Fidel es una energía

Comparte

Alex Ron (Ecuador)

Fidel es una energía, una actitud de vida, es una energía que está en todas partes, va más allá de las fronteras, es como el viento que está ahí soplando, queriendo reventar la ciudad amurallada.

Abel Prieto (Cuba)
Hoy es un día muy fuerte para nosotros, aunque Fidel nos había estado preparando, hoy nos hemos sentido un poco descolocados y tristes, pero orgullosos porque ese mensaje revela su estatura como estadista y como político. (…) El liderazgo de F¡del no tiene que ver con ningún cargo, él es el líder histórico de esta Revolución. Tenemos la convicción de que hay que seguir adelante, tenemos el compromiso de seguir trabajando muy duro para que nuestra Revolución siga adelante.

Miguel Barnet (Cuba)
Fidel es más que un hombre. Es una idea y un programa de acción. La Revolución ha sembrado en el pueblo las más hermosas ideas de fundación de un proceso de justicia y amor. Y las ideas como escribió nuestro Héroe Nacional José Martí son trincheras más fuertes que las de piedra.

José Neira Vilas (Galicia)
El relevo presidido por el mismo Fidel no significa que la Revolución desaparezca ni mucho menos. La Revolución es firme, un faro para América Latina y para el mundo y Fidel permanecerá en el ideario y la acción del pueblo cubano. Para siempre.

Bolívar Echeverría (Ecuador)
La revolución ha tenido un logro político de primera importancia: ha sabido buscar un tipo de democracia acorde con la cultura política latinoamericana, una manera de hacer que la voluntad popular se haga vigente a través de la figura de un líder adecuado. El retiro de Fidel mostrará que este tipo latinoamericano de realizar la democracia puede repartir ese liderazgo y perfeccionar lo que se ha hecho hasta ahora en la revolución.

Fernando Martínez Heredia (Cuba)
Fidel ha ido saliendo de sus funciones de gobierno paulatinamente, en este año y medio último, y ese ha sido un servicio más que le ha prestado a su pueblo. La Revolución ha continuado igual, el país en completo orden. Profundizar nuestro socialismo es también un deber que tenemos todos con Fidel.

Hernando Calvo Ospina (Colombia)
Mientras los teletipos amanecieron locos ante el comunicado de Fidel, noto a los cubanos “de a pie” tranquilos, en sus labores. Tres de los que encontré en esta mañana en La Habana me han dicho: “Ahora es cuando tenemos que demostrar que vamos a seguir, pues somos parte de la obra de Fidel, y Fidel es Fidel, a pesar del comunicado”.
Ha sido emotivo volver a comprobar ese amor por este hombre.

Rolando Rodríguez (Cuba)
Hoy, vivo y todavía actuante, Fidel ha declarado que no admitirá lo reelijan como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Le confieso que para mí es un dolor inmenso que no siga al frente de los órganos de gobierno del país. Comprendo que si queremos preservarlo aún, es lo mejor, aunque los enemigos se alegren, pero para los cubanos Fidel siempre será el guía luminoso. Tenemos dos, cual más grande: Martí y Fidel. Ahora llega la hora del relevo. Todos los mencionados son fieles seguidores de Fidel y sabrán seguir sus pasos. Los únicos posibles para una Cuba independiente.

Hebe de Bonafini (Argentina)
Recuerdo la primera vez que mi hijo me habló de Fidel Castro, lo hizo con tanto amor y respeto “Si vos conocieras a ese hombre, mamá”… De vez en cuando escuchaba comentar entre ellos, mis hijos y sus compañeros, como leían entre varios, las informaciones sobre la revolución cubana (…) Gracias Fidel por todo. Me gustaría volver a abrazarte en nombre de todas las Madres y seguiremos leyendo cada uno de tus escritos que nos dan conocimiento, el alimento más fuerte para todos los que creemos que la revolución se hace construyendo todos los días.

Frey Betto (Brasil)
Se engaña quien crea que la renuncia de Fidel significa el comienzo del fin del socialismo en Cuba. No hay ningún síntoma de que sectores significativos de la sociedad cubana aspiren a que regrese el capitalismo. Ni siquiera los obispos de la Iglesia Católica. Con excepción de unos pocos, a quienes no les importaría que el futuro de Cuba fuese equivalente al presente de Honduras, Guatemala o Nicaragua. Además, ninguno de los que salieron del país continuó la defensa de los derechos humanos al insertarse en el mundo encantado del consumismo.

*Tomado de La Jiribilla y Adital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>