Encuentro Antimperialista busca integración y solidaridad para superar el neoliberalismo

Comparte

Por Convergencia de Comunicación

Este sábado 2 de noviembre, el panel dedicado a los Desafíos para una articulación solidaria, destacó la necesidad de integrar las agendas de lucha nacionales y regionales con la comunicación estratégica y la formación popular.

Las sesiones de trabajo del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo fueron marcados el sábado 2 por el Panel “Desafíos para una articulación solidaria en nuestras luchas”, marcado por un énfasis fundamental: “debemos fomentar la solidaridad con Cuba, integrar las luchas y las resistencias estratégicamente para vencer el neoliberalismo”.

Las constantes e inspiradoras manifestaciones de los pueblos de Haití, Ecuador y Chile, así como los resultados en las elecciones presidenciales en Bolivia y Argentina, indican el deseo de estos pueblos de cesar las políticas neoliberales que destruyen la autonomía financiera y cultural de los países de América Latina y el Caribe.

 “Una vez más, los pueblos del continente se unen para alzar sus voces contra el imperialismo. Nos reunimos nuevamente para exigir “Manos fuera de Cuba”, “Manos fuera del Continente”, dijo Karim Nansen, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional, red que forma parte de la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

Para Karim, el asalto y la destrucción de los bienes comunes y el desplazamiento forzado reafirman la negación de los derechos de las mujeres y un neocolonialismo profundamente racista, con ofensivas que hoy conducen a reveses democráticos en la región. “Los golpes de estado y la militarización son realidades que rodean la vida de los pueblos. Es esencial denunciar quiénes son los perpetradores”, denunció, señalando la necesidad de solidaridad internacional para generar una agenda conjunta de luchas, estratégicamente basada en la formación y la comunicación popular.

La brasileña Mónica Valente, Secretaria ejecutiva del Foro de São Paulo, destacó la resistencia heroica del pueblo venezolano al ataque masivo de los medios hegemónicos.

«Hace un año y medio, hace dos años, escuché a muchas personas, políticos que se preguntaban si había llegado el final del ciclo progresivo en América Latina, pero no fue un final, sino una reanudación de la lucha de clases en América Latina», expresó.

Para Mónica, resistir la fuerte contraofensiva es combinar luchas nacionales y regionales, tratar de reconstruir UNASUR; profundizar el diálogo entre las fuerzas políticas y los movimientos sociales, aunque sea una tarea difícil.

“Si dentro del Foro de São Paulo esto no es fácil, ¿qué pasa cuando tenemos diferentes puntos de vista en los movimientos y sindicatos? Debemos construir la unidad con todas sus características, como dijo Fidel.

Mónica también enfatizó la necesidad de alimentarse de la solidaridad cubana. “Cada vez que vengo aquí me emociono mucho, porque la solidaridad es un valor fundamental de este país. Este es un antídoto que necesitamos para el aspecto ideológico subjetivo que el neoliberalismo nos inculca”.

Ismael Drullet, del Capítulo Cubano de Movimientos Sociales, habló de la necesidad de crear procesos de formación política que superen las limitaciones de las escuelas y fortalezcan los procesos de construcción del socialismo. «Es crucial poder reunir a los movimientos sociales y los partidos políticos para enfrentar el imperialismo y el capitalismo», dijo. Drullet es secretario de relaciones internacionales de la Central de Trabajadores de Cuba.

Durante el panel y en nombre de la la Asamblea Internacional de los Pueblos, Manuel Betoldi destacó las grandes manifestaciones de Chile, Cataluña, Haití y el Líbano, como modelos de resistencia al modelo neoliberal. Señaló la necesidad de consolidar los bloques populares, como la Revolución Bolivariana.

“Es esencial estimular la movilización popular. Las calles nunca podrán volver a estar en lo cierto. Necesitamos saber que este es un campo de disputa”. Señaló la articulación política de bloques regionales progresivos con participación juvenil; una evaluación autocrítica del trabajo de base que la izquierda ha estado haciendo; avanzar en la disputa cultural comunicacional mediante la construcción de estrategias comunicacionales.

La solidaridad cubana fue destacada por Gail Walker, directora ejecutiva de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO). «A pesar de todas las dificultades que plantea el bloqueo económico genocida, Cuba está presente en muchos países con sus médicos salvando vidas y ayudándonos a capacitar a nuevos médicos», dijo.

“Solo puedo mencionar la gran contribución que Cuba ha estado haciendo a la formación de médicos. Estudiantes de 26 naciones han recibido becas para estudiar en Cuba con el compromiso de regresar a sus países y trabajar con nuestra gente en sus comunidades «, dijo Walker, al recordar la presencia de estudiantes estadounidenses que se preparan para regresar a las comunidades pobres de los Estados Unidos. «Por eso decimos gracias Fidel», dijo el estadounidense. En la reunión plenaria del Encuentro, al que asisten 1332 delegados de 789 organizaciones de 86 países, estuveron presentes el primer ministro de San Vicente y las Granadinas Ralph Goncalvez, Fernando Lugo, ex presidente paraguayo, César Navarro, Ministro de minería boliviano, Peter Philips, presidente del Partido Nacional del Pueblo de Jamaica, Eric Bocquet, senador del Partido Comunista de Francia, Gleisi Hoffman, presidente del Partido de los Trabajadores de Brasil, Gerónimo Lossa, secretario general de Guinea Ecuatorial e Iván Rodríguez, del Comité de Solidaridad Dominicana con Cuba.

Deja un comentario