Dos huracanes y una historia que comienza

Comparte

La acción combinada de dos huracanes ha cambiado la vida de miles de familias cubanas; la vivienda y una economía fuertemente impactada1 son consideradas entre las problemáticas más complejas. Esta realidad hace que el estado cubano esté redefiniendo prioridades, y también la gente de las zonas directamente afectadas, y que muchísimos cubanos y cubanas que no recibieron afectaciones estén solidariamente ofreciendo sus casas, recursos y otros apoyos; debemos sumar también la ayuda solidaria internacional que está llegando. Es reconocido que en esta realidad el estado juega un rol protagónico ofreciendo alternativas para cada situación y, por demás, que sea con justeza y equidad.

Con estas palabras iniciales podría pensarse que no hay nada por hacer, sin embargo desde la vivencia de un pinareño y tocado de cerca por las afectaciones, considero que no es así. Para la recuperación el protagonismo popular es clave, es necesaria más que nunca la organización barrial, el trabajo colectivo y grupal, que los líderes en los contextos comunitarios no solo se centren en la transformación física de los daños, hay que animar y estimular, sin crear falsas expectativas, pero hay que empezar a soñar y a construir un futuro. Los cubanos y cubanas hemos aprendido a “sacar candela de la leña mojada”, y en esta ocasión tendremos que sacar nuevas fuerzas, tal como lo hicimos en la década del 90 cuando para muchos parecía el final.

CEPRODESO, expresa su solidaridad y buscamos alternativas para concretarla. Sabemos que en San Cristóbal hay mucha gente del CREA afectada, que de seguro otros egresados de los municipios La Palma, Bahía Honda, Viñales, Consolación del Sur, San Cristóbal, Minas de Matahambre y Candelaria también recibieron daños, aún no hemos podido contactar a la mayoría por la dificultades en la comunicación y limitaciones de combustible, lo que no significa que hemos dejado de pensar en ellos, que son muchísimos los mensajes de solidaridad que nos llegan desde el resto de país y también del resto del mundo.

Ya reiniciamos el trabajo en las oficinas, con algunos daños parciales pero estamos en combate, después de muchos análisis y re-contra análisis consideramos pertinente llevar a vías de hecho el III Encuentro Latinoamericano de Experiencias de Educación Popular Ambiental. ¿Las razones?, que la ciudad de Pinar del Río no fue azotada directamente y que los daños fueron mínimos, que con los fondos del evento y el pago de los servicios haríamos un pequeño aporte a la economía del país, muchos participantes extranjeros ya lo tenían todo listo, incluyendo boletos aéreos, el evento canalizará apoyos y alternativas de colaboración, y también será una tribuna de solidaridad.

El paso de dos huracanes con el intervalo de tiempo de una semana, ha dejado un escenario complejo y como dijera Fidel en una de sus reflexiones en el periódico Granma, “…el paisaje que se nos presenta nos evoca las imágenes de un bombardeo atómico, con la diferencia de que las pérdidas humanas fueron mínimas”. Ante esta realidad una nueva historia comienza, ya sus protagonistas la están gestando y en no muy lejano tiempo volveremos a ser un Archipiélago colorido, con gente alegres y sacaremos aprendizajes, pues por más cultura ciclónica que tengamos no bastará, la naturaleza es capaz de generar fuerzas y energías que nos sorprenden por su intensidad, tal pareciera una respuesta a la falta común que hemos tenido con el cuidado de nuestra casa grande, el planeta tierra.

Un abrazo CEPRODESIANO y estamos en combate,

Juanfri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>