La marginación es lo indecente

Comparte
Hilario Rosete Silva

Estuvimos con el fotógrafo cubano Carlos Abad Zaldívar (Camagüey, 1969), a propósito de la exposición que inauguraría en el marco de la Jornada Cubana por el Día Mundial de Lucha contra la Homofobia (La Habana, mayo/09). Se titula Gritos, y su epígrafe reza: Crónica de dos días que amenazaron con estremecer la tierra.

El 18 de junio de 2005, a punto de ser aprobada la ley que autorizaba los matrimonios de homosexuales (en España), así como el derecho de estos a la adopción, el Foro por la Familia y otras organizaciones católicas y de derechas, organizaron una gran manifestación que recorrió Madrid bajo los gritos de «La familia sí importa», y «El matrimonio es entre un hombre y una mujer».

Dos semanas después, el 3 de julio, ya aprobada la ley, y coincidiendo con el Día del orgullo, millones de personas tomaron las mismas calles para aplaudir y celebrar una medida histórica que instauró y reconoció la igualdad incuestionable de todas las uniones sin que importaran el sexo y la orientación sexual de los contrayentes. Esta es la crónica de aquellas dos jornadas: «días que amenazaron con estremecer la tierra».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>