Los pueblos indígenas en el Foro Social Mundial

Comparte

Entre las propuestas realizadas por los pueblos indígenas en el recién concluido Foro Social Mundial desarrollado en Belem, ciudad del nordeste brasileño, estuvieron la lucha global por la Madre Tierra contra la mercantilización de la vida y la necesidad de articular alternativas de descolonización, bien Vivir, derechos colectivos, autodeterminación y justicia climática.

Los pueblos y nacionalidades indígenas allí reunidos declaran:

El capitalismo colonial/moderno fue iniciado hace siglos e impuesto en
el continente americano con la invasión del 12 de Octubre de 1492. Esta
dio inicio al saqueo global e inventó las teorías de “razas” para
justificar el etnocidio americano, la incursión en Africa para la trata
de esclavos y el saqueo de otros continentes. Estos genocidios no han
cesado y se sostienen en el poder gracias al capital transnacional y
apoyo militar. Esta explotación /opresión global capitalista produce el
calentamiento global que nos lleva al suicidio planetario.

Esta crisis de modelo de desarrollo capitalista, eurocéntrico, machista
y racista es total y nos lleva a la mayor crisis socio ambiental
climática de la historia humana. La crisis financiera, económica,
energética, productiva agrava el desempleo estructural, la exclusión
social, la violencia racista, machista y fanatismo religioso, todo junto
a la vez. Tantas y tan profundas crisis al mismo tiempo configuran una
auténtica crisis civilizatoria, la crisis del “desarrollo y modernidad
capitalista” que ponen en peligro todas las formas de vida. Pero hay
quienes siguen soñando con enmendar este modelo y no quieren asumir que lo que está en crisis es el capitalismo, el eurocentrismo, con su
modelo de Estado Uni-Nacional, homogeneidad cultural, derecho positivo
occidental, desarrollismo y mercantilización de la vida.

La crisis de la civilización occidental capitalista nos obliga a
reconstituir y reinventar, nuevas y diversas opciones de convivencia
entre naturaleza y sociedad, democracia, estado, consumo. Urgen nuevos
paradigmas de convivencia y en ese contexto, no solo “otros mundos son
posibles”, sino que son urgentes, y además, están siendo ya construidos
desde las primeras víctimas de las formas más bárbaras de la violencia
capitalista/colonial/moderna y contemporánea: Los Pueblos y Comunidades Indígenas, Originarios, Campesinos, Ribereños, Quilombolas, Afrodescendientes, Garífunas, Caboclos, Dalits, entre otros, y sus hijos que migraron a las barriadas /fabelas pobres de las ciudades; y todos los demás excluidos, invisibles e “intocables” del planeta; quienes
seguimos resistiendo, fortaleciendo y actualizando formas alternativas
de organización social, tecnológica, ética, política, económica,
cultural y espiritual de la existencia humana.

Los Pueblos Indígenas Originarios practicamos y proponemos: la unidad
entre Madre Tierra, sociedad y cultura. Criar a la madre tierra y
dejarse criar por ella. Crianza del agua como derecho humano fundamental y no su mercantilización. Descolonialidad del poder con el “Mandar obedeciendo”, autogobierno comunitario, Estados Plurinacionales, Autodeterminación de los Pueblos, unidad en la diversidad como otras formas de autoridad colectiva. Unidad, dualidad, equidad y complementariedad de género. Espiritualidades desde lo cotidiano y diverso. Liberación de toda dominación o discriminación
racista/etnicista/sexista. Decisiones colectivas sobre la producción,
mercados y economía. Descolonialidad de las ciencias y tecnologías.
Expansión de la reciprocidad en la distribución de trabajo, de
productos, de servicios. Desde todo lo anterior producir una nueva ética
social alternativa a la del mercado y del lucro colonial/capitalista.

Pertenecemos a la Madre Tierra no somos dueños, saqueadores, ni
vendedores de ella y hoy llegamos a una encrucijada: el capitalismo
imperialista ha demostrado ser no solo peligroso por la dominación,
explotación, violencia estructural sino porque también porque mata a la
Madre Tierra y nos lleva al suicidio planetario, que no es ni “útil” ni
“necesario”.

Por ello hermanas y hermanos y activistas todos de los movimientos
sociales del mundo, convocados en este Foro Social Mundial de Belem:

El Movimiento Indígena de Abya Yala/ Continente Americano hacen un llamado a la más amplia unidad en la diversidad para:

1. La Movilización en Defensa de la Madre Tierra y los Pueblos, contra
la Mercantilización de la Vida, Contaminación, Consumismo Tòxico y
Criminalización de los movimientos sociales y en ese marco realizar una
movilización intercontinental el 12 de Octubre de 2009.

2. Movilización para defender los derechos de los pueblos y madre tierra
frente a la agresión de los megaproyectos, industrias extractivas, el
IIRSA, Plan Puebla Panamá, agrocombustibles y las invasiones coloniales
como las de los pueblos de Haití y Palestina.

3. Reconstituir, reinventar y articular valores y paradigmas
alternativos y diversos, y en esa dirección organizar un Foro Social
Temático sobre Descolonialidad, Desmercantilización de la Vida, Derechos Colectivos y Bien Vivir el 2010.

4. Participar en la IV Cumbre de Pueblos Indígenas del Abya Yala, en
Puno (Perú) del 27 al 31 de mayo del 2009, donde se reforzarán e
impulsarán los procesos señalados anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>