En conexión con el espíritu

Comparte

En la Sala José Antonio Portuondo, en la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, tuvo lugar el lanzamiento de tres nuevos títulos y un número más de una revista, todos bajo el sello de la casa editorial Caminos, del propio Centro, así como la realización del panel: Vivir conectados por el Espíritu.

Los libros presentados fueron: Para avivar el espíritu. La inquieta palabra del pastor Raúl Suárez, una compilación de Elizabet Rodríguez e Idania Trujillo; Protestantismo en Cuba. Recuento histórico y perspectivas desde sus orígenes hasta principios del siglo XXI. Volumen 1: Panorama general, un texto compilado por Carlos Molina; la Antología de Caminos de Vida. Cuadernos teológicos 14 y 15, otra compilación, esta vez a cargo de Yoimel González e Izzet Sama; así como la Revista Caminos, número 61, con el dossier Fey Política.

Por otro lado, el panel estuvo integrado por el Doctor Reynerio Arce, Teólogo y Rector del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas, junto con Raúl Suárez, Pastor de la Iglesia Bautista de Marianao y Daylins Rufin Pardo, Pastora de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba.

Fue justamente el panel quien inició el diálogo en la Sala Portuondo. El doctor Arce, realizó una amplia intervención y reflexión sobre los modos de conectarse espiritualmente en el mundo de hoy, con los peculiares contextos que lo enmarcan. En particular, entre otros varios tópicos religiosos a los que se refiriera, hizo énfasis en la necesidad del trabajo, en aras del logro de las mejoras que encara el modelo económico cubano, una insoslayable necesidad que logre ser el sustento económico del proyecto ético de socialismo al que aspira nuestra nación.

Asimismo, instó al esfuerzo de cristianas y cristianos en este empeño. “Vivir conectados por el espíritu, es trabajar por la felicidad de todos los seres humanos, por la vida abundante que Dios le ha prometido a todos los seres humanos y a toda la creación (…) es entender que no somos otra cosa que instrumentos de Dios, para lograr sus propósitos en el mundo de la creación. Y este propósito es la justicia y la paz para todos y todas, y para toda la creación”, destacó Arce en su intervención.

Luego, fue el reverendo Raúl Suárez quien hizo uso de la palabra. El pastor agradeció públicamente a las compiladoras del libro por su trabajo esmerado y de búsqueda para hacer realidad el libro que se presentaba. Mencionó que esas páginas reflejaban un peregrinaje intenso, conflictivo, y hasta agónico, en el mejor sentido de la palabra, aunque toda esa situación terminara con el encuentro de un proyecto de vida, con nuevas maneras de ver a Jesús y de ver a la comunidad. “En mi experiencia personal, la espiritualidad y la comunidad están muy unidas. Me es imposible concebir la espiritualidad sin esta experiencia de vivir en comunidad. Son cuestiones muy unidas en mi pensamiento y en mi experiencia vital”, expresó.

Raúl Suárezdestacó la necesidad y utilidad de poner en sus justos lugares a la Iglesia como institución y a la Iglesia comunidad, y ejemplificó a partir de las vivencias en sus ya varios años de oficiar en el humilde barrio de Pogolotti, en la capital cubana.

También intervino en el panel la pastora Daylins Rufin, que se refirió a las variantes, conceptos y devenires que la espiritualidad encara en nuestros días. “La vida en el espíritu es la vida presente, común, de la que participamos todas las personas que respiramos un mismo aire; que compartimos un mismo aliento; que somos susceptibles de percibir y ser afectados por un mismo ambiente, soplo vital; que compartimos y somos movidos por los embates del mismo aire de los tiempos.”

Rufins destacó la validez de la verdadera comunión, de sus potencialidades y de sus significados verdaderos y falsos, y de su relación con los preceptos religiosos y a la vez con el pueblo. “Vivir conectados con nuestras raíces, con la memoria crítica de lo que hemos sido; vivir conscientes de lo que hoy somos y conformamos desde nuestros errores y aciertos, ayes, alegrías y silencios, y vivir orientados visionaria y proféticamente hacia lo que debemos ser como familia humana, es vivir en esta comunión con el Padre y con el pueblo.”

Más adelante Joel Suárez leyó un texto con las palabras del compilador Carlos Molina, imposibilitado de estar presente, pero que envió sus impresiones sobre su libro. El autor reconoció las ayudas recibidas en el momento de la concepción e impresión del texto y las agradeció públicamente y realizó un amplio balance de los varios esfuerzos y antecedentes de un amplio número de investigadores y autores sobre el protestantismo en nuestro país.

Esta obra, Protestantismo en Cuba. Recuento histórico…, es un primer tomo, al que se sumarán otros dos, ahora en preparación, con temáticas similares en el acontecer de la historia nacional de esa manifestación religiosa.

En otro momento, Elizabet Rodríguez se refirió a los compromisos que implica, no ya la realización de un libro, sino el logro de un ofrecimiento atractivo sobre la obra que se presenta, al momento de presentarla ante el público. Narró brevemente de sus avatares y hasta dudas al momento de asumir la realización de esta obra.

La palabra de Raúl Suárez no está dirigida solamente a sus hermanas y hermanos de religión, a los fieles de una comunidad de fe, afirmó. “Puedo decirr sin temor alguno que Para avivar el espíritu es un llamado a la solidaridad entre todas y todos, a pensar en familia y en la familia, en la relación de pareja, en la formación de los hogares, en la patria, en la nación, en la justicia, en el amor, en el papel de las iglesias…”.

En estas páginas podrán encontrarse enseñanzas, subrayó Elizabeth, y una palabra que los llevará a inquietarse y será un clarín que los va a invitar a luchar por la unión, a enriquecer el espíritu en nuestra cotidianidad. La presentadora, recalcó que no se trata de un texto dirigido exclusivamente a los y las creyentes. Estamos frente a la voz de un hombre que tuvo el privilegio de ser el pastor de una iglesia con corazón del pueblo, enfatizó, en referencia al reverendo Raúl Suárez. “Es un libro para todas y todos.”

También Idania Trujillo intervino, en breve reflexión, y recalcó que el posible público lector de las páginas de la compilación Para avivar el espíritu. La inquieta palabra del pastor Raúl Suárez, no estaba limitado exclusivamente al sector religioso. Esa palabra, ese avivar, representa búsqueda de sentidos, está en el propio Raúl y en sus páginas ahora recogidas, para que muchos se alumbren en ese espíritu, abundó.

Trujillo se refirió también a varios momentos del trabajo realizado con el texto y subrayó las diversas intenciones de los mensajes del pastor, “a través de nosotras, a través de la interpretación que esas compiladoras hacían de su palabra.” La permanencia de una persona viva y actuante, con su comunidad y fuera de ella, en contextos nacionales e internacionales de la solidaridad, la relación que el reverendo dejara fluir a lo largo del trabajo con las investigadoras, fue destacada por Idania, que agradeció este esfuerzo del pastor Suárez y la deferencia y atención que brindó durante toda la elaboración y revisión del texto.

Así concluye la presencia, calificada de feliz por Joel en su intervención, del CMLK en las actividades capitalinas de esta edición de la Feria Internacional del libro. Quedan abiertas ahora, en espera de lectoras y lectoras, las páginas de todas las obras presentadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>