La libertad, la educación y el diálogo

Comparte

Como parte de las actividades de la 21 Feria Internacional del Libro de este año 2012, el Centro Memorial Dr Martin Luther King Jr (CMMLK), más concretamente su Editorial Caminos, presentó tres nuevos títulos. La cita tuvo lugar en la Sala José Antonio Portuondo, de la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, una de las sedes capitalinas de la Feria, y estuvo acompañada además del panel Participación y socialismo.

El primero de estos textos fue Educar en y para la libertad. El desafío de la Educación Popular. Bajo el cuidado de Ariel Dacal, quien además participó del panel, el libro es una compilación de varios trabajos.

En sus palabras, Dacal señaló que estas jornadas de la Feria son, más que para celebrar libros, para celebrar ideas, de los cuales los textos son apenas la envoltura. El ponente destacó que el tema central del libro presentado, un diálogo desde las páginas con las percepciones del socialismo, no es festinado ni casual. Se trata, subrayó, de partir de las esencias y compromisos del CMMLK en sus primeros 25 años; de poner en primer término el concepto de socialismo y compartirlo en los contenidos que desde esa institución le son atribuidos.

“Socialismo, porque implica relaciones socializadoras del poder y la política, que entrañan equidad, dignidad y felicidad. Participativo, porque la gente lo hace suyo y se siente en él. Popular, porque los sectores sometidos económica y culturalmente, son el sujeto que confronta la hegemonía que excluye, niega y mutila. Democrático, porque la libertad espiritual y material de todos y todas, se administra por todos y todas.

Liberador, porque potencia relaciones sociales humanizadoras. Comunitario, porque se realiza en lo común, en lo colectivo, en lo público como espacio de crecimiento humano. Creador, porque explaya la creatividad humana, individual y colectiva, a su condición de infinito.

Inclusivo, porque contiene las muchas diferencias que nos enriquecen. Ecológico, porque somos en armonía con toda la existencia. Ético, porque el amor por las y los demás es conciente y militante. Sentipensante, porque unir el sentir y el pensar, es la posibilidad de que el lenguaje alcance su plenitud para decir la verdad. Y amoroso, porque el socialismo es el nombre político del amor. Hacia ese sueño andamos.”

Por su parte, Julio Fernández Estrada tuvo a su cargo las palabras de presentación del título. Este es un libro hermoso, porque no es sólo una descripción más, una apología de la Educación Popular, sino un pensamiento vivo crítico, desde todas las posibilidades y retos que tienen la Educación Popular en el mundo de hoy. Es un libro fácil de leer, destacó.

Es también una herramienta importante, un buen acompañante para enfrentar los intentos de desideologizar la educación popular, acotó Fernández Estrada. “El socialismo no se da silvestre, como se ha dado el liberalismo. El socialismo hay que trabajarlo, persona a persona, desde nosotros mismos, construyéndonos, todo el tiempo sufriendo nuestras transformaciones personales. Y en esto la Educación Popular es fundamental. Este es un libro que nos vuelve a poner en las manos, en la mente, en la boca las palabras, las ideas que muchas veces nos pasan de largo y no sabemos que ya están pensadas”, expresó.

Otro de los panelistas, Gilberto Valdés, tuvo la responsabilidad de presentar el volumen La Educación Popular en Cuba: Impactos y desafíos. Se trata de una compilación de diversos trabajos, de múltiples autorías, que muestra y divulga algunas de las ya plurales experiencias que ha desarrollado la red de participantes en la educación popular en diversos territorios de la Isla. El presentador realizó una pormenorizada reseña de los contenidos y experiencias que agrupa este cuaderno, donde se ofrecen nueve trabajos, sobre otras tantas experiencias de educación popular, compilados por María Isabel Romero.

En su intervención, alentada además por el debate suscitado en torno al tema del panel, la propia María Isabel, enunció la importancia de la educación popular en relación con el sistema socialista. “La educación popular es esa práctica político pedagógica emancipadora. Lo que va a lograr la transformación social es cambiar nuestras subjetividades, en ese sentido de ser sujetos críticos propositivos y transformadores de la realidad en aras de ese socialismo que queremos.

La educación popular demuestra que se puede hacer un socialismo comprometido, participativo. Donde la gente ponga corazón y alma en lo que hace; donde no esperan a que vengan otros y otras para hacer. En la mayoría de las experiencias que aparecen en el cuaderno que presentamos, no ha habido recursos financieros, no ha habido economías por el camino. Pero la gente se ha organizado, ha participado, ha encontrado a la comunidad. Y ese sentido comunitario que rescata la educación popular es hoy muy necesario para el socialismo que estamos construyendo.”

El tercer título presentado fue El desafío del diálogo, cuaderno que abre la colección Comunicación popular. Según destaca en el prólogo su compilador, José Ramón Vidal, este primer título, y los que vendrán, tienen el propósito de compartir ideas, experiencias y recursos que nutran el diálogo necesario acerca de cómo es posible imaginar y desplegar procesos comunicaciones participativos en nuestro contexto. Escuchar, es el rubro que intenta potenciarse, sobre la habitual lógica del decir.

Tocó a Tamara Roselló hablar en la presentación de este cuaderno; intervención signada además por insertarse también en el tema propuesto para el panel. “El diálogo tiende puentes entre el socialismo y la participación, destacó la presentadora, y no es posible un proyecto social de mayorías sin la participación”, subrayó.

La comunicadora popular también señaló la inutilidad y hasta la pérdida de algunas palabras, de sus sentidos comunes y motivaciones, producto de su utilización como etiquetas, adornos mal ubicados, caldos de la indiferencia, que han terminado por volverse menos cuerpo y espíritu de la realidad.

“Ni la participación, ni el diálogo, ni el socialismo son posibles por decretos. Se tejen de maneras complejas y simples, socializando poderes. El poder pensar creativamente. El poder decir, el de hacer, el de decidir. Al servicio de esa construcción colectiva ha de estar la comunicación”, expresó Roselló. Y calificó esa comunicación como puente de ida y vuelta, como senda para un caminante, pero nunca en solitario, que no privilegia al monólogo del autoritarismo sino al intercambio y la solidaridad.

Ese es el diálogo que hay que estimular, subrayó la presentadora y destacó que ese ejercicio de dialogar y debatir ideas, sólo es posible en los niveles del pueblo, de la comunidad. En la apertura de espacios, de manera sostenida, donde se reflexione y discuta sobre temas capitales para la vida colectiva, “le va la sobrevida a la revolución y a la patria mayor que sigue abogando por la definitiva integración de sus hijas e hijos”, enfatizó Tamara Roselló.

En una breve intervención, motivado por la exposición de Roselló, José Ramón Vidal remitió al exergo que preside el inicio del cuaderno. En el mismo, Paulo Freire señala que la conquista implícita del diálogo es la del mundo por parte de los sujetos que dialogan y no la conquista de un sujeto sobre el otro. Es la conquista del mundo para la liberación de la humanidad, destaca la cita.

Vidal se refirió además a la importancia de dialogar a la vez con esos textos que propone el cuaderno. “Como advertimos en el prólogo, la teoría, las ideas nunca nos dan la solución, nunca nos dan la pauta a seguir. Nos ayudan a pensar y a pensarnos en nuestra realidad, para encontrar los caminos del hacer en nosotros mismos. Y queremos el hacer solidario, humano, respetuoso de la diversidad humana, respetuoso de la vida misma y de todos y cada uno de los seres humanos. En eso, el diálogo es un componente muy importante para poder construir ese camino, para poder construir esa manera de vivir a la que aspiramos”.

Queda entonces al público lector el encarar la lectura y asumir las utilidades que reportan estos títulos. Con hacer, con respeto y proponiendo este primer paso en un diálogo, la Editorial Caminos deja otras tres buenas huellas, en páginas que invitan al camino de crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>