismo tiempo desde una posición de lucha y conflictividad, es decir no simplemente desde una posición como en la que nos quieren encorsetar. Por otro lado, de cara al tercer Paro Internacional del 8 de marzo vamos viendo un acumulado de fuerzas impresionante, una multiplicación de dinámicas organizativas y una complejización tanto del lenguaje de las demandas y las disputas como del horizonte radical de transformación que vamos construyendo entre todxs. Estos puntos mencionados explican también la forma en la que hoy hay una contraofensiva global contra el movimiento feminista en todas sus formas.”

Viviana Catrileo Epul, Vicepresidenta Anamuri, Chile: “El paro tiene que ser Plurinacional porque la explotación, la opresión y todas las violencias a las mujeres tienen distintas expresiones en un mismo país en donde existe presencia de otros pueblos-naciones como es el caso del pueblo mapuche y otros pueblos en Chile. Las mujeres de los territorios y comunidades originarias en el plano plurinacional sufren las diferentes expresiones del patriarcado y el capitalismo desde distintos enfoques, pasando por la vulneración al derecho a la vida y la biodiversidad atacada de manera sistemática por un modelo extractivista de muerte anclado en el Estado capitalista y patriarcal.”

Dina Sánchez, Vocera del Frente Popular Darío Santillán, Buenos Aires – Argentina: “El paro es clasista porque somos el pueblo, somos las que aún morimos en abortos clandestinos, somos las pibas que no podemos acceder a la Educación Sexual porque somos quienes hacemos el trabajo, las que paramos la olla con salarios de miseria, las desocupadas que levantamos los comedores en nuestras villas, las que cuidamos a lxs hijxs de las otras, las que nos organizamos para que nuestras pibas y pibes no tengan hambre, las que salimos a llorar bien fuerte y a exigir la aparición de nuestras hijas secuestradas por las redes de trata, por nuestros hijos baleados por la policías, porque somos las protagonistas, por eso paramos, porque el mundo se mueve y se levanta porque acá estamos. Plurinacional porque nuestras raíces son la tierra, nuestras ancestras nos unen en lo más profundo de nuestras historias y de ellas salimos y crecemos.; internacionalistas porque las frontera se desvanecen ante nuestro grito. Todas las mujeres, lesbianas, travestis, transexuales y diversidades del mundo unimos nuestras voces para decir basta, para decir acá estamos. Nadie nos para.”

Daniela, Activista trans de los Derechos LBTIQ, Presidenta de la Asociación Civil de Colores Diversidad, Buenos Aires – Argentina: “El paro es diverso porque cuando hablamos de categorías, siempre a la comunidad travesti y trans lo que nos toca la minoría o la desvalorización de nuestros cuerpos. Hoy hemos visto en este 2019, veinte personas muertas de nuestra comunidad, con dos asesinatos y todas las otras por cuestiones de travesticidio social por las que se nos mueren nuestras compañeras. Y esto no es solamente hablar sobre cuál el cuerpo que tiene más valor y cuál que no lo tiene, creemos que todos los cuerpos no son valorados cuando el patriarcado está atravesado en distintos tipos de factores. Ahora, lo que queremos saber y queremos ver es por qué marchamos. Y cuando levantamos un cartel, tiene que ser levantado con toda una transversalidad de la mirada, con la perspectiva de género de saber que cuando alguna compañera la han matado, la han matado no por puto sino por travesti.”

Vicky, activista trans, parte de La Garganta Poderosa, Santa Fe- Argentina: “El paro es diverso porque frente a estos debates que nosotras creíamos saldados, entendemos que la posición clara es que las sujetas políticas del feminismo somos todas: somos las travas, somos las trans, las tortas, somos las no binaries; somos nosotras quienes disputamos el sentido del feminismo. Y este 8M en particular, este paro internacional se tiñe de esa diversidad, de esa lucha que venimos dando desde hace años para estar en los Encuentros, de esas voces que representan, que nutren a ese feminismo diverso que supimos construir y que es esta unidad. Esta alianza increíble entre mujeres, entre identidades feminizadas, entre feminidades disidentes tejen una sororidad real, esos lazos que solamente podemos tejer aquellas que reconocimos el peso de la opresión del patriarcado y que somos quienes vamos a copar con nuestras cuerpas y nuestra voz las calles.”

Mariana Menéndez, Integrante de la Colectiva Feminista Las Minervas, Uruguay: “El paro es internacionalista porque nuestra lucha ya nace sin respetar fronteras nacionales, sin respetar las fronteras impuestas por los Estado-nación. Nuestro ir y venir del Río de la Plata, de una orilla a otra, nos ha enseñado mucho: hemos aprendido de las compañeras del movimiento piquetero, de su trabajo territorial, también de todas las feministas populares y así también nos nombramos como feministas populares. Es decir, que la lucha ya nace sin respetar fronteras nacionales y también va hojaldrando cada vez más las escalas en cada territorio, en los barrios, en las ciudades, en los pueblos, en las capitales, en los países, en las regiones.

Más allá de fronteras, nos parece que es muy fértil para poder aprender a mirar de otro modo y señalar los puntos ciegos de cada cultura nacional. De la mano de esto que nombramos como internacionalismo, también estamos dando la discusión sobre lo plurinacional. Es decir, no es una alianza entre naciones, sino una alianza entre mujeres, lesbianas, travestis y trans que estamos luchando y que nos vamos tejiendo sin respetar fronteras. Y esa escala planetaria no es abstracta, sino que es un tejido que cada vez es más denso; lo que nos permite darnos fuerzas unas a otras, nos permite saber que si vos estás movilizada en una ciudad pequeña, hay otras miles movilizadas en otros territorios.

Y también aparece esta capacidad de desordenar el mundo, de poner en crisis las instituciones patriarcales. Es muy claro en el caso de la Iglesia, con toda esta visibilidad que se ha hecho de denuncias de abuso sexual; y también cómo nosotras empezamos a cuestionar el capital financiero que tampoco respeta fronteras nacionales. El internacionalismo nos permite enfrentarnos a este sistema de dominación múltiple que tiene escala global y por eso también es importante cómo nuestra lucha ha podido tejerse a esa escala, sin descuidar territorios más pequeños ni las particularidades de donde se teje en cada lugar.”

Stedile: “Venezuela es muy importante porque es la batalla de este siglo”

Carlos Aznárez

La pasada semana Resumen Latinoamericano cubrió todo lo ocurrido en la Asamblea Internacional de los Pueblos (AIP), realizada en Caracas, en solidaridad con el pueblo y el gobierno de Venezuela representado por Nicolás Maduro. Allí asistieron casi 500 delegados de 87 países del mundo y uno de los que más bregó por esta actividad desde hace dos años es el referente del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, Joao Pedro Stedile. Con él pudimos conversar en un descanso de las deliberaciones y esto es lo que nos dijo:

¿Por qué ahora una Asamblea Internacional de los Pueblos?

El esfuerzo que estamos haciendo con esta articulación, sin sustituir a ninguna otra que hagan los partidos y sindicatos, es tratar de juntar todas las fuerzas populares para que impulsemos luchas comunes contra los enemigos comunes que son los imperialistas. Esa es la razón principal de buscar nuevas formas de articulación internacional que impulsen luchas y que traten de dar unidad a los diversos espacios y formas de organización en nuestros países. En esta primera Asamblea por el grado de conflictividad que hay en Venezuela por ser ahora el epicentro de la lucha de clases mundial, por lo menos en el occidente, donde el imperialismo quiere de todas formas tumbar a Venezuela, la tarea número uno, la prioridad cero de todos nosotros es salir de aquí con una agenda de movilizaciones, de denuncia, para que nuestros movimientos puedan desarrollar en cada uno de los países que aquí estamos.

Me pongo en abogado del diablo: siempre que se hacen este tipo de encuentros se plantea volver a los países y coordinar acciones, y después, por alguna razón o por las internas de cada país, estas cosas no se llevan adelante o se cajonean los documentos y las resoluciones. ¿Por qué crees que esta vez esto va a cuajar o tendría que cuajar?

Esa es nuestra reflexión autocrítica: tenemos que salir de los papelitos y tratar de impulsar más acciones. Creo que debemos impulsar las luchas y las acciones concretas porque las fuerzas populares que están aquí ya están acostumbradas con procesos de articulación popular en sus países, están más preparadas, tienen más vocación, para construir procesos unitarios y de lucha social. O sea, no es una reunión burocrática que viene con la sigla o el partido, aquí viene gente que está involucrada en sus países en procesos reales de lucha. Entonces, tenemos la confianza que al regresar a sus países pongan el tema de Venezuela, el tema del internacionalismo, como parte permanente de su agenda en las luchas nacionales que ya están haciendo.

Venezuela es un punto de inflexión hoy en la lucha antiimperialista. ¿De qué forma crees que es más válido o más eficiente solidarizarnos con Venezuela en el continente?

Es cierto que hay una confusión tremenda y por eso es que Venezuela es un punto clave, porque incluso algunos sectores de izquierda de Latinoamérica y de Europa se dejan influenciar por lo que dice la prensa burguesa. Nosotros habíamos invitado varias fuerzas de Europa que se recusaron a venir a Venezuela porque Venezuela no es democracia. Mira, un país que hace 25 elecciones en 20 años, donde toda la prensa privada es mayoritaria, donde la oposición hace marchas todos los días que quiere, cómo se puede decir que en ese país no hay democracia. Entonces, esas ideas de la burguesía han afectado también a sectores de la izquierda, de la más institucional, que luego se mueven solo por la lógica electoral, que si están en año de elecciones creen que nos les conviene estar cerca de los venezolanos porque son muy radicales. Así como en el pasado se aislaron de Cuba, pero ahí está Cuba, tras 60 años de resistencia y ahora con su pueblo feliz, educado.

Entonces, Venezuela es muy importante porque es la batalla de este siglo. Si el imperio logra tumbar Venezuela eso quiere decir que tendrá más fuerzas para tumbar Cuba, Nicaragua, todos los procesos que se propongan a cambios, incluso esa izquierda institucional que solo piensa en elecciones con una derrota de Venezuela tendrá más dificultades para ganar elecciones. Entonces, incluso para la lucha institucional o pública, es muy importante defender Venezuela y transformarlo en una trinchera de resistencia y hacer aquí la tumba, por lo menos, del gobierno Trump.

En tus discursos y declaraciones sueles criticar los errores de los gobiernos neodesarrollistas, pero hay una tendencia que para salir de esta ofensiva imperialista, se vuelve a recurrir al recurso de la socialdemocracia. ¿Cómo ves eso, es válido o hay que definirse más claramente planteando la vía al socialismo?

La evaluación que hacemos es que hay una crisis profunda del modo de producción capitalista y la salida que ellos están encontrando para resolver sus empresas, su acumulación, es apoderarse de una forma aún más ofensiva de los recursos naturales, sea petróleo, minería, agua, biodiversidad, y aumentar la taza de explotación de la clase trabajadora quitando derechos históricos que hemos conquistado a lo largo de la década después de la Segunda Guerra Mundial. En términos ideológicos, lo que el capital está impulsando es recuperar la extrema derecha, como ocurrió en la crisis del 30 cuando recurrió a las ideas fascistas y nazis.

La ventaja que tenemos ahora es que no se puede repetir ese esquema como una propuesta de la derecha porque no tienen un movimientos de masas en la clase obrera como sí tenía el fascismo y el nazismo, y eso nos da una seguridad. Pero, por otro lado, como ellos no tienen masas nos dan la lucha ideológica y utilizan todas las armas que tienen, la televisión, internet, las redes, las fake news, para derrotarnos en la ideología.

En ese plan del capital, ellos mismos ya derrotaron la socialdemocracia. En Latinoamérica, Europa y todo el mundo la socialdemocracia era una forma de humanizar el capital, pero el capital ya no quiere ser humano. El capital, para recuperarse, tiene que ser el diablo, ir hasta las últimas consecuencias, sea en términos de manipulación del Estado o de superexplotación de la naturaleza y del trabajo humano.

Entonces, sería un error de la izquierda pensar que para volver a ganar elecciones hay que hacerse más socialdemócratas. Ahora tenemos que tratar de volver a hacer trabajo de base, dar la lucha ideológica, recuperar nuestra base social que es la clase trabajadora que está desplazada, precarizada, que enfrenta muchos problemas. Pero tenemos que reorganizarla bajo otras formas que no sean solo sindicato y partido como estábamos acostumbrados, sino con nuevas formas, nuevos movimientos, tener una base social que ponga en la mesa nuevas formas incluso de democracia participativa, porque solo con ganar elecciones, como quedó probado en Uruguay, Brasil y Argentina, no es suficiente. Claro que es importante ganar elecciones, pero si tenemos fuerzas acumuladas que logren cambios estructurales en la economía y en el régimen político.

Hay un fenómeno en Europa que está llamando la atención y son los chalecos amarillos. Extrañamente esa ola viene de Europa y no de América Latina como se podría imaginar, pero ahí hay un planteo antisistema. ¿Tu ves que ese fenómeno podría cuajar en estas nuevas formas de lucha que hay que dar al imperio?

Sin duda. Nos llama mucho la atención y estamos muy interesados en el proceso de articulación de ellos, vamos a tratar de enviar gente nuestra para que se queden un tiempo a aprender con ellos las formas que han adoptado. Nos llamó la atención porque son parte de la clase trabajadora, no es un movimiento de la pequeña burguesía o de estudiantes desilusionados como en otro tiempo se realizó en Europa con aquellos campamentos en plazas públicas, que un poco era un toque de izquierda, ahora no. Percibimos que ahí se están impulsando iniciativas de la clase trabajadora precarizada que estaba fuera de los sindicatos, de los partidos, pero que reaccionaron frente a esa contradicción al ver que el capitalismo precisamente ya no resuelve sus problemas cotidianos y adoptaron esa forma que nos pareció muy interesante.

Sin embargo, no es una forma que debamos aplicar en cada país sino que la importancia de ellos es que fueron creativos y descubrieron una forma que sirve para la realidad francesa. Eso mismo tenemos que buscar en Brasil, en Argentina y en cada uno de los países. O sea, impulsar un debate en las fuerzas populares de buscar nuevas formas de lucha que frenen al capital y que les causen perjuicios, porque solo con manifestaciones, eslogan de orden, mitines, no se frena al capital. Ahí los chalecos amarillos de Francia si han causado perjuicios porque cortan las carreteras y todos saben que el capital ya no se mueve en los camiones que traen las mercancías. Felicito a los compañeros y espero que la izquierda francesa aprenda con ellos y se involucre para de ahí sacar lecciones desde el punto de vista metodológico de cómo debemos trabajar con las masas desorganizadas.

¿Cómo está planteando la lucha el MST en este momento en Brasil donde pasa el tiempo, Lula sigue preso, hay contradicciones en el gobierno pero se sigue avanzando sobre los derechos de los trabajadores y las conquistas que ha habido?

El MST ahora está en una situación muy compleja ya que tenemos que redoblar el trabajo y nuestros esfuerzos, porque nuestro movimiento tiene una base campesina, desarrolló su experiencia de lucha de clase en el campo contra el latifundio y el capital del agro, que son las grandes transnacionales. Ahí nos formamos, politizamos y entendimos como la Reforma Agraria no es solo tierra para quien en ella trabaja como se defendieron en el siglo XX las ideas zapatistas, sino que ahora la Reforma Agraria es una lucha contra el capital internacional, contra su tecnología del transgénico y agrotóxicos. Fue esa lucha que nos politizó para extrapolar lo que eran los movimientos campesinos clásicos.

Frente a la derrota que tuvimos por la cárcel de Lula y con la victoria de Bolsonaro, se nos imponen nuevos retos que extrapolan la lucha por la Reforma Agraria. A la vez, para desnudar la Reforma Agraria tenemos que vencer en la lucha política. Entonces, el MST tiene que moverse en la Reforma Agraria con más cuidado porque la derecha está preparada para que caigamos en alguna trampa y darnos una paliza. Ahora en el campo tenemos que actuar con mucha más sabiduría y mucha más gente para protegernos de la represión que se viene. Por ahora ha venido de una forma muy puntual por parte de las milicias que el capital tiene, todavía no hemos enfrentado una represión del Estado, del gobierno de Bolsonaro, pero no dudamos que eso es lo que desean.

En términos políticos lo que tenemos que hacer, y estamos preparando nuestra militancia, es tratar de irnos a la ciudad con nuestra militancia, nuestra experiencia, y desarrollar un movimiento que precisamente actúe en la periferia con todas las fuerzas, y para eso hemos creado en Brasil un frente amplio unitario de los movimientos populares que se llama Frente Brasil Popular. Estamos desarrollando una forma propia de hacer trabajo de base que llamamos Congreso del Pueblo, es un nombre pomposo, pero es tratar de desafiar, de ir casa por casa a hablar con la gente, preguntar sobre sus problemas, y motivarlos a ir a una asamblea popular en su barrio, parroquia, local de trabajo. Luego de las asambleas donde la gente diga sus problemas, tratar de hacer asambleas municipales, luego provinciales, para llegar algún día, el año próximo o a fin de año, a un Congreso Nacional del Pueblo como una forma de estimular al pueblo a participar de la política, de recuperar nosotros nuevos medios de comunicación, repartir nuestro periódico, discutirlo con la gente, utilizar las redes de internet, hacer actos culturales, llegar a la gente por la música, el teatro, y no solo por el discurso político que nadie escucha. Tenemos que utilizar otras pedagogías de masas para que la masa entienda qué está ocurriendo en Brasil, la creatividad de la que hablaba.

¿Lula y su libertad seguirá estando fuertemente en la agenda del MST?

Ese es el segundo gran tema de la política: la libertad de Lula está en el centro de la lucha de clases en Brasil. No hay sucesor de Lula porque quien elige el liderazgo popular no son los partidos, es el pueblo, por eso se llama liderazgo popular porque el pueblo elige sus lideres y Lula es el líder popular de Brasil.

Es una tarea fundamental para la lucha de clases que logremos liberar a Lula para que él se vuelva el principal vocero, él es quien tiene la capacidad de ayudar a hacer la movilización de masas contra el sistema y el proyecto de la extrema derecha. Por eso es que la extrema derecha tiene horror e impide incluso que él pueda hablar, dar entrevistas, algo que va contra la Constitución. Cualquier narcotraficante de Brasil habla en la televisión por red nacional, pero Lula no puede dar una entrevista ni siquiera a un periódico escrito.

Entonces, estamos en esa lucha por la libertad de Lula que va depender de dos factores importantes: la solidaridad internacional, por eso aprovecho para pedir a todos que nos ayuden, ahora hay una campaña masiva de adhesión con la indicación de Lula premio Nobel de la Paz.

El segundo factor es la movilización nacional: estamos impulsando desde Brasil en función de juntar la campaña por Lula con la lucha concreta. que la gente empiece a darse cuenta que tendrá que movilizarse contra las medidas del gobierno neoliberal, en defensa de los derechos históricos de la clase trabajadora que hoy pretenden eliminar.

Tomado de: https://www.brasildefato.com.br/2019/03/06/stedile-venezuela-es-muy-importante-porque-es-la-batalla-de-este-siglo/

Hugo Chávez, el Comandante de nuestro tiempo

Por Micaela Ryan y Fernando Vicente Prieto

En un nuevo aniversario de la siembra del Comandante Hugo Chávez, la gesta histórica del pueblo venezolano continúa su marcha. Enfrentando las más fuertes amenazas desde los centros de poder, el proceso de transición al socialismo crece y se ha transformado en una referencia para los pueblos del mundo, a pesar del odio de la derecha y del recelo de cierta izquierda, también.

La historia de Chávez es la historia de Venezuela. Hijo del pueblo humilde del llano venezolano, “el Arañero” se formó desde la lucha por una vida digna y el amor por su patria y sus iguales. Adoptó la carrera de las armas desde temprana edad a partir de motivaciones simples que, poco a poco, fueron convirtiéndose en una enorme conciencia de justicia social e igualdad.

Chávez encarnó en su persona la determinación de un pueblo por ser libre, luego de siglos de flagelo, miseria y muerte. Su profunda identidad popular y su compromiso lo llevaron a erigirse como estandarte, tras la rebelión del 4 de febrero de 1992 en la que se haría presente, de manera definitiva.

En 1998, gana las elecciones con el 56,2% de los votos bajo una única promesa: llamar a Asamblea Constituyente. Fue la primera de las 17 elecciones que enfrentó durante 13 años. Sólo perdió una. Tras la aprobación popular de la nueva carta magna, en diciembre de 1999, dirigió un gobierno cuyo objetivo se centró en la recuperación de la soberanía de las riquezas petroleras del país, logrando la nacionalización de PDVSA y generando los mayores niveles de distribución que nunca se hayan conocido en Venezuela.

Fueron muchas las medidas tomadas en pos de la recuperación de la soberanía nacional y la democratización de la renta petrolera. Estas acciones le valieron la oposición irreductible de una burguesía desvencijada y extranjerizante, que recurrió a los más violentos medios para intentar derrocar al presidente Chávez el 11 de abril del 2002.

Como en otros tiempos, el pueblo salió a la calle a reclamar por su presidente, poniéndole el cuerpo a las balas de la represión, utilizando todos los medios a su alcance para dar a conocer la verdad. Porque Chávez y la Revolución Bolivariana, llegaron al mundo en un tiempo de desesperanza, en medio de un letargo lapidario. Y por eso, fue incomprendido, manipulado, distorsionado, ultrajado por una poderosa maquinaria (des)informativa, que hasta hoy trabaja incansablemente.

Fueron pocas las veces que en el mundo se contó la verdad de Chávez. Aquella que su gente conoce al detalle, que transforma en vida y realidad cotidianamente. Porque a pesar de los infames y los escépticos, Chávez vino a hablar de socialismo, de igualdad, de participación, de independencia y de soberanía.

Durante trece años enseñó desde los libros y las pantallas, habló de clases, de imperialismo, de capitalismo y de revolución. Recuperó a Bolívar, Rodríguez, Zamora, Miranda, Sucre y Martí. Habló de Marx, Lenin, Gramsci, Guevara, Fidel. Moldeó de a poco el sueño de cambiar todo lo que deba ser cambiado y aprendió de su pueblo.

Chávez se hizo millones

Cercado por un extraño caso de cáncer, batalló contra una implacable enfermedad durante dos años. Consciente de que el tiempo exigía la máxima claridad estratégica, elaboró personalmente un detallado programa político, el “Plan de la Patria” que presentó como plataforma electoral para las elecciones del 7 de octubre de 2012.

Emprendió una campaña exigente, “De Sabaneta a Miraflores”, en la que recorrió todo el territorio nacional y se encontró, por última vez, con su pueblo. El 4 de octubre de 2012, millones de personas se movilizaron a Caracas para el cierre de campaña. Bajo un torrencial aguacero que marcaría por siempre este día, afirmó: “Chávez eres tú, joven venezolano, mujer venezolana, niño venezolano”. “Chávez ya no soy yo, Chávez es un pueblo”, fue su último mensaje cara a cara con su pueblo.

Tres días después, y a contrapelo de todos los pronósticos de los medios internacionales, Chávez fue reelecto presidente por tercera vez, con el 55% de los votos, marcando un triunfo contundente sobre el candidato de la burguesía y los EE.UU., Henrique Capriles.

A los 15 días del triunfo reunió a sus ministros y en cadena nacional de radio y televisión, realizó una profunda autocrítica, el “Golpe de Timón”. Allí señaló la necesidad y la urgencia de impulsar con decisión la transformación del Estado a partir de la democracia participativa y protagónica. “Nicolás, te encomiendo las comunas como a mi propia vida”, le pidió a Maduro. “Es Comuna o nada”, fue el último lineamiento político del Comandante Chávez. Porque ya hacía décadas que había comprendido que no bastaba con distribuir las riquezas: la transformación definitiva, el proyecto de Bolívar, la Patria Socialista, demanda en primer lugar, democratizar el poder.

En diciembre de 2012, la gravedad de su enfermedad lo obligó a someterse a una delicadísima operación. Ante la necesidad de hablarle a su pueblo, regresó de La Habana a Caracas, para despedirse. El 8 de diciembre de 2012, en su última cadena nacional, delegó la continuidad su mandato en el vicepresidente, Nicolás Maduro Moros, y realizó un preciso análisis de los días que estaban por llegar: “No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán; ante esta circunstancia de nuevas dificultades, del tamaño que fueren, la respuesta de todas y de todos los patriotas, los revolucionarios los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras, como diría Augusto Mijares es unidad, lucha, batalla y victoria”.

Luego de casi tres meses de pelear por su vida, el 5 de marzo de 2013, a las 4.25 de la tarde, el corazón de Hugo Rafael Chávez Frías dejó de latir. Millones de venezolanos y chavistas del mundo lo lloraron, le cantaron, le juraron y lo despidieron durante diez días.

“Ahora nos toca a nosotros”

Tras la partida física del Comandante, su legado continúa más vivo y vigente que nunca, aunque el escenario es exactamente el previsto en aquel discurso del 8 de diciembre. Con un imperio a la ofensiva y una burguesía local derrotada electoralmente varias veces más, nos encontramos en un momento en el cual se ha decido implementar el uso de la violencia en las calles y la guerra económica contra el pueblo para desmoralizarlo y quebrarlo.

Sin embargo, el enorme poder de subestimación y miopía política del antichavismo mundial sigue provocando fracasos en los sucesivos intentos de golpe que le ha tocado enfrentar a Nicolás Maduro Moros, desde que ganó la presidencia constitucional el 14 de abril de 2013.

El pueblo bolivariano continúa resistiendo y construyendo revolución, en esta etapa en que se ha profundizado la construcción de la democracia participativa y protagónica, en medio de una continua agresión económica, diplomática y mediática, articulada con violentos planes de derrocamiento del gobierno constitucional.

La acción permanente de defensa y avance ha parido, entre otras cosas, la existencia de más de 980 comunas, donde más de siete millones de personas comienzan a ejercer el autogobierno y a erigir el Estado comunal.

Esa enorme tarea es asumida en primera línea por el presidente Maduro y por la mayoría del pueblo que lo apoya, enfrentando los principales obstáculos históricos de esta revolución: el imperialismo, la derecha local, el rentismo petrolero, la burocracia y la corrupción.

Quienes hemos reconocido en Chávez al Comandante de nuestro tiempo, nos reencontramos con la esperanza y el afán revolucionario tan desgastado luego de tantos fracasos y traiciones. Quiénes sentimos al Comandante en el corazón y en la consciencia, seguimos aprendiendo de él, entendemos y asumimos que ser chavistas es ser leales a su legado. No invocamos su nombre para ganar simpatías, lo construimos con humildad cotidianamente, abrazando a su pueblo, que es el nuestro.

Berta Cáceres: el caso de todos

Yuliet Teresa VP

El caso de Bertha Cáceres hoy es el caso de todos, el caso de la justicia social, de la resistencia de los pueblos, del grito de la Tierra.

¿Quiénes son los autores intelectuales del crimen contra mi hija?, pregunta, en reiteradas ocasiones, Austra Berta Flores López, madre de Berta Cáceres, quien fuera líder hondureña por los derechos medioambientales. En la coyuntura política en que Latinoamericana por estos días amanece, tras las absurdas palabras, no tan absurdas, del magnate norteamericano; la pregunta de “las dos Bertas” cobra mucho más sentido. ¿Quiénes son los autores intelectuales del crimen?

Los mercenarios, asalariados y pro imperialistas, demasiadas veces se escabullen bajo las faldas del neoliberalismo. El pensamiento que no solo atrae a sí el desconcierto y el caos, sino un sinnúmero de desprendimientos en el bien público y ciudadano. Los defensores del neoliberalismo apoyan una amplia liberación de la economía, el libre comercio y una drástica reducción del gasto público1, lo que procura una acentuada preocupación en el sector privado al que “nadie controla”. El concepto se convierte más complejo cuando el asesinato es uno de sus modos operandis para quienes defienden la libertad plena del hombre y la mujer.

Cuando el 15 de octubre del pasado año, se suspendió el juicio oral y público, este acto fue sinónimo de despreocupación judicial y falta de ética no solo para la familia Cáceres, sino para los movimientos sociales que hasta ese minuto, exigían respuestas por parte de la Corte Suprema. La titular judicial, Lucía Villars, solo tuvo por respuesta algo esperado, pero a la vez sumamente ofensivo: “la acusación privada interpuso una apelación”, según datos oficiales de la EFE.

Las acusaciones de Cáceres

El estado unitario de la República de Honduras del centro norte de América del Sur ha sido testigo de intervenciones de transnacionales que, con la careta de generador de empleo, ha consumido, a golpe de bestialidad inversionista, la tierra de pueblos como lencas, misquitos, tolupanes, chortis, pech, tawahkas.

Sacar capital de los lugares donde hondureños se ganan la vida, un pueblo que sus actividades económicas fundamentalmente son agropecuarias, además del comercio, manufacturas, finanzas, y servicios públicos, posee múltiples connotaciones para la vida misma. Las acusaciones ante el Tribunal Supremo por parte de Cáceres se tradujeron en una lucha intensa y sostenida para los más de 8,7 millones de habitantes que cohabitan en un estado que se autoproclama como libre, soberano e independiente, unitario e indivisible.

El modelo extractivista y explotador en las regiones lencas de Honduras poseen un carácter ilegal, para lo que en 1993 cofundara el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), en defensa del medio ambiente, el rescate de la cultura lenca y para elevar las condiciones de vida de la población de la región.

El megaproyecto hidroeléctrico de Agua Zarca, que desde 2009 formó parte de las acciones en contra de la naturaleza “no respetaba la Consulta dispuesta por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cual otorga el derecho a los pueblos indígenas de decidir el uso de sus territorios”, así lo dispone información de la EFE. Según Berta Cáceres, el proyecto Agua Zarca, promovido por la Empresa Desarrollos Energéticos (DESA) en el río Gualcarque, se construía sobre una base de ilegalidades, y su actuación facturaría secuelas negativas a la sociedad lenca y el medioambiente.

El documento de Oxfam recoge antecedentes de la empresa DESA, sus inicios, sus contratos, modificaciones, estatus de la propiedad de la tierra, antecedentes de proyectos hidroeléctricos en el río Gualcarque, impacto económico del proyecto Agua Zarca y secuencia de actos violentos e ilícitos. También hace referencia a las medidas cautelares de la CIDH a favor de Berta Cáceres, requerimientos fiscales contra funcionarios públicos y a “verdades incontrovertibles” sobre el asesinato de Berta Cáceres.

Según La Prensa, en un artículo publicado el 3 de marzo de 2016, con el título «Berta Cáceres, hondureña que entregó su vida en defensa del ambiente», el gobierno ha aprobado cientos de proyectos hidroeléctricos con la intención de satisfacer la demanda de energía barata para concesiones mineras, provocando así la privatización de ríos y tierra, que se traduce no solo en afectaciones medioambientales sino en la profanación al río sagrado que representa a las féminas y cuya responsabilidad según la tradición lenca es sobreguardarla.

Presos de conciencia

Las constantes campañas de protestas contra la compañía china Sinohydro, la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial y la compañía hondureña Desarrollos Energéticos S. A. (DESA) por parte de activistas internacionales liderados, principalmente, por Cáceres y COPINH, hicieron que a finales del 2013, Sinohydro y la CFI se retiraran del proyecto como repercusión a las protestas.

A pesar de ello, Desarrollos Energéticos continuó y trasladó el área de construcción al otro lado del río con la intención de evitar bloqueos. En respuesta a los cargos, Amnistía Internacional el propio año declaró que si los activistas eran encarcelados serían considerados presos de conciencia. Docenas de organizaciones regionales e internacionales hicieron un llamamiento para que el gobierno de Honduras detuviera la criminalización de la defensa de los derechos humanos y se dedicara a investigar las amenazas contra los defensores de los derechos humanos, según constó en el «Pronunciamiento conjunto sobre la criminalización de defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras» desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) el 26 de septiembre de 2013.

Defender la tierra y más…

La cifra de 100 activistas hondureños asesinados entre 2010 y 2014 por su lucha contra transnacionales, según Global Witness, convierte a Honduras en un país peligroso para grupos sociales a favor de la defensa de la naturaleza. El asesinato de Berta Cáceres es símbolo de la necesidad de una investigación, a escala internacional, de los derechos humanos y de la tierra. Aprieta el gatillo esto hacia el gobierno e instituciones que desprotegen la vida de sus cohabitantes, en consecuencia, laceran a seres humanos que no solo defienden la tierra en sí, como un hecho aislado, sino la propia prolongación de la vida. Luego del asesinato de Cáceres, una suerte de ola de justicia ha despertado, mucho más, a movimientos de todo el Cono Sur. En noviembre del 2017, durante el Encuentro de Montevideo de la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo, se apostaron propuestas y diálogos con el lema: “Resistencias populares frente el poder de las Transnacionales”.

En los debates sostenidos en las mesas de discusión, conferencias e intercambios de grupos emancipatorios por los derechos humanos y de la tierra, algunas ideas se esgrimían desde la visión legada de Berta Cáceres. “Los tratados de libre comercio son las carreteras para los intereses de las grandes corporaciones”, juicio por parte de Amanda Villatoro, Secretaria de Política Sindical y Educación del CSA (Confederación Sindical de trabajadores/as de las Américas) y Gonzalo Berrón, del TNI (Transnational Institute).

¿Quién está ahí?

Así cómo en la madrugada del 3 de marzo del 2016, cuando la activista medioambiental descansaba en su casa, dijo, ¿quién está ahí?, ante el sicario que tenía como plan apagar su voz revolucionaria y de protesta; hoy miles de voces repiten lo mismo ante el reto de construir experiencias colectivas para resistir, pensando otras formas de vida al margen del capitalismo según dijo Gustavo Castro de Otros Mundos-Chiapas y ATALC (Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe).

Esas mismas voces que como hace tres años, se unen para resguardar la dignidad de todos los que defienden una causa justa. El caso de Berta Cáceres hoy es el caso de todos, el caso de la justicia social, de la resistencia de los pueblos, del grito de la Tierra. Ella se transfigura en miles de personas que defienden su pedazo de tierra, reproduciéndose en muchos pedazos de tierras, que cuando sacas cuentas esas “muchos” es el rostro de la gran Madre Tierra. ¿Quién está ahí?, ahora esos sicarios tienen rostros, y aunque Berta no será ni la primera ni la última mujer que dé la vida por un ideal, por una razón de justicia, sí se convierte en precedente.

* La autora es miembro de la Red Ecuménica Fe por Cuba en Ciego de Ávila

(Venezuela) Documentos aprobados por la Asamblea Internacional de los Pueblos

Manifiesto de Solidaridad con Venezuela

1. Reunidos y reunidas en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, entre los días 24 y 27 de febrero de 2019, representantes de movimientos y organizaciones sociales y políticas de más de 87 países, de los cinco continentes, reafirmamos nuestra defensa de la soberanía y la autodeterminación de Venezuela, nos pronunciamos en defensa de la Revolución Bolivariana y del presidente legítimo y constitucional, Nicolás Maduro.

2. Desde hace dos décadas, la Revolución Bolivariana avanza en un proceso y propuesta de transformación profunda, basada en una democracia participativa y protagónica, centrada en los intereses populares, que cuenta con una organización comunal y apunta hacia el socialismo feminista propuesto por Hugo Chávez. Con esa perspectiva ha producido cambios de horizonte, que involucran incluso la construcción de un mundo multicéntrico y pluripolar, con cambios sustantivos en las relaciones neocoloniales que afectan a la región y al Sur. Con una visión redistributiva de las riquezas provenientes de los recursos abundantes que el país produce, Venezuela ha obtenido resultados inéditos en su historia al universalizar la educación pública y gratuita, consiguiendo tanto la erradicación del analfabetismo como una inserción sin precedentes a la educación superior. Similares logros se observan en salud, vivienda y otros derechos sociales.

3. El imperialismo estadounidense, guardián de los intereses corporativos, financieros, militares y transnacionales que abriga, está determinado a derrumbar este proceso, para tomar control directo de las riquezas naturales. Para terminar con la propuesta de soberanía y autodeterminación, Estados Unidos ha desatado todas las estrategias de guerra híbrida y permanente, ha intentado todas las tácticas posibles: golpes de Estado, terrorismo, especulación financiera, bloqueo económico, e inflación inducida y otros.

4. Desde 2008 se evidencia una crisis estructural, multidimensional e histórica del capitalismo, en ese marco Estados Unidos busca sostener su hegemonía mundial por todos los medios, entre ellos el bélico, que se traduce en agresiones, invasiones y guerras para apoderarse de las riquezas naturales, controlar mercados, territorios y gobiernos. En esa misma línea, la disputa geoeconómica que ha emprendido con China y Rusia amenaza con conducir la humanidad hacia una guerra total.

5. Así, para proteger el libre mercado y libertad de las corporaciones para saquear y explotar a nuestros pueblos, en diversas partes del mundo avanzan con presiones económicas, tales como el bloqueo contra Venezuela, Cuba e Irán y cometen agresiones bélicas, como sucede en Irak, Afganistán, Libia, Yemen, República Democrática del Congo; y ocupaciones tales como la de Palestina. También imponen guerras económicas, psicológicas, culturales, como la que infringen a Venezuela desde hace varios años. Paradójicamente, es la “defensa de los derechos humanos y de la democracia” que ha servido de muletilla para camuflar las más graves agresiones colectivas. Pero los pueblos resisten y han logrado frenar estos intentos de control como ha sucedido en Crimea y Siria.

6. La imposición de las reglas del juego del capitalismo corporativo y globalizado solo puede sostenerse eliminando las posibilidades democráticas y los derechos de la clase trabajadora, diseminando caos, destrucción y muerte. Por eso, rechazamos la escalada de presiones del gobierno de Estados Unidos, tales como la acción militar que, disfrazada de “ayuda humanitaria”, avanza contra la República Bolivariana de Venezuela. Esta última es una nueva fase de la guerra para reinstaurar un modelo de subordinación política, que se cristaliza con la pretensión de derrocar al presidente electo Nicolás Maduro.

7. Un nuevo momento de este plan injerencista, se expresa ahora en las presiones externas impulsadas desde instancias had-oc, tales como el llamado grupo de Lima, que articulados con sectores de la extrema derecha venezolana, pretenden instaurar un autoritario golpe de Estado y desconocer las instituciones democráticas venezolanas. Constatamos con sorpresa que incluso instancias como la Unión Europea, sucumben a las presiones de Estados Unidos y, en sentido contrario al derecho internacional y la democracia, llegan hasta a reconocer a un “presidente” autoproclamado, que no fue elegido por nadie. Esto se respalda en una ingeniería ideológica y comunicacional basada en la diseminación de noticias falsas y escenarios ficticios, que se posicionan tanto a través de los medios de comunicación corporativos como por las redes digitales.

8. Hoy en Venezuela está en disputa la soberanía y la autodeterminación, que son pilares de la dignidad de los pueblos, que buscan construir un futuro para la humanidad y sociedades más justas e igualitarias. Por eso, y en solidaridad internacionalista con el pueblo de Venezuela y su gobierno legítimo, presidido por Nicolás Maduro, manifestamos:

El cese del bloqueo económico que: infringe sufrimiento al pueblo, atenta contra el proyecto económico-productivo y las políticas redistributivas; y que ya le ha costado a Venezuela más de 30 mil millones de dólares.

Defendemos la soberanía, la democracia participativa y protagónica y el derecho de Venezuela a organizar su proyecto económico y gestionar sus recursos naturales bajo criterios soberanos.

Los pueblos del mundo queremos la paz, no queremos más guerras. América Latina y el Caribe es una zona de paz, así lo reconoció la CELAC en 2014 y así debe proyectarse hacia el futuro. Venezuela tiene derecho a resolver cualquier diferencia a través del dialogo y de los múltiples mecanismos que prevé su propia constitución y en el marco del derecho internacional público.

Los pueblos del mundo, representados en la Asamblea Internacional de los Pueblos, defendemos la Revolución Bolivariana como un proyecto que aporta sentidos éticos y de futuro para la humanidad.

Llamamos al mundo entero a levantar sus voces para construir la paz y detener la guerra!

Caracas, 27 de febrero de 2019.
Asamblea Internacional de los Pueblos

Carta de solidaridad con los pueblos en lucha

Nosotras, 500 personas de 85 países, de diversas organizaciones populares, movimientos sociales, organizaciones de mujeres, jóvenes, partidos políticos y sindicatos, en lucha contra la ocupación y la guerra, el extractivismo el racismo, el patriarcado, el militarismo y la explotación, nos hemos reunido en Caracas, Venezuela. Estamos aquí unidos en nuestra lucha contra el imperialismo, el capitalismo y todas sus manifestaciones.

Nosotros, la Asamblea Internacional de los Pueblos vinimos a Venezuela en este momento histórico para expresar nuestra solidaridad con la Revolución Bolivariana. Confirmando nuestro compromiso con la solidaridad internacional, expresamos también nuestra solidaridad con todos los pueblos que son atacados, oprimidos, encarcelados, silenciados y hambreados por el imperialismo, y por lo tanto:

Respaldamos al pueblo de Haití que se levantó de nuevo en su larga tradición de lucha heroica para liberarse del yugo del colonialismo y el neocolonialismo, también en apoyo de Venezuela;

Respaldamos al pueblo colombiano que anhela la paz en su propio país y que lucha por mantener la paz con Venezuela;

Respaldamos al pueblo de Cuba, un bastión contra el imperialismo occidental durante los últimos 60 años y una inspiración para todos nosotros;

Respaldamos al pueblo de Puerto Rico en su lucha constante por la autodeterminación;

Respaldamos al pueblo en Ucrania, en lucha contra la intervención imperialista fascista;

Respaldamos a los pueblos vasco y catalán que luchan por la liberación de sus centenares de presos políticos y por la emancipación total de Estados opresores;

Respaldamos a los afrodescendientes de las Américas, especialmente de Brasil, Colombia y Estados Unidos, en su resistencia contra la brutalidad policial y el racismo estructural y sistémico contra los negros;

Resistimos con el pueblo de Palestina que lucha por la liberación de su tierra y de su pueblo de la ocupación y opresión sionista;

Respaldamos al pueblo kurdo en su lucha por su autodeterminación;

Respaldamos al pueblo del Sahara Occidental que lucha por su autodeterminación;

Respaldamos al pueblo egipcio en su lucha contra el sangriento régimen de Sisi;

Respaldamos al pueblo oprimido del Congo esclavizado, mutilado y asesinado durante siglos en el saqueo capitalista del corazón de África;

Respaldamos al pueblo de Yemen, que está siendo bombardeado por la coalición dirigida por Arabia Saudita y sus aliados imperialistas;

Respaldamos al pueblo de Sudán en su revolución por la libertad y la democracia;

Respaldamos a los pueblos de Afganistán, Siria, Irak y Libia en su lucha contra la intervención militar imperialista y por su derecho a la libertad y la paz.

Reiteramos nuestro apoyo a todos los pueblos que luchan por la soberanía, la autodeterminación, la libertad y el socialismo.

Larga vida a las luchas populares!!!

Declaración Política Brigada Internacionalista Che Guevara

Somos 200 jóvenes que hemos venido de 40 países de los 4 continentes, representamos a más de 100 organizaciones populares, somos campesinos, estudiantes, sindicalistas, de las periferias urbanas, de colectivos de mujeres, LGTB y afro. Constituimos una amplia diversidad cultural, económica, política e ideológica. Nos hemos encontrado entre los días 16 y 22 de febrero en la ciudad de caracas y en diversos espacios del poder popular. Realizamos la Brigada Internacionalista “Che Guevara” donde pudimos vivenciar la práctica de la revolución y hacer trabajo voluntario junto al pueblo. Retomamos el camino que nos señaló el Che, ese que nos trajo a Venezuela con espíritu internacionalista y de solidaridad. Durante estos días reafirmamos nuestro compromiso con la Revolución Bolivariana y nuestra confianza en el presidente legitimo del pueblo Nicolas Maduro Moros.

Presenciamos un momento histórico de crisis del sistema capitalista que potencia la violencia hacia la juventud en distintas partes del planeta. La privatización de la educación desarrolla un sistema educativo al servicio de los intereses del capital concentrado que es excluyente y no responde a resolver los problemas de la población. La criminalización de los jóvenes de los sectores populares aumenta la represión al tiempo que disminuye la posibilidad de construir un proyecto digno de vida.

Vemos como el imperialismo se reinventa para seguir saqueando y oprimiendo a los pueblos del mundo, siendo actualmente Venezuela el epicentro de este ataque, generando una guerra con distintas dimensiones: Económica, psicológica, comunicacional y militar. Intentan apropiarse de las riquezas naturales y destruir la identidad y la moral revolucionaria que mantiene este pueblo chavista defendiendo sus derechos y su soberanía.

Las luchas que nos unen:

1. En defensa de los territorios y de los bienes naturales, contra la degradación ambiental y la apropiación privada de la naturaleza.

2. Por la soberanía de los pueblos y en defensa de su autodeterminación, contra las guerras imperialistas y la explotación de las empresas transnacionales

3. Contra el exterminio de la juventud y la militarización de los territorios, en defensa de la vida.

4. Por un feminismo popular, que represente derechos de mujeres, LGBT´s, indígenas, en defensa de la igualdad y de la equidad, contra el patriarcado, el racismo y la intolerancia religiosa.

5. Por un proyecto político construido por el pueblo, en defensa de los derechos sociales (educación, cultura, salud, transporte, vivienda, etc.) Contra las políticas neoliberales y fascistas.

6. Por trabajo digno y la construcción de alternativas económicas. Contra la precarización y la super explotación de la fuerza de trabajo de la juventud.

7. En defensa de la democratización de las comunicaciones y valorización de las culturas locales, contra el monopolio de las comunicaciones y de la difusión cultural.

Para llevar adelante nuestras luchas necesitamos asumir compromisos y tareas concretas:

1. Fortalecer la construcción de la Articulación Internacional de la Juventud en Lucha, en su carácter antimperialista, antipatriarcal, anticolonialista, antineoliberal e antiracista.

2. Debemos retomar el método de trabajo de base, para politizar, movilizar y organizar el pueblo y la juventud. Debemos organizar la juventud de la clase trabajadora, que es polo más afectado por la ofensiva imperialista, y al mismo tiempo el polo más dinámico de la lucha de clases;

3. En tiempos de crisis es urgente construir herramientas para denunciar el proyecto del enemigo y, al mismo tiempo, anunciar lo nuestro, a través de la agitación y propaganda. Construyendo nuevas formas de comunicación con el pueblo, a partir de nuestra fuerza creativa. Pues no basta apenas negar el proyecto del enemigo, es necesario anunciar un nuevo proyecto de sociedad;

4. Avanzar en la formación política e ideológica de la juventud, comprendiendo que solamente a través de la formación política e ideológica aseguraremos mayor firmeza en el horizonte estratégico;

5. Es necesario impulsar luchas de masas. Son las movilizaciones que pueden alterar la correlación de fuerzas. Nuestra fuerza está en la cantidad de personas que organizamos y colocamos en las calles. Si el enemigo se fortalece en la concentración de capital, en el oligopolio de la media y en el aparato militar, nosotros nos fortalecemos con el pueblo en las calles.

6. Construir unidad entre las fuerzas populares, tanto en nuestros países como en ámbito internacional. Precisamos nos desafiar a las construcciones unitarias. No podemos alimentar nuestras pequeñas diferencias en detrimento de la unidad. Es necesario organizar los espacios unitarios para que se fortalezca la lucha contra el enemigo común.

7. Aprovechar la fuerza creativa de la juventud, para construir herramientas innovadoras de organización de este segmento social, a través de medios de comunicación popular, de métodos de organización y lucha que dialoguen con la juventud.

8. Replicar las Brigadas Internacionales con el objetivo de potenciar la solidaridad en las luchas de los pueblos hermanos que estén siendo atacados con mas fuerza por el imperialismo y las lógicas destructivas del capital.

Viva la Revolución Bolivariana!
Viva Chavez!
Viva la Juventud en Lucha!

Caracas, Venezuela, 26 de febrero del 2019

*Carta de la Asamblea Internacional de los Pueblos
A los Militantes y activistas sociales y políticos del mundo*

Queridas compañeras y compañeros:

Del 24 al 27 de febrero de 2019 la Asamblea Internacional de los Pueblos se reunió en Caracas, Venezuela para continuar el proceso de construcción de nuestras luchas anticapitalistas y antiimperialistas, así como para extender nuestra solidaridad con la Revolución Bolivariana.

En total, 500 personas de 181 organizaciones de 87 países y 5 continentes (África, Asia, Europa, América Latina y Oceanía) se reunieron, debatieron, cantaron, gritaron consignas y experimentaron la solidaridad revolucionaria en la lucha común para dar esperanza a los pueblos de nuestro planeta.

Nos hemos reunido a lo largo de 3 años para afrontar el reto histórico de unificar las luchas de la clase trabajadora y de los pueblos del mundo. Estamos convencidos de que la unidad de nuestras luchas antiimperialistas, anticapitalistas, antipatriarcales, y antirracistas es la única forma de lograr un mundo mejor para todas y todos.

Durante los últimos tres años, la Asamblea Internacional de los Pueblos ha estado articulándose en las diferentes regiones: construyendo redes políticas, facilitando el diálogo entre militantes, organizando conferencias regionales, creando y dirigiendo escuelas de formación política, descubriendo y reforzando a las personas que tienen el coraje y la pasión para luchar contra la injusticia en todas partes.

La injusticia más evidente hoy es el ataque imperialista contra Venezuela. En un proyecto para restaurar el poder de la oligarquía y el saqueo de los inmensos recursos minerales de este hermoso y rico país, el imperio no puede tolerar la presencia de una revolución de inspiración socialista que pretende entregar la riqueza del país al pueblo venezolano. Pero no pasarán. Es por esto por lo que Venezuela fue la sede de la Asamblea Internacional de los Pueblos, para celebrar y apoyar la Revolución Bolivariana.

El diseño original de la Asamblea era reunir a 1.500 representantes de diversas luchas en Caracas. Tras el aumento de la agresión contra Venezuela, se tomó la decisión de cambiarlo a uno de 500 personas y con un enfoque explícito en la solidaridad con Venezuela.

La celebración de la Asamblea es un hito importante e inspirador en el proceso iniciado hace tres años. Estamos energizados con este gran encuentro en Caracas y más convencidos que nunca de continuar el proceso de unificación de nuestras luchas comunes en todo el mundo. Seguiremos trabajando a nivel comunitario, nacional y regional. Prestaremos atención a la batalla de ideas, a la articulación de las luchas, a la comunicación, a la movilización y a la formación política con la única aspiración de dar herramientas, ideas, y fuerza a todas y cada una de las personas del mundo que se oponen contra cualquier injusticia. Este es nuestro llamado.

Comisión Articuladora de la Asamblea Internacional de los Pueblos

Plan de Trabajo
I) MOVILIZACION

– Con el fin de fortalecer el proceso de construcción de la Asamblea Internacional de los Pueblos, nos comprometemos a definir, en cada región, un calendario de movilizaciones y fortalecer movilizaciones en la región que estén definidas o que se puedan definir. Incluir dentro de este calendario el impulso de una jornada antiimperialista para el segundo semestre de 2019.

II) ARTICULACIÓN

– Dar a conocer la naturaleza, plataforma política y plan de acción de la Asamblea Internacional de los Pueblo con el fin de ampliar y profundizar la participación en nuestra articulación.

– Establecer y fortalecer mecanismos de comunicación a nivel regional que posibiliten mejorar nuestras coordinaciones y el funcionamiento de las secretarías operativas regionales.

– Desarrollaremos asambleas regionales o actividades que nos permitan fortalecer nuestras articulaciones, incluyendo:

VIII Asamblea de los Pueblos del Caribe, en Trinidad y Tobago, del 15 al 19 de agosto de 2019.

Encuentro Mesoamericano a finales de julio o principios de agosto de 2019.

II Asamblea de Asia en el segundo semestre de 2019.

III Asamblea de Albamovimientos el primer semestre de 2020.

Asambleas subregionales y una asamblea regional en Europa antes del segundo semestre de 2020.

IV Conferencia Regional Panafricanista en el 2020;

Asamblea regional en la región árabe.

– Continuaremos construyendo nuestra articulación Internacional de los Pueblos para lo cual la Comisión Articuladora, en su próxima reunión, definirá el proceso, metodología y aportes para profundizar nuestras definiciones y seguimiento al Plan de Acción en función de desarrollar el proceso para nuestra siguiente Asamblea Internacional de los Pueblos.

III) COMUNICACIÓN

– Nos comprometemos a dar a conocer y fortalecer los instrumentos de articulación comunicacionales, afines a los movimientos sociales integrantes de la Asamblea Internacional de los Pueblos y otras plataformas que la comisión de comunicación pueda establecer para la batalla de las ideas en nuestras regiones.

IV) FORMACIÓN POLÍTICA

– Nos comprometemos a seguir desarrollando y profundizando los procesos de formación política, así como fortalecer la articulación de las escuelas regionales de Formación para desarrollar la conciencia internacionalista y el conocimiento de los procesos de lucha de los pueblos del mundo.

V) INTERNACIONALISMO MILITANTE

– Nos manifestaremos e impulsaremos nuestro respaldo y solidaridad ante cualquier agresión a los pueblos del mundo

– Organizaremos brigadas e intercambios entre nuestra militancia para llevar a la práctica acciones concretas que desarrollen el internacionalismo.

– Nos comprometemos a acompañar los procesos electorales en países en disputa para garantizar el respeto a la voluntad popular e intercambiar las experiencias organizativas para la batalla electoral.

Cronograma de Luchas y Actividades
– 8 de marzo Día internacional de lucha de las Mujeres.

– 21 de marzo. Día Internacional para la eliminación del Racismo.

– 24 marzo Marcha por los Derechos Humanos (Argentina).

– 30 de marzo Día de la Tierra en Palestina.

– 7 de abril, Día de Lucha por Lula Libre

– 17 de abril, Día Internacional de la lucha Campesina

– 1º. De mayo, Día Internacional de Lucha de los trabajadores y trabajadoras.

– 25 de mayo. Día de la Libertad de África.

– 28 de julio, Lucha en Solidaridad con Haití.

– 07 de octubre, Día Internacional de Luchas de la Juventud;

– 15 de octubre Día Internacional de las Mujeres Rurales.

– 16 de octubre, Día Internacional de Lucha por Soberanía Alimentaria.

– Segundo Semestre nos proponemos a discutir la organización de una Jornada Internacional de Lucha Antimperialista.

– Del 1 al 3 de noviembre, Encuentro Antiimperialista por la Democracia y contra el
neoliberalismo.

Campaña Internacional por la Paz y la Soberanía en Venezuela
I) MOVILIZACION

1. En el próximo día 16 de marzo de 2019 organizaremos un Día Internacional de Lucha por la Paz en Venezuela y por el cese al bloqueo económico. En este día movilizaremos nuestros movimientos y organizaciones de los pueblos en frente a embajadas y consulados de EEUU, o sino en otros lugares simbólicos de la acción imperialista e injerencista que ha practicado el gobierno de Donald Trump en contra la soberanía y la autodeterminación del pueblo venezolano.

2. En todas las movilizaciones que organizan los pueblos llevaremos nuestro respaldo a la soberanía del pueblo venezolano, por la paz y la democracia en Venezuela y por un mundo sin imperialismo.

3. Organizaremos movilizaciones y actividades para rescatar el legado del comandante Hugo Chávez y en solidaridad con la Revolución Bolivariana, como en el día 05 de marzo, fecha de la siembra de Chávez, el día 28 de julio, fecha de su natalicio y también el día 13 de abril, en que el pueblo venezolano ha derrotado el golpe de Estado de 2002 en contra el presidente Chávez y el pueblo venezolano.

4. Estaremos en alerta para defender las Embajadas y Consulados Venezolanos pues son territorios del pueblo venezolano en nuestros países, que en algunos países ha sido atacado y golpeado por fuerzas de derecha y fascistas.

5. Promoveremos acciones de denuncia y boicot a empresas implicadas en agresiones contra la República Bolivariana de Venezuela.

II) ARTICULACIÓN POLÍTICA

1. Nos proponemos a articularnos a nivel local, nacional e internacional con otras fuerzas políticas progresistas, demócratas y de izquierda para organizar Comités por la Paz en Venezuela que impulsen acciones amplias y unitarias contra el injerencismo imperialista estadunidense.

2. Seguiremos fortaleciendo y promoviendo espacios regionales de movimientos y organizaciones de los pueblos en defensa de la Revolución Bolivariana, de su carácter socialista y feminista y también del legado del comandante Hugo Chávez.

3. Exploraremos las posibilidades de impulsar una Red Internacional de Juristas y Abogados que emprendan acciones legales contra las agresiones a la República Bolivariana de Venezuela.

4. Promoveremos articulaciones con personas y colectivos de intelectuales, religiosos, artistas y trabajadores de la cultura que impulsen actividades y procesos por la Paz en Venezuela.

5. Promoveremos la articulación entre organizaciones políticas con representación parlamentaria o institucional para impulsar acciones en los ámbitos políticos y diplomáticos en defensa de la República Bolivariana de Venezuela, por la Paz y para la rendición de cuentas de los responsables de la injerencia contra Venezuela.

III) COMUNICACIÓN POPULAR

1. Nos comprometemos a dar a conocer y fortalecer los instrumentos de articulación comunicacionales que posibiliten consultar información, divulgarla y establecer una línea discursiva común entre: People Dispatch, Newsclick, Brasil de Fato, New Frame, The Mast, Resumen Latinoamericano, AlbaTv y otras plataformas que la comisión de comunicación pueda establecer para impulsar el apoyo y respaldo hacia la Revolución Bolivariana.

2. Impulsaremos campañas para denunciar las agresiones en contra del pueblos de Venezuela y la Revolución Bolivariana por lo que desarrollaremos, al menos tres campañas:
a) en contra de la guerra intervencionista y por la Paz;
b) denunciar y dar a conocer las acciones y efectos del bloqueo y la guerra económica hacia la Revolución Bolivariana;
c) dar a conocer el ejercicio de la democracia participativa y protagónica en Venezuela y el respaldo del pueblo bolivariano a su revolución y al Presidente Nicolás Maduro.

3. Impulsar la articulación entre la red de Medios Alternativos y Comunitarios –MAC- con los medios alternativos y populares que existen en nuestros países, para dar a conocer la realidad de la Revolución Bolivariana y las luchas del Pueblo Bolivariano.

IV) FORMACIÓN POLÍTICA

1. Incorporaremos el conocimiento del proceso de la Revolución Bolivariana en los planes de formación y mística de las escuelas de formación política de nuestras organizaciones y movimientos, que se han ido desarrollando a nivel regional.

2. Impulsaremos por medio de la Coordinación Política Pedagógica Internacional la creación de un repositorio de materiales y contenidos multimedia en varios idiomas, sobre el proceso de la revolución bolivariana al que puedan acceder nuestras escuelas de formación.

V) INTERNACIONALISMO MILITANTE

1. Impulsaremos y fortaleceremos las Brigadas de Solidaridad con Venezuela que aporten al proceso de desarrollo, fortalecimiento y defensa de la soberanía del pueblo venezolano.

2. Desarrollaremos intercambios de conocimientos, apoyo tecnológico y asistencia técnica hacia Venezuela, o de Venezuela a otros países, para compartir experiencias que posibiliten el fortalecimiento de capacidades en distintas áreas del conocimiento con el fin de impactar positivamente en el fortalecimiento de la economía soberana y sustentable de la Revolución Bolivariana.

3. Articularemos Acciones Solidarias de Pueblo a Pueblo para recolectar y entregar medicamentos al pueblo venezolano, al mismo tiempo que denunciamos el bloqueo criminal que impide la compra de medicinas necesarias para la continuidad de la vida.

4. Promovernos e impulsaremos, en coordinación con las embajadas de Venezuela, acciones de apoyo (salud, laboral, educación, cultura) hacia los migrantes venezolanos que han salido de su país como consecuencia de la agresión imperialista a la Revolución Bolivariana.

5. Con el fin de expresar nuestra solidaridad desarrollaremos, a partir del 25 de Junio, una Misión Internacional de organizaciones que constituyen La Vía campesina, de intercambio popular y en apoyo al pueblo bolivariano.

Tomado de Resumen Latinoamericano

Venezuela: Ante amenazas guerreristas de EEUU, defender con la gente la paz, la soberanía y la democracia. Análisis de CRBZ

El plan de Estados Unidos para derrocar a Nicolás Maduro y la revolución bolivariana alcanza niveles de presión cada vez mayores. En la medida en que pasan los días sin que ocurra el quiebre interno que busca el plan, al mantenerse la unidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la unidad institucional y la movilización popular a favor del gobierno y en defensa de la soberanía y la democracia, se hacen más fuertes las agresiones diplomáticas, económicas, mediáticas y arrecian las amenazas militares.

En días recientes se ha desarrollado la operación en torno a la llamada ayuda humanitaria en la frontera con Colombia, específicamente en Cúcuta. Se ha instalado el escenario material y se ha desplegado una intensa campaña mediática, plagada de fakenews y mentiras grotescas, para construir: 1) la legitimiación del ingreso de la mal llamada ayuda humanitaria “autorizada” por el autoproclamado Juan Guaidó, 2) el falso despliegue de acciones del gobierno legítimo venezolano para impedir su ingreso, 3) la imagen de un gobierno despótico sin apoyo popular y con el mundo entero en su contra, 4) una percepción magnificada y catastrofista de la situación económica y social venezolana, 5) el respaldo, inconsciente y manipulado, de una porción de la población venezolana a favor de la intervención extranjera. En la movilización de la derecha el 12 de febrero, Guaidó anunció que la fecha para el desenlace de esta farsa será el 23 de febrero.

A la brutal campaña mediática global contra Venezuela se suma el blackout informativo sobre: 1) las movilizaciones realizadas por el chavismo en casi todos los estados del país, 2) el profundo impacto de las medidas coercitivas unilaterales contra la economía del país como causa principal de la situación económico-social de Venezuela, 3) los éxitos de la diplomacia del gobierno legítimo venezolano, y 4) la descarada violación al marco jurídico del derecho internacional público que implica el reconocimiento a Juan Guaidó como supuesto presidente encargado de Venezuela y la avanzada en torno al tema de la ayuda humanitaria.

La configuración del tablero internacional a favor de EEUU tampoco ha cuajado del todo. Además del Grupo de Lima, excepto México, y de los aliados europeos que se alinearon de entrada, no han sido mayores los éxitos de EEUU. Fracasaron en el Consejo de Seguridad de la ONU y también en la Asamblea General de la OEA. Rusia, China y Turquía se mantienen firmes en su apoyo al gobierno legítimo de Maduro. Incluso, en el caso de China y Rusia, ha circulado información sobre apoyo militar y una eventual participación en los ejercicios que la FANB viene realizando.

El canciller Arreaza se reunió con el secretario general de la ONU, quien manifestó el reconocimiento al gobierno de Maduro y su disposición a continuar profundizando proyectos de cooperación técnica con Venezuela. Se supo que la India había llegado a un acuerdo con el gobierno venezolano para aumentar sus compras de petróleo y pagarlo en insumos como forma de evadir el bloqueo financiero contra Venezuela. Se realizó con éxito la conferencia sobre Venezuela en Uruguay, lo que dio paso al llamado Mecanismo de Montevideo, a pesar de la negativa a participar en ella por parte de EEUU y sus títeres de la derecha venezolana. Por último, el canciller Arreaza anunció desde Nueva York la creación de un Grupo de Estados, Rusia y China incluidos, para la defensa de la Carta de la ONU, el Derecho Internacional y el rechazo la agresión a Venezuela.

En ese contexto EEUU intensifica la agresión. Además de los usuales llamados de Juan Guaidó a la FANB para que se sume al golpe y apoye el ingreso de los insumos enviados a Cúcuta por EEUU, se suman llamados directos a la FANB por parte del asesor de seguridad John Bolton, así como pronunciamientos al respecto por parte de Mike Pompeo. Trump, desde una reunión con el presidente Colombiano Iván Duque, reiteró sus habituales amenazas directas al presidente Maduro.

Aparece entonces, con más fuerza, la amenaza del uso de la opción militar. Comienza a circular información sobre preparativos de EEUU para movilizar tropas, concretamente desde San Diego y la costa este de Florida, se estima que hasta zona colombiana fronteriza con Venezuela. El gobierno cubano, por su parte, alertó sobre el desplazamiento, hacia República Dominicana y Puerto Rico, de fuerzas de operaciones especiales y de la infantería de marina “que se utilizan para acciones encubiertas, incluso contra líderes de otros países”. Esto, a la vez que Holanda autoriza la intalación de un centro de acopio en Curazao para insumos de la supuesta ayuda humanitaria, simultáneamente al anuncio del gobierno de Brasil de mantener tropas en el estado de Roraima, fronterizo con Venezuela, por un lapso de sesenta días más.

El Gobierno Bolivariano, por su parte, además de la intensa actividad diplomática y mediática, viene profundizando los ejercicios militares en el marco de la doctrina de unión cívico militar para la defensa integral del territorio. La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora se ha incorporado a los mismos con su militancia activa en la Milicia Nacional Bolivariana, y hace un llamado a todas las fuerzas y corrientes patrióticas del país, independientemente de posiciones ideológicas y más allá de las críticas, errores y desviaciones éticas y políticas de sectores del gobierno, a incorporarse con firmeza en las tareas de defensa de la patria.

Asimismo, hacemos un llamado a la dirigencia de la revolución a intensificar las acciones vinculadas al anuncio hecho sobre la convocatoria a asambleas populares y cabildos abiertos de cara a unas elecciones adelantadas de la Asamblea Nacional. Es central en esta batalla que el ejercicio de la política implique una radical apertura a la participación y protagonismo popular, al debate y análisis colectivo, horizontal entre la gente y la dirigencia de todos los niveles. Las movilizaciones masivas y los actos políticos son necesarios, pero es clave que se den pasos a una política centrada en los principios de la democracia revolucionaria, cuyo basamento fundamental es el poder de la gente, el poder popular.

Es necesario además, abrir espacios a organizaciones de todo tipo (profesionales, trerritoriales, gremiales, vecinales, partidistas, religiosas) más allá del chavismo. La hora actual requiere de una convocatoria que sea capaz de sumar todas las voluntades que están contra contra la injerencia y la guerra. La fuerza del país debe estar puesta en la preservación de la paz, la soberanía y la democracia. En esa dirección, La Corriente está impulsando realización de Marchas Patrióticas Populares Cívico-Militares en los territorios, en las comunidades. Se trata de ir creando espacios de participación amplia, en donde todos los sectores puedan materializar la necesaria alianza nacional por la paz, la soberanía y la democracia.

Son horas cruciales y Venezuela necesita de la incorporación de toda la población a esta batalla histórica. No se trata únicamente de defender al presidente Maduro y al gobierno bolivariano. Lo que está en juego es la vida misma del país, de la nación, es decir, nuestra existencia como pueblo, nuestra unidad histórica, cultural, afectiva. No hay tiempo para vacilaciones. El momento es ahora.

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora