Comunicación popular y comunitaria para democratizar nuestras sociedades latinoamericanas

Comparte
Tamara Roselló Reina

Sin perder su carácter de construcción de alternativas enrumbadas hacia “el otro mundo mejor posible” que el movimiento altermundista esgrimió como demanda y aspiración común de los pueblos, la comunicación popular y comunitaria la dialógica, es el centro de la atención de este Foro, no entendida como “la otra comunicación o la alternativa”, sino como la esencia misma de procesos de transformación, que está al servicio de los intereses de los pueblos y no de los intereses económicos hegemónicos, como aseguraron en la mesa inaugural, representantes del Comité Organizador. Lo que implica el diálogo de saberes, entre los que tienen más la práctica cotidiana y los que miran estos procesos desde la academia y ese es un aporte que quiere hacer este Foro.
alt_text

Esta concepción a debate durante esta semana incluye las luchas por el derecho a la comunicación, por reivindicar las voces populares como un espacio de construcción de identidades, de transformación colectiva y social. Al hablar de comunicación popular, para muchas y muchos es inevitable remitirse a lo local, porque ahí están los mayores acumulados y experiencias vitales, pero al mismo tiempo es imprescindible mirar la geopolítica. El momento que viven los pueblos latinoamericanos, los avances y retrocesos en términos políticos, sociales y económicos tienen un correlato comunicativo.

Si bien en varios países de América Latina el tema de comunicación ha estado en la agenda política y sobre todo el servicio público que ofrecen los medios de comunicación como actores que representan intereses, instalan o cuestionan valores y prácticas cotidianas o recrean los sucesos de interés; el debate sobre qué entender por comunicación popular y comunitaria ha sido todavía insuficiente.
Se han robado el escenario los medios de comunicación, de una parte los que actúan con lógicas comerciales, que asumen la información como mercancía generadora de ganancias para los de “arriba” y del otro, los que se sustentan sobre la participación popular, el diálogo, la horizontalidad y fundamentalmente, sobre proyectos políticos inclusivos, reivindicadores, humanizadores de los “de abajo”.
alt_text

En la conferencia inaugural el catedrático de FLACSO, Mauro Cerbino identificó como “el mayor desafío hoy en día, la expansión del modelo capitalista de tipo neoliberal, que aniquila el lugar –antropológicamente hablando- y suprime todas las condiciones para la vida”. Hay que construir “el común, superar lo privado”, desde una lógica que revierta las relaciones capitalistas por nuevos modos de interactuar y vivir. Esto demanda articulación, construir redes y tener capacidades para dialogar, más allá de las dificultades que represente la diversidad de lenguas, porque es fundamental mantener esa riqueza de idiomas -una señal de la colonización es destruir las lenguas originarias, las culturas propias de los lugares. Además el profesor ecuatoriano criticó los estudios de recepción que se enfocan en los emisores, mientras colocan a los receptores en roles pasivos ante los medios de comunicación.

Este Foro, con sede en Quito hasta el 30 de junio próximo, busca abrir las puertas a las preguntas y a las respuestas que dialogan con las rutinas de los actores sociales y populares. Pone a debate nuevas matrices de pensamiento, nuevas propuestas para el desarrollo de un sistema diferente de comunicación, como una expresión otra de la vida en común que ya se ensaya en muchos territorios, comunidades, barrios, organizaciones y movimientos sociales y populares de la región.

Hacer comunicación desde otras lógicas, no comerciales, no banalizadas, y que genere una recepción crítica no solo de los contenidos de esa comunicación, sino de la realidad misma y con poder popular, es una manera de contribuir a que las personas, los colectivos y las comunidades desarrollen más capacidades para cortar de raíz la dominación, que desdeña a los pueblos y sus potencialidades para protagonizar procesos comunicativos y sobre todo, para tomar las riendas de sus propias vidas.

En el proceso organizativo de este encuentro se han juntado el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER) y la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI). Estas dos últimas instituciones instaron a las y los participantes a pensar la integración de nuestros pueblos en clave comunicativa, para que desde disímiles medios, productos y espacios, se potencie lo que nos une y nos reta como región. Esa es la propuesta que impulsa el “Foro de Comunicación para la Integración” –presente en estas jornadas en CIESPAL- que reúne a alrededor de 35 medios y articulaciones regionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>