Cumbre de los Pueblos: Participación que profundiza la democracia

Comparte
Eduardo Tamayo

Santiago de Chile.- Con una nutrida marcha, alegre y multicolor, que recorrió las calles de Santiago se inició este 25 de enero la Cumbre de los Pueblos de América Latina, el Caribe y Europa que se desarrolla en forma paralela a la Cumbe oficial de los jefes de Estado y de gobierno de Europa y América Latina.

Los manifestantes expresaron, mediante gritos, pancartas y discursos, su rechazo a las políticas neoliberales que afectan la vida de los pueblos, a la vez que dieron a conocer su respaldo a la unidad y la integración de los pueblos.

La marcha transcurrió sin contratiempos, pero durante la concentración en la Plaza de Armas, mientras intervenían los líderes sociales, los Carabineros, con sus vehículos anti-motines, rociaron con agua a los asistentes. La gente se paró firme, no se movió, y rechazó estos ataques. Lo Carabineros tuvieron que retroceder.

Delegados de cuatrocientas organizaciones de Europa y América Latina debaten, desde este 25 hasta el 27 de enero, temas como democracia, participación, soberanía de los pueblos, el poder de las transnacionales, los derechos humanos, la privatización de los bienes comunes, buen vivir y derechos de la Madre Tierra, la mercantilización de la tierra y de la vida, y la integración y solidaridad de los pueblos.

Hugo Godoy, dirigente de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), señaló que la Cumbre de los pueblos “es muy importante hacerla en forma paralela a las autoridades institucionales, porque necesitamos que la unidad de los pueblos latinoamericanos crezca”. Agregó que no es suficiente la reunión de los jefes de Estado, necesitamos la creación de espacios de las organizaciones sociales y sindicales porque la democratización se logra con participación popular, para que las democracias sean más profundas y participativas, más equitativa la distribución de la riqueza, con más soberanía de los pueblos.

“Frente a los gobiernos europeos, nosotros queremos decirles que no queremos ningún tratado de libre comercio, ni tratados bilaterales porque el viejo mundo del sistema capitalista está en crisis y de allí no hay nada que los pueblos latinoamericanos podamos recoger”, enfatizó Godoy.

Por su lado Fabián Cohen, delegado francés del colectivo Francia América Latina, destacó que esta cumbre de los pueblos es la continuación de otras que se desarrollaron en forma paralela a las oficiales en Guadalajara, Viena, Lima y Madrid. Destacó que esta cumbre social que se desarrolla en Santiago se produce cuando hay una nueva correlación de fuerzas entre Europa y América Latina, en un periodo en que Europa se debate en una profunda crisis y América Latina están demostrando que es posible hacer otro tipo de política.

Beverley Keene, integrante de Jubileo Sur, señaló que este encuentro social tiene trascendencia porque permite que los pueblos tenga voz y porque estamos aquí discutiendo y consolidando propuestas muy concretas, desde cada comunidad, cada país, cada región y a nivel birregional entre los movimientos de América Latina y Europa. Señaló que tomarse las calles es importante porque en la Cumbre oficial no hay puertas abiertas para los pueblos, hay puertas abiertas a los bancos, a las empresas, a quienes están saqueando nuestras riquezas y discriminando a nuestros pueblos. “De tal manera que es importante que se escuche el grito en las calles de Santiago como en todas las calles de nuestros países a los dos lados del Atlántico”, enfatizó.

Las organizaciones sociales de Chile participaron reivindicando sus propias demandas como la liberación de los presos mapuches, el rechazo a la construcción de represas y la contaminación, por los derechos a la educación y al agua.

Dafne Concha, presidenta de la Coordinadora de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación, señaló que están participando en la Cumbe de los pueblos para defender el derecho a la educación porque la actual constitución chilena no garantiza este derecho sino la “libre enseñanza”, es decir, la educación como bien de consumo y no como bien social. “Estamos muy mal en la educación en Chile, en la educación existe lucro, quienes ganan dinero y hacen un negocio, cuando debería ser un derecho”, agregó.

Osvaldo Zúñiga, presidente de la Confederación Campesina Ranquil de Chile, señaló que los debates y la movilización nos sirven para profundizar sobre las propuestas que la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones Campesinas y Vía Campesina están construyendo en torno a la soberanía alimentaria. Por otro lado, denunció que el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Chile, que ya cumple 10 años, ha perjudicado mucho a los campesinos porque el Estado chileno se ha puesto al servicio de las agroexportadoras, de la Dole, la Chiquita, Belmonte Quality, que imponen los precios de la producción del campesinado. Agregó que se ha concentrado la tierra en manos de grandes transnacionales y se ha favorecido a las productoras de semillas transgénicas.

Para este domingo 27 de marzo se ha invitado al Presidente boliviano Evo Morales al acto de cierre de la Cumbre de los Pueblos.

Más información y fotos de la Cumbre: http://www.movimientos.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>