Líderes ecuménicos realizarán por primera vez panel y celebración pública dentro de la Jornada nacional de lucha contra la homofobia

Comparte

La primera de las acciones tendrá lugar en la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de esta capital, hoy viernes a partir de las 3 y 30 de la tarde, bajo el título de “Diversidad desde la perspectiva cristiana”.

La doctora Ofelia Miriam Ortega, presidenta del CMI para América Latina y el Caribe y directora del Instituto Cristiano de Estudios de Género, abordará la declaración del Consejo Mundial de Iglesias sobre, la diversidad sexual; Gabriel Coderch, director del Grupo de reflexión y solidaridad “Monseñor Oscar Arnulfo Romero”, lo hará desde la perspectiva de los católicos cubanos, mientras que la reverenda Dora Arce Valentín, en representación del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas (SET), hablará de la producción teológica en torno al tema.

“Pastoral y perspectiva de futuro”, tendrá como ponente a Yoimel González del Centro Memorial “Doctor Martin Luther King”, Jr (CMLK), junto al teólogo brasilero André S. Musskopf, invitado por esa misma institución, quien asumirá la historia del movimiento gay, la Teoría Queer y la producción teológica. Así mismo Carietta Jackson, de origen norteamericano invitada del Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba (MEC), hará un acercamiento desde la perspectiva del ministerio ordenado.

La segunda acción comprenderá una Celebración ecuménica por la vida en el Pabellón Cuba –sede de las actividades por la conmemoración– el sábado a las 4:00 de la tarde, y ha sido convocada por el propio CMLK; el Grupo de reflexión y solidaridad “Monseñor Oscar Arnulfo Romero”; el Instituto Cristiano de Estudios de Género, la Conferencia Cristiana por la paz de Latinoamérica y el Caribe; el Centro de Social de Servicios y Educación (CESERSE); y el Programa de Desarrollo Humano de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba (FIBAC).

Bajo el versículo contenido en Deuteronomio 30:19: “Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra ustedes de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia”, la liturgia incluirá diversos momentos matizados por expresiones de teatralidad espontánea, música, artes plásticas, oraciones, la lectura de la Biblia y una confesión de pecados comunitaria. Así mismo tendrá un ágape y la bendición apostólica, todo desde una perspectiva de inclusividad.

Si bien la elección del 17 de mayo como Día contra la homofobia responde a que en esa fecha del año 1990 la homosexualidad fue eliminada del inventario de enfermedades mentales por la Organización Mundial de la Salud, fue a partir del 2008 que se instituyó esta Jornada nacional en Cuba, a iniciativa del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) que dirige la hija del presidente de Cuba, la sicóloga Mariela Castro, quien ha abierto importantes brechas sobre el tratamiento del tema en el país a nivel institucional y de derechos.

La misma se inició, de manera oficial, este martes en el propio Pabellón Cuba, recinto expositivo ubicado en el mismo centro de El Vedado, en La Habana, y cuenta con una exposición de artistas de la plástica convocados para la ocasión, un ciclo de cine dedicado al tema gay; espacios para el debate; venta de libros y revistas; proyecciones de videos y documentales como “Oraciones por Bobby (2009, EE.UU.) y “En cuerpo equivocado” (2009, CUBA), además de recitales poético-musicales.

En años anteriores han participado de la Jornada personalidades del Gobierno como el presidente del Parlamento Ricardo Alarcón de Quesada y el Ministro de Cultura Abel Prieto, entre otros.

También en las provincias del país habrá desfiles y presentaciones destinadas a destacar y defender la efeméride.

En conferencia de prensa Mariela Castro definió la Jornada como una invitación a reflexionar y a debatir en torno a una razón, todavía no entendida totalmente y que forma parte de la diversa realidad cubana; de ahí que requiera un alto esfuerzo educativo por demover prejuicios culturales que aún persisten y son un freno a los derechos humanos, cuando ningún ciudadano puede ser segregado por su orientación sexual o identidad de género.

Si bien en Cuba, todavía muchas iglesias condenan la homosexualidad y la catalogan de extremo pecado, dentro de ese ámbito también se abren, cada día, mayores espacios que contribuyan a una visión más inclusiva y de respecto, como elementos consustanciales a una verdadera unidad de espíritu cuando la Biblia afirma que todos y todas somos hijos de Dios.

por: JOSÉ AURELIO PAZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>