“Cuando Lula esté libre voy a traerlo a Cuba”, asegura abogado Greenhalgh

María del Carmen Ramón

“Cuando Lula esté libre voy a traerlo a Cuba”, aseguró el abogado brasileño Luiz Eduardo Greenhalgh a representantes de instituciones cubanas, organizaciones de solidaridad presentes en el Instituto de Amistad con los Pueblos, donde este miércoles se convocó a una jornada mundial de solidaridad con Lula, a celebrarse entre el 7 y el 10 de abril próximos.
En referencia al liderazgo de Cuba en la campaña mundial en favor de la liberación del líder del Partido de los Trabajadores, Greenhalgh contó que, cuando le habló a Lula de la decisión del Gobierno cubano de hacer una campaña mundial por su libertad, este de inmediato le respondió: “De Cuba, de su gobierno, de su Revolución, solo espero eso”.
Fue un encuentro emotivo, pues en la sala estaba el presidente del ICAP Fernando González, uno de los cinco héroes cubanos que cumplió prisión en cárceles estadounidenses, quien transmitió su certeza de que Lula, como él sus hermanos de lucha, también será un día libre.
“Participé en Brasil en la campaña por la liberación de los Cinco, y ahora tuve el honor de conocer personalmente a Fernando y siento que lo que me ha dicho es verdad, Lula será libre”, sentenció Greenhalgh.
El abogado brasileño recalcó a los presentes la inocencia de Lula. Comentó que no hay pruebas concretas sobre la acusación por supuestos hechos de corrupción, por lo que Lula es simplemente un prisionero político, víctima de la componenda entre la derecha brasileña y el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro contra la izquierda.
Explicó que normalmente la Justicia de Brasil, desde que se dicta la sentencia, demora un año y medio aproximadamente para que el inculpado sea apresado; pero que, en el caso de Lula, a los tres meses ya estaba en prisión.
“Bolsonaro dijo al terminar su campaña que quería que Lula muriera en la prisión, pero el pueblo brasileño está entendiendo quién es Bolsonario, y el pueblo brasileño recuerda quién es Lula”, dijo el abogado de Lula en un aparte con la prensa cubana
Greenhalgh aseveró que la defensa presentará otros recursos para continuar luchado por el excarcelamiento de Lula, pero enfatizó en la importancia de la movilización internacional en apoyo a esa causa.
“Tenemos cerca de 13 recursos no jugados sobre el caso de Lula. Mi esperanza es que no hay derrotas definitivas para la verdad, se puede hacer una trampa, una mentira, una farsa, pero va a llegar el momento en que su libertad y su inocencia será comprobada”, dijo en exclusiva a Cubadebate.
Greenhalgh denunció las campañas de desinformación de los medios de comunicación en Brasil, un país donde aseveró no hay la menor confianza en las informaciones, pues el avance de la extrema derecha en el continente ha secuestrado también a los medios y el poder judicial.
“Lo que acontece no es culpa de los periodistas, es culpa de los dueños de empresas, pues los medios están centralizados en siete familias, que dominan la televisión, la radio, la prensa escrita y si los periodistas hacen una noticia que no agrada a su patrón se hecha a fuera al periodista. Los periodistas son obligados a hablar mal de Lula, del PT, de los sectores progresistas, pues hay un proceso galopante de criminalización de la política”
Con 73 años de edad, Lula cumple desde el pasado 7 de abril de 2018 una condena de 12 años y un mes, por orden del entonces magistrado Sérgio Moro, actualmente ministro de Justicia del gobierno de Bolsonaro.

Tomado de Cubadebate

(VENEZUELA) Aquí nos jugamos hoy la suerte de Nuestra América

Equipo de comunicación Asamblea Internacional de los Pueblos

“Quienes estamos hoy aquí defendiendo a Venezuela sabemos los riesgos pero no esperamos lechos de rosas, somos conscientes de por qué hay que ser solidarios y hacerlo desde aquí… y si hay que combatir yo traje un par de botas y otro para regalar…”, dijo Claudia de la Cruz, una dominicana que vive en los Estados Unidos, a quien no le tembló la palabra al definir por qué los pueblos están hoy defendiendo a Maduro y la Revolución Bolivariana.
Claudia, quien forma parte del Proyecto Educación Popular, un Movimiento Social en el corazón del imperio, fue una de las oradoras en la conferencia de prensa con medios nacionales e internacionales, como antesala a un encuentro de solidaridad con Venezuela y contra el imperialismo, como parte del proceso de construcción de la Asamblea Internacional de los Pueblos, del 24 al 27 del presente mes.
Joao Pedro Stedile de la dirección nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra de Brasil, uno de los impulsores de esta iniciativa de articulación mundial de las luchas populares, dijo a los venezolanos que “no den importancia a lo que está diciendo Trump por ahí, su tiempo ya está terminando. Ustedes eligieron a Maduro por seis años y el pueblo de los Estados Unidos va a sacar a Trump del poder el año que viene”.
“Por eso vamos a resistir, vamos adelante, que la causa de los pueblos siempre es victoriosa a pesar del bloqueo y de la fuerza de las armas. Ellos tienen las armas pero no tienen a los pueblos”, dijo el destacado luchador social.
En representación de las fuerzas progresistas europeas, Marga Ferré de Izquierda Unida, España, precisó que “independientemente de lo que digan algunos gobiernos que son sumisos a los Estados Unidos, los pueblos de Europa no quieren una intervención militar en Venezuela; y estos días estaremos reafirmando que cada pueblo tiene el derecho a gobernarse como quiera…”. Más adelante dijo enfática “para aquellos que creen que la democracia es imponer su voluntad, o que porque tienen más armas pueden imponer su voluntad, están equivocados y por ello seguiremos trabajando por el internacionalismo entre los pueblos, y por eso estamos aquí…” puntualizó.
Si un continente sabe apreciar el valor de la solidaridad y el internacionalismo son los pueblos de África. Reivindicando las luchas y su compromiso con las causas justas en otras partes del mundo, Cosmas Musumali del Partido Socialista de Zambia dijo que “el internacionalismo no es un acto de caridad, es una extensión de nuestras luchas a través de las fronteras. Nuestro enemigo común que es el capitalismo y el imperialismo no operan en un espacio irrestricto, por eso lo que es la lucha del pueblo venezolano hoy también es nuestra lucha…”.
El dirigente africano enfatizó que “es inaceptable que autoridades internacionales piensen que la soberanía de un país no pertenece a su pueblo, y es inaceptable que se quiera desconocer la voluntad del pueblo venezolano, su constitución y sus instituciones…”.
Como parte de la propia iniciativa de la Asamblea Internacional de los pueblos, en los últimos días, 150 jóvenes de 40 países están en Venezuela en la Brigada Internacionalista “Che Guevara”, dialogando, conviviendo con el pueblo bolivariano y chavista y dando su modesto aporte; pero sobre todo, dispuestos a compartir y apoyar en la práctica en estos complejos momentos en donde Venezuela está cercada y amenazada.
En representación de ellos, Rodrigo Suñe de la organización Levante Popular da Juventude de Brasil, ilustró que “estos días permitieron conocer la verdad que vive Venezuela y las grandes mentiras que difunde la guerra mediática… con estas vivencias nos llevamos el compromiso de poner estos debates en nuestros países y crear espacios amplios para las personas que no queremos la guerra y que sabemos lo que está en juego hoy en Venezuela…”.
En medio de un contexto de agresión, de guerra mediática, de un montaje internacional para tensionar en frontera y a lo interno situaciones que justifiquen una intervención militar en Venezuela, aquí está codo a codo la solidaridad de los pueblos del mundo pues la suerte de esta hermana nación y de la Revolución Bolivariana determina no solo la suerte de Nuestra América, sino del mantenimiento del actual orden y normas políticas y diplomáticas internacionales.

¡MANOS A LA OBRA!

Ranulfo Peloso

“Hacer es la única forma de demostrar que es posible cambiar el Mundo” Eduardo Galeano

1. Toda acción sirve a una intención. Quien hace sólo una acción puede ser alguien que cumple una tarea. Quien hace una acción pensada ya es alguien que tiene planes. Y quien hace una acción para cambiar el mundo debe ser alguien que abrazó la causa de una sociedad libre, fraterna y feliz. Con esa certeza en la frente y la historia en la mano, el misionero o la militancia sigue como si viera lo invisible y se entrega apasionadamente a su sueño.

2. En tiempos de golpes y pérdida de derechos, hay que resistir para romper el cerco y salir del aniquilamiento que nos aísla y aplasta. El peligro es caer en la tentación de ignorar u desacreditar al pueblo, ser impaciente, engañarse con eventos grandiosos, rebelarse o perder las esperanzas. A la hora de escalar montañas, se disminuye los pasos. El tiempo de resistencia sirve para reafirmar la sublime misión de colorear el universo y, por eso mismo, de pintar, desde ahora, la propia comunidad.

3. No es suficiente con avisar que la casa está ardiendo; es necesario tomar un balde y una manguera, convocar la vecindad y socorrer la casa amenazada. Pues, quien sabe qué hacer y cómo hacer, y aún no lo ha hecho, todavía no ha tomado conciencia. Tomar conciencia es asumir una posición ante la situación y actuar. Y el mundo sólo tiene dos campos: el campo de las personas que quieren la libertad para sí y el campo de las personas que quieren la felicidad colectiva.

4. La historia muestra que el pueblo sólo se mueve cuando piensa que va a perder o se imagina que va a ganar. El pueblo está cansado de discursos y promesas que nada cambian. Solo cree en acciones que resuelven problemas cotidianos concretos como trabajo, comida, casa, salud, seguridad, belleza, dignidad. El pueblo confía en acciones que pueden ser vividas y sentidas, y solo avanza al conquistar victorias. Al sentir que puede, el pobre/trabajador entiende que vale

5. Dificultad no es excusa, es un desafío para cambiar. La persona puede cambiar su apariencia, su comida, humor, estudio, gusto musical en el espejo de lo que sueña para el futuro. Ya puede arreglar y adornar la propia casa; convencer a los vecinos a embellecer plazas y lugares históricos, hacer paseos y hacer teatro. Cambiar las cosas que parecen insignificantes; después, cambiar cosas importantes y, finalmente, cambiar realidades cuyo cambio parece imposible.

6. Las acciones muestran al pueblo que él es un actor con gran poder. Por eso, su experiencia en realizar cambios concretos, también puede mostrar al pueblo la necesidad de transformar, desde la raíz, la sociedad dividida en oprimidos y opresores. Pero la movilización de multitudes puede convertirse en ceniza, también las pequeñas acciones pueden morir cuando no crecen. Por eso hay que apostar en personas, lugares y procesos con posibilidades de crecer y multiplicarse.

7. Es necesario invertir en acciones que puedan universalizarse porque se han convertido en referencias. La experiencia ejemplar puede ser pequeña, pero si irradia, si multiplica, si se reproduce, si recrea… conforme a los tiempos y culturas, entonces produce impacto. Priorizar personas y acciones no es excluir, es concentrar esfuerzos en un punto de partida, que piensa en la multitud como punto de llegada. La multitud es siembra permanente de nuevas iniciativas y militantes.

8. Hacer una sopa comunitaria, festejar un cumpleaños o compartir un punto de bordado, puede ser la primera escuela donde el pueblo aprende a usar su poder al servicio del cambio de la mayoría. La acción de hablar y de oír, de proponer y negociar, de ganar y de perder, de disputar y decidir, de dirigir y obedecer, de responsabilizarse y exigir, de sugerir y conquistar estimula la ambición saludable de ser gente y de ejercer el poder colectivamente.

9. Toda persona debe de participar del proceso para poder beneficiarse del resultado – ese es el secreto del cambio popular. Autoritarismo y populismo producen clientes y votantes; el asistencialismo atrae a las audiencias y dependientes. Sólo el vínculo de la conquista con la conciencia crea sujetos políticos. La acción de cambio parte de la puerta que el pueblo ofrece, pero llega a las raíces de la injusticia – da comida al hambriento, pero pregunta por qué pasa hambre.

10. Una persona consciente se convierte en educadora: se mete en la masa; se deshace de su arrogancia, se acerca al pueblo y lucha con él para cambiar la realidad del lugar. Sin cambiar el medio donde vive la gente es inútil intentar cambiar su comportamiento. Cuando el pueblo toma conciencia de su potencial, deja de ser figurante: la fuerza adormecida se convierte en fuerza real capaz de superar la explotación. La militancia planta la esperanza cuando dice: sí, hermano, tú puedes. ¡Levántate y hazlo ahora!

El Consejo Mundial de Iglesias recibió la visita del Papa

Domingo Riorda

El 21 de junio el Papa Francisco llegó a Ginebra en lo que describió como “un viaje hacia la unidad” para celebrar el 70° aniversario del Consejo Mundial de Iglesias, que engloba a 350 iglesias protestantes, ortodoxas, anglicanas y de otras tradiciones religiosas que representan a más de 550 millones de cristianos de más de 120 países.

En su llegada a Ginebra el Papa dijo que “Es un viaje hacia la unidad, hacia el anhelo de unidad”, una expresión que se hizo notar en declaraciones de importantes funcionarios del CMI días previos a la llegada del Papa.

En verdad el tema de la visita fue “Peregrinación ecuménica: caminando, trabajando y orando juntos” que podía promover diversas expectativas. El contenido de los principales discursos lo inclinó hacia la formalidad de lo eclesial y el compromiso abstracto de algunas temáticas generales que abarca actualmente el CMI.

El Secretario General del CMI, el Rev. Olav Fykse Tveit, expresó que “Hoy nos sentimos honrados de que el Papa haya decidido visitar el CMI”, afirmó que “Estamos viviendo un hito en nuestro camino” y que “– con esta visita, demostramos que es posible superar las divisiones y la distancia, así como los conflictos profundos”

Palabras más o menos clásicas, pero que las coloca en el presente, hoy, olvidando la trayectoria en si del CMI y sus múltiples situaciones algunas muy difíciles en la convivencia con la Iglesia Católica Romana y algunos papados.

Tveit utilizó una metodología similar al mencionar problemas actuales de la sociedad. “Podemos reconciliarnos y vivir juntos como una sola humanidad” “Las brechas entre rico y pobres permanecen e incluso aumentan” “Hay constantes ataques a la dignidad de los seres humanos” sin aludir acciones conjuntas sobre el particular, excepto la generalización de que “Trabajamos por los refugiados, en las periferias y para contribuir a la denuncia del cambio climático”

La que puso algo de carne en el hueso fue la presidenta del CMI, Agnes Abuom, anglicana de Kenya, quien sentenció que “Descuidamos nuestras responsabilidades por la vida, la justicia y la paz, si las iglesias están divididas” colocando términos específicos como vida, justicia y paz.

Además, Agnes Abuom avanzó sobre su propio continente al decir que “Permítanme subrayar lo importante que es que las iglesias cristianas se vean como una sola en Sudán del Sur, lo esencial que es la acción común en pro de la justicia en el proceso de paz de Colombia, el potencial de la oración y la labor conjunta para el proceso de reunificación en la península de Corea y cuánta acción concertada hace falta en Burundi y la República Democrática del Congo”, citas concretas rompiendo con la formalidad, con el dato que pidió permiso para hacerla pública.

El Papa se plegó hacia ese marco de referencia dando un discurso clásico de los obispos católicos romanos cuando apelan a la diplomacia eclesial. Hizo un reconocimiento sobre la relación de la ICR con el CMI señalando trabajos comunes donde tuvo el tino de reconocer los luchadores y luchadoras del pasado para llegar al presente y apelando una simbología del numero 70 los años del CMI utilizando textos bíblicos.

Luego, siguiendo el ejemplo de los obispos que apelan a datos doctrinales antes de referirse al presente, mencionó el desafío del trabajo de servicio que se deben ambas instituciones con el gesto de utilizar el término “diakonía”, una palabra técnica eclesial poco usado por Francisco cuando se refiere a los asuntos sociales.

La recordación del 70 aniversario del CMI ocurrió en Ginebra, una ciudad donde proliferan organizaciones de compromiso social internacional, pero la celebración del CMI pareció ignorar ese contexto y prefirió refugiarse en lo eclesiástico.

En octubre de 2017, los católicos romanos y los luteranos celebraron conjuntamente el 500° aniversario de la Reforma, Ocurrió en la importante ciudad de Lund. En esa oportunidad las ponencias de la Iglesia Luterana Mundial y del Papa, en nombre del Vaticano, estuvieron muy comprometidas con la actualidad, además de reconocer la importancia del camino de la unidad visible en el trabajo comprometido con las vitales necesidades humanas. Ponencias que fueron obviadas en la recordación de la Reforma Protestante que ubicaron su centro en la unidad abstracta. + (PE)

Foto Ana Maria Velilla, dirigente ecuménica de Argentina, es saludada por el Papa en la Celebración de los 70 años del CMI

Tomado de https://ecupres.wordpress.com

La autoridad política global del capitalismo transnacional

Homar Garcés

La humanidad se halla en una situación en que los niveles de precariedad, pobreza y desempleo se han incrementado considerablemente, causando, entre otros efectos negativos, que el trabajo asalariado ya no sea considerado como un medio de subsistencia para cualquier persona o familia que no posea recursos. De manera simultánea, en muchas regiones del planeta se observa cómo el capital tiende a concentrarse y a centralizarse en unos pocos millonarios y cómo esto conduce a elevar la tasa de desempleo y a una mengua sin pausa de los salarios de los trabajadores.

Como contrapartida, algunos economistas recomiendan la dolarización de las economías depauperadas especialmente en los países de nuestra América como una opción válida y prácticamente única para salir de la situación crítica en que éstas se hallan, lo cual, aparte de ser inconstitucional en algunas de estas naciones, vulnera la soberanía monetaria e involucraría la desnacionalización de las principales actividades económicas generadoras de divisas, así como un endeudamiento externo, lo que en perspectiva avalaría la inversión extranjera privada y, con ella, la salida a la crisis.

Esto no obvia la autoridad política global ejercida por el capitalismo transnacional, a pesar de enfrentar circunstancias que escapan a su control, como la creciente influencia de China y Rusia en el mercado mundial. Por ello se recurre a “golpes blandos”, “rebeliones de colores”, asesinatos selectivos, imposición de bloqueos, sanciones extraterritoriales, campañas de desinformación masivas, sabotaje de las líneas de telecomunicaciones y formas abiertas y encubiertas de intervención que, con la complicidad de grupos internos afines, terminen por doblegar a las naciones que osen manejarse en un sentido contrario a sus intereses, en una guerra no convencional o asimétrica que escasamente merece la atención de los organismos multilaterales encargados de velar por que ello no ocurra. Elementos constitutivos a gran escala de la guerra irrestricta en fase de desarrollo que tiene como principal propulsor al gobierno de Estados Unidos, a fin de asegurar así su hegemonía total e indiscutible en el mundo.

En el libro “10 años de crisis. Hacia un control ciudadano de las finanzas” de ATTAC España, se resume que, al presente, “vivimos en una sociedad donde interactúan muchos actores: Ciudadanía, Mercado, Empresas, Finanzas, Comercio Internacional, Estados, Familias, Comunes y Tierra, todos ellos conformando un complejo escenario en el que el papel que se le asigna a cada uno de ellos condiciona y puede condicionar nuestra vida presente y futura. La sociedad se ve amenazada cuando uno de sus componentes, que se ha convertido en hegemónico, domina y esclaviza a todos los demás, impone sus demandas y puede subordinarlo todo a su expansión indefinida. La sociedad actual, por más democrática que se imagine a sí misma, está experimentando también el yugo de un sector poderoso dispuesto a llevar su ventaja tan lejos como le parezca. Esta fuerza, que ignora los límites, son las finanzas globalizadas, a las que llamamos ‘casino’ en el sentido de que la gestión del riesgo y el juego tienen algunos puntos en común”.

En medio de semejante panorama, nuestra América (considerada desde hace dos siglos por Estados Unidos como su “legítimo” patio trasero) es foco de la atención de los grandes consorcios transnacionales, seducidos por la posibilidad nada remota de poder controlar no solamente las economías dependientes de estos países sino también su biodiversidad y demás recursos estratégicos. Tratar de neutralizar este unilateralismo globalizador, exige una reelaboración consciente de experiencias compartidas y protagonizadas desde abajo por los sectores populares, evitando que éstos continúen catequizados como agentes involuntarios de la reproducción del sistema de valores de su propia dominación, discriminación y explotación; condicionados a existir en un estado de resignación permanente.

Día Mundial del Medio Ambiente 2018, no más contaminación por desechos plásticos

Norma Ferrás Pérez

Se estima que a nivel mundial cada año se usan 500 mil millones de bolsas plásticas y se compran un millón de botellas plásticas por minuto. También anualmente se vierten en el océano ocho millones de toneladas de plástico, equivalente a un camión de basura por minuto.

Ante este hecho, hacer frente a la contaminación producida por los residuos plásticos es la principal preocupación de este año al celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente (http://www.un.org/es/events/environmentday/), por lo que se exhorta a las industrias, comunidades y población en general, a reducir su producción y consumo.

El Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres emitió un mensaje donde alertó: “Nuestro planeta está inundado de residuos plásticos nocivos. Cada año acaban en los océanos más de ocho millones de toneladas. Ya hay más micro plásticos en los mares que estrellas en nuestra galaxia. De las islas remotas al Ártico, no queda ningún lugar intacto. Si se mantiene la tendencia actual, en 2050 nuestros océanos tendrán más plástico que peces”.

Expertos previenen acerca de la inminente necesidad de reducir de forma significativa la producción y consumo de plástico de un solo uso, pues supone una seria amenaza para los océanos y, por tanto, para los ecosistemas y la fauna marina, así como para la salud humana, por el riesgo de acabar en la cadena alimentaria. El 50 por ciento del plástico utilizado es de un solo uso o desechable, lo que constituye el diez por ciento de todos los residuos generados.

Preservación del medio ambiente en Cuba

El estado cubano aboga por el reciclaje. Desde hace 55 años fundó la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas, encargada de la recuperación, procesamiento y comercialización de los materiales y desechos reciclables generados en la industria, los servicios y la comunidad.

Para contribuir a este fin crearon las Casas de Compra; la de la capital fue la primera en 1980. Hoy forman una red nacional de establecimientos pequeños ubicados en zonas urbanas de alta densidad poblacional y se dedican a la compra directa a los ciudadanos. Se podría decir que en la población hay una cultura de reciclar, aunque más por necesidad que por convicción, y lamentablemente, existe la mala costumbre de botar basura por todas partes, lo que incluye desechar plásticos en el mar.
A su vez, para estimular el reciclaje sería recomendable crear, cuidar y mantener la infraestructura necesaria, como separar los latones de basura de otros destinados a los materiales reciclables, lo que hasta hoy parece una tarea titánica y utópica. O quizás rescatar las campañas de recogida de materias primas, a nivel de barrio.

En Cuba existe un programa priorizado a favor del medio ambiente, en el cual se involucran disímiles instituciones. Cuenta con una Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA), y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) orienta y contribuye al cumplimiento de sus objetivos.

De igual manera, se creó un Sistema Nacional de Áreas Protegidas y se han establecido varios programas nacionales como: Lucha contra la Desertificación y la Sequía, Desarrollo Integral para la Montaña, Rehabilitación de Bahías, Cuencas Hidrográficas, Lucha contra la Contaminación y Plan de Acción Nacional de Diversidad Biológica.

Para la educación medio ambiental el país también se apoya en las escuelas y en los proyectos culturales comunitarios, los cuales adquieren cada vez más fuerza e influencia. No solo se limitan a dar charlas educativas sino que contribuyen de manera significativa con diversas acciones como la recuperación de espacios y limpieza de vertederos.

A pesar de lo expuesto, aún queda un largo camino para concienciar en la población una verdadera cultura medioambiental que conlleve al desarrollo sostenible; es decir, a un proceso de creación de las condiciones materiales, culturales y espirituales a fin de elevar la calidad de vida de la sociedad, con equidad y justicia social de forma sostenida, basado en una relación armónica entre los procesos naturales y sociales.

¿Qué debemos hacer?

Resulta más fácil decirlo que saberlo a ciencia cierta. Por ahora se insta a efectuar campañas de limpieza de áreas públicas, reservas nacionales, bosques y playas, aunque para que estas acciones sean efectivas debieran realizarse de manera permanente, no sólo durante una jornada.

En general, para la protección medioambiental es necesario detener el uso irracional de los recursos naturales, la deforestación, la emisión de gases de efecto invernadero, la acumulación de basura, la contaminación del suelo, la eliminación de residuos y contaminantes hacia ríos y mares. En fin, todas las formas que influyen en su deterioro, lo que para muchas personas suelen parecer frases ajenas a su realidad.

Los seres humanos tenemos derecho a una vida plena y feliz, saludable y productiva. No significa frenar el desarrollo económico y tecnológico, pero siempre en armonía con la naturaleza. Debemos cambiar la mentalidad, el estilo de vida, comprender e interiorizar que nuestras acciones tienen consecuencias para las generaciones actuales y futuras.

Debemos, como se expone en el prólogo de la Carta de la Tierra presentada al inicio de este milenio: “Vivir con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza”. Y en su parte final exhorta: “Como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo”.

Referencias
Sitio web de la ONU
Sitio Ecoticias (https://www.ecoticias.com/medio-ambiente/181394/Dia-Mundial-Medio-Ambiente-este-ano-sede-India)
Enciclopedia cubana Ecured

Era de incertidumbres

Frei Betto

Vivimos en la era de la incertidumbre. Hay más preguntas que respuestas.Más dudas que certezas. Navegamos a la deriva en la tercera margen del río. Abandonamos la primera, la modernidad, con sus sólidos paradigmas filosóficos y religiosos, y todavía no sabemos cómo se configurará la segunda, la posmodernidad.

Están en crisis las grandes instituciones que fueron pilares de la modernidad: el Estado, la Familia, la Escuela y la Religión. Se hacen valer modelos y propuestas para todos los gustos.

En medio de la turbulencia, emerge con nitidez el mundo hegemonizado por el capitalismo neoliberal. La financiarización de la economía supera la productividad. La regulación de la sociedad pasa de las manos del Estado a las del mercado.

Si en el siglo pasado Europa hizo concesiones a la socialdemocracia como antídoto frente a la amenaza socialista, ahora los derechos sociales retroceden y nuevas tecnologías tornan obsoleto el trabajo humano.

Como todo lo sólido se desvanece en el aire, es necesario crear reglas y darle consistencia al sistema globocolonizado de consumismo y hedonismo. Así, se difunde la ideología de la privatización concomitante con el deterioro de las instituciones.

Se privatiza la política. Ya que los políticos fracasaron, se entrega la administración pública a empresarios exitosos. Ya que los partidos se desmoralizaron, que cada uno eche mano a su celular y haga de él su tribuna de odio o aplauso.

Para sustentar esa democracia virtual sobre una abisal desigualdad social, se crea la cultura de la segregación. Unidades de Policía Pacificadora (UPP), no para combatir el crimen organizado, sino para garantizar que la turba ignara no descienda de los morros presa de furia ciega. Si se derrumba un edificio ocupado por personas sin techo, la culpa es de las víctimas. El discurso del odio es legitimado hasta por el Tribunal Supremo Federal, al confundir graves ofensas a la honra ajena con la libertad de expresión.

Pasamos de la era analógica a la digital. Cambian también los patrones de relacionamiento. El valor del otro depende de su posición en el mercado. Y fuera del mercado no hay salvación.

Sin embargo, no todo se ajusta a la mercantilización del planeta en detrimento de los derechos humanos. Y el mayor desajuste reside en nuestra relación con la naturaleza. Se agotó el tiempo. El ansia de lucro contaminó el aire, el mar y la tierra.
O cambiamos nuestros paradigmas socioambientales o la Tierra volverá a vivir, como a lo largo de milenios, sin nuestra incómoda presencia.

Hay que adoptar un desarrollo sustentable en el que estén incluidos lo ecológico, lo social y lo cultural. A fines de la década de 1940, Japón, arruinado por la guerra, era más pobre que Brasil. Y cuarenta años después, cuando nuestro país alcanzó la posición de octava economía del mundo, Japón figuraba ya entre las cinco primeras. Había promovido una revolución educacional, cosa que nunca hicimos.

Nuestro modelo de desarrollo sigue siendo depredador, y son tímidas las iniciativas para que, en este país pleno de sol, las energías eólica y solar prevalezcan sobre las fósiles, tan contaminadoras del medio ambiente.

Es preciso cambiar los paradigmas de lo que entendemos por progreso y avance civilizatorio. Los países europeos y los Estados Unidos demuestran que el crecimiento del PIB no significa una reducción de la desigualdad social.

Como ha señalado el papa Francisco, un desarrollo que no está centrado en el ser humano, sino en la acumulación de capital privado, es contrario a la ética.

Quizás los indígenas andinos tengan algo que enseñarnos cuando subrayan la diferencia entre “vivir bien” y “buen vivir”.

(Tomado de Cubadebate)

DECLARACIÓN DE LA OSPAAAL EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO HERMANO DE PALESTINA

OSPAAAL

La Organización de Solidaridad de los Pueblos de Africa, Asia y América Latina (OSPAAAL) denuncia en los términos más enérgicos que la población palestina indefensa en la Franja de Gaza sufre una nueva y criminal masacre sionista.

El ejército israelí ha asesinado a tiros a más de medio centenar de palestinos y herido a cerca de tres mil, entre quienes se encuentran ancianos, niños, mujeres, socorristas y hasta periodistas que daban cobertura a las manifestaciones masivas y pacíficas mediante las cuales ese pueblo heroico recordaba los 70 años del Día de Al Nakba, la catástrofe nacional que produjo la creación del Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948, al ensangrentar Palestina y provocar el exilio forzoso del suelo patrio a 750 000 de sus hijos e hijas, devenidos por la brutalidad de la fuerza en víctimas de una tragedia humanitaria que perdura, sin solución, hasta hoy, la tragedia de sus refugiados.

“Coincidentemente”, en evidente gesto de toda la prepotencia y burla al Derecho Internacional que caracterizan su desempeño, la administración norteamericana de Donald Trump escogió el aniversario de Al Nakba para consumar la decisión unilateral, anunciada el 6 de diciembre de 2017, de trasladar su embajada a la sagrada Jerusalén, provocación inadmisible con la que Estados Unidos boicotea cualquier vestigio que pudiese quedar al maltrecho proceso de paz relativo al mal llamado conflicto israelí-palestino, que no es ni ha sido nunca un conflicto entre dos partes a las que pueda equipararse, sino una permanente guerra de agresión, usurpación geográfica, exterminio demográfico, sucesión indescriptible de crímenes, destrucción y saqueo.

Ante tal expresión de sostenida barbarie, el Secretariado Ejecutivo de la OSPAAAL subraya su más firme condena; al tiempo que manifiesta una vez más la solidaridad militante e irrestricto respaldo al justo reclamo del pueblo palestino por el derecho al retorno de los refugiados, el cese de la ocupación y el legítimo derecho a la constitución del Estado Palestino independiente en las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como su capital.

Tras siete décadas de holocausto del pueblo palestino provocado por el Estado sionista de Israel, la OSPAAAL alza una sola voz tricontinental para reclamar:

BASTA DE GENOCIDIO!

ESTADO PALESTINO INDEPENDIENTE YA!

EL SACRIFICIO HEROICO DE TODO UN PUEBLO, SU PERSEVERANCIA Y DIGNIDAD, VENCERÁN!

Secretariado Ejecutivo de la OSPAAAL

Resurge ‘Campaña de los Pobres’ contra el racismo y la pobreza en E.U.

David Brooks

Tomado de http://www.jornada.unam.mx

Con actos de acción directa en unos 35 estados y la capital nacional y más de mil arrestados, renació la Campaña de los Pobres originalmente encabezada por el reverendo Martin Luther King hace medio siglo, exigiendo una reforma de las leyes de derecho al voto y nuevas políticas para abordar la pobreza sistémica, el racismo, la devastación ecológica y frenar el militarismo.

En acciones simultáneas de acción directa no violenta en las capitales de 35 estados y frente al Capitolio federal en Washington, una amplia coalición de líderes religiosos, sindicalistas, organizadores sociales, ambientalistas, estudiantes, artistas, intelectuales y agrupaciones comunitarias participaron en lo que los organizadores llamaron “la ola de desobediencia civil no violenta más expansiva en la historia de Estados Unidos”.

Los copresidentes de la “Campaña de los Pobres”, el reverendo William J. Barber y la reverenda Liz Theoharis, estuvieron entre los cientos de arrestados en Washington al tomar una calle en la protesta contra las “políticas violentas” que impactan sobre los pobres y los trabajadores del país.

“Estamos viviendo en una democracia empobrecida”, declaró el reverendo Barber. “La gente alrededor del país se está levantando contra la mentira de la escasez.

Sabemos que en el país más rico del mundo, no hay razones para que los niños padezcan hambre, para que a los enfermos les sea negada atención de salud o para que los ciudadanos tengan su voto suprimido. Ambos partidos tienen que ser retados -uno por lo que hace y el otro por lo que no hace”.

Los organizadores afirmaron que esta “ola de desobediencia civil sin precedente está destinada a transformar las estructuras políticas, económicas y morales de la nación”. A lo largo de los próximos 40 días, afirman, habrá más acciones directas, foros de educación civil, esfuerzos de empadronamiento entre otras actividades para generar un “movimiento de fusión moral conformado por gente de todas las razas y religiones”. Esta primera fase de esta campaña culminará en Washington con un acto nacional el 23 de junio [https://www.poorpeoplescampaign.org].

La campaña toma su nombre del movimiento impulsado por el reverendo King en 1968 para enfrentar lo que él llamaba el triple mal interrelacionado del racismo, la pobreza y el militarismo.

Anuncio campaña por los pobres

¡Pobres de aquellos que dictan leyes injustas y ponen por escrito los decretos de la maldad. Dejan sin protección a los pobres de mi país; roban a los pequeños de sus derechos, dejan sin nada a la viuda y despojan al huérfano!
-Isaías 10
En este tiempo de intensa crisis política, económica y moral, con las vidas de los más vulnerables y los espíritus de todos bajo un ataque vicioso, hay cada vez más personas luchando en defensa de sus vidas, sus comunidades y sus valores más profundos.
Hace 50 años, el Reverendo Martin Luther King y otros hicieron un llamado a una “revolución de valores” en EEUU, invitando a las personas que habían sido divididas a enfrentar juntos a los “trillizos de la maldad” el militarismo, el racismo, y la injusticia económica—para insistir que la gente no necesita morir de pobreza en el país más rico que jamás ha existido.
Durante más de 10 años de lucha por los derechos civiles, las victorias de aquel movimiento liderado por King no eran pocas, logrando entre otras cosas, la promulgación de la Ley de los Derechos Civiles en 1964, la cual prohibía la segregación racial en espacios públicos y la discriminación racial en aplicaciones para votar, entre otras garantías. Sin embargo, King analizó que la lucha por justicia e igualdad debía enfrentarse con la opresión económica que el país imponía tanto a la población negra como blanca.
Al percatarse de las condiciones de extrema pobreza que existían en las diversas comunidades en todo el país y la fracasada Guerra contra la Pobreza del gobierno americano, King hace un llamado a todos los movimientos populares a unirse para conformar una Campaña de los Pobres.
Tomando consciencia sobre la raíz económica del problema, también llega a entender cómo el imperialismo americano se manifestaba en el mundo y así como sus consecuencias internas. Cuatro meses después, fue asesinado dejando inconclusa esa necesaria tarea que buscaba unir las diversas luchas del país para enfrentar el sistema económico y social que los oprimía y dividía. Ha transcurrido medio siglo desde aquel llamado y las condiciones de pobreza que motivaron a Luther King solo han empeorado.
Las deportaciones masivas que no eran un tema durante los años de King, son parte de la realidad en este país. En cuestión de pobreza, actualmente alrededor de 30.6 millones de niños y niñas viven en condiciones de pobreza o pobreza extrema. La desigualdad económica ha llegado a su punto máximo en años recientes. Finalmente, mientras que el gobierno federal invirtió solo $183 mil millones en programas sociales para aliviar la pobreza en el 2016, $630 mil millones se destinaron a financiar las guerras interminables que los Estados Unidos propaga.
Es con esa visión, que en lugar de conmemorar y celebrar el legado de Martin Luther King Jr. en el 50 aniversario de su asesinato, se pretende levantar la lucha que quedó inconclusa, lanzando este 4 de Diciembre en Washington DC la Campaña Nacional de los Pobres: Un Llamado a un Resurgimiento Moral. Esta vez la campaña es convocada por el Reverendo William J. Barber, creador del famoso e histórico “Moral Mondays Movement” que en Carolina del Norte logró unir a diversas organizaciones tanto religiosas como sociales para hacer frente al gobierno ultraconservador de ese estado.
El llamado también lo hace la Reverenda Liz Theoharis de la Red Kairos, que desde hace más de diez años ha buscado unir a diversas luchas en las localidades más marginadas del país para revivir la visión de un movimiento popular nacional que King construyó en 1968.
La campaña será dirigida por un comité compuesto por las organizaciones que se han dedicado a organizar este esfuerzo por varios años.
Durante cinco meses, Barber y Theoharis hicieron una gira de los Estados Unidos visitando 15 ciudades para promover la campaña, organizando asambleas masivas y entrenamientos con líderes de organizaciones comunitarias, movimientos sociales y diversos líderes religiosos.
La campaña organizará “40 días de resistencia”, una jornada de lucha masiva que comenzará el 13 de mayo, Día de las Madres y durará un total de 6 semanas. Tiene como meta construir un movimiento moral nacional de carácter amplio y profundo—con sus raíces en el liderazgo de las personas pobres y reflejando las grandes lecciones de ética-para unir nuestro país de abajo hacia arriba.
Durante estas semanas de lucha miles de personas en una multitud de estados del país se manifestarán pacíficamente llevando a cabo acciones de desobediencia civil, actos que fueron emblemáticos del movimiento de los derechos civiles, inspirados por la lucha liderada por Gandhi en la India. La desobediencia civil consiste en la ocupación ilegal de espacios, a sabiendas de que resultará en arrestos a los cuales los manifestantes se someten habiendo sido debidamente preparados.
Los principales frentes de lucha de la campaña son la pobreza, el racismo, la destrucción del medio ambiente y el militarismo, temas que se consideran centrales en la crisis económica, política, social y ambiental que se vive en Estados Unidos.
El lanzamiento de la campaña se hizo por medio de una conferencia de prensa en Washington DC en la cual se presentaron algunas de las principales organizaciones que dirigen este esfuerzo.