Encuentro de las redes

Comparte
Caminos

Los equipos de coordinación de la Red ecuménica Fe por Cuba y la Red de educadoras y educadores populares, compartieron reflexiones y proyecciones de trabajo, entre el 24 y 28 de noviembre en La Habana. Entre los puntos analizados estuvieron ámbitos estratégicos donde ya ambas redes tienen acumulados y se precisan nuevas acciones que permitan incidir de manera más intencionada.
Uno de esos es el trabajo con el Poder Popular, en el que ya la Red de educadoras y educadores populares tiene varias experiencias de fortalecimiento de capacidades y acompañamiento a los órganos de gobierno desde los municipios, por ejemplo en Alamar, Holguín, Guantánamo y Bayamo.
Desde la concepción y metodología de la educación popular se han formado delegados de circunscripción y se les ha aportado insumos para una gestión más participativa. Aprovechando esa riqueza, en el Encuentro de equipos de coordinación de las redes, se sugirió apoyar a procesos similares en Matanzas, Manicaragua y Bayamo, para contribuir a la gestión del gobierno y reforzar el rol de la participación popular a nivel local.
Uno de los ámbitos donde ya hay evidencias del impacto del accionar de la Red, es la educación superior. Ahí es posible contribuir a formar un sujeto colectivo con una cultura de la participación, comprometido con el proyecto socialista cubano. Destacan las prácticas educativas en la Universidad de Guantánamo, en la Universidad Agraria de La Habana, en la Universidad de Camagüey, y la Universidad de La Habana.
El cooperativismo y otras experiencias de producción socializada, son también oportunidades para poner un freno a las lógicas de producción individualistas de ganancia y apostar por formas solidarias, conscientes y participativas, en este caso, de gestionar las producciones. En un contexto donde se están posicionando negocios y emprendimientos privados, esta apuesta a favor de una economía solidaria y con responsabilidad social, tiene un peso fundamental. Sin embargo, la apuesta por el cooperativismo es todavía un experimento en Cuba. Para las redes animadas por el Centro Martin Luther King, esa es una modalidad de producción material más compatible con los valores socialistas y cristianos, que nos unen y una vía para hacer más sustentable la propuesta de generación y concepción de la vida.
La Red ecuménica se plantea renovar la misión y liderazgo del movimiento ecuménico y ampliar su presencia y actuación profética como Red. En este sentido se busca potenciar el papel que desempeñan como actor ecuménico y social. Varias son las vías identificadas para lograrlo: la formación, la articulación con organizaciones ecuménicas formales, la generación de espacios de análisis socioeclesial, la producción teológica, las metodologías que utilizan (la Lectura Popular de la Biblia y la Educación Popular), las relaciones de equidad, de afectos compartidos, y el liderazgo horizontal.
En el campo ecuménico “Fe por Cuba” aspira a actualizar su estrategia de visibilidad e incidencia, de modo que tenga más alcance el tipo de ecumenismo que promueven, tanto desde los espacios formales como desde las prácticas de fe de sus integrantes.
El encuentro entre ambas redes también ha contribuido a elevar la cultura religiosa de educadoras y educadores populares, que no tienen vínculo directo con experiencia de fe. Palabras como ecumenismo (la casa común donde todas y todos hacemos por el bienestar común) y diaconía (el servicio, el trabajo comunitario) despertaron el interés de varios participantes. Una de las propuestas de la jornada del sábado, fue conformar un breve glosario de términos frecuentes que facilite la comprensión de temas de discusión frecuente y que no son conocidos por personas que no provienen del campo eclesial.
Ambas redes tienen sólidas propuestas en el trabajo comunitario, ahí hay potencialidades para articularse y hacer juntas, con una finalidad educativa y de transformación social. Es un trabajo “de minería”, de no quedarse en la superficie, en lo más visible, sino de ir a lo profundo, y desde ahí actuar. Se trata de crear comunidades con relaciones horizontales y dialógicas, que potencie la participación popular. El arte también es una singularidad de este ámbito, una puerta de entrada para la construcción colectiva.
No faltan obstáculos para seguir andando en estas salidas o caminos estratégicos, desde las incomprensiones de algunos actores, la falta de compromiso, las dificultades económicas, los movimientos neoconservadores y fundamentalistas, las trabas y “sospechas” que frenan iniciativas a nivel local. Pero el enfoque colectivo que es posible cuando se articulan esfuerzos, puede ayudar no detener las esperanzas y sueños que aquí se tejen.

La esperanza y los afectos
nos han traído hasta aquí
moviéndonos todo el tiempo
como alas de un colibrí.

Anunciamos la buena noticia
Dentro del pueblo cubano
Para lograr la justicia
Que nos junte como hermanas, como hermanos.
No queremos otra Cuba,
Y sí una Cuba mejor,
con un camino de lucha
que nos construya en amor.
Ecumenismo de punta en toda la geografía
y de última tecnología, la educación popular,
es la metodología que no nos puede faltar.
Si logramos que llegue y esté
en todos los lugares,
que a nadie le quepa duda
tendremos más fe por Cuba
y seremos más populares.
No existe nadie incapaz
Ni por grande, imposible el sueño.
Si en la lucha está la paz
¡Juntemos manos y sueños!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>