Fidel Castró confirmó que se recupera

Comparte

En su análisis en el cual dedicó comentarios a los biocombustibles y a la crisis energética mundial, hizo un paréntesis “para abordar un tema que tiene que ver con mi persona, y les pido excusas”.

“Los cables hablan de una operación. A mis compatriotas no les agradaba que yo explicara en más de una ocasión que la recuperación no estaba exenta de riesgos. En general, hablaban de una fecha en la que aparecería públicamente y vestido con mi uniforme verde olivo de siempre. Pues bien, no fue una sola operación sino varias. Inicialmente no hubo éxito, y esto incidió en la prolongada recuperación”, reveló.

Agregó en su artículo que fue distribuido este miércoles en La Habana y que será publicado por la prensa escrita cubana mañana, que “dependí durante muchos meses de venas tomadas y catéteres por los cuales recibía una parte importante de los alimentos, y no deseaba desagradables desengaños para nuestro pueblo”.

Subrayó que “hoy recibo por vía oral todo lo que requiere mi recuperación. Ningún peligro es mayor que los relacionados con la edad y una salud de la cual abusé en los tiempos azarosos que me correspondió vivir”.

El presidente cubano expuso en su reflexión la oncena hecha en su convalecencia desde marzo que “hago por ahora lo que debo hacer, especialmente reflexionar y escribir sobre cuestiones a mi juicio de cierta importancia y trascendencia. Tengo mucho material pendiente. Para filmes y fotos que requieren recortarme constantemente el cabello, la barba, el bigote, y acicalarme todos los días, no tengo ahora tiempo. Tales presentaciones, además, multiplican las solicitudes de entrevistas. Les digo a todos simplemente que he ido mejorando y mantengo un peso estable, alrededor de los 80 kilogramos”.

“Trato de que las reflexiones sean más breves para no robar espacio a la prensa escrita ni a los noticieros de la televisión. Todo el resto del tiempo lo empleo en leer, recibir información, conversar telefónicamente con numerosos compañeros y realizar los ejercicios de rehabilitación pertinentes. No puedo decir y criticar todo lo que conozco, porque de ese modo serían imposibles las relaciones humanas e internacionales, de las cuales nuestro país no puede prescindir. Pero seré fiel a la divisa de no escribir nunca una mentira”, terminó su escrito más reciente.

El título del comentario fue esta vez “Para los sordos que no quieren oír” , y en este puso ejemplos que enfatizan lo negativo para el mundo que será el desarrollo de biocombustibles, reduciendo así las capacidades de alimentos y alzando los precios de estos. “Se reconoce por la FAO las consecuencias de producir combustible utilizando los alimentos como materia prima. Algo es algo”, consideró.

Además tocó el tema de la crisis energética. “Pero también es muy notable la noticia de que el Congreso de Estados Unidos determinó la sustitución en sus oficinas de 23 mil bombillos incandescentes por bombillos fluorescentes. Se afirma que familias norteamericanas por iniciativa propia decidieron cambiar 37 millones de bombillos incandescentes por fluorescentes. En unos pocos meses los 37 millones de bombillos cambiados ahorrarán el gasto equivalente en gasolina de 260 mil automóviles. Calculen el ahorro en combustible cuando sean sustituidos miles de millones de bombillos incandescentes”, subrayó.

En un artículo distribuido ayer y publicado hoy en la prensa matutina cubana, Fidel Castro recordó que uno de los métodos que usa el programa energético cubano actual calificado de revolución energética ha sido precisamente sustituir bombillos incandescentes por fluorescentes. La técnica se extendió también a Venezuela y a países caribeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>