Entrevista con Esly Banegas del Comité Político del FNRP

Comparte

¿Cómo evalúa el FNRP el Acuerdo de Cartagena?
Para el FNRP ese Acuerdo cumple solo con una parte de nuestras demandas principales, es decir el retorno seguro del ex presidente Zelaya y de los demás exiliados. Pero no compartimos la forma en que se incluyeron los demás puntos, porque el Acuerdo no recoge las expectativas que tenemos como Resistencia.

¿Cuáles son estos otros puntos?
Con respecto a la Asamblea Constituyente planteamos que debe ser participativa, originaria y autoconvocada, para que el pueblo tenga la oportunidad de expresar directamente cuáles deben ser los contenidos de una nueva Constitución. En lo que se refiere a los derechos humanos podemos constatar que sigue la persecución, la represión, los asesinatos, la total impunidad y la Resistencia exige el cese de la violación a los derechos humanos. En este sentido no compartimos la forma en que se han plasmado estos puntos en el Acuerdo.

A raíz del Acuerdo de Cartagena estamos asistiendo a una aceleración del proceso de normalización de las relaciones internacionales con Honduras. ¿Cuál es la posición del FNRP?
Honduras fue suspendida a raíz del golpe de Estado y la situación no se ha resuelto. La Resistencia rechaza la reinserción de Honduras a las instancias internacionales, entre ellas la OEA, mientras no se cumplan los cuatro puntos incluidos en el proceso de mediación.

Sin embargo, el ex presidente Zelaya respaldó la decisión de los gobiernos centroamericanos del CA-4 de llamar a los países latinoamericanos a apoyar este proceso de normalización. ¿Cómo analizan esta decisión?
Manuel Zelaya firmó el Acuerdo de Cartagena en su condición de ex Presidente y el FNRP respaldó esa firma porque incluye una de nuestras demandas, que es su regreso y de todos los exiliados. En calidad de ex Presidente tiene todo el derecho de expresar su opinión y criterio, pero como Resistencia reafirmamos nuestro rechazo a la reinserción de Honduras a la OEA y exigimos respuestas a nuestras demandas, que incluyen el castigo para los represores.

En el Acuerdo se reconoce al FNRP como fuerza política y ya se está hablando de su posible constitución en partido político. ¿Esta decisión rozaría de alguna manera con las resoluciones de la gran Asamblea del FNRP de febrero pasado?
Hay un reconocimiento del FNRP como fuerza política beligerante y se le garantiza la posibilidad de inscribirse ante el Tribunal Supremo Electoral para que, en algún momento, pueda participar en procesos electorales. La Asamblea fue clara al decir que no vamos a participar en esos procesos mientras no haya una convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente y una nueva Ley Electoral. Eso se mantiene y va a ser la Asamblea del FNRP quien decida cuáles van a ser los próximos pasos.

¿Una vez que Manuel Zelaya esté en el país el próximo 28 de mayo, el FNRP va a reconocer al gobierno de Porfirio Lobo?
De ninguna manera. El FNRP no va a reconocer a este régimen continuador del golpe de Estado. Respaldamos el regreso de Manuel Zelaya, su condición de coordinador del FNRP, pero vamos a seguir haciendo oposición a un régimen que sigue reprimiendo al pueblo y que defiende los intereses de la oligarquía.

¿Quién sale ganando con el Acuerdo de Cartagena?

Gana el pueblo en resistencia porque se logra el regreso de Manuel Zelaya y de las y los exiliados. De esa manera derrotamos la línea de los golpistas que rechazaban su presencia en Honduras, y seguimos comprometidos con la lucha del pueblo hasta que se cumplan todas nuestras demandas.

por: Giorgio Trucchi – Rel-UITA
http://www.rel-uita.org/internacional/honduras/democradura/con_esly_benegas.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>