Programa de Solidaridad

¿Hacia dónde vamos?

Emprendemos un viaje para acompañar la articulación de movimientos sociales y ecuménicos,redes y campañas que en América Latina, Estados Unidos y a nivel global, encauzan la solidaridad hacia Cuba. Con una vocación de justicia social, apoyamos las iniciativas nacidas de los pueblos y sus luchas contra las políticas neoliberales, el libre comercio, la deuda y la militarización, y que intentan construir un mundo a favor de la paz, la equidad y la integración.
¿Cómo trazamos nuestro camino?

A partir de un trabajo constante en el que se suceden y complementan acciones de denuncia, formación, comunicación y acompañamiento:

1.Promovemos, a través de listas electrónicas, un intercambio de información que sirva de brújula a los movimientos sociales, redes y campañas que integramos.

2.Participamos en acciones contrahegemónicas de alcance nacional, hemisférico y global, derivadas de la agenda de los movimientos sociales.

3.Acompañamos las voces de los movimientos, redes y campañas de las que formamos parte en la denuncia a políticas capitalistas y en su definición de estrategias de lucha.

4.Mantenemos el intercambio con delegaciones que visitan el Centro, principalmente provenientes de Estados Unidos, con el fin de abrir espacios de sensibilización sobre la realidad cubana, aportar información acerca del bloqueo económico contra la Isla, y promover acciones para el mejoramiento de las relaciones entre ambos gobiernos.

5.Impulsamos procesos comunicativos que muestran un Sur en lucha y resistencia, para lo cual nos involucramos activamente en la Minga Informativa de Movimientos Sociales, y con un interés formativo, preparamos cada año los Cuadernos de Solidaridad, destinados al público nacional y latinoamericano.

Integramos el Consejo Internacional del Foro social Mundial y su Capítulo Cubano, el Consejo Hemisférico del Foro Social Américas, la Alianza Social Continental, la Asamblea/ Red Mundial de Movimientos Sociales, la Coordinación Nacional de la Marcha Mundial de Mujeres, el Consejo Cubano de Movimientos Sociales de la Alianza para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Convergencia de los Movimientos de Pueblos de América (COMPA).

Una amistad fortalecida en diversas acciones y encuentros, nos sigue colocando junto a redes como Jubileo Sur, el Grito de los Excluidos, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y Vía Campesina. Asimismo, formamos parte de la Campaña por la Desmilitarización de las Américas (CADA).

Pertenecemos al Comité Organizador de los Encuentros Hemisféricos de organizaciones y movimientos sociales –antiguos Encuentros Hemisféricos contra el ALCA–, y somos coauspiciadores de los Talleres sobre Paradigmas Emancipatorios que se celebran en Cuba.

Nuestra editorial Caminos ya tiene programa para la 23 Feria Internacional del Libro de La Habana

Caminos

Vale la pena. Escritos con psicología (tercera edición), de Manuel Calviño

Día: Viernes, 14 de febrero
Hora: 5:00 p.m.
Lugar: Sala José A. Portuondo (La Cabaña)

Palabras sin velo. Entrevistas y cuentos de narradoras cubanas, de Helen Hernández Hormilla.

Día: Viernes, 14 de febrero
Hora: 12: 00 m
Lugar: Sala José A. Portuondo (La Cabaña)

Miradas a la economía cubana. Entre la eficiencia económica y la equidad social, de Omar Everleny Pérez y Ricardo Torres.
Día: Sábado, 15 de febrero
Hora: 1: 00 p.m.
Lugar: Sala José A. Portuondo (La Cabaña)

Entrega y presentación de la Agenda Latinoamericana Mundial 2014 a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas
y de la revista Caminos nº 68/69 sobre religiones afroamericanas.
Día: Lunes, 17 de febrero
Hora: 10: 00 a.m.
Lugar: Biblioteca Nacional José Martí

Planeta indignado. Ocupando el futuro, de Josep Maria Antentas y Esther Vivas
Día: Martes, 18 de febrero
Hora: 11:00 a.m.
Lugar: Casa del Alba Cultural

Panel “Experiencias de educación popular en Cuba”.
(Homenaje del Centro Memorial Martin Luther King al educador brasileño Paulo Freire, en coordinación con la Embajada de Brasil en Cuba, Casa de las Américas y Asociación de Pedagogos de Cuba)

Se presentan los títulos:
¿Qué es la Educación Popular? comp. Martha Alejandro, María Isabel Romero y José R. Vidal.

La Educación popular en Cuba: Impactos y desafíos, comp. María Isabel Romero
Por el hueco de la aguja, de Idania Trujillo de la Paz.

Día: Miércoles, 19 de febrero
Hora: 4:00 a 6:00 p.m.
Lugar: Sala José A. Portuondo (La Cabaña)

Modera: María Isabel Romero (CMLK)
Participan: Andrea del Sol Leyva (Escuela de delegados del Poder Popular de Alamar)
Hildelisa Leal Díaz (Experiencia de mujeres emprendedoras del Taller de Transformación Integral del Barrio de Pogolotti), Aniet Venereo Pérez-Castro (Experiencia de las Escuela de Formación Integral, EFI)e Irene Moreno Moreno (Experiencia de formación de productores del Instituto Nacional de Ciencia Animal, INCA).

Estas experiencias se animan desde la Red de educadoras y educadores populares, un tejido social diverso en cuanto a género, color de la piel, profesiones, territorios, credos y ocupaciones que asume la concepción y metodología
de la educación popular como referente en sus prácticas sociales.

Protestantismo en Cuba. Recuento histórico y perspectivas desde sus orígenes hasta principios del siglo XXI, de Carlos R. Molina.

Encontrar la propia voz. Obras y autoras relevantes del protestantismo en Cuba (1902-1959), de Beatriz Ferreiro y la revista Caminos nº 67 con un dossier dedicado al tema teológico.

Día: Jueves, 20 de febrero
Hora: 5:00 p.m.
Lugar: Sala José A. Portuondo (La Cabaña)

Exportando el evangelio norteamericano. El fundamentalismo cristiano global, de Steve Brouwer, Paul Gifford y Susan D. Rose.
Día: Sábado, 22 de febrero
Hora: 1:00 p.m.
Lugar: Sala José A. Portuondo (La Cabaña)

45 años después de su asesinato los sueños no se apagaron

Caminos

Este 4 de abril se cumplen 45 años del asesinato del pastor bautista y luchador por los derechos civiles en los Estados Unidos, Martin Luther King, quien supo juntar en su vida y su testimonio cristiano y humano dos cualidades: la de ser un soñador y, a la vez, un líder religioso que vivió con los pies afincados en la tierra.

Tenía un sueño —y así lo expresó en su memorable discurso— el de ver un mundo diferente lleno de igualdad social, económica, política, religiosa, racial; un mundo sin exclusiones, sin guerras y sufrimientos.
Creía en la completa libertad de los seres humanos. Pero fue muy claro cuando desde la cárcel en Birmingham en el año 1963 en una de sus cartas escribió: “la libertad nunca es dada voluntariamente por quienes nos oprimen, la misma tiene que ser demandada por quienes están siendo oprimidos”.

Orar por la libertad no fue para el pastor bautista norteamericano un asunto de Dios, fue una seria responsabilidad cotidiana. Sobre este tema fue muchísimo más lejos cuando al reflexionar sobre el fenómeno social de la libertad rechazó y desmanteló las concepciones teológicas que acotan en la inercia y el fatalismo las acciones a las que está llamada la gente pobre, oprimida y excluida del mundo, y concretamente, de su país: los Estados Unidos. Por esa razón en su libro, Where Do We Go From Here?, dice enfáticamente: “la libertad no se gana a través de aceptar pasivamente el sufrimiento. La libertad se gana luchando contra el sufrimiento”. En otras palabras: muéstrame tus obras y yo te digo si tienes fe.

Son muchas las enseñanzas que dejó el reverendo King a los jóvenes de su país y de todo el mundo. Entre ellas hay que mencionar su incesante lucha por la paz. Desde las calles, concentraciones, marchas y desde el propio púlpito de las iglesias donde predicó, libró una descomunal batalla para que el gobierno norteamericano entendiera lo nefasta, violenta e injusta que era la guerra contra Viet Nam. Sobre este punto dijo: “la sabiduría nacida de la experiencia debería decirnos que las guerras son obsoletas”, y recalcó: “estoy convencido que debemos de ver a la guerra no sólo como una indignación moral, sino también como un enemigo de la gente pobre”. La historia le ha dado la razón muchas veces.

Sus palabras de entonces no han perdido su hondo significado; sin embargo han caído en un hueco sin fondo. Hoy, aquellas palabras de King podrían transponerse de Viet Nam a cualquier otro país con la paz amenazada: “Hablo como un hijo de Dios y como hermano a todos los que sufren en Viet Nam.” Siguen siendo “los pobres en los Estados Unidos” quiénes están pagando el precio más grande, el último precio en el campo de batalla y la pérdida de la esperanza para ese país, mientras que corporaciones como Halliburton cosechan los beneficios.

La bala que cegó la vida del pastor negro norteamericano aquel 4 de abril mientras se dirigía al pueblo desde el balcón del hotel Lorraine, en Memphis, Tennessee, sigue clavada en la consciencia de la nación del Norte. Nunca, como ahora, la voz profética de Martin Luther King, Jr. continúa retumbando en las mentes y corazones de los que en Cuba, y en cualquier “oscuro rincón” de la tierra apostamos por la paz y la justicia social.

http://revista.ecaminos.org/article/el-pensamiento-social-y-teologico-de-martin-luther