Contra intransigencia del golpe de Estado, perseverancia de la resistencia

Comparte

Estados Unidos: indecisión o apoyo tácito
La gestión diplomática promovida por Estados Unidos a través del Presidente de Costa Rica se encuentra en un punto ciego, sino muerto. Tanto Oscar Arias, como el Presidente Zelaya, rechazaron los tres puntos presentados por el régimen de Roberto Micheletti, por considerar que van en contra vía del llamado Acuerdo de San José, pues en vez de propiciar la reinstalación del Presidente Manuel Zelaya, propone una tercería, es decir, la entrega del poder a un tercero y se opone a la amnistía de los delitos políticos.

A pesar de las visitas de Zelaya y de golpistas a Washington, nada se resuelve. Las señales del gobierno norteamericano son ambiguas, por un lado, se revocaron las visas corrientes a Micheletti, 14 magistrados de la Corte Suprema y algunos empresarios de Tegucigalpa y San Pedro de Sula, y por otro lado, sigue en Honduras el embajador de Estados Unidos. Frente al agravamiento de la crisis en Honduras, resulta inexplicable la renuencia del Departamento de Estado de Estados Unidos a reconocer formalmente una verdad que toda la comunidad internacional tiene clara: lo que sucedió en Honduras el pasado 28 de junio fue un golpe de Estado militar.

Lo que demandamos de Estados Unidos no es que intervenga para solucionar la crisis política, sino justamente, que dé marcha atrás al apoyo que permitió que haya dado y que se mantenga el golpe de Estado Militar. Las medidas de presión que ha adoptado hasta ahora son endebles e ineficaces.

Y también demandamos de entidades internacionales como el PNUD que se abstenga de financiar las actividades electorales, como lo está haciendo ahora. ¿Dónde queda el rechazo al golpe de Estado si se apoya a Micheletti en su intento de legitimar la transgresión del orden constitucional en Honduras a través de un proceso electoral ilegal?

El Presidente Zelaya ha expresado su desacuerdo con las propuestas de Micheletti y ha demandado acciones más contundentes del Gobierno de Estados Unidos, no sólo frente al golpe de Estado como tal, sino a las violaciones de derechos humanos que la dictadura ha perpetrado en su intento fallido de reprimir la resistencia, como lo pudo verificar la Comisión Interamericana de DDHH.

Unión Europea: ¿libre comercio o democracia?

La postura de la Unión Europea frente al golpe se está revelando en la discusión sobre la continuación o la suspensión indefinida del proceso de negociación del Acuerdo de Asociación que venía desarrollando con Centroamérica. Por el momento, no fue aceptada la propuesta del gobierno del Estado español en el sentido de reanudar las negociaciones sin Honduras.

Ayer un grupo de eurodiputados del grupo de Los Verdes, en una carta dirigida al Consejo de la UE, solicitó la suspensión indefinida de la negociación del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea y expresó sus preocupaciones por el resultado de la reunión del Comité para Latinoamérica (COLAT) un grupo de alto nivel del Consejo, el pasado 1 de septiembre, el cual plantea la no exclusión de Honduras de dicha negociación. Por el contrario, el COLAT recomienda continuar con las llamadas “rondas técnicas” de negociación, y contempla dar su apoyo al proceso electoral que se propone organizar el “internacionalmente no reconocido gobierno de Honduras”, que encabeza Roberto Micheletti. A juicio de los europarlamentarios, estas medidas irían en contravía de la política de apoyo a la democracia y el Estado de derecho. Por lo mismo, consideran que todas las relaciones económicas, políticas y diplomáticas con el gobierno de facto de Honduras “deberían ser suspendidas”.

Además, a pesar de que el Sr. Ramón Custodio fue revocado oficialmente por el Presidente Zelaya del cargo de Embajador en Bruselas por su apoyo al régimen de facto, la Comisión Europea lo sigue considerando como interlocutor válido. Patricia Rodas, Ministra Relaciones Exteriores del Gobierno legítimo presentó una nota de protesta.

Lo anterior indica que el interés comercial se sobrepone al de de fortalecer la integración regional a la defensa de la democracia y el Estado de derecho.

El debate electoral no logrará borrar la tacha de ilegitimidad del golpe de Estado
El Frente Nacional de Resistencia al golpe de Estado ha venido manifestando su rechazo a las elecciones que fueron convocadas para el próximo 29 de noviembre por considerarlas viciadas e ilegítimas, al estar amparadas por el régimen de facto que ha transgredido el orden constitucional. En este mismo sentido se han expresado el candidato independiente Carlos H. Reyes y César Ham del partido Unidad Democrática.

El régimen de facto y los gremios empresariales que respaldan la dictadura están desarrollando estrategias de compra del voto de la ciudadanía. Al mismo tiempo, se rumora que están reclutando exparamilitares colombianos para conformar un servicio especial de seguridad contra la oposición.

La perseverancia de la Resistencia
El Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado en Honduras ha avanzado en su capacidad de convocatoria a la población y en aspectos organizativos. Junto con el rechazo al proceso electoral, enarbola la demanda de una Asamblea Constituyente que ponga a las instituciones del lado del pueblo.

Frente a la perseverancia de la resistencia legítima del pueblo hondureño, la dictadura reprime ahora de manera sofisticada: ya no golpea durante las movilizaciones. Agazapadas, las fuerzas militares esperan el momento en que se disuelven las manifestaciones para detener a quienes han marchado expresando su rechazo al golpe.

Micheletti confirmó que se ha quitado la nacionalidad hondureña al sacerdote Andrés Tamayo, quien dirigió el Movimiento Ambientalista de Olancho, (MAO), por lo cual fue nominado al “Premio Front Line 2008 para Defensores de los Derechos Humanos en Riesgo” y se ha vinculado a la resistencia al golpe de Honduras. La decisión de la dictadura es una prueba más de la represión con la que se sostiene en el poder y le permitirá expulsar de Honduras al sacerdote.

El Frente Nacional contra el golpe de Estado en Honduras, está convocando al “Primer encuentro internacionalista contra el golpe de estado y por la asamblea nacional constituyente en Honduras”, que se realizará los días 8, 9 y 10 de octubre de 2009 en la ciudad de Tegucigalpa, como un espacio de reflexión sobre diferentes problemas que afectan a ese país y en general a toda la región, así como también de fortalecimiento de la resistencia.

La solidaridad es la ternura de los pueblos
A pesar de que en los medios de comunicación Honduras ha perdido notoriedad, la solidaridad internacional sí se mantiene. Llegan continuamente delegaciones a Tegucigalpa y otras ciudades para dar fuerza moral y testimonio de los desafueros de la dictadura. En Estados Unidos, se organizan giras en todo el país para difundir lo que ocurre en Honduras.

Women of Steel, organización de mujeres de United Steelworkers (USW), afiliada norteamericana de la ICEM, ha hecho un llamado público para que el gobierno estadounidense tome medidas más firmes contra los militares de Honduras, mediante una carta dirigida a Hillary Clinton y copiada al Presidente Barak Obama y a por lo menos 17 senadoras.
A partir del 15 de septiembre se desarrollará la jornada mundial “Ayuno por Honduras: Insurrección noviolenta del pueblo”. El 5 de octubre, cuando se conmemoran 100 días del golpe de Estado, se realizará un lanzamiento mundial del ayuno de un grupo de manifestantes en distintos países, como Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, México, Argentina, Estados Unidos, Canadá, España, Francia, India y Filipinas.

Por todo lo anterior, la Alianza Social Continental:
1. Reafirma su rechazo al golpe de Estado militar dado al gobierno legítimo del Presidente Zelaya el pasado 28 de junio.

2. Hace un llamado para que la comunidad internacional desarrolle acciones eficaces para lograr el retorno a la institucionalidad democrática.

3. Exige a los gobiernos del mundo y entidades internacionales (PNUD, UE, FMI) que abstengan de reconocer legitimidad al proceso electoral que convocó la dictadura para quitarse la tacha de golpe de Estado.

4. Solicita a los gobiernos centroamericanos que se abstengan de continuar el proceso de negociación del Acuerdo de Asociación que venían adelantando con la Unión Europea.

5. Se adhiere a la convocatoria del “Primer encuentro internacionalista contra el golpe de Estado y por la asamblea nacional constituyente en honduras”, que se realizará los días 8, 9 y 10 de Octubre de 2009 en Tegucigalpa, e invita a las redes, organizaciones y movimientos sociales a participar activamente en este Encuentro.

6. Convoca a las organizaciones, redes y movimientos sociales a desarrollar acciones de solidaridad con la resistencia en Honduras.

Secretaría Alianza Social Continental. Bogotá, 14 de septiembre de 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>