Gobierno francs defiende prolongacin del Estado de emergencia

Comparte

El primer ministro, Dominique de Villepin dijo en la Asamblea que los desrdenes de una “gravedad sin precedentes” justificaban la extensin de las medidas de emergencia.

“La situacin sigue siendo difcil en una serie de barrios. No podemos aceptar que haya ms de 200 coches quemados cada noche”.

Por su parte, el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, manifest ante los diputados que la polica conoce al 75-80 por ciento de los detenidos en los disturbios, y que hay una clara relacin entre estas zonas y aquellas donde se est actuando contra bandas criminales.

“La agitacin en los barrios, donde una minora de individuos cree que pueden mandar, no deja de estar relacionada con la restauracin de la autoridad de la Repblica”, declar.

Previamente, el primer ministro visit por primera vez uno de los barrios afectados, Aulnay-sous-Bois, al noreste de Pars, donde se reuni con habitantes de la zona, profesores y lderes empresariales.

“He oido a muchas personas que verdaderamente quieren avanzar, ir adelante, cumplir sus proyectos, encontrar un trabajo. Deberan ser ayudados”, dijo Villepin. “tenemos que mobilizarnos contra la sensacin de injusticia y contra la discriminacin. Es una lucha diaria que debera mobilizarnos a todos”.

Casi tres semanas de violencia han supuesto la destruccin de 8.500 vehculos y 100 edificios pblicos, adems del arresto de unas 2.800 personas y el encarcelamiento de 600, inform el primer ministro.

En un sntoma reciente de que la violencia est disminuyendo, la polica dijo el martes que 215 vehculos fueron destruidos durante la decimonovena noche de problemas, frente a los 284 del da anterior. Slo en siete de los 36.000 distritos municipales de Francia hubo ms de cinco coches destruidos.

El principal organismo de la industria aseguradora, el FFSA, indic que las estimaciones iniciales situn el coste de los disturbios en unos 200 millones de euros, incluyendo 20 millones por daos a los vehculos.

CRISIS DE INDENTIDAD”

El Gobierno de centroderecha ha decidido buscar una ampliacin de las medidas, como toques de queda, para ayudar a detener las protestas violentas contra el racismo y el desempleo por parte de jvenes de origen rabe o africano as como de jvenes blancos.

La aprobacin de la peticin del Gobierno parece segura, puesto que el centroderecha controla la Asamblea. La votacin en el Senado ser el mircoles.

“Responderemos (a la violencia) siendo firmes, siendo justos y siendo fieles a los valores de Francia”, dijo Chirac en un discurso retransmitido por radio y televisin, su primer mensaje directo a la nacin desde que comenzaron los disturbios el 27 de octubre.

“Estos sucesos dan testimonio de un profundo malestar”, dijo. “Es (…) una crisis de identidad”.

Chirac, de 72 aos, busc poner fin a las crticas sobre su distanciamiento y silencio acerca de la violencia que comenz despus de que dos jvenes murieran accidentalmente electrocutados mientras se escondan de la polica en una subestacin elctrica en un suburbio de Pars.

El presidente francs rechaz la denominada “discriminacin positiva” que favorecera a las minoras en los empleos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>