La niñez: centro de la plegaria ecuménica en Festival de Cine de La Habana

Comparte

El prelado Ortega, luego de referirse a los distintos tipos de esclavitud que ha tenido la Humanidad, en su predicación dijo que “Nos ocupa hoy la esclavitud actual… la que se ejerce sobre porciones desvalidas de la humanidad, esa esclavitud de múltiples facetas que se ceba de factores desprotegidos o débiles como las mujeres o los niños…”

A la importante cita, además de artistas y directores de cine y feligresía en general, asistieron el cineasta Alfredo Guevara, Presidente del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano; el reverendo Marcial Miguel Hernández, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba y la licenciada Caridad Diego, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, entre otros.

El cardenal también expresó que “En Jesús hay una invitación estremecedora a considerar al niño en su expresión personal única, como alguien que nos sale al paso, que nos posee en lugar de servirnos como a sus dueños…”

En una alusión clara al aborto manifestó que “La consideración del niño como objeto tiene hondas raíces en la manipulación del niño no nacido…”

La Catedral de La Habana, ubicada en el mismo Centro Histórico de la capital y Patrimonio de la Humanidad, se vio colmada de un numerosísimo público, acontecimiento este que le aporta al certamen cinematográfico un matiz espiritual inédito y le da un gran sentido humano.

“Nuestra oración esta noche no pretende otra cosa que despertar nuestra conciencia y comprometerla a luchar por el niño para que sea reconocido en su dignidad de persona –dijo Ortega-. Y esto no tiene el sabor de un simple deseo solidario de bien para algunos hermanos distantes, sino de referencia inmediata al niño por nacer en nuestra familia, al pequeño del vecino considerado como propiedad privada de sus mayores, a ese niño victima de abuso sexual por algún desalmado u otras formas sutiles de esclavitud que pueden existir cercanas a nosotros.

“En nuestra oración pedimos a Jesús que purifique nuestra mirada sobre la niñez, para captar en ese periodo de la vida humana la transparencia y el reclamo de amor que ella trae consigo, y aprender del niño a recuperar esa inocencia que nos hace ver la vida con esperanza”, señaló.

Luego de 20 años de la Convención sobre los Derechos de los Niños y las Niñas, en la velada las diversas comunidades eclesiales de Cuba se unieron en oración pidiendo a Dios les dé un enfoque renovado sobre la niñez, que tenga en cuenta sus necesidades más profundas, su derecho a la vida y un desarrollo integral que incluya el factor espiritual, se dijo allí.

“Nos comprometemos a velar por el respeto a la dignidad y los derechos de la niñez, a preocuparnos por educarlos más en los valores que puedan garantizar una vida humana y espiritual más dignas”, se ratificó desde el púlpito.

A nombre de los actores invitados al Festival habló la actriz alemana Hanna Shigula (El verano de la señora Forbes), quien manifestó su unidad al sentimiento de compasión y solidaridad hacia los más pequeños. Mientras en la parte musical del acto compartieron el santuario el coro Shalom y la coral infantil “Coralina”.

En torno al acontecimiento el cardenal Ortega dijo a ALC que “Este acto ecuménico tiene un sabor especial por ser dentro del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Ha sido un acto ecuménico muy bien preparado y muy hermoso. Me siento muy satisfecho. Por si mismo tiene gran significación el hecho de unirse los cristianos todos y orar por la niñez en el mundo, que es un problema que afecta a grandes sectores de la humanidad.”

Por José Aurelio Paz, Consejo de Iglesias de Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>