En los Estados Unidos también hay protestas

Comparte

1. La resaca neoliberal tiene en Estados Unidos uno de sus últimos recodos. Como siempre la aplicación de esta políticas que agrandan las fortunas de los ricos y ponen en la espalda de los trabajadores el costo del funcionamiento del Estado, son recibidas con protestas, por los habitantes contra quienes van dirigidas.

2. Durante casi un mes en Madison, estado de Wisconsin, decenas de miles de trabajadores oficiales, obreros y maestros, desplegaron sus protestas por todo el centro de la capital, tomándose incluso el Capitolio, enfrentando, infructuosamente, las medidas que al fin impuso el Gobernador republicano. En votación con ausencia de 14 senadores estadales demócratas liquidó la negociación colectiva de los empleados públicos sobre temas referidos a jubilaciones y otros beneficios sociales, redujo la posibilidad de aumentos a una cifra no mayor a la inflación informada por el gobierno. Autorizó a que se dejen de pagar las cuotas sindicales y aprobó que la afiliación al sindicato sea renovada en forma anual. Aumentó el aporte de los trabajadores para sus seguros de salud y las pensiones.

3. En otros Estados, Ohio, Illinois, Michigan, Iowa, Indiana, Minnesota y Kansas, las protestas se elevan por razones similares, maestros, bomberos, oficinistas se unen contra los recortes a los aportes para los más necesitados y los trabajadores. El ajuste fiscal es una realidad en la mayoría de los estados de los Estados Unidos. Las políticas para regular el gasto de funcionamiento es aplicada al más débil, cierre de escuelas, bibliotecas, reducción del Medicare (seguro medico), rebaja de salarios y a otras cargas laborales, etc.

4. En contraste se le hace una exoneración masiva a los capitales de los ricos, a las inversiones privadas, Se resguardan con prohibiciones los monopolios, se cubren las quiebras financieras con el dinero del colectivo. Cada vez los ricos son más ricos en Estados Unidos. El 10% de los estadounidenses, controla el 66 % de la economía, es decir que el otro 90% se mal reparte el 33%.

5. El cineasta Michael Moore, en un discurso realizado en Madison, en las protestas, explicaba así el nivel de desigualdad en la sociedad estadounidense: “(…) Hoy sólo 400 estadounidenses tienen la misma cantidad de riqueza que la mitad del total de los estadounidenses. Déjenme decirles que 400 ricos obscenos, muchos de los cuales disfrutan en cierto modo de la multi-trillonaria reducción de impuestos de 2008, tienen un botín, unas reservas y tantas propiedades como los bienes combinados de 155 millones de estadounidenses.(…) “

6. Los gastos en la injusta guerra contra Afganistán son de alrededor de $2.000 millones de dólares a la semana lo que significa unos $104.000 millones anuales. El Complejo Militar Industrial ejerce su preponderancia. Un tanto menor es el gasto en la agresión a Irak. Es decir que buena parte del déficit fiscal, que carcome a estados y municipios, se va a la alcantarilla de la guerra. Ahí está el dinero que le niegan a los maestros, a los trabajadores oficiales y a la cuota para cubrir todas las necesidades sociales del pueblo estadounidense.

7. Las protestas de Wisconsin se combinaron con las de Egipto y Túnez, conformando una estela que devuelve la esperanza en una clase obrera como la estadounidense. Recordemos por que celebramos el 1 de mayo. Parece que Despierta el Leñador, cómo lo decía el poeta nacional de los Estados Unidos Walt Whitman. Fueron más de trescientas mil personas movilizadas al mismo tiempo en todos los estados.

8. Barack Obama, el Premio Nobel de la Paz, estaba preocupado por que los afiches que se habían usado en el levantamiento triunfal contra Mu-barak, iban a ser importados y solo le iban a quitar las dos primeras letras (Mu), del inicio del nombre del tirano egipcio. Fueron muchas las comunicaciones y solidaridades que se dieron entre los trabajadores insurrectos de Egipto y Wisconsin. Ya es hora de entendernos como decía Karl Marx, y en todos los países unirnos contra el capital.

9. Los trabajadores estadounidenses han dicho que este es apenas el comienzo de una lucha por el presupuesto, por cambios en el modelo tributario, por la defensa de los derechos adquiridos y hoy arrancados y contra las guerras que desató EEUU en Iraq y Afganistán. El deber de los obreros y trabajadores estadounidenses de luchar por sus derechos y conquistas trasciende sus fronteras.

Un movimiento poderoso como el que parece arrancó en Madison, sería un catalizador de insospechadas reacciones en el mundo.

RUMBO AL ESTADO COMUNAL

fuente: rednacionaldecomuneros.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>