El 1ro de mayo en tres tiempos

Comparte
Tamara Roselló Reina

Antes

La antesala de mayo es bien agitada en la mayoría de los centros laborales cubanos. La gente busca la manera de identificarse, con carteles, consignas, y para eso valen todos los recursos disponibles, desde una caja de cartón hasta una tumbadora.

Al amanecer de cada 1ro de mayo las calles parecen despertar antes del
sol. Puntos distantes de la Plaza de la Revolución sirven de sitio de encuentro de los distintos sindicatos. En balcones cuelgan banderas cubanas y se asoman vecinos que quieren saludar o sencillamente, mirar el paso constante de cientos de personas en un mismo sentido.

Durante

Su voz parecía un susurro. Pasó a mi lado con su cartel en alto, su pullover con la imagen de los 5 cubanos presos en EEUU y una carga de heroísmo que intentan resumir varias medallas y distinciones, sobre su pecho. Decía y repetía “socialismo para el mundo entero.” Pero su llamado se diluía entre los de una multitud que reía, bailaba y decía a coro muchas otras consignas, desde las más tradicionales como “Raúl, pa´ lo que sea”, hasta la más beisbolera: “Raúl, pichea que Obama no batea”

Me imagino que como este anciano, otros muchos no han faltado a las
concentraciones o desfiles ante el monumento escultórico del Héroe
Nacional José Martí. Pero en particular los Días Internacionales de
los trabajadores y las trabajadoras suelen ser momentos de intercambio
intergeneracional, de descubrimiento para la niñez, de fiesta para los
más rumberos, que avanzan al ritmo de trompetas y tambores.

En esta ocasión las mujeres se hicieron notar especialmente. Uno de
los 10 bloques lo constituían ellas, desde las más jóvenes hasta las
más veteranas. Muchas mostraban dibujos de patriotas cubanas,
realizados por Antonio Guerrero desde su celda en EEUU. Otras llevaban
a Vilma, la fundadora y presidenta hasta su muerte de la Federación de
Mujeres Cubanas (FMC).

Después

Cuando termina el desfile todavía queda energía en unas cuanta
tumbadoras que siguen arrollando por la calles, a pesar del tránsito
que poco a poco se apropia de las vías. Otros aprovechan la primera
oportunidad para sentarse y darle un descanso a sus pies agotados de
tanto andar o continúan camino a casa o a otros sitios, porque el 1ro
es día de fiesta y feriado, así que hay que aprovecharlo.

fotos: Dela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>