La Colmenita en Holguín

Comparte
Caminos

Cuando en el 2008, los ciclones Ike y Gustav azotaron varios territorios cubanos, la compañía de teatro La Colmenita armó sus mochilas llenas de alegría y viajó hasta Pinar del Río. Allí montó su campamento de asombros y sonrisas como el mejor regalo posible a las niñas y niños de zonas afectadas por la furia de los huracanes.

Por estos días, en que miles de familias intentan borrar las profundas huellas del ciclón Sandy por el oriente cubano, La Colmenita emprende un nuevo viaje. Va camino a Holguín con el mismo empeño de siempre: compartir el amor que es el más intenso gesto de solidaridad que se puede dar.

Entre La Habana y la capital holguinera se han hecho todas las coordinaciones. Teléfonos de por medio, se ha ido armando el recorrido para sacarle el máximo provecho a las jornadas del 20 al 26 de noviembre. Las autoridades locales de Cultura, Educación y el Gobierno ya están al tanto y han sugerido la posible ruta: desde los municipios de Holguín y Báguanos; a Consejos Populares de Rafael Freyre, Macabí, Banes, Cueto, Macané, Nicaro, Levisa, Mayarí y Guano.

Como en los primeros tiempos del cine, cualquier plaza pública holguinera será el escenario ideal para ver la película Habanastation (2011) del realizador Ian Padrón, en la que actúan varios niños y niñas de La Colmenita.

Ese será un detalle a precisar el próximo martes en una conferencia de prensa, donde se dará más información sobre la iniciativa, que esta vez cuenta con el respaldo del Centro Memorial Martin Luther King (CMMLK) y las redes que anima: la ecuménica y la de educadoras y educadores populares, ambas representadas en esa provincia oriental.

La gira de la compañía infantil se inscribe en la campaña de solidaridad con el oriente cubano que luego del paso del ciclón Sandy ha movilizado esfuerzos disímiles, tanto del estado cubano como de otras organizaciones sociales y eclesiales.

Ahora el arte es el pretexto para expresar la solidaridad entre cubanos y cubanas, para sembrar en los más pequeños sentimientos de entrega y compasión por otros seres humanos; para que nadie esté ajeno al dolor de un hermano, o se pierda la satisfacción que se siente al tender la mano para apoyar a una hermana.

Esta expedición se organiza, cuidando cada aspecto, con el espíritu de ayudar y no representar una carga más en pleno proceso de recuperación; para que en estos días lo único que se derroche sea la alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>