El no del Vaticano a Chiapas

Comparte

Arizmendi cree que el Vaticano “le restringe potestades, no entiende sus planes pastorales ni las particularidades de su grey mayoritariamente indígena” especialmente en que desde la misma Iglesia Católica Romana de México se informa que él pretende una diócesis autónoma mientas que Arizmendi habla de una iglesia autóctona y que se mantiene la prohibición de ordenar nuevos diáconos indígenas, comenta Cevallos..

“Ya hemos explicado varias veces nuestros planes y hemos hecho cambios, pero no nos entienden. Insistiremos, aunque reconozco que la distancia y las realidades diferentes no facilitan la comunicación”, dijo Arizmendi a IPS, explicación que se confirma con la publicación del Vaticano “Notitiae” que habla de “graves ambigüedades doctrinales y pastorales”, en una carta firmada por el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y Doctrina de los Sacramentos, cardenal Francis Arinze, y que le fue enviada a Arizmendi.

“Estuve en el Vaticano en octubre y ya lo aclaré. Pero si en México (la capital) a veces no nos entienden, imagine lo puede pasar con el Vaticano”, expresa el obispo..

La diócesis de San Cristóbal de las Casas es de 37.000 kms. cuadrados, con 1,5 millones de habitantes, en su gran mayoría indígenas. La ICR tiene “330 diáconos, pero muchos ya están viejos y enfermos y no pueden apoyar a la Iglesia, así que yo espero que podamos tener unos 200 o más que son los que necesitamos”, dijo Arizmendi agregando que solo hay “ 84 sacerdotes y 8.000 catequistas, lo que es a todas luces insuficiente”, más aún si se tiene en cuenta la geografía de esa área.

Arizmendi, que denuncia la pobreza y las violaciones a los derechos humanos sufridos por los indígenas y que es crítico del sistema político imperante, tiene que luchar contra “la desconfianza del Vaticano sobre los posibles vínculos que aún existen entre sectores del clero y el insurgente Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), así como del modelo eclesial indigenista que desde hace 50 años se viene perfilando en la diócesis de San Cristóbal de las Casas” según opina el experto en religiones y columnista Bernando Barranco.

Arizmendi sustituyó al obispo Samuel Ruiz, con 40 años en esa Diócesis, que fue criticado por su defensa de los indígenas y por presunta luz verde a los zapatistas, por lo que el Vaticano resolvió poner fin a la ordenación de diáconos entre los indígenas con el fin de “normalizar la vida religiosa” en San Cristóbal, como afirma IPS.

A Arizmendi le ocurrió lo que le pasó a Ruiz cuando llegó a la diócesis de Chiapas y no se se sabia bien que haría, pero los indígenas decían “hay que esperar que conozca la realidad de Chiapas, luego actuará como verdadero obispo” y al hacerlo, ambos se encontraron con la incomprensión de la mayoría de los obispos mexicanos y del Vaticano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>