CONSEJO DE IGLESIAS DE CUBA ACTIVA SU COMITÉ DE EMERGENCIA ANTE EL PASO DE SANDY

Comparte
Caminos

Como parte de las acciones iniciales del Comité de Emergencia del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), que fuera activado este miércoles ante el paso del huracán “Sandy” por la parte más oriental del país, se hizo un llamado a todas las iglesias a unirse en oración, solidaridad y servicio, poniendo delante de Dios las vidas de todas las personas.
Este Comité acaba de elaborar un documento de alerta para ser enviado a Alianza ACT, con el fin de movilizar recursos de esa entidad –que agrupa a una gran familia de iglesias e instituciones del Consejo Mundial de Iglesias y la Federación Luterana Mundial–, a fin de dar respuestas efectivas a las urgencias de aquella población que, debido al paso de Sandy, haya quedado en riesgo, comprometiéndose así su capacidad de dignidad y desarrollo.
Integrado por representaciones del Centro Memorial Doctor Martin Luther King, Jr, el Centro de Reflexión y Diálogo de Cárdenas y el propio CIC, a través de su Área de Diaconía, y presidido por el presidente de este organismo ecuménico, el reverendo Joel Ortega Dopico, el mismo tiene la responsabilidad de tomar acciones conjuntas, desde una perspectiva ético-cristiana, ante el paso de fenómenos naturales que pone en crisis a las poblaciones más vulnerables del país, cuando su ubicación territorial dentro del Mar Caribe le hace ser una zona muy sensible al paso de ciclones y huracanes.
El CIC se une, con estas acciones, a los esfuerzos de las instituciones civiles y del Gobierno para realizar todas las acciones posibles a favor de preservar la vida. La Alerta elaborada hace una descripción de la situación meteorológica, las acciones preventivas que se llevan a cabo, las posibles afectaciones y refiere los aspectos necesarios para proveer de ayuda a las personas afectadas, fundamentalmente ubicadas en las provincias de Santiago de Cuba, Granma, Holguín y Las Tunas, con prioridad mayor en la provincia de Granma, por ser una zona con mayores vulnerabilidades geográficas, económicas y sociales, con antecedentes de eventos naturales anteriores.
De manera que esta plataforma de acción ya planifica un viaje a la zona oriental el lunes 29, para evaluar, in situ, la situación real que este Huracán ha dejado a su paso por esa región de la isla. En la reunión inicial se hizo hincapié en la necesidad de poner en práctica la solidaridad y el compromiso cristianos, el deseo de acompañar en todas las acciones necesarias, a la vez que se expresó la disposición solidaria para participar en las labores de recuperación en los hermanos pueblos de Haití, Jamaica y República Dominicana.
El Comité de Emergencia del CIC es una instancia que se activa ante la devastación ocasionada por un fenómeno natural y/o social, con el objetivo de optimizar una respuesta rápida.
También, en esta ocasión se ha convocado a la Mesa Nacional de CLAI y el Seminario Evangélico de Teología (SET) de Matanzas; a la vez que se han establecidos Comités de Emergencia locales en Santiago de Cuba, Holguín y Granma.
RECIBE COMITÉ DE EMERGENCIA DEL CIC REPORTES DESDE LAS ZONAS AFECTADAS

El Comité de Emergencia del Consejo de Iglesias de Cuba, reunido en su segundo día, ha comenzado a recibir diferentes reportes desde las provincias orientales, que dan una panorámica de la situación actual de esa región. Hasta el momento la comunicación es solamente telefónica ya que la mayor parte de la zona se encuentra sin fluido eléctrico.

El huracán Sandy, con categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, entró a tierra cubana por la localidad de Chivirico en litoral sur de la provincia de Santiago de Cuba y salió por la provincia de Holguín, en un paso destructivo de más de cinco horas por el territorio oriental cubano, provocando gran cantidad de lluvias y fuertes vientos huracanados.

Entre otras llamadas, se conversó con Ariadne Carbonell y Teresita Rebustillo, funcionarias del Centro de Capacitación y Servicio B.G. Lavastida, en la ciudad de Santiago de Cuba, quienes informaron que hay muchas personas que han perdido sus viviendas completamente y una cantidad aún mayor que han perdido techos o paredes; aparte de que hay muchos postes eléctricos derribados, los árboles de la ciudad están caídos, la mayoría de los teléfonos no funcionan y también conocen de tiendas y bodegas muy dañadas.

“El huracán nos tocó a las puertas, pasó por nuestras calles, sentimos su fuerza demoledora en toda la ciudad. Los techos volaron y destruyeron otros sobre los que cayeron, los tanques de agua también volaron y rompían el lugar donde caían. La situación es bien seria, sabemos que va llevar mucho tiempo para poder volver a la normalidad”, afirmó Rebustillo.

Además se conoció que los daños en el municipio de Banes, provincia Holguín (que fue azotado en el año 2008 por el huracán Ike) son considerables, con la mayoría de las viviendas de la localidad destruidas total y parcialmente, según comentó el pastor de la Iglesia Morava, Leonardo González, quien también sufrió la pérdida de todos los animales en su finca y parte de ella está totalmente destruida. Informó sobre una fuerte crecida del río Banes, que provocó inundaciones de grandes proporciones en el área.

Por su parte el Comandante Divisional Julio Moreno, presidente de la Iglesia Ejército de Salvación en Cuba, quien es a su vez el Coordinador del Programa de emergencia y ayuda humanitaria del CIC, expresó que ya salieron hacia la zona oriental miembros de esta iglesia que harán un reporte de la situación actual, pero que ya se conoce que la iglesia de esta denominación en Santiago de Cuba se derrumbó totalmente a causa de los fuertes vientos y están a la espera de otros reportes de la zona.

La Obispa Beatriz López, quien preside la Iglesia Santidad Pentecostal en Cuba, puso a disposición del Comité de Emergencia del CIC el personal de esta iglesia que está formado para trabajar en situaciones de desastres naturales como la actual, así como transporte y otros recursos; a la vez que informó que el Campamento Nacional “Monte Sinaí”, situado en el municipio de Palma Soriano en Santiago de Cuba, sufrió severos daños en su infraestructura.

Entre las preocupaciones que el Comité de Emergencia del CIC tiene por las personas que han sido afectadas por este evento climático están la seguridad personal, el agua, los alimentos y el techo, así como las necesidades espirituales en esta situación. Entre las acciones tomadas hoy por este Comité está la elaboración del Fondo de Respuesta Rápida, para aplicar a fondos de ACT Alianza y una solicitud general de apoyo a otros donantes en todo el mundo.

También se creó la dirección electrónica huracansandy@cic.co.cu , la cual servirá de enlace para toda la información sobre este desastre natural que ha afectado gravemente la zona oriental de la geografía cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>