Llamamiento a crear la red En defensa del conocimiento y la cultura para todos

Comparte

> En el mundo de hoy, signado por la fiebre del consumo y el dinero, se > encuentra seriamente amenazada la espiritualidad del ser humano, su > creatividad , el conocimiento acumulado a lo largo de miles de aos, el

rico

> mosaico de culturas que como huella, ha conformado la especie. > Algo de tanta importancia no debera escapar de la proteccin de las > leyes. Pero los intereses econmicos de las transnacionales lo han > tergiversado todo. Lo que debi y dice servir de proteccin a la creacin, > ha devenido proteccin a la inversin, impidiendo incluso el ejercicio > efectivo de los derechos ms elementales del hombre, tales como el > derecho a la vida, al conocimiento, a su identidad, su derecho a

participar

> activamente de la vida espiritual de la sociedad. > > En la actualidad el rgimen de derecho de autor vigente no satisface las > necesidades de la sociedad, ni est acorde con las posibilidades que el > desarrollo tecnolgico pone en sus manos. Este sistema se ha convertido > en legitimador del sometimiento de la cultura a las leyes del mercado, > favoreciendo con ello la dominacin econmica y cultural de los pueblos. > > El derecho de autor como derecho humano debe llevar implcito el > equilibrio entre el derecho del autor sobre su obra y el derecho de la > sociedad a tener acceso a ella. Este equilibrio ha sido roto, no a favor

de

> los autores ni de la sociedad, sino a favor de quienes ejercen los

derechos

> a nombre de los autores, o sea, de los cada vez ms grandes monopolios > de la industria editorial y del entretenimiento. El ejercicio de los

monopolios

> exclusivos que otorga la legislacin de propiedad intelectual entra > frecuentemente en contradiccin con el ejercicio de otros derechos > humanos tan importantes como el derecho a la salud, a la vida y a la > educacin, y son stos los que salen perdiendo. > > Tras una aparente defensa de los derechos de los autores, los intereses > empresariales suman a creadores, gobiernos y a la sociedad en general al > reforzamiento de las legislaciones de propiedad intelectual y a su > homogeneizacin internacional, tomando como referente las propuestas de > los pases ms desarrollados, con el apoyo de organismos internacionales > que han respondido a estos intereses. De este modo, la cultura, el > intercambio de conocimientos y el desarrollo se ven severamente daados. > > La inclusin de normas de propiedad intelectual en los acuerdos de la OMC > y en los tratados de libre comercio, constituye la ltima vuelta de la

soga,

> amenazando seriamente la soberana y la diversidad cultural de los > pueblos. Al obligar a los Estados a adoptar estndares de proteccin muy > elevados y no contar estos con posibilidades de ejercer polticas

culturales

> de proteccin efectivas, se garantiza un comercio de productos y servicios > culturales desigual y se ahoga el desarrollo de las expresiones culturales > nacionales. > > Por otra parte, el estudio de los procesos creativos en todo el mundo > demuestra la falta de universalidad de muchos de los conceptos e > instituciones creadas por el derecho de autor para la proteccin de la > creacin, al no reconocer, entre otros aspectos, las formas colectivas de > creacin y apropiacin de los pueblos originarios, o la necesidad de otras > formas de regulacin diferentes a los monopolios exclusivos de explotacin > sobre los resultados creativos. El sistema vigente, al ser aplicado a > realidades y momentos tan diferentes. slo ha hecho posible, e incluso > motivado, los usos ilegtimos y el saqueo del patrimonio colectivo. > > La creacin no se protege impidiendo su difusin. Normas ms rgidas no > traern como resultado mayor creatividad La tecnologa pone al servicio > del hombre cada vez mas medios para ello, y las normas legales se > empean en prohibirlo. Deben cambiar los modelos utilizados, de manera > que autor y sociedad sean mutuamente favorecidos y las industrias ocupen > su papel de vehculo, permitiendo el dilogo, el conocimiento de unos y > otros. Para proteger la creacin hay que garantizar sus espacios, > estimularla, incentivarla, tenga o no xito comercial su resultado, slo

en

> virtud de su condicin de expresin de la espiritualidad de los hombres y > mujeres, de todos y cada uno de ellos en su infinita diversidad. > En los diferentes foros internacionales comienzan a hacerse evidente las > contradicciones sealadas y se delinean posiciones contrarias. Ha surgido > un considerable nmero de iniciativas que tienen como objetivo el uso de > modelos legales ms permisivos, que fomentan la solidaridad y la > cooperacin en lugar de prohibirla. Principios como el Copyleft, las > iniciativas Creative Commons, han abierto un camino al que se unen > asociaciones de profesionales, intelectuales, creadores que comienzan a > transformar poco a poco el escenario internacional. > > Nuestros pases del Sur presentan una problemtica ms compleja que la > que pueda motivar el nuevo entorno tecnolgico. ste slo la hace ms > evidente. No hay estmulo a la creatividad sin alfabetizacin, sin

desarrollo

> educacional, sin salud, sin la satisfaccin de las necesidades ms > perentorias. Por otra parte, nada de esto es posible bajo el

neoliberalismo,

> que ata de brazos a los Estados cada vez ms debilitados, sin polticas > pblicas, especialmente en el campo de la cultura. > > La Organizacin Mundial de la Propiedad Intelectual no ha ocupado el > lugar que le corresponde, pues debera establecer como prioridades —ms > que el fortalecimiento del sistema vigente, propugnado por los pases > desarrollados y las grandes empresas, y la capacitacin de los rganos > administrativos y judiciales de los Estados para que garanticen la > observancia de stos—, la solucin de los problemas del desarrollo, al > tiempo que debera destinar recursos al financiamiento de proyectos que > favorezcan la creacin de una riqueza intelectual comn, pensada en > funcin de las necesidades mas perentorias de la humanidad. > > Teniendo en cuenta estos principios, el Captulo Cubano de la Red de > Redes en Defensa de la Humanidad y el Servicio Autnomo de la Propiedad Intelectual de la Repblica Bolivariana de Venezuela, hemos > decidido proponer la construccin de la Red En Defensa de la Cultura y el > Conocimiento para Todos, la cual tendr los siguientes: > > Objetivos estratgicos: > 1. Conformar, en lo terico, un pensamiento antihegemnico integrador en > materia de derechos culturales e intelectuales. > > 2. Articular la resistencia a travs de la conexin de personas,

instituciones,

> medios de difusin, organizaciones y redes, sensibles a estas

problemticas

> y que permitan desarrollar la capacidad movilizativa necesaria para dar > respuesta inmediata, por todas las vas posibles, a las maniobras del

poder

> hegemnico, tanto en lo nacional como en lo internacional. > > 3. Articular la vigilancia sistemtica en los diferentes foros

internacionales

> (OMPI, UNESCO, OMC, Cumbre de la Sociedad de la Informacin y otros) > en que se discutan los temas relacionados con los derechos culturales e > intelectuales, a fin de promover posiciones y acciones comunes en > defensa de los intereses de nuestros pueblos. A tales efectos,

constituirnos

> en Observatorio Mundial. > > 4. Apoyar las alternativas en marcha en el mbito de la cultura libre. > > 5. Aportar a la Alternativa Bolivariana para las Amricas, o a otras > experiencias integradoras similares que pudieran surgir entre nuestros > pases del Sur, propuestas o proyectos viables que tengan como objetivo > principal el fomento de relaciones culturales y flujos de conocimientos

entre

> nuestros pases, que estimulen la creatividad de la sociedad como va > para el enriquecimiento del patrimonio cultural, educativo y espiritual de

los

> pueblos, a la vez que favorezcan el acceso de todos a los resultados que > se alcancen. > > Para lograr estos objetivos estratgicos nos proponemos los siguientes: > > Objetivos especficos: > > 1. Recopilar y difundir materiales de denuncia de las consecuencias que > para la sociedad, y en particular para la educacin, la ciencia y la

cultura,

> ha trado el rgimen de propiedad intelectual vigente, > > 2. Recopilar y difundir artculos y estudios crticos que pongan en > evidencia cmo se ha ido conformando el sistema actual y los mecanismos, > algunos muy sutiles, utilizados por las transnacionales y los pases > desarrollados para imponer en los distintos foros la proteccin que > necesitan sus intereses inversionistas, y que ayuden a esclarecer a > creadores y otros actores involucrados. > > 3. Recopilar y difundir las alternativas surgidas, tales como los

principios del

> Copyleft, el conocimiento libre, software libre, arte libre, bibliotecas

de

> contenidos libres, entre otras. > > 4. Recopilar y difundir el contenido de las discusiones y las posiciones > adoptadas por las transnacionales y pases del Norte, y por los defensores > de los intereses sociales en los diferentes foros, entindase la Cumbre de

la

> Sociedad de la Informacin, las discusiones en la UNESCO, los reclamos > realizados a la OMPI acerca del programa para el desarrollo, las

exigencias

> relativas a la proteccin de los conocimientos y expresiones culturales > tradicionales, as como el desarrollo de encuentros alternativos en

materia

> de propiedad intelectual, creacin de redes, observatorios, etc. > > 5. Promover la elaboracin de artculos, ensayos, u otro tipo de > investigaciones u obras que coadyuven a la conformacin del pensamiento > antihegemnico en materia de derechos culturales e intelectuales, as > como la celebracin de encuentros, talleres, foros de debate, > publicaciones y acciones docentes que los divulguen. > > 6. Trabajar en la conformacin de propuestas viables y efectivas que > permitan la aplicacin paulatina de experiencias alternativas de difusin > cultural y del conocimiento para los nuevos modelos de integracin. > > Teniendo en cuenta las diferentes reas en las que las normas vigentes de > propiedad intelectual han generado contradicciones para la creacin, la > difusin y para la vida cultural en general, y a fin de aportar a la > conformacin de un pensamiento integrador en defensa de la cultura y el > conocimiento, la red se propone interconectar a personas, instituciones, > organizaciones y otras redes, que, desde puntos de vista y reas temticas > diferentes, aportan elementos a este debate, entre los que se encuentran: > > . Los defensores de la diversidad cultural: Los que abogan por la > salvaguarda de las expresiones culturales de los pueblos originarios, los > defensores de culturas y formas expresivas en peligro real de ser > absorbidas por la cultura hegemnica, los defensores del llamado > patrimonio cultural inmaterial, de formas de creacin y apropiacin > culturales colectivas como los conocimientos tradicionales de las > comunidades indgenas y la problemtica de los afrodescendientes, entre > otros. > > . Los que cuestionan el sistema vigente a partir del desarrollo

tecnolgico

> actual, personas o grupos que consideran que el sistema se pone en crisis > a partir de que la tecnologa ha hecho variar las reglas del juego, ya que > brinda posibilidades tanto para la creacin como para la difusin, que no > pueden ni deben ser reguladas de la forma tradicional. De ah surge el > principio del copyleft y el software libre, luego el arte libre, msica

libre, las

> licencias Creative Commons y otras variantes. > > . Los artistas que presencian o sustentan un cambio en las formas de

crear,

> influido por las nuevas tecnologas pero no slo relacionado con ellas. El > nacimiento de la llamada esttica de la postproduccin, la presencia cada > vez mayor de la apropiacin, la crisis del concepto de originalidad, la > literatura hipermedial, la interactividad de las artes visuales en

general, los

> retos del arte digital donde herramientas y obras preexistentes se mezclan > en las nuevas creaciones, y para quienes la rigidez de las normas actuales > se est convirtiendo en un freno a su creatividad. > > . La posicin de promotores culturales, profesores, bibliotecarios y otros > actores que claman por un mayor acceso a la informacin y al > conocimiento en defensa de los intereses sociales, y que ven cmo las > inmensas potencialidades del desarrollo tecnolgico no pueden ser > aprovechadas para favorecer la educacin y la difusin de la cultura a > escala social. > > . Los reclamos de activistas sociales e investigadores que desde la tica > abordan el tema de la apropiacin del conocimiento cientfico y el

resultado

> de las investigaciones, criticando aspectos tales como el secretismo, la > competitividad, y cuestionan que las demandas del mercado se impongan > a las verdaderas necesidades de la sociedad. > > . Las posiciones de intelectuales y artistas que se oponen a la

globalizacin

> cultural, a la imposicin de una pseudocultura enlatada como resultado de > someter la cultura a las normas del mercado, al tiempo que es utilizada > como medio de dominacin. > > . Los estudiosos del derecho que claman por un Derecho de la cultura > balanceado, y en el que el derecho de autor sea reconocido dentro de los > derechos culturales en sus dos vertientes: como derecho otorgado al > creador y como derecho de acceso de la sociedad a los resultados > creativos, tal y como aparece establecido en los instrumentos jurdicos > internacionales. > > . Los economistas, lderes sociales y otros actores que analizan las > implicaciones de los tratados de libre comercio para los pases > subdesarrollados, especficamente los apartados de propiedad intelectual > dirigidos impdicamente a proteger las inversiones de las transnacionales > del entretenimiento, as como las consecuencias para las culturas de > nuestros pueblos del intercambio desigual de productos y servicios > culturales que se genera como consecuencia de estos tratados. > > . Los artistas, creadores y productores independientes que, desde modelos > alternativos, cuestionan las cadenas tradicionales de produccin y > distribucin de las transnacionales, y buscan nuevas formas de intercambio > y difusin que cuenten con alternativas jurdicas. > > . Cualquier otra organizacin, institucin o persona que se oponga al > pensamiento hegemnico y que sea sensible a las limitaciones que las > transnacionales y el poder del dinero imponen a la creatividad, la

cultura, el

> conocimiento y a los derechos culturales de los pueblos. > > Si construir una red precisa de un trabajo paciente, estructurar un > pensamiento nuevo acerca de las urgencias que nos convocan nos > involucra a todos, ms an cuando se trata de avanzar por un sendero en > el que slo vislumbramos unas pocas luces. No obstante nos impulsa el > convencimiento de que el otro camino slo conduce a perpetuar la > exclusin y la desigualdad que segrega y esquilma a los pueblos. > > Recordemos entonces a Simn Rodrguez en esta frase, tantas veces > citada por el Presidente Hugo Chvez: “Inventamos o erramos.” Ya por el > camino del error hemos retrocedido bastante los pueblos del Sur, al asumir > como vlido lo que hay de excluyente y reaccionario en el pensamiento de > Norte, o al intentar, e incluso justificar un supuesto pensamiento propio

a

> partir de sus mismas estructuras. Se trata de crear un pensamiento nuevo, > cuestionador, rebelde, que no est atado a instituciones que > esencialmente no se corresponden con la tica humanista; un pensamiento > que tenga sus races en la sociedad de hoy y que se valide en la prctica > de nuestras realidades cotidianas. > > Al presentarles este documento, sus promotores hacemos un llamamiento a > la incorporacin a esta Red de todas las personas, instituciones, > organizaciones y movimientos que compartan la Declaracin de principios y > los Objetivos en l expresados. De estar de acuerdo, los invitamos a > difundir este proyecto por todas las vas posibles. Las adhesiones pueden > remitirse a: porlacultura@icaic.cu. > > Caracas, 18 de noviembre de 2005. > > > > ________________________________________________________ > > Enviado: > Armando Rama Martell > Oficina del Capitulo Cubano > En Defensa de la Humanidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>