Hong Kong pende de un hilo de algodn

Comparte

En caso de que no se resuelva el conflicto que enfrenta a los productores africanos con Estados Unidos y la Unin Europea, no nos sumaremos al consenso, previno Samuel Amehou, negociador de Benn ante la OMC, que adopta prcticamente todas sus decisiones por aprobacin unnime de sus miembros.

Benn, Burkina Faso, Chad y Mal abrieron el litigio comercial en abril de 2003 cuando reclamaron a la OMC una solucin del problema creado por las polticas de subvenciones al algodn de algunas naciones industrializadas, aunque en particular de Estados Unidos y la Unin Europea.

El diferendo se encresp en los meses siguientes y fue una de las causas del fiasco de la quinta conferencia ministerial de la OMC, que se celebr en septiembre de ese mismo ao en el balneario mexicano de Cancn.

Los cuatro pases de frica occidental y central que iniciaron el reclamo producen cerca de un milln de toneladas, que equivalan en 2002 a 17 por ciento del mercado mundial y aseguran el sustento de entre 10 y 15 millones de habitantes. En 1980 apenas contaban con cuatro por ciento de la produccin internacional.

Pero los efectos del proteccionismo se extienden a todas las 33 naciones africanas que son productoras de algodn, en su gran mayora miembros de la categora de pases menos adelantados.

La OMC acord finalmente otorgar al algodn un tratamiento especfico dentro de la agricultura, que se negocia en la Ronda de Doha junto con rubros como servicios, aranceles industriales y propiedad intelectual, entre otros.

La organizacin decidi tratar la cuestin de manera ambiciosa y rpida, para lo cual estableci un subcomit sobre el algodn encargado de tratar todas las polticas causantes de la distorsin del comercio del sector.

El grueso de las subvenciones se distribuye en Estados Unidos, que entre agosto de 1999 y julio de este ao entreg beneficios por 18.000 millones de dlares a sus productores de algodn, precis Cline Charveriat, jefa de la campaa internacional Por un comercio justo de la organizacin humanitaria Oxfam.

El valor de la produccin obtenida en el mismo perodo por esos cultivadores estadounidenses se elev 23.390 millones de dlares, lo que significa que la tasa de subvenciones alcanz a 86 por ciento de la misma.

En otros trminos, de cada dlar recibido por los productores por la venta de su algodn, 86 centavos provinieron de fisco estadounidense en forma de subvenciones, subray Charveriat.

Eric Hazard, de la organizacin no gubernamental Enda Diapol, de Senegal, dijo a IPS que la mayora de las subvenciones en Estados Unidos se destinan a un reducido nmero de productores de algodn.

El economista agrario sostuvo que los 25.000 productores de Estados Unidos reciben 40 por ciento de las subvenciones que se distribuyen en el mundo en ese rubro. Pero del total de las ayudas estadounidenses al algodn, 80 por ciento, que representa un 32 por ciento del total mundial, beneficia nicamente a 2.700 algodoneros de ese pas.

Algunos productores de Estados Unidos reciben hasta 17 millones de dlares por ao, asegur Hazard.

Por ese motivo, los negociadores comerciales de Estados Unidos prefieren que las reformas al rgimen del algodn se equiparen a las que se discuten para eliminar o reducir las subvenciones y los aranceles que gravan tambin al resto de los productos agrcolas, es decir a los ritmos y niveles de la negociacin agrcola.

La Unin Europea, que en este tema saca una ventaja a Estados Unidos porque su grado de proteccionismo es menor en el especfico tema del algodn, se presenta como un generoso reformador y propone efectuar recortes a las subvenciones desde el primer da de aplicacin de los eventuales acuerdos de Doha.

La conferencia ministerial, que la OMC convocada cada dos aos, dedicar primordialmente su sesin de Hong Kong a tratar de desbloquear las negociaciones de Doha, lanzadas en la capital de Qatar a fines de 2001, que arrastran postergaciones y atrasos a causa sobre todo del conflicto de intereses en apariencia insuperable que domina a la agricultura.

Pero los pases africanos no se arredran ante el clima de divergencias y presionan por obtener en Hong Kong una decisin que establezca la eliminacin de todas las subvenciones a las exportaciones de algodn para fines de este ao.

En el aspecto del apoyo interno, que comprende las polmicas ayudas a los algodoneros estadounidenses, los cuatro pases africanos pretenden una reduccin de 80 por ciento para fines de 2006, otro 10 por ciento al concluir 2007 y la eliminacin absoluta desde el 1 de enero de 2009.

En cuanto al acceso a los mercados, es decir los aranceles que se imponen a las importaciones de algodn, los cuatro productores demandan mejoras sustanciales, con la salvedad de que los pases menos adelantados deben de contar con acceso libre de impuestos y de cuotas.

Otra peticin alude a la creacin de un fondo de emergencia para ayudar a enfrentar las cadas de los precios internacionales y al establecimiento de un sistema de asistencia financiera para el sector del algodn africano.

Esta propuesta de los cuatro pases de frica occidental y central fue avalada la semana pasada por la conferencia de ministros de comercio de la Unin Africana que se reuni en Tanzania. Los ministros subrayaron la importancia del algodn para los pases del continente y tambin la necesidad urgente de alcanzar resultados concretos en la conferencia de Hong Kong.

Estados Unidos ha insistido en sostener que el problema del algodn africano debe resolverse dentro de la negociacin agrcola de la OMC, como forma de presionar a los europeos para que reduzcan su proteccionismo en todo el rubro rural para beneficiar as a los africanos en algodn.

Por otra parte, el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Mike Johanns, y el representante comercial del pas, Rob Portman, anunciaron durante una reciente visita a frica la financiacin de un programa de mejoramiento del algodn en la regin, por siete millones de dlares, aunque slo cinco millones son recursos nuevos.

Charveriat critic a Portman porque su oferta no va a evitar los daos causados por las subvenciones al algodn estadounidense, dijo.

Los pases de frica occidental y central pierden unos 250 millones de dlares de ingresos anuales a causa del dumping (comercio desleal) de Estados Unidos, insisti. Lo que ellos necesitan son reformas comerciales genuinas, dijo la experta de Oxfam.

+ COMERCIO: Hong Kong hereda el karma agrcola (http://www.ipsnoticias.net/interna.asp?idnews=35906)

+ Organizacin Mundial del Comercio (http://www.wto.org/indexsp.htm)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>