LA CARAVANA DE EMERGENCIA DE IFCO/PASTOR@S POR LA PAZ VISITO A MISSISSIPPI

Comparte

LA CARAVANA DE EMERGENCIA DE IFCO//PASTOR@S POR LA PAZ DESTINADA A MISSISSIPPI Y LOUISINA LLEGO ESTE PASADO VIERNES 16 DE SEPTIEMBRE A JACKSON, MISSISSIPPI Y ENTREGO LA AYUDA HUMANITARIA QUE LLEVABA EN SIETE VEHICULOS PARA LAS VICTIMAS DEL HURACAN KATRINA. Cuatro camiones y tres autobuses escolares de Pastor@s por la Paz pasaron por 25 ciudades de Estados Unidos para colectar unas 80 toneladas de ayuda humanitaria: comida enlatada, agua, ropa, zapatos, pañales desechables, comida de bebés y utensilios del hogar. La ayuda fue distribuida a través de una coalición (People?Ts Hurricane Relief-PHRF) de más de 42 organizaciones en Mississippi y Louisiana y este esfuerzo fue iniciado por otra organización progresista en New Orleans (Community Labor Union). La coalición está demandando que organizaciones negras, comunitarias locales y con liderato progresista sean quienes coordinen el proceso de la ayuda, el retorno y la reconstrucción de New Orleáns y la Costa del Golfo.

IFCO/Pastor@s por la Paz tuvo el honor de sentarse a la mesa con algunos de los organizadores claves de la coalición y a la misma vez el poder ser testigo de la convicción y fortaleza concerniente al retorno de l@s desplazad@s a sus hogares y la reconstrucción de sus comunidades ?“todo esto en un contexto permanente de auto-determinación. A pesar de lo dicho por el alcalde de New Orleans que no hay intenciones de traer para atrás a la gente Negra de nuevo a New Orleans, la coalición está determinada a resistir los planes de dividir y separar comunidades racialmente en New Orleans y el entregar esta ciudad a comerciantes blancos, por lo tanto, la coalición está decidida a reclamar las comunidades para ell@s. De acuerdo al líder de la CLU, Curtis Muhammad, ?oen Algiers, una de las ciudades de Louisiana, al otro lado del río, podemos encontrar el lugar con la mayor devastación y es donde miembr@s de las comunidades Afro-Americanas están trabajando para lograr que el lugar tenga la mayor seguridad para poder retornar a nuestra gente??. La coalición está buscando en organizaciones comunitarias y comunidades de fe amig@s permanentes quienes quieran llegar a un compromiso a largo plazo. Ell@s también están buscando el apoyo de la comunidad internacional ya que entienden que la ayuda que necesitan no va a venir de este gobierno.

Como Curtis Muhammd dice: ?opiensen en New Orleans como si fuera una olla grande de agua con 150,000 personas adentro y todo el mundo mirando y el gobierno mas poderoso del mundo no hizo nada para ayudar. ¿Por qué debemos confiar en un gobierno que no le importó vernos morir?

Nuestros vehículos de Pastor@s por la Paz llegaron el 16 de septiembre a Jackson. Mississippi con la ayuda humanitaria, lugar que ha recibido a ciento@s de l@s evacuad@s/refugiad@s de la Costa. La coalición Mississippi Emergency Relief Committee (MERC) está coordinando la distribución de la ayuda humanitaria en el estado de Mississippi. Como coalición, MERC, incluye, entre otras organizaciones a, Southern Echoes, Inc., la oficina del Congresista Bennie G. Thompson (D-MS), el Movimiento Malcolm X Grassroots, la Coalición Mississippi Artists and Producers (MAP), la Nación del Islam, NAACP, etc.

La ayuda humanitaria de tres de los camiones fue donada en Mississippi; un camión en Jackson, otro en Gloster y otro en Columbia. Gloster es un pequeño pueblo en el sur de Mississippi el cual ha triplicado su población luego que el huracán Katrina azotó la Costa del Golfo. Columbia es otro pequeño pueblo el cual su zona rural fue azotada ferozmente por el huracán. La ayuda humanitaria en las tres localizaciones será distribuida a personas que han sido desplazadas de sus viviendas y en las comunidades olvidadas: muchas de ellas siguen sin los servicios de agua, comida, electricidad y comunicación. El director de MERC, el señor Hollis Watkins, también presidente de Southern Echoes, recalcó la necesidad de poder obtener unos generadores para estas comunidades y a la misma vez unas sierras para poder cortar los árboles y comenzar el proceso de la reconstrucción.

El sábado 17 de septiembre nuestra caravana llegó a Louisiana y los camiones llenos de ayuda humanitaria fueron descargados en almacenes repletos de voluntari@s en las ciudades de Algiers, Baton Rouge y Lake Charles. Desde estos lugares y otros puntos de repartición, organizador@s locales siguen distribuyendo la ayuda humanitaria directamente a quienes fueron desplazad@s.

En Algiers nos reunimos con miembr@s de la organización Common Ground Collective, un grupo de jóvenes quienes vienen de todas partes de Estados Unidos para voluntarizar su tiempo y energía a los esfuerzos de recuperación. Ell@s han organizado almacenes de distribución y clínicas de salud y a la misma vez un centro de medios de comunicación alterno en Algiers. Ell@s nos informaron que están cooperando con el Ejército de Estados Unidos y que ambos grupos están coordinando una de las clínicas de salud: el Ejército administra la clínica de salud dos días en la semana y Common Ground tres días. En Baton Rouge, el Centro Islámico, en donde nuestra ayuda humanitaria fue descargada, les está ofreciendo los servicios de morada a más de 65 familias desplazadas. Como la Coalición PHRF nos solicitó, un camión lleno de ayuda humanitaria fue dirigido a Houston, Texas, con la intención de poder brindar los servicios a miles de personas desplazadas de New Orleans quienes ahora se encuentran en este estado.

La primera anécdota que pudimos escuchar en nuestra llegada a Jackson, Mississippi fue una de esas experiencias caóticas que tiene que ver con los esfuerzos de ayuda. Se nos dijo que la Cruz Roja había anunciado que una oficina de ayuda iba a ser establecida en la ciudad de Yazoo, Mississippi. En el día informado unas 500 personas procedentes de diferentes ciudades montaron filas tempranito para obtener la ayuda humanitaria. ¿Qué encontraron cuando llegaron al lugar? A dos personas voluntarias de la Cruz Roja; y a otras personas armadas con escopetas para mantener al grupo en orden.

Es evidente en todos los lugares que fuimos que no había una adecuada preparación para enfrentar esta crisis de tan gran magnitud. Ninguna de las ciudades las cuales en este momento han albergado a cientos de personas refugiadas estaban preparadas para este violento desastre y la misma les está acabando con sus recursos. Ahora las ciudades que han recibido a l@s refugiad@s se están quejando y por desgracia l@s refugiad@s no están recibiendo la ayuda que necesitan. Hay un sinnúmero de anécdotas en donde personas que necesitaban de ayuda la solicitaron y la Cruz Roja, FEMA y agencias responsables para enfrentar estas crisis lo que hicieron fue devolverles a los lugares de donde vinieron.

Hay también una serie de desastres secundarios los cuales se están desarrollando en este preciso momento. Por un lado el proceso de la ayuda humanitaria ha sido militarizado. En nuestra travesía encontramos una serie de camiones militares en lugares y puntos de descansos. L s soldads posaban para que les tomásemos fotos y en uno de estos encuentros uno de ellos nos dijo: estamos aquí para ayudar. Cuando le preguntamos que cual era la tarea específica que le habían asignado nos contestó: ya ustedes están haciendo muchas preguntas. Por otro lado, la gente en New Orleans, quienes están tratando de sobrevivir y a la misma vez rescatar a otras personas están siendo arrestadas y encarceladas. Debido a que las cortes (Centros de Justicias) han sido destruidas, los juicios se están llevando a cabo dentro de las cárceles, creando a su vez una atmósfera de ocupación militar. También la población carcelaria ha sido re-localizada, y nadie sabe con exactitud en donde están l@s prisioner@s o como se llevó a cabo esta re-localización. Para el colmo, un innumerable numeró de de familias han sido separadas de sus seres querid@s y los informes oficiales señalan que en el proceso de evacuación un@s 2,000 niñ@s han desaparecido y l@s mism@s han sido reportad@s como ?operdid@s??.

Mientras somos testig@s de los estragos del huracán Katrina y de los estragos permanentes de los huracanes del racismo y clasismo, vemos la importancia crítica de las organizaciones de base comunitaria como alternativas a la Cruz Roja y a FEMA. También vemos la necesidad de poder crear una comisión de la verdad y reconciliación, la cual tenga la capacidad de poder documentar los testimonios de las víctimas de esta tragedia, exponiendo las verdaderas causas de este desastre, obligar al gobierno a que acepte responsabilidad y a la misma vez que pueda establecer unas reglas básicas para prevenir futuras crisis.

Vinimos a la Costa del Golfo ha escuchar a la gente que están reconstruyendo sus vidas y sus comunidades. Confiamos ser la fuente?? permanente de amistad?? que ell@s necesitan y con el apoyo de ustedes, podamos continuar en solidaridad con la lucha. Y de la misma manera que con nuestras caravanas internacionales, sigamos trabajando por la justicia. Como el director ejecutivo de IFCO, Rev. Lucius Walker, nos dijo: pretendemos estar con las víctimas ahora en la hora de necesidad inmediata y también en el futuro mientras ell@s continúan demando el tener el control del proceso de poder reclamar y reconstruir sus hogares y sus vidas??.

La Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO) es una agencia ecuménica nacional la cual fue fundada en el año 1968 con la intención de luchar en favor de la justicia racial, social y económica. Información adicional la puede encontrar en: www.pastorsforpeace.org.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>