Más que un archivo de memorias

Comparte

Esta historia comienza por el final. Sí, porque a veces conviene darle una vuelta de hoja a las cosas que hacemos de rutina. ¿No creen? Pues bien, cuando las amigas Mariel Deluca Voth y Patricia Pighini regresaron a Argentina, luego de impartir un taller para organizar archivos y fondos de una biblioteca, le enviaron a Ileana García, la bibliotecaria de nuestro Centro, estas palabras:

Queridos amigos del Centro Martin Luther King:
Queríamos agradecerles por habernos abierto sus puertas una vez más, a nosotras y a las personas que participaron del taller sobre organización de bibliotecas y archivo en las iglesias. Para nosotras fue un placer, un privilegio pero también una responsabilidad.

Creemos que una cita de Rubem Alves sintetiza muy bien lo que tratamos de hacer durante esos dos días: “El historiador es alguien que recupera memorias perdidas y las distribuye —como si fuera un sacramento— a aquellos que perdieron la memoria. En verdad, ¿qué mejor sacramento comunitario existe que las memorias de un pasado común, marcadas por la existencia del dolor, del sacrificio y de la esperanza? Recoger para distribuir. Él no es sólo un arqueólogo de memorias. Es un sembrador de visiones y de esperanzas”.

Ellas llegaron y nos contagiaron con su paciencia, sus conocimientos, sus ganas y su espíritu de solidaridad a lo que se unió el entusiasmo de todos. Justo los días 26 y 27 de abril, estuvimos aprendiendo cómo se organiza una biblioteca y cómo rescatar y ordenar los materiales en un archivo.

Respecto a la biblioteca algunos preguntaron: ¿Por qué una biblioteca en la iglesia? Ah, porque una biblioteca, en primer lugar, cumple una tarea educativa importantísima. Bien pensada, tiene la posibilidad de ser un espacio abierto para las personas de nuestra comunidad. Luego, enseña concretamente sobre el significado de la convivencia, la inclusividad y la igualdad, pues dentro de sus puertas cohabitan autores de distintos pensamientos, épocas, lugares de origen…

Pero, por otra parte, brinda la posibilidad de la lectura (para estudio o recreación), un modo de igualar las posibilidades, no solamente de los niños sino también de los adultos. Gracias a la lectura adquirimos un lenguaje que permite mejorar la comunicación y lograr que el trato sea realmente como iguales, como semejantes, prójimos, hermanos.

Al preguntarles el propósito del taller, al que asistieron integrantes de varias iglesias del país y el primero que se organiza para la Red ecuménica Fe por Cuba —presentada públicamente el pasado 27 de abril, en el acto de celebración por el 25 aniversario del Luther King—, Mariel y Patricia, comentaron: “Frente a la sociedad que nos rodea, de la cual somos parte, la iglesia puede abrir, a través de la biblioteca y de sus archivos un espacio para proveer una educación no-formal muy útil”.

Del trabajo en grupo lo más interesante fue compartir los conocimientos y los materiales metodológicos. Así comprendimos el significado de salvar la memoria de nuestras iglesias y con ello contribuir a conservar su historia, la del barrio, la del pueblo, la de la nación. Y lo más importante: no podemos pensar en rescatar solo documentos, palabras, fotos, cartas, sermones, sino que tenemos que lograr —además de la organización— que todo ese esfuerzo encuentre eco en nuestras comunidades, que cada uno de los archivos que se creen, a partir de los conocimientos obtenidos en el taller, contribuyan a que la memoria sea un protagonista activo más allá de las fronteras del templo.

A propósito les dejo ahora unas ideas de cómo crear un archivo.
Primero. Partimos de la pregunta: ¿por qué es necesario un archivo en nuestras iglesias?
Segundo. Lograr el apoyo de todos y contar con su compromiso para hacer realidad este empeño.
Tercero. Definir el espacio donde debe estar el archivo y cómo lo haremos.
Cuarto. Precisar qué vamos a guardar y para quiénes vamos a crear este fondo.
Quinto. Motivar a los posibles depositarios de documentos y testimoniantes.

Y por último les sugiero consultar —cuando la biblioteca del Centro reinicie sus actividades— los materiales que sobre este tema allí se encuentran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>