Informe de la misión de movimientos sociales y redes a Haití

Comparte

En la mañana del día 13, mientras una msisión de organizaciones sociales se dirigía a Puerto Principe a constar la situación, se producían encuentros de organizaciones sociales, por un lado, y de ONGs, agencias y la sociedad civil, que tuvo como resultado la constitución de la Plataforma Ayuda a Haití, para dar respuesta en la emergencia proponiendo que la ayuda humanitaria fuera canalizada directamente a la población.

Los informes dados por los primeros que llegaron de Puerto Principe nos decía cómo se encontraron allí con “el caos, el dolor del pueblo abandonado y sin auxilio, miles de personas deambulando por las calles, sin rumbo y angustiado, en labores de rescate de las victimas que eran incuantificables, constataron el colapso de toda autoridad, … al extremo que del único funcionario que se tuvo noticia fue del primer ministro que andaba en una pequeña motocicleta tratando de constatar a los funcionarios sobrevientes.

Del 13 al 20 se establecieron lazos de colaboración y solidaridad de los distintos sectores de República Dominicana y Haití, en los niveles gubernamental, sociedad civil y movimientos sociales en lo que tiene que ver con salud, alimentación, rescate, entre otros, que es bien agredecida por los sectores haitianos.

Así es que del 21-23 se produce el primer encuentro post terremoto entre organizaciones dominicanas y haitianas, acompañadas de redes internacionales.

Presentación de la Misión
Una Misión de 15 representantes de organizaciones sociales dominicanas y de redes internacionales estuvo en Puerto Principe, Haití, del 21 al 23 de enero contactando y apoyando a las organizaciones sociales, de sociedad civil y líderes de Haití y las iniciativas que vienen desarrollando en la situación Post terremoto.

Objetivos de la misión:
Contactar a las organizaciones sociales de Haití y las iniciativas post terremoto puestas en marcha por ellas, contribuyendo con su necesario reagrupamiento y coordinación.

Conocer la situaciónr real de Haiti, los efectos del fenómeno y las posibles causas de la maginud del mismo.

Composición de la Misión.
Las organizaciones, dinámicas dominicanas, redes e instituciones intenacionales: Confederación de Mujeres Campesinas, CONAMUCA, Cooperativa de Vivienda (COOPHABITAT), Confederación de Trabajadores Unitarios (CNUS), Foro Social Alternativo (FSA), Movimiento de Trabajadores Independientes (MTI), Articulación Nacional Campesina (ANC), Federación de Productores de Café (FEDERARE), Bloque de Productores del Bosque Seco, Coopeativa Unión Integral, Unidad del Pueblo, Campaña de Solidaridad con Cuba, Comité de Solidaridad Con Haiti Nuevo Amanecer, Campaña Cero Desalojos, Asamblea de los Pueblos del Caribe, Alianza Internacional de Habitantes (AIH), Via Campesina, Jubileo Sur, Grito de los Excluidos y Veterinarios Sin Fronteras, conformaron esta misión que estuvo en Puerto Principe desarrollando diversas actividades con las organizaciones socials y de la sociedad civil haitianas.

Actividades realizadas:

DÍA 21: – Encuentro intercambio con la Iniciativa Popular post terremoto puesta en marcha por PAPDA y organizaciones de Puerto Principe tras el terremoto. Trabajo contribución a la consolidacion del montaje de un Centro de Operacion Provisional para la Coordinación de las actividades de emergencia de las organizaciones en Puerto Principe. – Visita a las zonas mas desvastadas por el terremoto en Puerto Principe. – Visita a los campamentos de damnificados. – Conversaciones con las personas de la población.

DÍA 22: – Encuentro intercambio con organizaciones campesinas, barriales, de mujeres y ONGs. – Visita a la Embajada Dominicana. – Visita a representantes de instituciones.

DÍA 23: – Reunion final de evaluación conjunta cifrando las perspectivas a seguir. – Regreso a Santo Domingo.

EL TERREMOTO

El 12 de enero de 2010, a las 16:53:09 horas local sucedió el terremoto que devastó parcialmente a varios municipios de los departamentos Oeste que incluye a Puerto Principe, y al Sureste que tiene a Jacmel como cabecera. El fenómeno tuvo su epicentro entre 10 y 15 km de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo habría tenido una magnitud de 7.3 grados y se habría generado a una profundidad de 10 kilómetros. Desde entonces se han registrado constantes replicas que van desde los 6.1, 5.9, 5,5, 5.1, etc grados.

Los efectos causados sobre el país más pobre de América han sido devastadores. Organismos vinculados a la ONU y otros organismos han dado diversas cifas sobre la cantidad de muertos y heridos, que van desde los 50 inicial, 75 mil, 100 mil y hasta más de 200 mil muertos, 250 mil heridos, quedando sin hogar más de un millón de personas. Todavía no existen cifras confiables de la cantidad exacta de las victimas. Esta es calificada como una de las catástrofes humanitarias más desastrosas de todos los tiempos.

Mientras tanto la gente sobreviviente está ubicada en campamentos cubiertos en su mayoria con sábanas y tela, a la intemperie, con practicamente ningún servicio basico, y con dificultades de alimentación. Se estima que más del 35 por ciento de los sobrevivientes han salido de Puerto Principe para lo cual el gobierno ha ofrecido transporte gratuito, mientras se tiene noticias de las dificultades en que viviven los sobrevivientes de la ciudad de Jacmel, ubicados en un estadio de futbol.
Valoración de las Organizaciones Haitianas:

“Durante los tres primeros días del terremoto pudimos comprobar que la población pudo organizar sin recursos y en medio de la mas dramática desolación, la asistencia a los heridos, la organización de campamentos y provisión de las cosas mas elementales como agua, medicina y comida. Sin que se presentaran hechos de violencia, el pueblo organizo mas de medio millón de damnificados.”

“Nosotros y nosotras como habitantes de las ciudades, campesinos y campesinas es por la primera vez que vemos un desastre de esa magnitud. No hubo ninguna previsión a pesar que se ha anunciado lacatástrofe sobre el país, si exisiera una mínima planificación y sensibilización pudiéramos evitar tantas pérdidas de vidas humanas. La población esta traumatizada desde el martes, murieron miles y miles de personas. Es una catástrofe nacional pues casi cada familia tiene un miembro que vive en la capital. Afectó también el sector campesinado con la caída de casas por ejemplo en Sur Este (Jacmel); Croix des bouquets; Kenscoff; Arcahaie; la Ferriere (Platau Central); Sarazin (Mirbalais). La población está viviendo con miedo de quedarse a fuera y también a dentro de las casas, están afuera sin casas de campañas con sus familiares restantes sin nada, esperando una ayuda que está por llegar sin saber cuándo, auque se anuncia y promociona internacionalmente….

La capital es una ciudad hecha para 250 miles de personas, no para 2 millones…existe una sola universiad y también está en Puerto Principe donde todo se ha concentrado.

Existen problemas psicológicos de grandes magnitudes, muchas personas de todo tipo de edad que están en la calle con problema mentales después de perder a a sus familiares y sus bienes.

A todo esto se agrega después de la catástrofe, cómo los norteamericanos aprovecharon la situación para poner sus tropas ocupando los puntos estrategicos lo que vemos como una lesión a la soberanía del país.

El traslado de las personas hacia las provincias está aumentando la miseria que ya existía. Ahora una familia campesina que tenía 10 personas está aumentando a 15, 20, 25 hasta 30 personas. Así este año habrá un escasez de semillas pues los campesinas y las campesinas van a comer todo que tenían guardada, con probabilidades de producirse una gran crisis alimentaria, vistas las experiencias anteriores, cómo las fuerzas de ocupación no han contribuido a desarrollar ninguna de estas áreas durante los años que llevan.

Los hospitales en las provincias están recibiendo personas heridas, graves, fracturadas para operaciones pero no tienen materiales y medicamentos para cuidar a los afectados y afectadas que están llegando de la capital. No todas las provincias están seguras para recibir a la población, por ejemplo Gonaïves con los problemas que tiene no es segura para recibir a las personas. Hay un escasez grave de materiales médicos y medicinas en todos los hospitales.

La urgencia y la distribución de la ayuda, se concentra fundamentalmente en la capital a pesar que la población, todavía no recibe casi nada hasta ahora, y en la lógica de opeación se olvidan las provincias.

Trabajar en la emergencia, en dimensión nacional, y definir un plan estratégico para la reconstrucción participativa en un proceso de debate es muy importante… Actualmente estamos en la fase de emergencia humanitaria luego pensamos pasar a la fase de reconstrucción y consolidación. Es posible que se enfrenten dos visiones, la de los gobiernos y muchas instituciones internacionales por una reconstrucción para la especualación inmobiliaria, y una visión popular alterna de reconstrucción participativa, sin deuda externa.

Se valora grandemente la ayuda que desde el primero momento ha llegado desde República Dominicana, tanto através del Estado como de la sociedad civil y los movimientos sociales, como ayuda de “pueblo a pueblo” que habitan una misma isla.

Señalan que: “Podríamos hacer la siguiente reflexión. EEUU está utilizando 20 mil soldados y muchos pertrechos militares para facilitar una ayuda que no han podido cuantificar, ni especificar en que consiste y como favorece concretamente a la población haitiana, sin embargo, desde la Republica Dominicana ha llegado a Haití mas de 30 veces lo que ha aportado EU de parte de organizaciones civiles y el propio gobierno y apenas el Estado dominicano ha tenido que utilizar unos 200 soldados y no para actividad militar ofensiva.”

Finalmente, las organizaciones haitianas subrayan que: el terremoto ha puesto de manifiesto que las ocupaciones militares de EU y la MINUSTHA son absolutamente innecesarias, mas bien se convierten en un obstáculo para el flujo de la ayuda humanitaria y también para la reconstrucción del país.

Valoración de la Situación por la Misión:

El terremoto, aunque solo se produjo en el Departamento Oeste que tiene a Puerto Principe como capital, y en Sureste en que está Jacmel, constituye una catastrofe nacional que, según algunos afecta a más del 90% de las familias haitianas.

Inicialmente el gobierno y la Minustah colapsaron igual que las edificaciones, lucieron sin inicativa alguna. Las organizaciones sociales contactadas inidican cómo de manera espontanea la gente comenzó a rescatar a las victimas, y luego a enterrar sus muertos. No obstante los cadaveres de una gran cantidad de victimas aplastadas por las grandes edificaciones aun no han podido ser sacados, lo que amplía los peligros de enfermedades.

Preocupa ademas las limitaciones con que operan las organizaciones sociales haitianas que vienen desarrollando labores de emergencia desde el primer momento, cómo la “ayuda internacional” no está siendo coordinada en su mayoria con ellas, sino que, mientras los estados que “ocupan” a Haití las ignoran, buena parte de los grupos de voluntarios y organizaciones que llegan trabajan sin el mayor conocimiento de la realidad concreta haitiana. No obstante se resalta el papel jugado por parte de estas instituciones y personas que se han conectado con iglesias y otras pocas instituciones posibilitando que por esa vía se haya estado expresando el socorro humanitario en la emergencia que vive Haiti hoy día.

Se pudo constatar la alta presencia militar que muchos califican de “ocupación extranjera”, las limitaciones o poca percepción de la ayuda en alimentos y medicinas, las pocas maquinarias transportadas por los paises desarrollados para remover los derrumbes y sacar a las victimas que siguen en masa en esos lugares.

Como muy preocupante califica la misión el hecho cómo el gobierno y otros sectores promovieron desde su primera reacción que la gente no afectada y a lesionados para saliera de Puerto Príncipe hacia los municipios y zonas rurales, facilitando transporte gratuito, lo que podría dejar la ciudad “vacía” a una reconstrucción a favor de la especualación inmobiliaria, que es indicada como una de las posibles causantes de la maginitud de la catastrofe, al construir para el “negocio” sin tomar en cuenta los parámetros de edificación habitacional.

Este éxodo ha sobrepasado la capacidad de los hospitales de municipios para prestar atenciones a las personas. Igualmente ha agravado la situación de hambre y alimentación de las familias en estas zonas.
La misión observó la no existencia de situaciones de anarquía y asaltos contrariamente a como han señalado algunos medios internacionales. La población sigue en masa en las calles, muchos se resisten a permanecer dentro de las viviendas que resistieron el terremoto. Se observaron tiendas destruidas con las mercancías, sin que hayan sido sustraidos estos bienes, lo que no quiere decir que no hayan algunos elementos y situaciones de inseguridad.

Resultados de la Misión:
Los objetivos planteados fueron cumplidos, como indicativo del éxito de la misión. Se entró en contacto con la iniciativa puesta en marcha por PAPDA y otras 6 organizaciones en la fase post terremoto.

La Misión: contribuyó al reagrupamiento de una parte importante de las organizaciones sociales de Haiti, dotandole de planta electrica y alguna logisticas y recursos minimos para su operatividad contribuyendo asi a la consolidación de la iniciativa post terremoto puesta en marcha por la Plataforma Haitiana por el Desarrollo Alternativo (PAPDA) y seis organizaciones. Ahora se ha ampliado constituyendose en una Coordinación General para la emergencia y la reconstrucción participativa, con la presencia de el Movimiento Campesino de Papay (MPP), TETKOLE y unas 20 organizaciones de diversos sectores (ONGs, Campesinas, sindicales, de mujeres, jóvenes, de Derechos Humanos, de barrios, entre otros), con una oficina como centro unitario de operación, y dos centros de salud de atención a los damnificados.

La misión pudo hacerse un juicio objetivo sobre la magnitud de la catastrofe, la “invisilidad” de la llamada “ayuda humanitaria”, así como de los temores en que la “reconstrucción” se constituya en un proyecto motorizado por la especulación inmobiliaria, se haga sobre la base de endeudar más a Haiti, o al final, se quede en el papel como ha pasado hasta hoy con las anunciadas ayudas de los gobiernos del norte y la comunidad internacional, mientras se irrespeta su soberanía y dignidad nacionales.

Se dejaron lazos establecidos entre las organizaciones haitianas, las dominicanas y las redes internacionales para canalizar la solidaridad de “pueblo a pueblo”.

Acuerdos y compromisos:
Las organizaciones dominicanas acuerdan:
Gestionar con la Universidad Autónoma de Santo Domingo y las universidades privadas otorgar exoneraciones y otras facilidades a los estudiantes que perdieron familiares o estas recibieron daños considerables ocasionados por el terremoto.

Solicitar al Gobierno Dominicano que mantenga abierta la frontera para facilitar la ayuda humanitaria de emergencia, que en su apoyo al Gobierno Haitiano con tractores, semillas y otras para el incetivo agrícola, discuta que se tome en cuenta la participación de las organizaciones campesinas de Haiti.

Gestionar ante la Plataforma Ayuda a Haiti, establecer lazos de comunicación con la Coordinación de Organizaciones de Haiti, para que parte de la Ayuda recaudada sea canalizada directamente.
Por parte de las Organizaciones haitianas asumen los siguientes acuerdos:

Profundizar el trabajo coordinado en la situación de emergencia que vive el país, prestando atención especial a las personas lesionadas y damnificadas, para lo cual solicitan el apoyo y la solidaridad internacional de “pueblo a pueblo….

“Ayudar a las personas afectadas con productos alimenticios, ropa, casas de campañas, materiales medicinales, jabón, facilitar la extracción y purificación de agua potable.”… Pensar una reconstrucción con eje de descentralización después de la fase humanitaria…. Montar un plan de producción nacional.

-Definir una estrategia para la reconstrucción participativa pensada involucrando a los damnificados y la población haitiana.
-Realizar un mapeo de los barrios populares de Puerto Príncipe que permita ubicar claramente las zonas afectadas y donde se canaliza el apoyo.
-Definir comisiones de trabajo en la Coordinación, consolidar y ampliar los centros de atención a la población damnificada.
-Realizar un encuentro de organizaciones campesinas, convocado por los miembros de Vía Campesina en Haití, previo al proximo encuentro o asamblea de la Coordinación.
-Realizar en 15 días un encuentro amplio de la Coordinación, integrando a nuevos sectores a dicha coordinación.
Compromisos mutuos:
-Establecer una vía de intercambio y comunicación permanente entre las organizaciones.
-Realizar en un plazo de un mes de un Encuentro Binacional.

Conclusiones de la Misión:
1.Comunicar a la Coordinación de Organizaciones Sociales de Haití la disposción de las organizaciones dominicanas de: enviar grupos de voluntarios a trabajar en el período actual de emergencia junto con sus miembros contribuyendo a la organización de los damnificados para la efectividad de los servicios que se están brindando con su activa participación.
2. Solicitar a las redes internacionales: – Presionar a la Comunidad Internacional y a los paises del norte para que asuma la reconstrucción de Haiti con la gente, de manera participativa, sin endeudamiento externo ni lesión a su soberanía. Una reconstrucción que sirva al pueblo y no a la especulación inmobiliaria. – Contribuir a que la ayuda de la cooperación internacional descentralizada, para el desarrollo, canalice fondos directamente a las organizaciones del pueblo haitiano (y las autoridades locales que comparten este enfoque) para una reconstrucción participativa y sin desalojo forzoso de los habitantes.
3. Solicitar a la Plataforma Dominicana “Ayuda a Haiti”: – Establecer un canal de comunicación permanente con la Coordinación de Organizaciones haitianas y tomarlas en cuenta al momento de distribuir las ayudas recabadas.
4. Se acuerda convocar un encuentro con los movimientos sociales para socializar el informe de la misión. También un encuentro con profesionales, estudiantes y jóvenes haitianos residentes en el país.
Confederación de Mujeres del Campo (CONAMUCA)
Cooperativa de Producción Social de la Vivienda y el Hábitat, COOPHABITAT.

Confederación Nacional de Unidad Sindical, CNUS
Articulación Nacional Campesina, ANC
Foro Social Alternativo
Campaña Cero Desalojos
Campaña de Solidaridad con Cuba
Unidad del Pueblo
Movimiento de Trabajadores Independientes, MTI
Comité de Solidaridad con Haiti, Nuevo Amanecer
Cooperativa Unión Integral
Federación de Productores de Café, FEDECARE
Bloque de Productores del Bosque Seco
Veterinarios Sin Fronteras
Asamblea de los Pueblos del Caribe, APC
Alianza Internacional de Habitantes, AIH
Vía Campesina – CLOC
Jubileo Sur
Grito de los Excluidos
Santo Domingo, República Dominicana, 25 de enero, 2010
ADENDUMS:
A) Centro Operativo Provisional de la Coordinación de Organizaciones Haitianas
Canape Vert – Rue Fernand – Impasse Gabriel No 6, Puerto Príncipe
Teléfonos de emergencia: Camille Chalmers:
Celular : +509 3837 1899 / +509 3461 1455
Correos electrónicos: camille.chalmers@papda.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>