Paz para la Casa Común

Aleida Concepción Triana

Los días 19 y 20 de junio sesionó en la Sala Multipropósito que lleva por nombre Martin Luther King en la Biblioteca Provincial Martí de Santa Clara, una jornada denominada “Paz para la Casa Común”.

Esta se convirtió en espacio de confluencia para los miembros de la Red Ecuménica Fe por Cuba y la Red de Educadores/as Populares, así como otras personas invitadas que creyeron encontrar en este rincón santaclareño un lugar para acercarse, compartir vivencias, aumentar saberes y cultivar la paz.

El programa estuvo encaminado a analizar cómo contribuir a la transformación de conflictos sociales y contemporáneos mediante diferentes técnicas participativas. Compartieron sus saberes sobre el tema las pastoras April Backer de Estados Unidos y nuestra hermana y también Pastora de la FIBAC en Santa Clara Niubes Montes de Oca Pernas.

Los participantes pudieron consultar libros y publicaciones seriadas de la Editorial Caminos, que forman parte de la minibiblioteca existente en la sala para la libre utilización de usuarios asistentes a la institución y especialmente para los estudiantes de la carrera de Gestión Sociocultural como aula de formación, y apreciar el mural de la anterior jornada que muestra la unidad y hermandad de los niños y jóvenes de bien por un futuro de paz para todos.

Dialogar sobre la Paz, conmemorar el 30 aniversario del CMMLK socializando nuestra misión, hacer comprensible el ecumenismo, compartir e intercambiar con diversidad de hermanos y amigos cubanos y de otras latitudes, fueron objetivos que se cumplieron para cultivar valores inherentes a toda sociedad.

Actividades como ésta, que por tercera ocasión celebramos en la ciudad de Santa Clara, reflejan e irradian las experiencias de dos Redes que tejen juntas para reafirmar que “Un mundo mejor es posible”.

Mensaje del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil por los 30 Años del Centro

Estimadas compañeras y estimados compañeros del Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr.;

Reciban nuestro caluroso abrazo desde Brasil.

El Movimiento Sin Tierra viene a través de esta carta a expresar su máxima estima, consideración y respeto al CMLK y felicitarlos por sus 30 años.

La solidaridad y el internacionalismo son los valores más grandes que Cuba nos ha enseñado y estos valores son lo que nos unifica en esta larga trayectoria de lucha y resistencia.

Gracias al CMLK, la militancia del MST que estudió o pasó por Cuba, tuvo la oportunidad de conocer el proceso revolucionario cubano desde otra mirada, la mirada más crítica y cercana a la realidad de su pueblo.

Son 30 años de construcción e incansable lucha para mantener y fortalecer la Revolución Cubana.

El intercambio mutuo basado en la solidaridad y la justicia social ha fortalecido nuestros lazos de hermandad y compañerismo y queremos seguir en este camino que nos lleve a la emancipación humana.

Enviamos desde acá un saludo especial en conmemoración a vuestros 30 años y reiteramos que el MST estará siempre a la orden de la Revolución Cubana para lo que sea. Nuestra Escuela Nacional Florestan Fernandes siempre estará de puertas abiertas para recibir sus militantes, igual que nuestros campamentos y asentamientos.

Reiteramos también la necesidad de seguir fortaleciendo nuestros intercambios de experiencias para que el proyecto socialista se mantenga en nuestro horizonte estratégico.

Gracias Cuba, gracias CMLK por enseñarnos tanto en este tiempo. Sigan fuertes y convencidos de que el socialismo es el camino para la liberación del ser humano.

Hasta La Victoria Siempre!

Dirección Nacional del MST

Una economía que apuesta por la vida

Mónica Lezcano

El espacio constituyó punto clave para la reflexión en torno a las realidades económicas actuales y la problematización de aspectos puntuales del modelo de mercado imperante. De ahí la búsqueda de alternativas más socialistas como el cooperativismo, viéndolo como un modelo de gestión empresarial, diseñado para funcionar de la forma más democrática posible para sus asociados y asociadas, y otras personas externas a ella, en la cual sus integrantes tienen el mismo poder de participar en la toma de decisiones y sus ingresos o beneficios dependerán del trabajo realizado y los criterios que ellas y ellos decidan.

La riqueza de los debates estuvo protagonizada por la diversidad de experiencias presentadas. Entre ellas, la iniciativa de la Iglesia Presbiteriana Reformada de Taguasco, Sancti Spíritus, que se organiza desde la participación y busca la transformación de la comunidad. Para ello, mantiene una constante articulación con entidades estatales, lo que ha permitido un diálogo con las estructuras de gobierno municipal. Además de involucrar los altos directivos, la Iglesia abre sus puertas a todo el que quiera sumarse, sea creyente o no. Cuentan con proyectos de lavado de ropa, talleres de costura y de alimentación a las personas de la tercera edad, y un proyecto destinado al trabajo con las niñas y los niños. Todo esto sumado a la constante formación y superación bíblico-teológica, y las inmensas ganas de hacer de sus integrantes.

Desde la Unidad Básica de Producción Cooperativa “Orlando Canals Santos” de Las Tunas, compartieron que, desgraciadamente, la participación en la toma de decisiones es casi nula. La planificación de las actividades se hace de modo verticalista y el colectivo obrero tiene muy poco espacio para plantear sus ideas.
Otra de las visiones que se aportaron llegó desde instituciones comprometidas con la Economía Popular y Solidaria (EPS). Tanto las Facultades de Comunicación y Derecho de la Universidad de La Habana, como el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociales (CIPS) proyectan como meta la sensibilización de sus directivos con los temas del cooperativismo. Otra de las actividades relevantes que realizan es la asesoría y acompañamiento a procesos, además de investigaciones que tributan al fortalecimiento teórico y práctico de la EPS.

Las vivencias de los Talleres de Transformación Integral del Barrio (TTIB) de La Habana sirvieron para analizar la puesta en funcionamiento de los presupuestos de esta modalidad económica. Se presentaron las experiencias de mujeres formadas en diferentes oficios y temas de crecimiento humano, con mayor impacto en los municipios de Marianao, Plaza, Cerro, Habana del Este, Centro Habana, La Lisa y Arroyo Naranjo. De todas las iniciativas que llevan a cabo, tres están funcionando ya en forma de cooperativa (una para el cuidado de niños y niñas, una peluquería y una de textiles) y cuatro están en vías de lograrlo. No obstante, reconocen que a nivel general tiene una participación limitada debido al desconocimiento de las leyes económicas que rigen el trabajo cooperativista.

El taller también permitió un encuentro con Luis del Castillo, académico de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana, quien mostró un mapeo de los emprendimientos económicos locales y la Economía Popular y Solidaria en América Latina, y las experiencias para el desarrollo local en Cuba.

Conscientes de las necesidades de apostar por el trabajo en conjunto y transformador, e incentivados por los momentos de intercambiados propiciados en el taller, las y los participantes llegaron al acuerdo de establecer continuidades que permitan la comunicación y articulación entre las diversas experiencias.
En los TTIB se propone realizar talleres de formación en Economía Popular y Solidaria con adolescentes y jóvenes de las comunidades, así como con mujeres emprendedoras, además de ampliar el radio de acción a los otros municipios de La Habana e involucrar paulatinamente a los decisores de los gobiernos municipales.

El CIPS trabajará en pos de lograr la mediación entre las empresas y las comunidades, insertar las empresas en los principios de la Economía Popular y Solidaria y realizar talleres de factibilidad económica de conjunto con la Facultad de Economía.

Por su parte, desde el Instituto de Filosofía, GALFISA propone el acompañamiento a cooperativas y emprendimientos que estén trabajando de forma cooperada y la realización de talleres de formación y seguimiento a las personas relacionadas con dichas experiencias.

De otro lado, la Iglesia Presbiteriana Reformada de Taguasco, intentará crear un proyecto de conjunto con la comunidad y en forma de cooperativa con los principios de la EPS, alrededor de la producción de una máquina de aceite. También ofrecerá talleres de formación y de factibilidad económica a todas las personas involucradas e interesadas.

La Red de educadores y educadoras populares en Las Tunas, impulsada por los obreros de la UBPC, propone realizar un mapeo con las posibles experiencias y alianzas para expandir la idea del cooperativismo, y de esta forma sensibilizar a todos los actores de la Red con los principios de la propuesta. Además, se insertarán en todos los espacios posibles sobre este tema que el CMLK convoque.

Otro de los ejercicios que ponderó el taller fue la construcción colectiva de ideas para el desarrollo de una campaña de comunicación sobre la Economía Popular y Solidaria que realizará el Centro Martin Luther King de conjunto con estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Modelo económico y social cubano: a debate en el CMLK

Miriela Fernández Lozano

Otra vez en Cuba tiene lugar un proceso de consulta popular en torno a los destinos del país. Ya se sabe que estos son tiempos difíciles, que encuentran en la palabra decisivos su mejor sinónimo.
alt_text

Entre discusiones esperanzadoras y propositivas y otras más neutrales en cuanto a propuestas ha ido transitando el documento del Partido Comunista de Cuba (PCC), con sus dos partes: Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista; y Plan Nacional de desarrollo económico y social hasta 2030, propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos. Trabajadoras y trabajadores, colaboradores/as e invitadas/os se juntaron durante dos jornadas a los militantes del núcleo del PCC del Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. (CMLK), para debatir ambos textos.
alt_text

La vinculación del CMLK a las luchas políticas, sociales y eclesiales en América Latina; su inspiración cristiana desde un movimiento ecuménico revolucionario; su apego a la educación popular; su quehacer en la cotidianidad cubana a partir del trabajo comunitario y diacónico, y el propósito de contribuir al proyecto socialista del país fueron recursos importantes en este debate. Las intervenciones abarcaron no solo una visión integral del país, sino que se anclaron en lo local. Asimismo privilegiaron “la cuestión social” y la necesidad de que lo económico encuentre en ella su correlato, su función, sus propósitos.
alt_text

Por eso, uno de los planteamientos más importantes fue el de colocar como objetivo general y no específico como se encuentra en el documento la atención de manera diferenciada a los sectores vulnerables. Igualmente se puso énfasis en acápites sobre la preservación de políticas universales y gratuitas y en la satisfacción de las necesidades de la población para una vida digna. De igual manera, se habló de variar el vocablo capital humano por potencial humano, lo cual está a tono desde su valor simbólico con las propuestas, políticas y prácticas de un proyecto que beneficia, en primer lugar, al ser humano, sin olvidar la naturaleza. De hecho, este fue otro aspecto relevante en la discusión.
alt_text

Claras posiciones en torno al cuidado de la naturaleza y a la convivencia en armonía con esta quedaron reflejadas. Se destacó la importancia de que existan criterios que regulen las políticas en función de la sostenibilidad de las mismas. En ese sentido, la innovación científica y tecnológica deberá tener en cuenta el cuidado medioambiental y se deberán valorar proyectos de gran envergadura destinados al turismo o promovidos en otros sectores, a partir de medidas de protección ambiental.
alt_text

En el tema de la infraestructura se aludió a las localidades, proponiéndose que estas cuenten con recursos y herramientas para su desarrollo, y que se les garantice a los gobiernos locales el acceso a esos medios. De esa forma, la descentralización y la creatividad en cada territorio posibilitarán solucionar determinadas problemáticas y sopesar las desventajas o inequidades territoriales evidentes en el país.
alt_text

Con respecto a las tecnologías, se abordó igualmente la necesidad de un amplio acceso social, la importancia del uso de tecnologías libres que creen comunidad y la educación tecnológica desde metodologías participativas. En relación con este tema, hubo planteamientos abocados a elevar la cultura donde encuentren posibilidad de desarrollo las diferentes expresiones culturales que hacen la cultura nacional; también se incluyó aquí el trabajo con los valores y la educación para todos y todas.
alt_text

El rescate de otros referentes y paradigmas de liberación se abordó como necesidad en el estudio de la Historia en Cuba. Igualmente se habló de enfatizar el carácter anticapitalista que debiera tener el proyecto social cubano, independientemente que dé espacios a diferentes formas económicas. Frente a los negocios privados se destacó la importancia de que aporten socialmente desde servicios u otras formas, que exista una coherencia entre su gasto social que generan y su contribución en este ámbito.
alt_text

La empresa socialista también recibió recomendaciones. En ese sentido, se habló de que en ellas no son los empresarios y empresarias, sino los trabajadores y las trabajadoras quienes deben alcanzar un nivel cada vez mayor de participación en la gestión y control de ese espacio, lo cual muchas veces se distorsiona en la actualidad.

Cada intervención, al menos, en el CMLK, se dirigió a poner en blanco y negro propuestas que pudieran contribuir con una sociedad próspera y democrática, llenando también de sentidos esos conceptos y señalando disímiles retos que tiene la Cuba de hoy.

Un plato llamado “relaciones de paz”

María de las Mercedes Rodríguez Puzo

Este plato auguraba quedar delicioso, jóvenes artistas profesionales y otros aficionados al arte junto a un equipo de la Red Ecuménica Fe por Cuba – todos santiagueros- se reunieron para hacerlo. La Casa Museo Memorial Vilma Espín sirvió de cocina.
Como estaban en julio y en plena Fiesta del Fuego, pensaron en algo fresco, fácil de elaborar, que sirviera como alternativa de enfrentamiento a la violencia, desde una cultura de paz. “Sí, quiero que combata los conflictos en el hogar, el maltrato a la mujer, la discriminación etaria, por raza y étnica”, comentó Daniel, el chico que escribe poesía.
Maité Álvarez cambió su bata de psiquiatra y sexóloga por un sombrero de chef. Habló sobre las causas y consecuencias de la violencia en los diferentes ámbitos, y cómo se pueden prevenir estas situaciones.
Algunos pensaron en un cangrejito, otros querían un cake. En un gran caldero, llamado corazón, mezclaron un saco de amor y chocolate, cinco onzas de respeto, seis cucharadas de comprensión, una libra de harina cariñosa, siete pizcas de sueños felices, comunicación al gusto y aceite de tolerancia. El plato quedó tan rico que supo a poquito.