Comunicación y alternativas para tender puentes

Comparte
Tamara Roselló Reina

El Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios, que sesiona en La Habana desde 1995, celebró por estos días su décima edición. Algunos participantes regresaron para compartir sus experiencias docentes o de lucha, de proyectos sociales transformadores o de organizaciones políticas y redes de articulación que siguen tras la utopía del mundo mejor.

Otras personas se asomaron a este espacio por vez primera. Les sedujo la convocatoria: “Seguimos apostando por la defensa de los derechos de los pueblos y de la naturaleza, lo que implica la eliminación del capitalismo, la supresión del patriarcado, del neocolonialismo, del productivismo y otras visiones que abundan en la reproducción del modelo dominante, pero más aún, una transformación de sentidos, en el fondo y en la forma, es decir, ya no solo de las lógicas de producción y distribución, sino de las formas de convivencia entre todo lo viviente y sobre todo, un desplazamiento del objetivo de reproducción del capital hacia uno de reproducción de la vida”.

La invitación fue a hacer una mirada colectiva al nuevo escenario y territorio político latinoamericano para de conjunto identificar avances, tensiones y desafíos en la búsqueda de alternativas emancipatorias, contextualizadas a esta época, a las complejas realidades continentales y locales.

Entre el 8 y el 11 de enero el Círculo Social Otto Parellada de la capital cubana abrió sus puertas a asistentes de diferentes países latinoamericanos y europeos.“Cada cual pueda traer y confrontar todo lo suyo, su identidad, metodología, visiones, saberes, tradiciones de lucha y discurso”, anunciaba la convocatoria al Taller y así sucedió. Gente diversa se juntó para compartir vivencias, frustraciones y aspiraciones, para lanzar preguntas que quizás tarden una vida o más en responder, pero que le dan sentido y fuerza al día a día, a las luchas populares y por eso vale la pena volver sobre ellas, enunciarlas, repensarlas.

A los fundadores de este evento, iniciativa del Grupo de Estudio “América Latina: Filosofía social y Axiología” (Galfisa) del Instituto de Filosofía, ahora se sumó una generación de jóvenes que apoyan la organización del programa, aportan sus reflexiones en los espacios de debate y además “controlaron” el tiempo para que nadie secuestrara la palabra, para que el intercambio permitiera que la mayor cantidad de personas opinara sobre las realidades complejas que vivimos y las alternativas por las que apostar.

El Centro Martin Luther King y la Universidad Central de Las Villas “Martha Abreu” acompañan esta propuesta, devenida oportunidad para confluir y polemizar en torno a los ejes temáticos: nuevo escenario y territorio político en América Latina. Avances, tensiones y retos en el campo social-popular; las luchas por la justicia social y ambiental, contra la mercantilización de la vida y la naturaleza y en defensa de los bienes comunes; des-neoliberalización y des-patriarcalización. Estrategias de cambio en América Latina; nuevas resistencias al capitalismo a nivel global y paradigmas de cambio cultural-civilizatorio en América Latina.

La comunicación entre problemas globales y locales

La comunicación que expresa a la dominación y la que en oposición a esta devela sus estrategias y visibiliza otras maneras de expresarse, de dialogar, de compartir valores, fue uno de los temas ineludibles en este X Taller sobre Paradigmas Emancipatorios.

La democratización de las tecnologías ha permitido que lleguen a más manos cámaras, grabadoras, micrófonos, reproductores, pc, pero eso no basta. Si la producción comunicativa que se genera y circula a través de estos medios lleva en sí el mensaje enajenante propio de la cultura hegemónica, que perpetúa el modo de vida capitalista, no podrán brotar otros paradigmas desde los que posicionarse y construir alternativas.

Participantes de Ecuador, España, El Salvador, Brasil, México, Venezuela y Cuba, interesados en esta temática, cruzaron sus voces en un debate que trascendió el intercambio de experiencias locales. Los problemas, las tensiones y desafíos comunicativos en un mundo global se parecen unos a otros, más allá de las geografías específicas que marca el mapa continental.

La televisión penetra hasta el más humilde de los hogares latinoamericanos. Las telenovelas, los noticieros, los reality show, los espacios de proselitismo religioso, trastocan sueños y oportunidades, enajenan a quienes se beben estas propuestas a diario. La pluralidad de identidades, de tradiciones y de voces no encuentran sitio en los medios de mayor alcance y por tanto muchas veces resultan marginados, invisibilizados.

La ausencia de marcos legales y de acceso a recursos financieros para desarrollar proyectos radiofónicos comunitarios es otra de las problemáticas que enfrenta el movimiento popular. En más de un país mantener una emisora radial con contenidos propios, con una mirada aguda y propositiva, que involucre e invite a la transformación y la autonomía local, puede poner en riesgo la vida de sus hacedores.

Ante la avalancha mediática y las ansias de estar interconectados, se obvian otras vías de comunicación, más cercanas a los seres humanos: el intercambio cara a cara, el diálogo grupal, el uso del teatro y otras manifestaciones del arte, los murales y los graffitis. No se trata de renunciar a las tecnologías, sino de complementar los nuevos y los viejos recursos que tenemos al alcance y muchas veces se olvidan. La cuestión es “tender puentes e ir minando desde abajo la estructura de la dominación, generar proximidad, confianza, crear comunidad”, comentó Rachel, una joven socióloga cubana.

Los representantes de medios de comunicación, organizaciones y movimientos sociales que se juntaron para discutir sobre la enajenación mediática cultural del capital transnacional y las alternativas de comunicación popular, identificaron otros desafíos comunes: la urgencia de actualizar las estrategias de comunicación, teniendo en cuenta las características de cada contexto y trascendiendo las coyunturas, ir más allá de ellas para incidir en la vida cotidiana, en la cultura popular; procurar una mayor articulación entre experiencias comunicativas, lograr una mejor educación para la comunicación que mueva conciencias con respecto al escenario mediático local y global y que empodere a más personas como sujetos comunicativos.

Para ganar espacios que defiendan los valores autóctonos como antídoto a la banalización que reproducen los medios masivos, se apeló a apoyar los movimientos artísticos y aprovechar cada blog, mural, intercambio, red social y plaza pública, como puerta abierta al diálogo y a la creatividad.

Mover ideas, optimizar los recursos de que disponemos para el trabajo comunicativo, generar acciones globales con expresiones locales, que muestren los vasos comunicantes entre nuestras utopías, que confirmen que nadie que sueña y hace a diario un mundo mejor, está “arando en el mar”, con esas certezas y llamados el X Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios planteó las oportunidades y tensiones para transformar a la América toda.

Aprovechando la ocasión

Más allá de los debates incluidos en el programa general del evento, los encuentros informales también permitieron que personas de diferentes realidades se cruzaran sus contactos, sus publicaciones y proyectos futuros.

Uno de esos momentos ocupó la mañana del sábado 12 de enero, cuando integrantes de la Red de Medios de Chiapas llegaron a la sede del Centro Martin Luther King (CMLK) a un taller de intercambio de audiovisuales, en el que participaron además estudiantes del Instituto Superior de Arte, jóvenes del proyecto Escaramujo, animado desde la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y el propio CMLK.

Esta jornada permitió ver desde el audiovisual las metodologías utilizadas para que la gente común, la que menos aparece en las pantallas y planas de los medios, tomaran la palabra y contaran sus propias historias y reflexiones. Fue un intercambio para aprender de la práctica, de la pregunta oportuna, para viajar en imágenes a comunidades distantes geográficamente, pero cercanas en valores.

La comunicación popular, alternativa, para el desarrollo más justo y equitativo, estuvo en la agenda de discusiones del X Taller sobre Paradigmas porque no es posible pensar el mundo de hoy sin contar con los medios y las relaciones comunicativas que se tejen en torno a los seres humanos. Pero más que hablar sobre la comunicación, de lo que se trata es de hacer de otra manera esos procesos comunicativos que nos implican, que dan cuenta de cambios, de avances y retrocesos a lo interno de organizaciones y movimientos, en la familia, entre grupos de amigos, en las escuelas, en las calles tomadas, en los propios eventos.

Paradigmas, en su décima edición, sigue convocando y contándose a sí mismo como ese espacio de muchas voces que se deja reinventar y contagiar desde el diálogo y la construcción colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>