El rbol de la vida

Comparte

La historia de la Educacin Popular (EP) en Cuba es todava un borrador que sigue conformndose con las mltiples miradas de sus protagonistas. Cada vez que se incorpora alguien a la familia que somos, se hace vocero de sus momentos ms significativos, le suma nuevos significados y vivencias.

Como un rbol joven este movimiento quiere conquistar el cielo, resiste los embates naturales, bebe a travs de sus races profundas la sabia popular, se nutre de su entorno ms cercano, le regala su sombra al caminante, al hombre y la mujer del monte o la ciudad, refresca el ambiente, oxigenaAs sentimos la EP, por eso el II Encuentro de la FEPAD abri un nuevo ciclo para este proyecto que ya tiene enamorados y enamoradas por toda Cuba.

Reencuentros, confrontacin, creatividad, intercambios, aprendizajes, dilogos, sueos y esperanzas distinguieron la semana final de septiembre que compartimos en el ORTOP. Para FEPAD se proyectan otras jornadas de trabajo y de inspiracin. Las demandas de su gente y los deseos de que este rbol que plantamos y cuidamos a diario siga creciendo, y se haga adulto y d muchos ms frutos, son desde ya motivos suficientes para otras propuestas, reuniones y festejos futuros.

Y antes de emprender el viaje de vuelta a nuestra semilla, aqu est la voz de un movimiento, el ritmo y la energa de unos das que vivimos con amor.

Contra los odos sordos

En un espacio donde se promueve la cultura y la vivencia del dilogo todas y todos tienen algo que decir. Palabras conmovedoras, frescas, esperanzadoras

Esto (FEPAD) tiene un alcance extraordinario, porque est empezando ahora y sus perspectivas son mltiples, sobre todo a partir de las ideas que han salido para el futuro y la divulgacin que se le quiere dar. Es tan lindo porque te ensea a dialogar, a comunicarnos, a lograr que el otro tambin hable. (Mara de los ngeles y Dalia, de la FEPAD de Alamar)

Las personas de Perico se acercaron a m y me dijeron: Pastora, lo que usted da en la FEPAD nos ayuda a ser mejores. (Isabela, pastora de la iglesia Pentecostal de Coln).

Ustedes son completamente distintos, porque lo embullan a una a participar. Y fjate, otra compaera y yo ya preguntamos qu haba qu hacer para incorporarse a estos talleres porque verdaderamente queremos participar de estos proyectos. (Leonela, jubilada, actualmente custodio del Centro ORTOP).

La gente piensa que estoy en un convento porque cuando paso por estos espacios, regreso cambiada. Nos miran como si furamos extraterrestres, por la manera de hablar y de actuar en la familia, en el barrio, en el centro de trabajo. (Yeny, de la FEPAD del Balcn Arimao)

La FEPAD ha sido una revolucin en mi comunidad. Todava falta un buen camino por andar para entusiasmar a todo el mundo. Lamento que la EP no hubiera estado presente antes en mi formacin como trabajadora social. (Mayeln, trabajadora social y presidenta del Consejo Popular de Perico).

La FEPAD ha ayudado a sensibilizar a mucha gente, a muchos compaeros que como los delegados del Poder Popular, trabajan en el barrio. Es una esperanza y una certeza de que s podemos caminar juntos y juntas. (Odalys, presidenta del Consejo Popular Pogolotti-Finlay-Beln).

Al principio el camino pareca difcil y tuvimos que sortear muchos obstculos, pero ahora nos sorprende cmo se ha entendido la propuesta de la FEPAD no slo entre los docentes sino entre los propios estudiantes de distintas carreras que ya estn insertados en proyectos de la comunidad. (Julita, profesora y miembro de la FEPAD de Universidad Agraria de La Habana).

A m la EP me cambi la vida. Con ella aprend a ser mejor ser humano y eso, en buena medida est presente en el trabajo que hago en el grupo FEPAD y el proyecto de promocin cultural de nuestro barrio en Santiago de Cuba. (Mara Savn, promotora cultural de Santiago de Cuba.

La relacin entre todos es muy buena y al integrarla uno toma de la experiencia de otros con ms aos en el trabajo, aprendes con tus propios golpes, pero tambin con los de los dems. FEPAD hace falta, lo mejor que tiene es que te ayuda al trabajo grupal, a tratar de llegar a todo el mundo, es necesario porque implica una educacin para el dilogo. (Tamara, de la FEPAD de Cumanayagua).

Siento que a partir de la EP he logrado un cambio radical en la docencia, en la forma en que he aprendido a escuchar a mis estudiantes, en el intercambio de saberes. (Lixy, profesora y coordinadora de la FEPAD de Santiago de Cuba). Antes me era difcil establecer comunicacin con mi hija adolescente. Despus de mi incorporacin a la FEPAD todas nuestras asperezas se han eliminado. Ahora no me impongo, debatimos. En las relaciones humanas, en la familia es muy til la EP. (ngela, del la FEPAD del IPK).

Nuestro grupo es diverso y heterogneo pero intentamos apoyarnos unos a otros. Cada quien ha encontrado la manera de hacerse sentir en la comunidad y eso nos compromete ms. (Hayde, investigadora, miembro de la FEPAD de Holgun).

Este encuentro me ha servido para conocer a personas maravillosas y tambin para conocer los problemas que se presentan en otros lugares, sus ejes de debate y confrontarlo con lo que hacemos ac, y he descubierto que tenemos muchas coincidencias, preocupaciones, soluciones comunes. (Rauffer, de la FEPAD de Pogolotti).

Es la primera vez que participo en un encuentro como este y he sabido la fuerza y la multiplicacin que ha tenido por lo que me han dicho del evento anterior, la gente se ha sensibilizado han tenido cambios en su vida personal y profesional. La mayora queramos intercambiar conocer otras experiencias y eso se ha logrado en esta semana. Ha socializado proyectos, a personas de diferentes sectores, hay personas de procedencias diferentes, es un grupo muy heterogneo. (Dania, del grupo FEPAD de Jatibonico).

A veces se nos dificulta la capacidad para mirar hacia el futuro y nos quedamos en proyectos pequeos que tienen un cometido inmediato; otras, tendemos a ver la vida slo como problema. Pero la vida es vida; y si no le preguntamos a la gente sobre sus sentimientos, sus emociones, sus vivencias no nos van a hablar de sus anhelos, de sus sueos. Para Paulo Freire la EP es un acto de amor. Se siente la satisfaccin de encontrar esta gran cantidad de personas que al haber vivido el proceso de la EP, encuentra lo que representa y su esfuerzo de compromiso social y accin revolucionaria. Se humaniza el impacto, aunque tengamos deficiencias en cuanto al conocimiento, esto lo supera; con eso ganamos. (Carlos Nez, educador popular mexicano).

Buenas nuevas de FEPAD

-Tras estas jornadas de trabajo, FEPAD ya tiene otras propuestas para continuar su camino. La ms cercana reunin est fijada entre el 24 y 28 de octubre prximo. Asistirn las coordinadoras y los coordinadores de los grupos FEPAD que han solicitado capacitarse en los diferentes mdulos temticos: Concepcin y metodologa de la Educacin popular, Trabajo grupal y coordinacin de grupos, Comunicacin y Educacin popular y Trabajo comunitario. -Entre las proyecciones del equipo coordinador del Programa de educacin popular y acompaamiento a experiencias locales del CMMLK est previsto llegar aproximadamente a los veinte grupos en el 2006, sumando a los nuevos ingresos. Al mismo tiempo aspiran a lograr una mayor articulacin entre los miembros de los diferentes grupos, para que conformen una verdadera red de colaboradores y amigos, a lo largo y ancho del pas.

La Educacin Popular a ritmo de Hip Hop

Como buenos seguidores de las races comprometidas con la problemtica social de este gnero musical, varios egresados de los talleres bsicos del CMMLK en el 2004 e integrantes del proyecto Fbrica, del movimiento cubano de Hip Hop, le demandaron al CMMLK acompaamiento, apoyo, para conseguir que su arte trascienda la puesta en escena. Esta fue la razn fundamental de su acercamiento a la EP. Como resultado ya planifican el I Encuentro Nacional de Hip Hop, fechado para el prximo diciembre, con la asesora del centro, a travs de sus Programas de comunicacin y educacin popular. Entre las jornadas de este evento realizarn un taller sobre EP al que invitarn a veincinco experiencias del movimiento de Hip Hop con incidencias favorables en el mbito local.

Trabajadores sociales interesados en la EP

Hasta un grupo de jvenes trabajadores sociales lleg el espritu inspirador de la EP. El nmero de solicitudes para pasar los talleres bsicos del centro hizo que sus coordinadores pensaran en una alternativa ante la gran demanda: un taller que cursarn en el venidero octubre, treinta trabajadores sociales que se han destacado en su labor, algunos ms cercanos a la direccin de ese programa de la Revolucin, otros directamente vinculados al trabajo comunitario, que ser el tema del encuentro.

Tambin se incorporarn varios de los futuros miembros del grupo FEPAD que constituirn para el 2006, bajo la coordinacin de cuatro egresados de los espacios del centro. Adems estar la directora de la sede municipal de los trabajadores sociales en San Miguel del Padrn, donde incorporarn a modo de prueba, la concepcin y metodologa de la EP y algunos de sus contenidos, en uno de los mdulos que reciben los trabajadores sociales como parte de su formacin profesional.

Entre ach y bendiciones

Joel Surez, coordinador del CMMLK, con su carisma acostumbrado cerr el Encuentro FEPAD, entre achs y bendiciones para los educadores populares de los trece grupos y las siete provincias del pas presentes en el evento; para los amigos latinoamericanos Carlos Nez, Pilar y Ricardo; para los trabajadores de servicio y la direccin del Hospital Ortopdico Frank Pas; para los choferes, y el administrador del CMMLK, para los que trabajamos en la Comisin de comunicacin y, en especial para, los educadores populares del Programa EPAEL y todos los que siguen soando por hacer realidad una educacin popular comprometida, crtica y revolucionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>