Jornada de Acción Global: Pronunciamiento de la CLOC

Comparte

Hemos luchado y sobrevivido a dictaduras e intervenciones extranjeras que han reprimido nuestros movimientos y organizaciones y a pseudos democracias que han intentado manejar y acallar nuestras demandas. Hemos resistido ante el abandono histórico de nuestros políticos que decidieron prescindir del medio rural y obligarnos a vivir en la pobreza y en muchos casos a emigrar y abandonar nuestras tierras. Aun así, seguimos produciendo y trabajando la tierra.

En los últimos años han surgido con mayor fuerza nuevas amenazas a nuestro sustento. Las Grandes Superpotencias como la Unión Europea, o Estados Unidos a través de sus Organismos Internacionales como; el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la Organización Mundial del Comercio con la puesta en marcha de la política de mercado neoliberal, vendiendo la falsa idea de que la liberalización de los mercados internacionales, la desregulación del comercio y la apertura de nuestras fronteras traerán oportunidades de desarrollo a nuestros pueblos.

Sin embargo, nosotros y nosotras somos conscientes de que este modelo está llevando a la destrucción a los /as pequeñas/os y medianos/as productores/as y campesinos/as en nuestros países. Las experiencias en el mundo así lo demuestran. Solo los grandes latifundistas y agroindustriales altamente capitalizados son beneficiados en abundancia por estas políticas

Intensifican los Acuerdos de Libre Comercio (TLC, EPAs, entre otros), liberalizan los mercados, abarrotan de productos, bienes e insumos extranjeros nuestros mercados, se agudiza la crisis interna, desaparecen los productos agrícolas e industriales nacionales, aumentan las importaciones y disminuyen las exportaciones. Mientras sus agricultores e insumos son subsidiados y poseen todas las herramientas modernas para producir, nuestros pequeños/as y medianos/as campesinas/os e indígenas, muchas veces ven perder sus cosechas a la espera de ser beneficiados/as por un préstamo agrícola que ellos/as mismas pagarán y aun así no los consiguen.

Empieza o más bien continúan los desbalances internos, los gobiernos eliminan los aranceles e impuestos, mientras a lo interno se los aumentan. Privatizan todos los servicios básicos, como salud, educación, energía eléctrica, viviendas, aumentan los costos de los productos de la canasta familiar volviéndose inalcanzables para el pueblo. La pobreza en el campo aumenta y la desaparición del campesinado avanza.

Su pretensión es apropiarse de los recursos naturales, básicamente las tierras, el mar, el agua y el aire, habiendo despojado a los/as campesinas/os productores/as, e indígenas de su entorno natural, comienzan la producción, en base a sus requerimientos financieros y capitalistas, sin considerar al ser humano como tal sino al mercado que les garantice la acumulación de riquezas, para el dominio total del mundo.

Con propósitos bien definidos hacia los agro negocios basados en la agricultura química, cargada de pesticidas y fertilizantes, intensifican las siembras de los monocultivos, envenenando el ecosistema y destruyendo la biodiversidad, con plantas para el cultivo de los agro combustibles, y que como es natural no son alimentos para los humanos, sino para las máquinas y autos.

No es posible esperar la catástrofe final, como consecuencia de todo esto sin la búsqueda de alternativas de intercambios comerciales, distintos a estos Tratados que aumentan cada vez mas las brechas desiguales entre ricos y pobres, urgen aperturas basadas en la solidaridad y el respeto a los derechos humanos.

Exijamos a nuestros gobiernos que pongan en marcha verdaderas políticas públicas agropecuarias sobre la base del principio de la soberanía alimentaria orientadas a apoyar, promover y mejorar las condiciones de las pequeñas explotaciones agrícolas campesinas, manteniendo la agricultura sostenible y familiar, que priorice los mercados nacionales y regionales frente al mercado mundial. Ante un mundo globalizado atrapado por las garras y deseos incontrolables en alcanzar cada vez mayores márgenes de riquezas sin importar a costa de qué se haga, muertes, destrucciones y envenenamiento de la biodiversidad, , desalojos, desempleo, aumento de los desastres naturales repercutiendo en el calentamiento global. Los cambios políticos que vive el continente demuestran que urge otra sociedad y que es posible, tal es el ejemplo de dignidad de la Revolución Cubana, que se ha mantenido a pesar del bloqueo y las permanentes agresiones criminales y desestabilizadoras por casi 50 años por el imperio norteamericano. Cuba es el país del continente con menos incidencia de enfermedades, analfabetismo, prostitución, muertes materno-infantil y VIH/SIDA, por tan solo citar algunos ejemplos.

Veamos también los avances y alcance de los procesos revolucionarios de los pueblos Zapatistas en México, la revolución Bolivariana en Venezuela, también Bolivia, Ecuador, entre otros, que aunque no tienen una política definida contra el modelo neoliberal y en defensa de los derechos esenciales de la población, han alcanzado el poder con una base social revolucionaria.

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), entiende ante todo este desastre mundial que mantiene en peligro la vida planetaria, que urge de acciones contundentes y coordinadas cada vez más amplias, requiriendo la integración de todos los sectores sociales y personas que entiendan y asuman su responsabilidad en defensa por la existencia humana y la biodiversidad.

POR TODO ELLO, CONVOCAMOS A LAS ORGANIZACIONES CAMPESINAS, Y AL RESTO DE ORGANIZACIONES SOCIALES POPULARES, ESTUDIANTILES , SINDICALES E INDÍGENAS UNIRNOS EN TORNO A LA JORNADA DE ACCIÓN GLOBAL CONTRA ESTOS MALES.

Mantengamos el movimiento más allá de esta jornada y digamos juntos/as a una misma voz:

No al mercado de la tierra, Si a la Reforma Agraria justa e integral.

Contra los Acuerdos de Libre Comercio y de Asociación Económica Europea, promovamos Acuerdos Alternativos como el ALBA, basado en la solidaridad y la igualdad. Contra el envenenamiento de la vida y los recursos naturales con los agro tóxicos, promovamos la Agricultura Sostenible y Familiar, protejamos la Semilla Natural sin transgénicos como patrimonio cultural.

Juana Ferrer Paredes,

Secretaría Operativa, Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo CLOC República Dominicana, 24/01/08.

*************************************
Minga Informativa de Movimientos Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>