FST: Para enfrentar la crisis capitalista!

Comparte
João Pedro Stedile

1. El Foro Social en Porto Alegre

Durante 5 días centenares de militantes sociales, entidades e
intelectuales se reunieron en Porto Alegre, para llevar a cabo diversos
debates y convergencias sobre la crisis capitalista mundial y sus
consecuencias en el medio ambiente y en las poblaciones.

El evento realizado entre el 24 y 29 de enero no tuvo el mismo glamour
ni la pasividad de otras ocasiones. No era un Foro mundial, era sólo un
foro internacional, temático, enfocado en la crisis y el medioambiente.
Por eso la participación fue más militante y representativa. Hubo
decenas de reuniones, talleres, seminarios y debates, entre las más
diferentes redes internacionales y articulaciones sociales. De ahí su
importancia, el de continuar siendo un espacio de exposición de ideas,
de debates y diálogos entre diferentes entidades y visiones de mundo.

2. La unidad en el análisis de la coyuntura

El resultado de esos diálogos es que se produjo una profunda
coincidencia de análisis y evaluaciones, entre los más diferentes
movimientos sociales presentes (de Brasil y de América Latina y algunos
europeos), intelectuales comprometidos con el pueblo, entidades de la
sociedad civil y militantes anónimos, por cierto muy combativos. Todos
concordaron que estamos en el inicio de una crisis, prolongada, que es
estructural del capitalismo, ahora globalizado, capitaneado por el
capital financiero y sus corporaciones transnacionales. Que los estados
nacionales y sus gobiernos están a merced de los intereses del gran
capital, y de cierta forma con las manos atadas para tomar medidas
efectivas que pudieran resolver la crisis, sin afectar a los trabajadores.

Todos concordaron que frente a la crisis, las grandes empresas
capitalistas, sus bancos y corporaciones y sus gobiernos nacionales, se
mueven y están adoptando las siguientes estrategias:

a) Utilizar los recursos públicos en su provecho y así paliar la crisis;

b) Provocar conflictos bélicos regionales, para generar demandas al
complejo industrial-militar;

c) Reprimir posibles movilizaciones populares, como está ocurriendo en
todos los países donde hay movilizaciones, inclusive en Estados Unidos y
Europa;

d) Apropiarse de los recursos naturales, privatizándolos para las
empresas, como forma de transformar el capital ficticio en patrimonio,
bienes efectivos, y así en la próxima etapa los transforman en lucros
extraordinarios;

e) Transformar los países del hemisferio sur en meros exportadores de
materias primas para sus necesidades;

f) Aumentar el desempleo en el hemisferio norte, sobre todo entre
jóvenes y los trabajadores de las industrias;

g) Utilizar la conferencia de Río+ 20, como teatro internacional para
decir que están interesados en la sustentabilidad y crear un nuevo marco
legal, que les dé credibilidad para apropiarse de los recursos
naturales, en el contexto de lo que se ha denominado “economía verde”, y
seguir acumulando ganancias, con colorido verde;

3. Las propuestas unitarias para enfrentar la crisis

Frente a esa situación, se realizó en Porto Alegre, como última
actividad del Foro, una importante asamblea internacional de movimientos
sociales, que produjo un documento de análisis y selló un acuerdo
unitario, entre otras iniciativas, para:

a) Denunciar a los estados y gobiernos que están operando sólo en favor
del capital;

b) Denunciar la máscara de economía verde, como un engaño para esconder
la verdadera causa de los problemas ambientales que se reproducen en
todo el mundo;

c) Tener claro que los principales enemigos del pueblo en esta etapa del
capitalismo, son el capital financiero, las empresas transnacionales y
los procesos de militarización y represión que ocurren en los países;

d) Luchar por una democracia verdadera, que supere la mera
representatividad formal, la manipulación que los capitalistas están
operando en relación a los gobiernos y construya nuevas formas de
participación popular en los destinos de los países;

e) Esforzarse para realizar grandes movilizaciones de masas en todos los
países, contra los enemigos comunes, única forma de poder alterar la
actual correlación de fuerzas;

f) Defender los recursos naturales de nuestros países, como la cuestión
de la soberanía nacional y popular, frente a la ofensiva y apropiación
privada del capital;

g) Exigir de los gobiernos políticas públicas de protección de los
intereses de la mayoría de la población, en especial de los más pobres y
trabajadores;

h) Realizar esfuerzos para enfrentar el monopolio de los medios de
comunicación de masas, que en todos los países manipulan a las masas y
distorsionan las verdaderas causas de la crisis y sus graves
consecuencias para la humanidad;

i) Redoblar esfuerzos para construir la unidad entre todas las fuerzas
sociales en nuestros países y a nivel internacional, única forma de
enfrentar la fuerza del capital;

j) Preparar para la semana del 5 junio, una gran jornada mundial, en
defensa del medioambiente y contra las empresas transnacionales;

k) Prepararse para realizar entre el 18-26 de junio, en Río de Janeiro,
una gran movilización mundial, con un campamento permanente, realizar la cumbre de los pueblos, en contraposición a la cumbre de los gobiernos y del capital.

Como ven, los espacios de Porto Alegre fueron muy fértiles para la
construcción de convergencia y unidad de objetivos. Ahora, se espera que
todas las fuerzas involucradas en Brasil, en América Latina y en todo el
mundo, logren llevar a la práctica estos acuerdos programáticos.
(Traducción ALAI)

por: João Pedro Stedile, miembro de la Coordinación Nacional del MST y de la Vía Campesina Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>