Constitución, igualdad y familias

Yamila González Ferrer. Unión de Juristas de Cuba.

La nueva Constitución supera lo ya alcanzado en la Constitución de 1976 y amplía la gama de derechos y garantías ciudadanas. Con su contenido asegura al más alto nivel jurídico la continuidad del proyecto de justicia social de la Revolución cubana que siempre ha tenido como centro al ser humano. En este sentido, el contenido de la igualdad como derecho, principio y valor social se potencia y enriquece, lo que permite que con mayor facilidad pueda traducirse en leyes posteriores que lo desarrollen .

La Carta Magna dedica el artículo 13 a establecer los fines esenciales del Estado cubano, de los que caben destacar los objetivos de “garantizar la igualdad efectiva en el disfrute y ejercicio de los derechos” (inciso d), “obtener mayores niveles de equidad y justicia social” (inciso e) y “garantizar la dignidad plena de las personas y su desarrollo integral” (inciso f). Postulados que se desarrollan de manera particular en el Título V “Derechos, deberes y garantías”.

En este sentido, también es importante la ratificación expresa en el texto constitucional del carácter laico del Estado (artículo 15 y artículo 32. b).

El artículo 40 reconoce expresamente la dignidad humana como el pilar y el sustento de todos los derechos, como valor social básico y piedra angular de la existencia humana. El 41 confirma la responsabilidad estatal de garantizar a las personas “el goce y el ejercicio irrenunciable, imprescriptible, indivisible, universal e interdependiente de los derechos humanos en correspondencia con los principios de progresividad, igualdad y no discriminación…”.

El 42 refrenda la igualdad ante la ley sin discriminación, e incluye expresamente de manera novedosa el género, la orientación sexual, la identidad de género, la edad, la discapacidad, entre otras; el 44 apunta a las medidas de acción afirmativa promotoras de la equidad; el 45 establece los límites para el disfrute de los derechos; el 47 evoca el derecho al libre desarrollo de la personalidad; el 48 el respeto a la intimidad personal y familiar; el artículo 90, inciso g el deber de respetar los derechos ajenos y por último el capítulo dedicado a las garantías, en particular el artículo 99 con el derecho a reclamar ante los Tribunales ante vulneraciones de los derechos consagrados en la Constitución.

En materia de igualdad de género y familia varios elementos podemos destacar del texto constitucional que superan a la Carta Magna vigente.

1. El artículo 43 se centra en la igualdad entre mujeres y hombres, lo que complementa el pronunciamiento expreso del artículo 42 sobre la no discriminación por razón de sexo, género, orientación sexual e identidad de género y constituye un más acabado reflejo del compromiso estatal por la igualdad de género al expresar que particularmente fomentará el empoderamiento de las mujeres desde lo individual y social, así como que asegurará el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos y la protegerá de la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos, creando los mecanismos para ello.

2. Un elemento de alta significación es el reconocimiento a los diversos tipos de familias (artículo 81). Con este término se abandona el concepto clásico de familia (padre, madre, hijos) y se recoge bajo esa denominación otros supuestos que rompen con la concepción tradicional. Es una expresión mucho más amplia de aceptación y respeto a la diversidad familiar existente en la sociedad.

El artículo 81 proclama el derecho de toda persona a constituir una familia, lo que significa avanzar en la concepción del derecho de todas las personas a la vida familiar con respeto a la diversidad y en armonía. Por ello reconoce la multiplicidad de formas familiares, los vínculos por los que se constituyen, ya sea jurídicos o de hecho, el afecto como sustento de las relaciones familiares, la igualdad entre sus integrantes, la diversidad de sus fines y transparenta con rango constitucional la voluntad política de protegerlas a todas por igual.

3. La formulación del artículo 82 expresa a nivel constitucional los elementos generales del concepto de matrimonio y rompe con la concepción tradicional de su valoración como forma principal y más importante de constituir una familia.
Lo declara como institución social y jurídica, como una de las formas de organización de las familias y refiere sus tres aspectos esenciales: la expresión de voluntad, el principio de igualdad y la capacidad legal; y deja para la legislación especial, es decir el Código de las Familias, su desarrollo integral.
Esa capacidad legal, que incluye la capacidad física (sexo y edad), la capacidad mental (que es la que permite brindar el consentimiento) y la ausencia de prohibiciones (por ejemplo, tener un matrimonio vigente, entre otras) debe y tiene que ser regulada en el Código de las Familias sobre la base del respeto absoluto a los principios y derechos que han sido refrendados en esta Constitución.

En ese mismo sentido incorpora el reconocimiento de otra institución de gran relevancia en nuestra realidad que es la de la unión de hecho, la que también será desarrollada por dicho Código.

Son dos de las formas de constituir familia con un impacto similar a nivel social por lo que su invocación de manera conjunta en el texto constitucional tiene una gran significación .

4. De igual forma se incluye protección explícita a la paternidad junto a la maternidad (artículo 68 y 84) y ello sin duda contribuye significativamente a la responsabilidad compartida o corresponsabilidad en el ámbito familiar lo que tiene un impacto positivo en la conciliación de la vida familiar y laboral.

5. El reconocimiento del derecho a una vida libre de violencia (artículos 43, 85 y 86 segundo párrafo) y el compromiso a enfrentarla, ratifica la importancia de la prevención de lucha contra la misma y potencia la responsabilidad obligatoria del Estado en la implementación de normas jurídicas, políticas públicas y el perfeccionamiento de los mecanismos de protección a las víctimas.

6. Por último, se dedican tres artículos (72, 73 y 74) a grupos históricamente vulnerables y que requieren de la mayor atención: las niñas, niños y adolescentes, las personas adultas mayores y las personas con discapacidad. Señalar a nivel constitucional la responsabilidad estatal y familiar de protección, atención, asistencia, así como las garantías para su inserción y participación social devienen en elementos fundamentales de nuestro Proyecto social que encara una situación muy particular de baja fecundidad y un creciente envejecimiento poblacional.

Interpretar todos estos artículos en su interrelación con otros fundamentales del texto constitucional, nos ayuda a comprender su carácter sistémico y la coherencia de la Constitución en relación con el principio de igualdad y no discriminación y su alcance para todas las personas y las familias.

Unas reflexiones finales de cara a la consulta popular y al referéndum del nuevo Código de las familias:

Debemos ser capaces de trazar una estrategia comunicacional que visibilice el enfoque de derechos del nuevo Código de las Familias y su importante función educativa, lo que quiere decir que será una norma jurídica abarcadora, que regulará las diversas instituciones familiares y dará soluciones a las complejas problemáticas vinculadas a ellas, muchas de las cuales hoy no tienen solución.

La lucha contra los estereotipos sexistas que generan prejuicios y provocan discriminaciones debe ser una prioridad porque el espacio familiar es donde más difícil se hace esta labor.

El espacio familiar, en tanto la familia es la célula fundamental de la sociedad, es un espacio de alcance social, público y político por lo que un nuevo Código de las Familias contribuirá a fortalecer el Proyecto de justicia social de la Revolución cubana.

VI SEMINARIO INTERNACIONAL POR LA PAZ Y LA ABOLICIÓN DE LAS BASES MILITARES EXTRANJERAS.

Mireidy Ramírez Trimiño

En Guantánamo del 4 al 6 de mayo de 2019 amigos y amigas de Cuba de más de 35 naciones de muchas partes del mundo nos juntamos para el VI Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.
Con la convicción martiana de que ¨El porvenir es la Paz¨ rechazamos con fuerzas la agresión de Estados unidos hacia Cuba y todos los países.
En la cita se transmitieron varios mensajes de solidaridad y soberanía de los pueblos. Especial fue la intervención de María do Socorro Gomes, Presidenta del Consejo Mundial de la Paz; igualmente la de Ann Wright, Coronela del ejército de los Estados Unidos y ex diplomática sobre ¨La concentración de fuerzas de los EE: UU y la OTAN en Europa del Este y Escandinavia¨, quien se disculpó en varias oportunidades ante los presentes por la actitud del gobierno norteamericano, que constantemente comete violaciones a la paz en el mundo.
Nuestra Cuba Socialista, revolucionaria y soberana recibió mensajes de solidaridad de Siria, Brasil, Venezuela, Irán, Japón, Estados Unidos y otros. Todos reconocieron el carácter humanitario, altruista y solidario de la Revolución Cubana.
Noemí Díaz, de la Red de Educadoras y Educadores Populares de Guantánamo, presentó la ponencia titulada ¨La Cultura de Paz en la estrategia educativa en zonas del segundo Anillo de contención con la base naval de Guantánamo.
Las intervenciones terminaron todas con ¡Viva Cuba libre! ¡Viva la Paz! Realmente muy emocionantes estos momentos para los presentes en el encuentro.
En este VI Seminario quedó oficialmente instituido el 23 de febrero como Día Mundial de la Paz y contra las bases militares extranjeras en el mundo, de las cuales unas 800 son de EE. UU. y otras 200 de la OTAN.
El Consejo Mundial de la Paz, ya tiene 70 años y apoya los esfuerzos por construir un mundo donde impere la justicia, la paz y la solidaridad.
Solidaridad que es de todos y todas; la respuesta en contra del imperialismo genocida es fortalecer la lucha entre los pueblos por una convivencia pacífica. Y para impedir la guerra: unidad y amor de los que luchan y resisten.

Cuba. VI Seminario Internacional de Paz por la abolición de las bases militares extranjeras: Contra el imperialismo: un solo puño, una única voz

Herminio Camacho Eiranova, Resumen Latinoamericano

Mayo me ha ofrecido una oportunidad quizá irrepetible. El Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, con el que colaboro, ha propiciado la posibilidad de que participe junto a un centenar de delegados de 35 países, además de Cuba, en el VI Seminario Internacional de Paz por la abolición de las bases militares extranjeras, que coauspician con el Centro Martin Luther King Jr., y para cuya realización fue decisiva la contribución del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y la Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina.
Escucho con atención las intervenciones de Silvio Platero Yrola, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, organización que cumple en 2019 70 años y que ha organizado el evento; de María del Socorro Gomes y de Iraklis Tsavdaridis, presidenta y secretario ejecutivo, respectivamente, del Consejo Mundial de la Paz, que lo auspicia y que celebra este año igualmente su aniversario 70; la del Doctor en Ciencias Manuel Carbonell Vidal, vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García; la de Ann Wright, quien fuera coronel del Ejército de Estados Unidos y diplomática, así como muchas otras de extraordinario interés.
No hay dudas de que son impresionantes las fuerzas que permiten perpetuar el estado actual de cosas en el mundo, en el que unos pocos tienen lo que bastaría para que millones pudieran tener una vida digna.
Apenas algunas pinceladas lo confirman. Constriñéndonos únicamente a la variable “poderío militar”, solo Estados Unidos dispone de un presupuesto aprobado de gastos militares de más de 700 000 millones de dólares, mantiene más de 800 bases militares alrededor del mundo —la más antigua de ellas en el extranjero, en territorio ilegalmente ocupado de Guantánamo, provincia cubana donde se realizó este Seminario—, así como más de 1 300 000 hombres y mujeres en servicio militar activo, 350 000 de ellos en el exterior.
Pudiera parecer que no es posible cambiar ese statu quo que los «poderosos» mantienen mediante la fuerza militar, y además utilizando presiones políticas, económicas, diplomáticas y de todo tipo, y también, claro está, apelando a la manipulación, la enajenación, la mentira, la fragmentación, la división, así como a la aniquilación de todo cuanto nos identifica y nos une.
Pero algo resulta igualmente evidente: los desposeídos no serán los eternos engañados, los permanentemente sometidos, los enajenados por siempre. Hay señales visibles para el buen observador, aun en medio de los vientos de tormenta que presagian tiempos incluso peores.
No han podido doblegar al pueblo cubano con 60 años de agresiones de una variedad difícilmente imaginable, que han provocado miles de víctimas e incalculables pérdidas materiales, que abarcan presiones políticas, intentos de aislamiento diplomático, acciones propagandísticas, aliento a la deserción y a la emigración ilegal, espionaje, subversión, acciones terroristas y de sabotaje, guerra biológica, fomento de bandas armadas, infiltraciones e incursiones armadas contra territorio cubano, organización de cientos de planes de asesinato de los principales dirigentes de la Revolución, hostigamiento militar, amenaza de exterminio nuclear, agresión directa por un ejército mercenario y guerra económica.
El instrumento fundamental de esta guerra económica ha sido un bloqueo genocida, codificado como norma jurídica de Estados Unidos por la Ley Helms-Burton, de 1996 —de carácter extraterritorial y violatoria del Derecho Internacional—, y que ahora ha recrudecido la actual administración de ese país, dando luz verde a partir del 2 de mayo, a la presentación ante cortes estadounidenses de demandas contra personas y entidades, incluso de terceros países, que inviertan en territorio cubano en propiedades nacionalizadas después del 1ro. de enero de 1959, amparadas en el Título III de esta ley —la aplicación del mismo había sido suspendida por sucesivas administraciones norteamericanas.
Pero tal como se recoge en la Declaración del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos “Contra el bloqueo genocida: mayor solidaridad internacional con Cuba”, presentada en el Seminario, “las cubanas y cubanos están preparados para resistir, lo han demostrado con creces durante seis décadas. Todas las administraciones anteriores vieron fracasar una tras otra, la política retrógrada signada por el odio y la hostilidad. Ni el carácter genocida del bloqueo, ni las arbitrarias e injustas sanciones extraterritoriales, ni los atentados terroristas que llenaron de luto a las familias cubanas, ni las campañas inmorales de difamación pudieron hacer que Cuba retrocediera un milímetro en la defensa de su soberanía, su solidaridad internacional y el carácter socialista de su Revolución”.
o podrán doblegarnos nunca. Así lo confirmó Víctor Gaute López, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, al intervenir en el evento. Al escucharlo recordé la respuesta del Che a una pregunta de Richard C. Hottelet, corresponsal de la CBS en Naciones Unidas, durante la entrevista que concedió en diciembre de 1964 al programa televisivo Face de Nation, de la CBS: «Sabemos del poderío de los Estados Unidos. No nos engañamos con respecto a ese poderío. Nosotros decimos que ese Gobierno de Estados Unidos quiere que paguemos un precio muy alto por esta coexistencia no pacífica que gozamos hoy, y el precio que estamos en condiciones de pagar llega solo hasta las fronteras de la dignidad. No va más allá. Si tenemos que arrodillarnos para vivir en paz, nos tendrán que matar antes…».
No me pierdo una palabra de cuanto se dice de la República Bolivariana de Venezuela. Contra esa hermana nación, el Gobierno de Estados Unidos ha empleado sin el menor asomo de pudor o apego a la ética las más sofisticadas técnicas de la guerra no convencional, robo de activos del Gobierno venezolano en el extranjero, bloqueo económico, comercial y financiero, chantajes, presiones y sanciones de todo tipo, y la amenaza de apelar a su colosal poderío militar; ha contado con la complicidad de sus aliados, de otros Gobiernos «obedientes» en nuestra región y en el mundo, y ha logrado una alineación sin precedentes de las transnacionales de la información, e incluso de otros medios de más limitado impacto, con el propósito de fabricar una «realidad» sin asidero objetivo, en la cual se pretende que un fantoche sin la menor credibilidad sea reconocido como presidente constitucional del Estado.
No obstante, tal despliegue no ha podido erosionar la unión cívico-militar en la que se cimenta el Gobierno bolivariano y chavista ni el apoyo mayoritario del pueblo venezolano a su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros.
No han podido aplastar la resistencia del pueblo palestino a la ocupación israelí, deja claro Bassel Ismail Salen, del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos.
¿Qué le queda por hacer al Estado sionista de Israel, con el apoyo incondicional de Estados Unidos y el resto de sus aliados, como parte de su política sistemática de exterminio y segregación de la población palestina, y de apropiación de sus tierras?
Gaza, convertida en la mayor cárcel a cielo abierto del planeta, bombardeada a su antojo punitivamente por el Ejército israelí, ha sido sometida por más de diez años a un bloqueo total que ha sumido a sus más de dos millones de habitantes, hacinados en apenas 180 kilómetros cuadrados —el 1 por ciento de la extensión territorial de la Palestina histórica—, sin posibilidad de desarrollar siquiera una agricultura de subsistencia, en una crisis humanitaria indescriptible.
En la Cisjordania ocupada los palestinos sobreviven en apenas el 9 por ciento de sus 5 400 kilómetros. Más de 800 kilómetros de muro separan lo que queda hoy de las que fueron sus tierras, de los asentamientos ilegales de los colonos israelíes (más de 500, en 2018, de acuerdo con cifras del Centro de Estudios Territoriales de la Asociación de Estudios Árabes), y sus desplazamientos son regulados mediante más de 800 puntos de control.
Desde la primera ocupación, en 1948, el saldo de víctimas palestinas supera las 120 000, la mayoría civiles, entre ellos mujeres y niños. A partir de 1967 —fecha de la segunda ocupación— más de un millón de palestinos han pasado por las cárceles israelíes, niños incluidos. Sin embargo, siguen enfrentando incluso con piedras a uno de los ejércitos mejor equipados del planeta, cuyo armamento ultramoderno es proporcionado por Estados Unidos.
Samer Saad, agregado diplomático de la Embajada de Siria en Cuba, habla de la victoria del Gobierno de su país en la batalla contra el terrorismo. En esa nación árabe, EE.UU. y sus aliados han fracasado en el propósito de derrocar a su legítimo presidente Bashar al-Ásad, a pesar de que desde el inicio del conflicto, en 2011, han financiado, han entregado armamento, han entrenado y han dado soporte logístico a los grupos terroristas que operan en territorio sirio, como el Frente Al-Nusra (ahora Frente Fath Al-Sham) o el Estado Islámico, y han organizado ataques contra el Ejército de ese país para apoyarlos.
Hoy me queda más claro que el imperialismo no es invencible, que tras su prepotencia se esconde su impotencia; tras su agresividad su debilidad. El camino hacia la victoria de la fuerzas progresistas y las que luchan por la paz lo delineó la Declaración Final del Seminario: multiplicar las acciones e iniciativas contra las políticas guerreristas e injerencistas imperiales, que continúan poniendo en grave peligro los destinos y el futuro de la humanidad.
Asimismo, nosotros los del Tercer Mundo, los del Sur geopolítico, los pobres de la Tierra con los que quiso echar su suerte el Héroe Nacional cubano José Martí, debemos conocernos, aprender de nuestros errores, reconocer nuestras fortalezas y las vulnerabilidades de nuestro enemigo común, hablar con una única voz y golpear con un solo puño.
Plan contra plan, como nos enseñara el propio Martí. No olvidemos lo que escribió el 11 de junio de 1892 en el periódico Patria, que creó para impulsar el propósito del Partido Revolucionario Cubano de alcanzar la total independencia de Cuba y Puerto Rico del dominio español: “A un plan obedece nuestro enemigo: el de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre…”
Esto vale tanto para Cuba, como para nuestra Patria grande o para la humanidad toda —que es también Patria, como lo definiera el Apóstol de la independencia cubana— mucho más hoy cuando son cada vez más los que levantan su voz en un grito para que no permanezcamos cruzados de brazos, por la paz pero en un mundo diferente, en el que no se gasten 1 739 billones de dólares en armas, mientras alrededor de 795 millones de personas, uno de cada nueve habitantes del planeta Tierra no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa.´
Y es que como expresara el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz —presencia permanente en el Seminario—, en su discurso en la clausura de la reunión de la Presidencia del Consejo Mundial de la Paz en La Habana, el 21 de abril de 1981, “…la paz, la distensión, la coexistencia civilizada entre los Estados, debemos conquistarlas con nuestra lucha y con nuestra fuerza”.
Ese grito por la acción es un clamor compartido por miles, por millones, es ya un torrente incontenible. Para confirmarlo, valió la pena también haber participado en este evento.

Desde Venezuela embajador cubano Rogelio Polanco: La administración Trump ha desempolvado la doctrina Monroe

Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

La escalada violenta de la élite que dirige el gobierno de Estados Unidos no se limita a Venezuela. Su plan de retomar el dominio neocolonial sobre América Latina implica la intervención en nuestros países para derrocar gobiernos dignos y soberanos, poner gobiernos títeres e impedir el retorno al poder por parte de las corrientes progresistas, populares y antimperislistas. En el desarrollo de ese plan Venezuela, Cuba y Nicaragua son objetivos principales. El recrudecimiento de la retórica agresiva de EEUU hacia Cuba y el anuncio de nuevas medidas coercitivas unilaterales e ilegales contra este país hermano, son las acciones más recientes en esa dirección.

En ese contexto, Prensa de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora conversó con el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco. Aquí la entrevista.

*¿Cómo lee Cuba las actuales medidas coercitivas anunciadas por EEUU y qué implicaciones tienen para el pueblo cubano?
*
Las actuales medidas coercitivas unilaterales anunciadas por EEUU contra Cuba son continuidad de la política agresiva tradicional de las administraciones estadounidenses, y en particular de esta admnistración Trump, que se ha empeñado en hacer retroceder los avances que se había alcanzado con la admnistración Obama, que permitieron un reconocimiento del gobierno cubano, de su soberanía e independencia, el establecimiento de relaciones diplomáticas, la apertura de embajadas en ambos países y el comienzo de conversaciones y acuerdos en diferentes materias de beneficio recíproco para nuestros dos países, así como la posibilidad de entablar un diálogo en pie de igualdad entre EEUU y Cuba.

La administración Trump, como parte de su política agresiva contra el resto del mundo y en particular contra América Latina, ha desempolvado la doctrina Monroe y desarrolla una agresión contra los gobiernos progresistas del continente y en especial contra Venezuela. Así, ha adoptado esta serie de medidas. Las más recientes tienen que ver con la activación del título 3 de la tristemente célebre Ley Helsm-Burton, que en Cuba es conocida como la Ley de la Esclavitud, porque ha pretendido durante más de 20 años retrotraer a Cuba a la condición de subordinación neocolonial a EEUU y derrocar la revolución, la soberanía y la independencia de Cuba. A ello se suman medidas para hacer más difícil los viajes de los estadounidenses a Cuba (el único país del mundo al cual se le impide a un ciudadano estadounidense a viajar), y a su vez las restricciones, para los ciudadanos cubanos residentes en ese país, del envío de remesas, así como sanciones a empresas cubanas de diferente naturaleza, que se suman a unas 200 más que el departamento del tesoro de los EEUU ha sancionado.

Las recientes medidas fueron anunciadas en una locación con una audiencia muy particular: Miami, los remanentes de la brigada 2506 de mercenarios de Playa Girón, derrotados hace 58 años, y en el contexto de lo que ya también es la política electorera de la actual administración en el coto que para ellos ha sido la Florida y la comunidad cubana en EEUU, en un ambiente totalmente fabricado y ridículo, que va incluso contra los propios intereses de la nación estadounidense y de la propia comunidad cubana, que como sabemos, ha cambiado desde el punto de vista demográfico y hoy en día está a favor de una relación normal con su país de origen y del levantamiento del bloqueo.

Estas medidas además van a contrapelo de los tradicionales pronunciamientos de la Asamblea General de Naciones Unidas, que por 26 años consecutivos ha rechazado la continuidad del bloqueo de EEUU a Cuba y en especial de la Ley Helsm-Burton, que es también objeto de cuestionamiento por parte de los propios aliados de EEUU porque pretende en su título 3, a partir del proximo 2 de mayo, abrir la posibilidad de que se introduzcan demandas en tribunales de EEUU contra ciudadanos y compañías de terceros países que tienen inversiones en Cuba en propiedades que fueron nacionalizadas por nuestra revolución a principios de los años 60, apegadas al derecho de nuestro país, y además incluye a ciudadanos que primero eran ciudadanos cubanos y luego pasaron a ser ciudadanos estadounidenses, pretendiendo aplicar de manera retroactiva esta decisión.

Por supuesto que esto es algo ilegal y extraterritorial, y ha sido condenado durante todos estos años. De hecho, varias administraciones de EEUU han impedido su puesta en práctica, mediante la suspensión del título 3, por la implicaciones que habría tenido para empresas estadounidenses en terceros países y para sus relaciones con sus aliados.

Estas medidas tienen un gran efecto negativo sobre nuestra economía y causarán daños a nuestro pueblo, al pueblo de EEUU y a los ciudadanos cubanos residentes en ese país. Son parte del intento de obligar a Cuba, por la vía de presiones, para hacer que revirtamos nuestros principios y nuestra política exterior. Se toma como pretexto en esta ocasión, entre otros, el apoyo solidario de Cuba a Venezuela. Sobre la base de mentiras y calumnias repugnantes, ente ellas la supuesta presencia de fuerzas militares y de seguridad cubanas en Venezuela, la supuesta participación de miles de nuestros colaboradores en actividades ilegales dentro de Venezuela, y una atroz manipulación para tratar de presentar a nuestros compatriotas que prestan en Veneuzela su servicio internacionalista, y que han sido recibidos de manera generosa por el pueblo venezolano, como matones, en un desprecio total por la solidaridad que profesamos Cuba y Venezuela, y además tratando también de manera humillante de cercenar la soberanía y la independencia del país hermano Venezuela.

Por eso hemos hecho una rotunda condena y rechazo a estas afirmaciones, y hemos pedido al mundo, a las organizaciones internacionales, a los organismos multilaterales, a todas las personas de buena voluntad, intelectuales, políticos, movimientos sociales en el mundo entero, que rechacen esta manipulación que incluye las presiones de EEUU a determinados gobiernos de América Latina y otros países para que aleguen estas mentiras como elementos para denunciar y cuestionar a Cuba de manera bilateral y multilateral.

Esto es parte de la escalada de EEUU para tratar de desmantelar los procesos progresistas que se han producido en América Latina en los últimos años y de impedir que se mantengan en el poder, o vuelvan al poder, los gobiernos de corte progresista en el continente, aplicando la mentira, la guerra mediática y económica, el uso de golpes de Estado de todo tipo y todos los mecanismos del poder de EEUU para tratar de impedir que la voz de la soberanía popular vuelva a tener su presencia en los gobiernos de nuestra América.

EEUU llega a afirmar cínicamente que el verdadero imperialismo que amenza el continente es el imperialismo cubano. Y es cínico porque hablar de imperialismo e invocarlo en relación con Cuba es la demostración, primero, de un desconocimiento de la historia de nuestra América Latina, y lo es más aún cuando el propio Bolton afirma que la doctrina Bolton permanece viva, cuando sabemos que con base en esta doctrina se estableceiron las más agresivas acciones, invasiones, masacres, intervenciones en nuestro continente, que dejaron un saldo de miles de personas asesinadas, numerosos líderes políticos masacrados, desaparecidos, gobiernos sometidos a la política de EEUU, golpes de Estado sangrientos. Ése es el saldo de la doctrina Monroe, y que EEUU lo proclame de manera desvergonzada a la altura del siglo XXI demuestra su total desconocimento de la historia de la región y de la cultura política de nuestros pueblos, y la mayor desvergüenza de los actuales dirigentes del gobierno de EEUU, que piensan que pueden hacer retrotraer la historia a aquella época nefasta del garrote en América Latina.

Declaración conjunta del Consejo de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos y el Consejo de Iglesias de Cuba.

La Habana, Cuba y Washington, DC, EE.UU. -Hoy viernes 26 de Abril de 2019, el quinto día después del Domingo de Resurrección, nuevamente nos unimos para afirmar nuestra fe y amor en Jesucristo. Como los discípulos caminando hacia Emaús (Lucas 24:13-35), deseamos también caminar juntos con el Cristo Resucitado y compartir el pan que Él ha bendecido con nosotros y para nosotros.

Nuestros dos Concilios han orado, caminado y trabajado unidos por muchos años, no solo como testigos de todas las bendiciones que hemos recibido de nuestro Señor, como fruto de la unidad en el amor, la fe y la esperanza, sino también como testigos del poder del Espíritu Santo en tiempos de desafíos para nuestro sueño de lograr la unidad entre nuestros pueblos y naciones. Juntos nos hemos levantado en favor de la paz cuando muchos promueven la guerra, así como por la unidad de la familia cuando otros han tratado de dividirlas.

Desde 1968, el Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en los Estados Unidos de América ha trabajado por la eliminación del bloqueo económico, las restricciones de viajes y la normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba. Hoy, después que nuestras dos naciones alcanzaran en los últimos años un significativo progreso, estamos enfrentando un período crítico que pretende acabar con lo logrado hasta el momento.

Por lo tanto, levantamos juntos nuestra voz para:

Reafirmar nuestra solidaridad en Cristo para trabajar por el fin del bloqueo, el cual tiene efectos territoriales en la mayoría de los países miembros de la Naciones Unidas y por la normalización de las relaciones entre nuestros pueblos y naciones;
Expresar nuestra oposición a la Administración Trump por la nuevas restricciones de viajes entre Cuba y los Estados Unidos;
Expresar nuestra oposición a la decisión de la Administración Trump de no extender la suspensión del Título III de la ley Helms-Burton, acción que busca empeorar aún más la calidad de vida del pueblo cubano y que crea enormes e innecesarios problemas legales a nivel internacional.
Expresar nuestra oposición a la limitación y restricción de las remesas familiares desde los Estados Unidos a Cuba.
Abogar por la reapertura y normalización de los servicios consulares entre los dos países, dado que esto facilita el acceso a visas y la normalización de relaciones entre nuestras familias y pueblos.

Finalmente, estas recientes acciones de la Administración Trump son otro obstáculo en nuestra unidad en la misión a la cual Dios nos ha llamado y una limitación para las relaciones, hermanamientos y crecimiento espiritual de las iglesias en los Estados Unidos de América y en Cuba.

Por todo esto hacemos un llamado a las iglesias en nuestros países y a nuestras contrapartes ecuménicas, organizaciones basadas en la fe y a todas las personas de buena voluntad en nuestra región y alrededor del mundo, a unirse a nosotros en incidencia, solidaridad y acciones para mejorar el presente y el futuro de nuestros dos países, iglesias y pueblos.

“Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.”

2 Corintios 5:18-19

Rev. Antonio Santana Hernández. Presidente Consejo de Iglesias de Cuba

Rev. Jim Winkler. Presidente Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en los Estados Unidos de América

ICOM 2019, agendas innovadoras para un nuevo desarrollo

“¿Cómo la información y la comunicación puede aportar al cambio social en Cuba y qué contribución puede hacer a una agenda al desarrollo?” es una meta del X Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Comunicación (ICOM 2019,explicó hoy Raúl Garcés, Presidente del Comité Organizador.

Expertos de todo el mundo se darán cita para compartir reflexiones y experiencias acerca de la reivindicación del espacio local como ámbito imprescindible para la articulación de voluntades colectivas, el impacto de las tecnologías en la gestión del conocimiento y planeación estratégica para el desarrollo sostenible, así como nuevas narrativas en discursos mediáticos y mediaciones tecnológicas en los procesos educativos. Todo ello con una perspectiva nacional que aporte a una agenda cubana de desarrollo.

ICOM-2019 propone cuatro ejes temáticos principales: campo académico de la información y la comunicación para el desarrollo; gestión de la información, la comunicación y el conocimiento para el desarrollo; información y comunicación para el desarrollo ante los retos de la convergencia tecnológica e información, comunicación y agendas del desarrollo.

El programa académico contará con conferencias magistrales a cargo de reconocidos expertos nacionales e internacionales, mesas redondas, talleres, temas libres orales y se desarrollarán exhibiciones de algunas ponencias en carteles.
Profesionales, docentes, investigadores, estudiantes e instituciones vinculadas a la información, la comunicación y la cultura en general, podrán participar enviando sus ponencias.

Conjuntamente con el encuentro se organizará una Exposición Asociada en el propio Palacio de Convenciones, la cual será un marco idóneo para que los organismos muestren sus productos y servicios, especialmente las universidades, escuelas especializadas, medios de prensa, productoras de audiovisuales, comercializadoras de temáticas afines, consultoras, suscriptoras de publicaciones y casas editoriales.

La conferencia de prensa fue un espacio para motivar a las organizaciones y empresas cubanas a hacer de ICOM 2019 un espacio para el diálogo y la concertación de acuerdos en materia comunicativa en Cuba. Las propuestas de resúmenes se pueden enviar hasta el próximo día 15 de abril a través del sitio web del evento y el comité organizador está abierto a recibir otras propuestas que sean de interés de los participantes.

*Con información de Cubadebate

El General de las guayabas y el sujeto colectivo

Demanos

Osmani Tamayo es un campesino de Aeropuerto Viejo, tal vez descendiente de aquellos Generales bayameses que con su mismo apellido, hace 150 años, cantaron el himno aquel 20 de Octubre de 1868 y acompañaron a Carlos Manuel de Céspedes a despertar de una vez el espíritu de la nacionalidad cubana.

El anfitrión del intercambio contado en las imágenes, es un enamorado de su tierra, sus guayabas y su compañera de viaje. En el patio de su casa nos habló elocuentemente de los aprendizajes del trayecto, de la sabia que los guajiros acumulan con los años y de los fiascos de sus experimentos, más que errores inservibles, información valiosa para el proyecto de vida.

Hoy sus competencias son parte de sus alegrías y se incorporan sin reserva alguna a los saberes compartidos con los demás familiares y fincas vecinas. Por la suya comenzamos un recorrido con Néstor Napal, representante en Cuba de Ayuda Popular Noruega (APN), con las pretensiones de visibilizar en otros ámbitos y organizaciones lo que acá se hace y anima con el apoyo de la red de educación popular.

Los demás productores allí reunidos estuvieron contándonos de sus aspiraciones y de la red de campesinos que se articula en la región, donde injertos, mejoramiento de suelos, escuelas de campo, manejos sustentables, economía solidaria, barreras agroecológicas, energía renovable, encadenamientos productivos y soberanía alimentaria, son las dimensiones más profundas de la experiencia que se encamina.

No es fortuito que en Bayamo se hable de soberanía, independencia, libertad y desarrollo genuino. Eso es lo que vincula las prácticas que acompaña la Red Demanos en Aeropuerto Viejo al grupo gestor de la experiencia comunitaria que hoy abre sus ámbitos a la artesanía, la cultura física, el deporte, la comunicación, las artes y la participación ciudadana del sujeto colectivo. Todas bajo un mismo horizonte político: la construcción de poder popular.

Ese es también el nexo más claro y consciente entre los que allí estábamos, con aquellos generales bravíos de las guerras de independencia nacional, cuyo parentesco con Osmani y nosotros ya no hace falta demostrar para que sea cierto.

Inicia I Congreso de Payasos Terapéuticos “Arte y salud 2018”

Loraine Morales

Desde la jornada de ayer sesiona en La Habana el I Congreso Cubano de Payasos Terapéuticos: Arte y salud 2018.

Con fuerte presencia femenina, el encuentro está concebido como una fiesta de ciencia y arte para crecer en el empeño de proveer bienestar a personas que atraviesan circunstancias adversas.

Durante la inauguración del Congreso, la doctora Patricia Arés impartió una conferencia magistral en la cual caracterizó la familia cubana en el contexto actual, así como los factores de resiliencia que permiten afrontar periodos de vulnerabilidad.

“El cubano siempre tiene una esperanza concebida, una profecía autocumplida o una idea de cómo mover todos los resortes. Pienso que cuando ustedes traen alegría, esperanza u optimismo a la familia también le transmiten aprendizajes. Esa promoción de esperanza es algo inherente a nuestro pueblo y este movimiento tendrá un gran desarrollo porque sintoniza con nuestra psicología e identidad, por eso los exhorto a seguir transmitiendo esperanzas”, concluyó.

Para ello el programa incluye una decena de talleres enfocados a la superación artística de los participantes así como espacios que propician la socialización de resultados científicos que demuestran el beneficio de la presencia de payasos en las instituciones médicas, además de los retos y oportunidades para la profesionalización de la actividad como parte de la atención integral al paciente en el sistema de Salud Pública de Cuba.

La cita, con sede en el Cardiocentro Pediátrico William Soler, reúne a más de un centenar de personas provenientes del sector de la salud, artistas e instructores de arte. Asisten participantes provenientes de Canadá, Francia, Colombia, Chile, México, Palestina, la India, Estados Unidos y España, en su mayoría del sector de la cultura y risoterapéutas.

El evento, de carácter nacional con participación extranjera, tiene su antecedente en la Jornada Científica Arte y Salud 2016, concebida y organizada por iniciativa de los colectivos de Santiago de Cuba.

El Congreso cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud Pública e instituciones del sector, el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. y su red de educadoras y educadores populares, organizaciones internacionales y trabajadores por cuenta propia que brindaron su servicio también de manera gratuita y solidaria.

La oportunidad de ser: a la luz del debate constitucional

Yuliet Teresa VP

Sentir que uno va, y el camino puede convertirse extenso. Puede que por muchas razones parezca agotador. Mas, la oportunidad del debate colectivo, del aprendizaje múltiple no es privativo para algunos con poderes, y desfavorecido para quien menos tenga. El conocimiento en manos de lo popular, resquebraja los más grandes orgullos de erudición. Unirse como dos redes en constante movimiento en Camagüey, septiembre del 2018: Red de Educadores y educadoras populares y Red Ecuménica Fe por Cuba; más que pretexto de convivencia, es la oportunidad de ser.

Pensarse hacia dónde se va, hacerlo de la manera más coherente posible, es sinfín de caminos a construir, aunque se aspire a un mismo horizonte. Tal vez las maneras de hacer en cada territorio se diversifiquen por las complejidades y caracteres propios, pero, en última instancia, la apuesta hacia el país que se quiere construir y hacia el proyecto social y justo al que se aspire, es el mismo.
Provocada, motivada y con el regazo de información, convertida luego en una nueva práctica, se posiciona experiencia personal junto a la experiencia colectiva. Enfrentarse a un texto, que no es para nada fácil, ni de leer, ni de procesar, puede hacerse de una sola forma. Cuestionado, preguntando y dejando que el propio diálogo hable por sí solo. ¿Desde dónde se lee? ¿Desde qué realidad? ¿Hacia dónde se mira? ¿Qué se espera, qué horizonte se vislumbra? Son preguntas necesarias para el análisis-debate de la Carta Magna.

Aunque, la población cubana actual, carece de los conocimientos pertinentes en cuanto a leyes, no está desprovista del carácter político. Se aspira, se cree, se apuesta, se reta.

Seríamos injustos al pensar que es inalcanzable. No. Es derecho nuestra la responsabilidad decir, y decir bien. Si algo nos pudo mover, es la propia idea del saber social, con mirada hacia el pueblo (soberano).

Apelar a la historia, no es solo un método a utilizar, sino la herramienta necesaria para dar cualquier paso, pues no se es, sino se visita el pasado: que define e impulsa el trayecto a seguir.

No se trata de mera asistencia, o un levantar de manos, se trata de convicción de cambio, de generar ideas pro (socialismo o Reino de Dios) a ese futuro que no puede basarse en lo utópico, sino en la realidad que se construye. La Carta Política del país no puede darse el lujo de enunciar las voces de solo algunos, minorías y clasistas; es la voz del soberano. Es el soberano quien exige, controla, denuncia, cambia.

“…la invitación a un debate más inclusivo de la Constitución, no solo de sectores y grupos sociales –algunos de los cuales no siempre han sido activados políticamente de manera real y efectiva– sino también de disciplinas y enfoques que nos permitan comprender mejor el texto que se propone y darle al mismo una mirada más integral como las sugeridas por José Martí, Carlos Marx o el pensamiento de Fidel Castro.”

Debiera convertirse en todos y todas, más que en meta, en punto de partida. En esa clave se las agenciaron participantes tod@s, aportaron desde una visión crítica, y bajo el filtro de socialismo a ultranza, qué debiera estar o no, en la ley de leyes. La consigna de derecho humano como primer principio, y la elaboración entre todas las manos donde se apunta a la Republica que somos y que queremos, es espacio obligado, para no asentar cabezas por decisión de las multitudes, sino, de jerarquizar, en primer lugar, nuestra misión profética en tiempos de cambios.

Lanzan llamamiento internacional a movilizar frente al G20 y el FMI

Se lanzó en la Confluencia “Fuera G20- FMI” con una conferencia de prensa en la zona del Congreso Nacional. Esta actividad es un anticipo a la Semana de Acción Fuera G20 – FMI, que tendrá lugar entre el 25 de noviembre y el 1 de diciembre, cuando el foro internacional visite la Ciudad de Buenos Aires.

La Confluencia Fuera G20- FMI es una articulación de diversas organizaciones sociales, políticas, sindicales, de mujeres y campesinas, que rechaza la llegada de este Foro conformado por el capital financiero globalizado.

El G20 es una continuidad del modelo neoliberal que viene desde los 70 y los 90, que en el actual gobierno encuentra buen cauce. Cabe recordar que también aquí el año pasado se realizó la Cumbre Mundial del Comercio (OMC). En esta ocasión el sistema global financiero busca profundizar aún más su supremacía, poniendo las reglas del juego a favor de ellos mismos. Para ello promueven la innovación en las condiciones laborales, la robotización, el teletrabajo; nuevas formas de flexibilización laboral que poco tienen que ver con las necesidades latinoamericanas.

¿Cómo surge el G20?, ¿Qué beneficios en concreto dejan al país el hecho de presidir la cumbre de este año? Y cuáles son las consecuencias para el pueblo, como también para los trabajadores y las trabajadores; son algunas de las respuestas que brindan Luciana Ghiotto (ATTAC Argentina- Asamblea Argentina Mejor sin Tratados de Libre Comercio ), y Adolfo Aguirre (Secretario de Relaciones Internacionales CTA- Autónoma).

“Desde que se creó el G20, ya hace varios años, los trabajadores y los pueblos estamos peores. No esperamos ninguna respuesta que apunte a garantizar dignidad para los trabajadores y para los pueblos del mundo”, manifestó Adolfo Aguirre”.

Por su parte, y respecto a lo que deja en concreto al país este Foro, más allá de lo meramente simbólico con la idea de “abrirse al mundo”, Luciana Ghiotto explicó: “El G20 lo que deja es un aumento brutal de la militarización con una gasto aprobado para todo el año con el Ministerio de Defensa, de la compra de equipamientos militares y para la policía”. Y continuó señalando que una vez que el Foro se vaya, quedaran estos equipamientos para reprimir la protesta social. “Eso es lo que nos va a dejar el G20, lo demás es discurso”.

En Buenos Aires, la próxima reunión organizativa será el 29.9 de 10 a 14 hs., en la Facultad de Cs. Sociales, Santiago del Estero 1029

A continuación el comunicado conjunto emitido en la conferencia de Prensa.
Por las soberanías política, ambiental, cultural y económica de nuestros pueblos y nuestros cuerpos

Como organizaciones, procesos y movimientos internacionales, nacionales y locales, del pueblo trabajador, campesino, originario, afrodescendiente, feminista, de jubilados/as, migrantes, estudiantes, defensores de los derechos de las personas y de los pueblos, del medio ambiente, los bienes comunes y la justicia climática, de los derechos de la niñez, de género, entre otros, que combatimos desde nuestras diversas expresiones de organización y lucha al avance del Capital sobre nuestras vidas, cuerpos y territorios, llamamos a los pueblos y movimientos del mundo a movilizarnos en Argentina y en todos nuestros países el día 30 de noviembre de este 2018 y también a sumarse en la Semana de acción del 25 de noviembre al 1 de diciembre, contra el G20, el FMI y su agenda de dominación.

Entre el 30 de noviembre y el 1ero de diciembre se realizará en el país suramericano la Cumbre del G20, en donde las Jefas y Jefes de Estado de los países y organismos miembros debatirán temas de enorme trascendencia, incluyendo el estado de la economía mundial, el futuro del trabajo y de la alimentación y la infraestructura para el desarrollo.

Conocedores de este tipo de enclaves para determinar nuevas formas de explotación en cada uno de los espacios de vida de nuestros pueblos, manifestaremos nuestro repudio a la realización de esta Cumbre, que viene a reafirmar el brutal retroceso que impone en su país el gobierno de Mauricio Macri y que pretenden extender a toda la región y mundo. Argentina es hoy día un laboratorio concentrado de las políticas de liberalización, deuda y privatización que impulsan el G20 junto al Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros y que han hipotecado el futuro del país y condenado a millones de trabajadoras/es y sus familias a una situación de exclusión y miseria.

Consideramos que esta Cumbre del G20, que agrupa a los países más poderosos del mundo con otros llamados “emergentes”, sin mayor legitimidad que lo que pretende arrogarse en base a su tamaño y poderío, servirá como una nueva plataforma de impulso a políticas públicas en contravía de los progresos alcanzados internacionalmente en materia de derechos humanos, paz, soberanía de los pueblos, derechos ambientales, laborales, entre otros. La arremetida que el capitalismo neoliberal lleva adelante, empobreciendo, hambreando, excluyendo y reprimiendo a las mayorías populares, socavando las posibilidades de construcción democrática y perpetuando la arquitectura de la impunidad al servicio del corporativismo transnacional, se consolida a través de este foro. Es por eso que es nuestro deber manifestarnos de manera contundente, expresando nuestro rechazo absoluto y visibilizando la urgencia y posibilidad de alternativas reales.

No podemos permitir que el futuro de nuestros derechos al trabajo, la previsión social,

la educación y salud públicas y gratuitas, la soberanía alimentaria, a nuestros territorios y su integridad, quede en manos de las élites que desprecian a nuestros pueblos y lucran con la precariedad a la que les someten sus decisiones. Es el futuro nuestro, de las nuevas generaciones de todos los pueblos y de la vida en este planeta lo que está en jaque.

Por estos motivos llamamos a la movilización. Convocamos a todos los pueblos y sus organizaciones, unidos en la diversidad, a demostrar que no aceptamos las políticas promovidas y aplicadas por el G20 y que trabajaremos solidariamente desde diferentes países y particularidades para autodeterminar nuestro futuro y enfrentar las imposiciones de las poderosas élites económicas y militares. Ante el feroz avance que pretende lograr el dominio total de nuestras vidas, nuestra respuesta global ha de ser contundente y amparada en el derecho a la protesta que sabemos ha querido ser desconocido y reprimido para negar la expresión legítima de nuestra resistencia.

Por un mundo sin el dominio del corporativismo transnacional y su modelo de liberalización comercial y deuda, con respeto a los derechos de los pueblos y de la naturaleza y a la posibilidad de construir alternativas democráticas en base a nuestra soberanía e integración como pueblos, llamamos a participar en una gran Semana de Acción del 25/11 al 1/12 y a movilizar en Argentina y todas partes del mundo el día 30 de noviembre contra el G20 y el FMI.

Confluencia Fuera G20-FMI

Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo

*Por Barricada TV *