El FMLN ganó las elecciones salvadoreñas

Comparte
Resumen Latinoamericano

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de El Salvador, con una ajustada diferencia de solo 6,634 votos y 0.22% de los casi tres millones de votos válidos depositados este domingo.

No obstante, el Tribunal Supremo Electoral prohibió a los partidos políticos que se declaren vencedores ante el estrecho margen entre los candidatos que mostraron los resultados preliminares y dijo que el conteo final de los votos que inicia el lunes determinará el ganador de la elección presidencial en El Salvador.

Escrutado el 100% de las 10,445 actas y 2,981,654 votos válidos, el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén, lleva una ventaja mínima, de sólo el 0.11%, con 1,494,144 (50.11%), sobre el cantidato de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Norman Quijano, que lleva 1,487,510 (49.89%).

En el escrutinio se contabilizaron 19,550 sufragios nulos y 4,186 impugnados de 14 Juntas Receptoras de Votos (JRV). Gana el candidato que tenga más votos.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, ya se comunicaron con Sánchez Cerén para felicitarlo. Ortega fue el primer mandatario en felicitar a Sánchez.

Minutos más tarde, el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también saludó a Sánchez. “Acabo de hablar con el presidente electo de El Salvador, compañero Salvador Sánchez Cerén. Lo felicité a nombre del pueblo de Bolívar y Chávez”, expresó Maduro a través de su cuenta oficial en Twitter.

Maduro destacó además la figura de Sánchez Cerén, calificándolo como un “legendario luchador por la democracia y los derechos humanos en El Salvador. Otro triunfo en América Latina de la izquierda, gracias al despertar de la historia. ¡Una victoria de Shafik Handal! La izquierda bolivariana, martiana, indigenista, latinoamericanista sigue su camino de victoria en victoria”, afirmó el mandatario.

Sánchez Cerén sería el primer exguerrillero presidente de El Salvador, pues el actual gobierno del FMLN está encabezado por el periodista Mauricio Funes, quien logró en 2009 arrebatar a Arena el poder que ejercía desde 1989.

En la primera ronda del 2 de febrero, Sánchez Cerén ganó a Quijano con 48,9% contra 38,9%, pero le faltaron 28,551 votos para lograr el el 50% más uno que evitaba el balotaje.

FMLN celebra ajustado triunfo

“Vencimos en la primera vuelta y ahora hemos vuelto a triunfar en esta segunda vuelta. Tenemos que hacer que en El Salvador se respete la voluntad del pueblo”, exclamó Sánchez Cerén, actual vicepresidente de 69 años, en una plaza ante miles de seguidores que coreaban: “Sí se pudo” y “el pueblo unido jamás será vencido”.

“Sí se pudo, sí se pudo pueblo valiente de El Salvador. Nos comprometimos a abrir nuestros brazos, nuestro corazón y nos comprometemos, a partir de mañana, a trabajar en función de todos ustedes” fueron las primeras palabras de Sánchez Cerén la noche de este domingo.

Desde el redondel Masferrer en San Salvador (capital), el abanderado del FMLN, junto a su fórmula vicepresidencial, Oscar Ortiz, manifestó que “los salvadoreños demostraron esta noche, con alegría y esperanza, que valió la pena esperar”.

“Los resultados del escrutinio preliminar dan una clara ventaja al FMLN”, subrayó Sánchez Cerén, uno de los líderes históricos del partido de izquierda.

Sánchez Cerén subrayó que “el pueblo salvadoreño ha vivido sacrificios, pero ha construido una nueva esperanza, un nuevo futuro y ahora este pueblo está construyendo un camino seguro para continuar esa obra que iniciamos en 2009”. Cuando llegamos a la presidencia de este país comenzamos a caminar la ruta de favorecer a los más desposeídos, remarcó.

“Soy un hombre de paz”, respondió Sánchez Cerén, ante el llamado de guerra de su par Norman Quijano de ARENA. “En este corazón no hay odio, sino amor por el pueblo”, agregó.

Pidió a la oposición a que esté tranquila y respete la voluntad del pueblo salvadoreño. Les pido calma, les pido que reflexionen, este pueblo ha seguido el camino de la paz, remarcó al referirse a las amenazas del partido perdedor de desconocer los resultados electorales.

Aseguró que no copiarán ningún modelo extranjero para el desarrollo del país, pero sí buscarán la unión de Centroamérica y Latinoamérica y mantendrá las buenas relaciones con Estados Unidos.

“Nosotros, durante toda la campaña, hemos demostrado responsabilidad, compromiso y respeto. Ahora, al finalizar esta campaña y con esta tendencia de triunfo anunciada, queremos ser respetuosos con nuestro pueblo”, expresó.

“Nosotros somos respetuosos de la Constitución de la República y no podíamos venir (y pronunciarnos) antes que el TSE anunciara el voto preliminar definitivo”, acotó Sánchez, en refrencia a las declaraciones previas de su contendiente, Norman Quijano (del partido Arena), quien rechazó los resultados antes del primer reporte del TSE.

“Mi Gobierno va a buscar entendimiento con los trabajadores, vamos a buscar entendimiento con los empresarios, porque juntos gobierno, empresario y pueblo vamos a ser la grande cambios y las grandes transformaciones”, dijo ante sus seguidores tratando de alejar fantasmas invocados por su rival.

De igual manera, el dirigente de izquierda ratificó su compromiso de hacer respetar la voluntad del pueblo salvadoreño expresada en las urnas. “Vencimos en la primera vuelta y ahora hemos vuelto a triunfar en la segunda vuelta. El pueblo unido jamás será vencido”, enfatizó.

“Vamos a gobernar para los que votaron por nosotros y los que no votaron, vamos a cumplir con honradez nuestra gestión para que ellos comprueben nuestro compromiso; porque será un gobierno abierto tenemos que trabajar juntos en un Pacto de Paz”, agregó el presidente electo.

Destacó también que el FMLN demostró que su unión es firme, así como su vocación democrática de respetar las leyes y la voluntad popular. Aprovechó también la ocasión para reconocer el apoyo del presidente Mauricio Funes, a quien agradeció por haber iniciado el proceso de cambios en El Salvador en el año 2009.

Resultado muy ajustado

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Eugenio Chicas, dijo que el resultado de las elecciones presidenciales del domingo ha sido “sumamente ajustado” y prohibió a los partidos en contienda que se declaren vencedores y que será el escrutinio definitivo quien determinará el ganador.

“Es una elección muy apretada. Las misiones de la OEA (Organización de Estados Americanos) y de distintas organizaciones nos han dado sus impresiones (…) Nos disponemos a reunirnos por separado con los dos partidos contendientes, para aclarar las reglas y dar el escrutinio final”, precisó Chicas.

“Este Tribunal recomienda y ordena que ningún partido se declare ganador ante un resultado tan estrecha que se dirimir únicamente en el escrutinio final, es muy estrecha la distancia, es una distancia muy breve y por lo tanto pedimos prudencia”, dijo Chicas en cadena nacional de radio y televisión.

“Hemos concluido el proceso de escrutinio, todas las actas han sido transmitidas, pero la diferencia es muy estrecha y por eso insistimos en la prudencia, vamos al escrutinio definitivo, arranca el día de mañana y en ese sentido ese escrutinio definitivo determinará el ganador de esta elección”, agregó.

“Son datos que son sumamente claros con un sistema muy robusto de transmisión que nos permite tener la certeza que en definitiva contaremos con resultados seguros, transparentes, legales y legítimos”, afirmó

“La gran mayoría de las actas han sido transmitidas (electrónicamente), pero la diferencia es muy estrecha y por eso insistimos en la prudencia, vamos al escrutinio definitivo que determinará el ganador de esta elección”, dijo Chicas.

Sánchez Cerén y Quijano se enfrentaron este domingo en una segunda vuelta. En la primera vuelta electoral, realizada el 2 de febrero pasado, el FMLN obtuvo el 48,93 por ciento de los sufragios, 10 puntos por delante de su contendiente, de la derechista Arena.

Los salvadoreños decidieron entre continuar con el proceso de cambios económicos y sociales que adelanta el FMLN o regresar a la opción de derecha con Arena.

Desde el inicio de campaña presidencial, las encuestas mostraron al profesor y político Salvador Sánchez Cerén, como favorito para hacerse con la Presidencia de El Salvador, quien nació en Quezaltepeque, La Libertad, el 18 de junio de 1944.

Previo a su candidatura fungía como Vicepresidente de El Salvador luego vencer en las elecciones del 15 de marzo de 2009, junto con su compañero de fórmula, Mauricio Funes.

Nació en el seno de una familia de artesanos, aunque realizó estudios de profesorado en la Escuela Normal de San Salvador. En 1970, participó en la creación de las FPL, la primera organización armada de izquierda del país centroamericano.

Quijano rechaza resultados

Quijano aseguró que el FMLN fragua “un fraude” con las autoridades electorales, tras rechazar los resultados que le dan una mínima ventaja Sánchez Cerén. “No vamos a permitir fraudes al estilo chavista o (Nicolás) Maduro como Venezuela. Aquí estamos en El Salvador. Tenemos nuestros propios recuentos que establecen con claridad que este proceso lo hemos ganado”, dijo Quijano, desde una tarima frente a la sede de su partido, ante cientos de seguidores.

“A partir de este momento estamos en pie de guerra. Nuestra Fuerza Armada está pendiente de este fraude que están fraguando. No pueden robar el triunfo (…) Estamos decididos a defender esta victoria, vamos a luchar si es preciso con nuestra vida”, sentenció Quijano.

El candidato de Arena, acalde capitalino de 67 años, acusó al TSE de “de actuar parcialmente” a favor de la izquierda. Quijano acusó al TSE de ser una institución “nada confiable”, al reaccionar al anuncio hecho poco antes por el presidente del tribunal, Eugenio Chicas, de que el escrutinio preliminar “prácticamente” concluyó.

Para el balotaje, Quijano cambió su discurso de “mano dura” contra las pandillas que tuvo en la primera ronda, y coincidió con su rival en ofrecer programas de prevención y reinserción a la sociedad. Unos 10,000 pandilleros están en las cárceles y otros 50,000 en las calles.

Lo que dicen USA y observadores

(El Diario de Hoy) La embajada de Estados Unidos en El Salvador instó, mediante un comunicado, a mantener la calma mientras se esperan los resultados de la segunda vuelta electoral llevada a cabo hoy en el país.

“Esperamos que tanto el Tribunal Supremo Electoral, TSE, como los partidos en contienda usen las herramientas legales del proceso electoral para llegar a una conclusión pacífica que respete la voluntad expresada por el pueblo salvadoreño”, se lee en el documento.

Mientras, observadores nacionales e internacionales, teniendo cobertura de 173 municipios de los 14 departamentos del país, realizan las siguientes conclusiones de la jornada electoral del 9 de marzo en El Salvador. El documento recoge lo ocurrido en 279 Juntas Receptoras.

Afirma que en el 66% de las Juntas Receptoras de Votos la votación se ha desarrollado con normalidad, es decir que no han existido interrupciones. En el 12% se la interrupción proviene por problemas en la infraestructura del centro, un 9% por problemas con las JRV mientras que un 8% por intervención de las fuerzas de seguridad. En lo referido si existieron obstáculos para el ingreso de los votantes a los centros de votación en un 93% no existieron.

Según el comunicado, se observó que el proceso de atención a los votantes fue eficiente en un 95% de las JRV. Eso significa que las JRV verificaron la autenticidad de los Documentos Únicos de Identidad, marcaban con la tinta indeleble a los ciudadanos que votaban, se aseguraban que el ciudadano estuviera en el padrón electoral correspondiente, se sellaron y firmaban las papeletas según lo que establece la ley, consideramos que se ha seguido el procedimiento debido en cada uno de los pasos para emitir el sufragio, garantizando en un 93% la secretividad del voto. En un 87% no se observó maltrato a los ciudadanos en razón de su identidad partidaria.

Durante el desarrollo del proceso se observó que la ciudadanía ha podido votar sin obstáculos ni interrupciones en un 58%, el mayor obstáculo observado está relacionado con el Documento Único de Identidad en un 32%.

En el 34% de las JRV observadas, han emitido su voto un promedio de 150 a 200 personas, un 20% de 100 a 150 y un 18% de 200 a 250 personas.

Concluyen que el evento electoral se llevó a cabo dentro del marco de los procedimientos legalmente establecidos, por lo que la ciudadanía salvadoreña debe de tener confianza en los resultados que brinde el TSE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>